Portada del sitio > Contaminación atmosférica > Comunicados > Un informe sobre treinta ciudades europeas destaca la mala calidad del aire (...)

Comunicado. 11-V-06

Un informe sobre treinta ciudades europeas destaca la mala calidad del aire de Valladolid

Según el informe “Planes de reducción de partículas en Europa”, recientemente publicado en Bruselas por la Oficina Europea de Medio Ambiente, Valladolid se encuentra entre las ciudades más insalubres de Europa por sus elevados niveles de contaminación atmosférica

Jueves 11 de mayo de 2006 - 1363 lecturas


Este informe examina las superaciones de los límites legales establecidos para las partículas menores de 10 micras (PM10) y las medidas adoptadas al respecto en los últimos años en una treintena de grandes y medias ciudades europeas pertenecientes a 15 países.

Entre las ciudades analizadas se encuentran capitales como Amsterdam, Berlín, Bruselas, Budapest, Copenhague, Estocolmo, Lisboa, Londres, Madrid, París, Praga, Roma, Varsovia y Viena, y ciudades medias como Bristol, Dortmund, Graz, Lieja, Padua o Toulouse, además de Valladolid, en España.

En el año 2004, Valladolid ocupo el quinto lugar entre las 30 ciudades por el número de días con mala calidad del aire y el cuarto por la concentración media de partículas PM10, siendo el que alcanzó la punta diaria más elevada, de 244 microgramos por metro cúbico (ug/m3), inmediatamente por delante de Madrid.

En el apartado referido a los planes de reducción de la contaminación atmosférica, el informe destaca a Valladolid y Budapest (pág. 21) como los peores ejemplos de las 30 ciudades analizadas, al haber rebasado los niveles de contaminación permitidos en tres años consecutivos (2003, 2004 y 2005) y no haber puesto en marcha aún el preceptivo Plan anticontaminación, a diferencia de otras ciudades europeas como Bruselas, Roma, Londres, Estocolmo o Berlín., que sí han puesto en marcha sus planes.

La situación es todavía más lamentable si tenemos en cuenta que con los datos del primer cuatrimestre de 2006, no contemplados en el informe, Valladolid ya ha superado los niveles de partículas admisibles para todo el año en dos de sus estaciones de control de la contaminación (Arco de Ladrillo y Avenida de Santa Teresa), sin que hasta la fecha el Ayuntamiento haya mostrado ningún interés por cumplir con su obligación legal de poner en marcha el Plan anticontaminación, que acumula ya 3 años de retraso.

Las medidas más aplicadas en los planes puestos en marcha en Europa son restringir el aparcamiento, promover el coche compartido, el transporte público y la bicicleta, y reorganizar la ciudad limitando el uso del automóvil para procurar mejores oportunidades a la movilidad peatonal y ciclista y al transporte público. Las zonas con acceso permanentemente restringido a vehículos diesel sin filtros, consideradas por el Informe como muy efectivas, apenas han sido consideradas.

Finalmente, el informe también constata deficiencias en el acceso y claridad de los datos presentados al público, que no son consultables íntegramente en Internet y han sido objeto en los últimos años de tratamientos dudosos (aplicación de coeficientes, descuentos de superaciones) que dificultan su comprensión.

Ante esta situación, Ecologistas en Acción reclama la urgente aprobación y puesta en marcha del Plan de reducción de la contaminación de Valladolid, que a la vista de la experiencia de otras ciudades europeas debe contener medidas permanentes para la reducción de las emisiones procedentes del tráfico, entre las que los ecologistas han propuesto al Ayuntamiento la paralización de todas las nuevas urbanizaciones en el exterior de las rondas de circunvalación, una moratoria en la construcción de nuevas vías rápidas y aparcamientos rotatorios, la aprobación del mapa de “Redes peatonales” previsto en el Plan de Movilidad, la creación en todos los barrios de Zonas de Tráfico Lento o la conexión de la red de carriles-bici de la ciudad.


Más información: European Environmental Bureau.