Portada del sitio > Contaminación atmosférica > Comunicados > Valladolid vivió el fin de semana una nueva emergencia por contaminación (...)

Comunicado. 22-III-05

Valladolid vivió el fin de semana una nueva emergencia por contaminación atmosférica

El Ayuntamiento de la capital no alertó una vez más a la población sobre las medidas a tomar para protegerse de los elevados niveles de partículas en suspensión en el aire que respiramos

Martes 22 de marzo de 2005 - 725 lecturas


Durante la madrugada del sábado al domingo pasados, la ciudad de Valladolid entró en la Situación 1 de emergencia por contaminación atmosférica, definida por el Reglamento Municipal de Protección del Medio Ambiente Atmosférico. Esta circunstancia se confirmó al superar el domingo la estación de control de la contaminación de la Avenida de Santa Teresa los valores máximos permitidos de partículas en suspensión, establecidos en 250 ug/m3 (microgramos por metro cúbico) como promedio diario.

En concreto, esta estación de control de la contaminación situada en La Rondilla (frente al Hospital del Río Hortega) alcanzó el pasado domingo una media de 321 ug/m3. Las restantes estaciones también registraron valores muy elevados (202 ug/m3 en Arco de Ladrillo, 188 ug/m3 en Labradores, 183 ug/m3 en Puente Regueral), aunque inferiores a los de emergencia.

Estos niveles de contaminación son los más altos por partículas alcanzados en Valladolid desde la entrada en vigor del Reglamento municipal, en 1997, y fueron probablemente debidos a la confluencia de la situación meteorológica especial que ha vivido toda la península en esos días, con una intrusión de una masa de aire sahariana, y la acumulación de la contaminación emitida por el tráfico a lo largo de una semana caracterizada por el tiempo estable y las elevadas temperaturas.

En estas condiciones, el Alcalde debe declarar la emergencia seis horas antes de la prevista para el inicio del episodio y ordenar la adopción de las medidas para afrontarlo, entre las que el Plan de Acción aprobado por el Ayuntamiento en 1997 incluye el aviso a la población para que se autoproteja, la atención a centros de población crítica como centros de la Tercera Edad o Centros Sanitarios, la reducción en la actividad de las industrias potencialmente contaminantes y la prohibición de circulación de vehículos privados en el centro de la ciudad.

No obstante, como sucediera durante el anterior episodio vivido durante los días 23 y 24 de julio de 2004, ninguna de estas medidas se puso en marcha. Una vez más se produce esta desidia y falta de responsabilidad en el comportamiento de las autoridades municipales, que nunca han activado el Plan de Emergencia a pesar de haberse requerido en al menos una decena de ocasiones desde su aprobación.

A la vista de la evolución de la contaminación atmosférica en lo que llevamos de año, Ecologistas en Acción considera que esta emergencia constituye únicamente la punta del iceberg de un grave problema sanitario que afecta a la ciudad y a la salud de sus habitantes. Así, en 50 de los 80 días transcurridos hasta el de la fecha se ha rebasado en la ciudad el valor límite para la protección de la salud humana por partículas, cuando esta superación sólo se permite por la normativa en un máximo de 35 días al año. Es decir, en menos de 3 meses ya hemos superado ampliamente el número máximo de días de elevada contaminación admitidos para todo el año 2005.

Ecologistas en Acción vuelve a demandar al Ayuntamiento la aplicación urgente de un plan anticontaminación con medidas de restricción permanente del uso del vehículo privado en la ciudad y su entorno, al ser éste el principal agente responsable de la contaminación, al margen de las calimas procedentes del norte de África.

Las partículas en suspensión están relacionadas con enfermedades respiratorias y cardiovasculares y con tumores en las vías respiratorias y pulmones. La Organización Mundial de la Salud estima en 240.000 los adultos de más de 35 años que fallecen cada año en Europa en relación con la exposición a largo plazo a partículas procedentes del tráfico rodado.


Nota: El Ayuntamiento de Valladolid emitió una nota de prensa en la mañana de hoy, martes 22 de marzo de 2005, que se adjunta, donde trata de justificar su incalificable falta de actuación en estos episodios de contaminación atmosférica.