Portada del sitio > Vida silvestre > Comunicados > Ecologistas en Acción pide la paralización de las obras de la ribera del (...)

Comunicado. 17-V-03

Ecologistas en Acción pide la paralización de las obras de la ribera del río Pisuerga

La asociación ecologista denuncia la tala de árboles en un soto próximo al Museo de la Ciencia y advierte de los riesgos que para la ciudad tiene la destrucción de su patrimonio ambiental

Sábado 17 de mayo de 2003 - 949 lecturas


Las actuaciones de estos últimos días y meses en la ribera del Pisuerga están suponiendo una profunda transformación del río a su paso por la ciudad. En las últimas jornadas se ha procedido a la eliminación de un gran número de árboles de ribera y su vegetación acompañante y se ha causado una fuerte alteración en una de las zonas ecológicamente más interesantes de la ribera urbana y, por tanto, de toda la ciudad.

Tanto el entorno del Museo de la Ciencia, con la última tala de árboles, como anteriormente otros tramos del río urbano (eliminando parte del arbolado y sustituyéndolo por escolleras y taludes) pueden acabar recordando más a un canal de riego que al rico paisaje fluvial que lo origina. Las actuaciones se suceden sobre la ribera urbana que va perdiendo parte de su valor, al que la ciudad, o sus gobernantes, han dado la espalda en repetidas ocasiones. El hecho de que estas obras se estén ejecutando en plena primavera, avanzado ya el periodo reproductor de la fauna que nidifica en la zona no habla, precisamente, a favor de la sensibilidad ambiental demostrada en estas obras.

Ecologistas en Acción quiere manifestar su preocupación por un modelo de obra pública que acarrea la destrucción del bien a proteger para desarrollar obras de acondicionamiento cuyo resultado, además, dista mucho de la demanda de una ciudadanía cada vez más preocupada por su entorno. La asociación ecologista exige la paralización de estas actuaciones y la búsqueda de un consenso ciudadano para asegurar una intervención en el río respetuosa con su valor ecológico, paisajístico y cultural.

El valor de los tramos urbanos de la ribera como refugio de biodiversidad y como corredor ecológico, así como la necesidad de su conservación están plenamente justificados y reconocidos legalmente, siendo consideradas Áreas de Singular Valor Ecológico en las Directrices de Ordenación Territorial de Valladolid y su entorno. El propio ayuntamiento tiene en marcha desde hace ya años un Plan Especial de las Riberas del Pisuerga, que aún no ha sido aprobado y que debería haber sido preceptivo antes de ejecutar unas obras de este calado. En estas condiciones, resulta imprescindible una reflexión participada por los ciudadanos y ciudadanas sobre el destino de la ribera urbana.

La justificación de la prevención de avenidas e inundaciones resulta insuficiente para desarrollar obras que pueden incluso agravar o desplazar el problema. La vegetación de ribera es un factor clave para reducir la peligrosidad de las avenidas, al reducir la energía del flujo de agua y retener los arrastres; también, la estabilidad del talud del río depende en buena parte de la fortaleza de las raíces de las plantas y de la densidad de su cubierta vegetal. Los muros y escolleras que sustituyen esta vegetación no pueden, en cambio, sustituir este papel e impulsan el agua curso abajo, favoreciendo nuevas inundaciones en otros lugares, anteriormente con menor riesgo.


Más información: Pedro María Herrera. Tfno: 983 34 35 80 (hasta las 12:30H).