Portada del sitio > Movilidad > Comunicados > Colectivos sociales piden que la regulación de la reapertura de las (...)

Movilidad / Comunicados / Nueva movilidad

Colectivos sociales piden que la regulación de la reapertura de las terrazas garantice la seguridad de la movilidad peatonal

Solicitan un estudio pormenorizado previo a la autorización de cada terraza que analice si el espacio puede ampliarse, o si por el contrario es preciso reducirlo, reubicar la terraza, o adoptar cualquier otra solución que garantice la prevalencia de la salud sobre la economía

Sábado 23 de mayo de 2020 - 168 lecturas


Comunicado conjunto, 23-05-2020

Con fecha 22 de mayo el Ayuntamiento de Valladolid ha dictado el Decreto 2020/3336, por el que se regula la reapertura de las terrazas de establecimientos de hostelería como consecuencia de la crisis sanitaria, posibilitando la ampliación del espacio ocupado. Esta medida se suma a la publicitada el día anterior, de eliminación de la tasa por instalación de terrazas en la vía pública correspondiente al año 2020.

Las organizaciones firmantes -La Asamblea Ciclista de Valladolid, la Asociación Cultural Ciudad Sostenible, la Asociación de Ciclistas La Curva, Ecologistas en Acción Valladolid y la Federación Vecinal Antonio Machado- reconocemos las bondades de las de las terrazas; son espacios muy agradables para pasar una rato de ocio y charla al aire libre, especialmente después de tantos días de confinamiento. Pero creemos imprescindible hacer las siguientes consideraciones:

La solidaridad con la situación económica de las actividades de hostelería, o las demandas de ocio de la población general no pueden justificar disponer del espacio público no destinado al tránsito de vehículos sólo (o prioritariamente) para la hostelería.

Ni el Ayuntamiento ni los establecimientos de hostelería tienen derecho a disponer del espacio público, que por definición es de todas las personas, ni de nuestra salud (el necesario distanciamiento interpersonal al caminar). Las medidas propuestas pueden ser contradictorias con la legislación de accesibilidad, especialmente en la situación de pandemia en la que aún nos encontramos.

La relajación de las medidas de confinamiento que supone el paso a la fase 1 de la desescalada se acompaña de determinadas pautas en las relaciones sociales, en especial el distanciamiento. Mantener la separación de 2m entre dos personas que se cruzan requiere disponer de un espacio mínimo de 3m. Por lo tanto, cualquier autorización de uso privativo del espacio público tendrá que asegurar una banda peatonal libre de esa anchura, como mínimo.

Los espacios peatonales no son sólo un lugar de tránsito. También son el espacio donde se llevan a cabo determinadas actividades de ocio y esparcimiento gratuitas, muy necesarias después de los días de confinamiento. No toda la población tiene capacidad económica para sentarse a consumir en una terraza. Niños y niñas, personas mayores, población con escasos recursos también tiene derecho al uso del espacio público en condiciones de seguridad.

Garantizar la salud y seguridad del tránsito y estancia de las personas en el espacio público en muchos casos podría llevar a reducir el espacio ya autorizado para las terrazas, no a ampliarlo. En algunos casos se podría resolver esta cuestión reubicando mesas en zonas de estacionamiento y/o circulación de vehículos a motor y reduciendo por tanto el espacio ocupado por éstos, pero nunca limitando el espacio mínimo imprescindible para el tránsito peatonal seguro.

En el caso de que se amplíe el número de mesas de una terraza, deberá cumplirse con lo estipulado en el punto 2 del artículo 15 de la Orden SND/386/2020, que establece que “se podrán incrementar el número de mesas… Llevando a cabo un incremento proporcional del espacio peatonal en el mismo tramo de vía pública en el que se ubique la terraza”.

Por todo lo expuesto, solicitamos un estudio pormenorizado previo a la autorización de cada terraza que analice si el espacio puede ampliarse, o si por el contrario es preciso reducirlo, reubicar la terraza, o adoptar cualquier otra solución de las propuestas en el Decreto municipal mientras dure el estado de alarma, siempre poniendo la salud y la seguridad de todas las personas por encima de los legítimos intereses económicos de los establecimientos de hostelería.

  • Asamblea Ciclista
  • Asociación Cultural Ciudad Sostenible
  • Asociación de Ciclistas La Curva
  • Ecologistas en Acción
  • Federación Vecinal Antonio Machado