Portada del sitio > Contaminación atmosférica > Comunicados > El Real Madrid desoye la petición de que viajase de Madrid a Valladolid en (...)

Contaminación atmosférica / Comunicado / Emergencia climática

El Real Madrid desoye la petición de que viajase de Madrid a Valladolid en bus o tren, y no en avión

Los viajes domésticos en avión contaminan diez veces más que por tren o autobús, y en trayectos cortos apenas rebajan el tiempo de duración de los desplazamientos terrestres

Viernes 24 de enero de 2020 - 103 lecturas


Y como finalmente el Real Madrid viajó en avión les hicimos llegar estos comentarios por Twitte:

Hola de nuevo, @realmadrid. Como no logramos saber el avión en el que viajasteis a Valladolid, hicimos los cálculos en función del A380 que sale en vuestras redes. Pero más allá del avión, un desplazamiento por aire con estas distancias es una locura. Fijaos.

Si hubierais viajado en un A319, el avión más pequeño de la flota de Iberia, habríais emitido al menos 9 toneladas de CO2, equivalente a 1.800 viajes en tren. Un despilfarro para un viaje tan corto, más si se compara con el bus o el tren, dos medios cómodos y accesibles.

En estos cálculos, además, estamos mostrando mucha generosidad, @realmadrid, porque solo contabilizamos las emisiones de combustible.

Faltaría contabilizar las de los efectos adicionales al CO2 (estelas, ozono, nubosidad inducida y reducción de CH4), así como las del autobús que viaja desde Madrid para buscaros en el aeropuerto.

Por eso, insistimos: dado que os siguen millones de personas, sería genial que dierais ejemplo en la lucha contra la #EmergenciaClimática y cambiarais vuestra forma de moveros. Ya sabéis, el cambio climático nos afecta a todas. Bien jugado ayer, por cierto.


Comunicado, 24-01-20

En la misma semana de la declaración de emergencia climática realizada el pasado martes por el Gobierno de España, una de las principales instituciones deportivas del país, el Real Madrid, ha organizado en avión los desplazamientos de su primer equipo de fútbol a Salamanca y Valladolid, ciudades que distan en torno a doscientos kilómetros de la capital.

Pese a la controversia en redes sociales que ha ocasionado el viaje realizado por el club blanco este miércoles a Salamanca para disputar su partido de la Copa del Rey, ayer se ha hecho público que el avión será también el medio de transporte que utilice el Real Madrid para desplazarse el próximo domingo a su partido de La Liga Santander en Valladolid.

En este último caso, se da la circunstancia de que la distancia a cubrir es aún menor y que puede salvarse además en tren de alta velocidad, en menos de una hora desde Madrid Chamartín hasta el centro de Valladolid, el mismo tiempo que aproximadamente llevará el vuelo y posterior desplazamiento desde el aeropuerto de Villanubla a la ciudad del Pisuerga.

Como consecuencia del viaje en avión a Salamanca, cada jugador del Real Madrid contribuyó el miércoles al cambio climático con una emisión de 90 kilogramos de gases con efecto invernadero [1], sumando hasta 2,7 toneladas de CO2 equivalente, para mover a 30 personas. El desplazamiento en bus o tren habría limitado la contaminación a 0,35 toneladas.

Y es que el avión es con diferencia el medio de transporte más contaminante, en torno a 10 veces más que el tren o el autobús en los viajes domésticos, diferencia que se dispara hasta 150 veces más que el tren en el caso de algunos jet privados de pasajeros como el avión oficial del Real Madrid, que afortunadamente no fue utilizado en su viaje a Salamanca.

Utilizar el avión es además absurdo en el caso de los trayectos cortos, que apenas rebajan la duración de los desplazamientos terrestres, considerando los tiempos de embarque y desembarque y la necesidad de salvar las elevadas distancias que habitualmente existen entre los aeropuertos y sus ciudades de referencia. El trayecto Madrid-Valladolid es paradigmático.

Por todo ello, Ecologistas en Acción ha pedido al Presidente del Real Madrid C.F., Florentino Pérez, que el próximo domingo organice el desplazamiento a Valladolid de su primer equipo de fútbol en tren o en autobús, demostrando que es posible practicar y disfrutar el deporte con respeto a la salud y al planeta, y dando así ejemplo a sus múltiples aficionados y seguidores.

De no mediar rectificación por el Club, éste añadirá el domingo a su huella de carbono otras 2,7 toneladas de CO2 equivalente. Un mensaje completamente equivocado y desalentador en una organización con la entidad y la repercusión pública del Real Madrid, que ha manifestado además su compromiso contra el cambio climático en la última Cumbre Mundial de Madrid.


[1Cálculo realizado a través de la página Web www.ceroco2.org considerando una distancia a Salamanca y Valladolid de 200 kilómetros por carretera y tren y de 180 kilómetros en avión.