Portada del sitio > Contaminación atmosférica > Comunicados > En el Día Europeo sin Coches, y ante la elevada contaminación atmosférica (...)

Comunicado. 19-IX-03

En el Día Europeo sin Coches, y ante la elevada contaminación atmosférica por ozono Ecologistas en Acción pide que se corte el tráfico para proteger la salud pública

Reclama al Ayuntamiento de Valladolid la suspensión de la media maratón y la cita ciclista programadas para el domingo, para evitar daños en la salud de los participantes

Viernes 19 de septiembre de 2003 - 2069 lecturas


Una vez más, el calor y el intenso tráfico motorizado que soporta Valladolid han provocado que se disparen los niveles de ozono en la ciudad y sus alrededores. En el día de ayer, la estación del Cementerio del Carmen alcanzó 190 ug/m3 (microgramos por metro cúbico), por encima del umbral de información a la población, establecido por la normativa española y europea en 180 ug/m3 como promedio horario.

Se trata del tercer episodio de contaminación atmosférica aguda que vivimos en la ciudad desde finales del mes de mayo, tras los ocurridos los días 11 y 12 de julio y 12, 13 y 14 de agosto. En el primero, al igual que de momento en el actual, las autoridades municipales se limitaron a advertir a la población sensible (niños, ancianos y enfermos respiratorios crónicos) para que se abstuvieran de hacer esfuerzos físicos al aire libre en las horas centrales del día, con poca o ninguna efectividad. En el del mes de agosto, el «apagón» informativo fue absoluto: ni datos, ni aviso a la población.

Ya en la primera ocasión, Ecologistas en Acción señaló que no es ético trasladar a los grupos más débiles de la sociedad la responsabilidad de autoprotegerse de la contaminación, cuando se sabe que el efecto de ésta sobre la salud va a ser importante en el acto y muy grave a largo plazo. No es de recibo que ningún ciudadano tenga que acudir a los servicios de urgencia médica o vea acortada su esperanza de vida cuando las autoridades pueden tomar medidas que pueden evitar perfectamente estas lamentables situaciones.

De hecho, durante la primera quincena de agosto la elevada contaminación coincidió con un aumento muy notable de los fallecimientos en la ciudad, que según el Registro Civil han llegaron a 188, lo que representa un incremento del 48% sobre los 127 registrados en el mismo periodo de 2002. La propia Organización Mundial de la Salud (OMS) estima como media en 2.000 los fallecimientos prematuros anuales en la Unión Europea producidos como consecuencia de la exposición a estos niveles de ozono. Los responsables del Ayuntamiento de Valladolid y de la Junta de Castilla y León siguen ignorando la gravedad de la situación, y dejan a los ciudadanos indefensos ante los efectos perversos de la contaminación.

Ecologistas en Acción ya el pasado mes de julio pidió al concejal de medio ambiente del Ayuntamiento de Valladolid, José Carlos Muñoz, que tomara medidas urgentes para limitar la circulación de automóviles en el centro de la ciudad en las horas centrales del día, aumentando las frecuencias del transporte público, con la finalidad de disminuir el tráfico rodado que emite los contaminantes atmosféricos precursores del ozono. Otra medida para prevenir la contaminación por ozono es el establecimiento de un horario nocturno para el repostaje de combustible de los automóviles.

Lo insólito de este nuevo episodio de contaminación por ozono que vivimos desde ayer y se prolongará según el propio Ayuntamiento a lo largo del fin de semana, es que coincide con la celebración del Día Europeo sin Coches y la Semana Europea de la Movilidad, cuya finalidad es precisamente sensibilizar a la población para que reduzca el uso del automóvil. Por ello, es incomprensible que el Ayuntamiento organice visitas a museos o pruebas deportivas y se niegue a cumplir precisamente el objetivo de la convocatoria: evitar el uso del coche.

Esta es de hecho la única actuación efectiva para impedir que el ozono se dispare en la atmósfera. Una vez que entramos en un episodio como el presente, ya sólo se pueden tomar medidas de protección, que van desde recomendaciones como evitar los esfuerzos físicos, no salir a la calle o cerrar las ventanas de los edificios hasta la clausura de las instalaciones deportivas en las horas centrales del día.

Por todo ello, los ecologistas piden encarecidamente al Ayuntamiento que hoy y mañana limite el tráfico rodado a los servicios públicos en la zona restringida habilitada para el Día Europeo sin Coches, advirtiendo y explicando suficientemente la medida al conjunto de los ciudadanos, que sin lugar a dudas entenderán la restricción como razonable en atención a la salud pública. En caso contrario, las autoridades municipales deben suspender la media maratón y la cita ciclista programadas para el domingo, para evitar daños en la salud de los participantes.


Más información: Miguel Ángel Ceballos, Teléfono 652.590782