Protesta ecologista en Rancho Linares

Los escombros vertidos ilegalmente en Rancho Linares proceden de la demolición de la Residencia de Tiempo Libre de Cádiz

Ecologistas en Acción ha averiguado que los escombros vertidos ilegalmente en el Rancho Linares, en el término municipal de El Puerto de Santa María, proceden de las obras de demolición que se están llevando a cabo en la antigua Residencia de Tiempo Libre de Cádiz. Tras la denuncia de los hechos, se siguen vertiendo escombros.

Este edificio era de titularidad pública, hasta que la Junta de Andalucía lo privatizó. La empresa adjudicataria del concurso de venta de este edificio fue Vico Black 98, filial del grupo “Q Hoteles”, que la adquirió por 11.811.410,01 euros. Esta empresa está procediendo a la demolición de parte de la edificación existente. Los cientos de camiones de escombros que ha generado esta demolición no se ha llevado a un gestor autorizado para su reciclaje, como es obligación legal, sino que se han vertido en unos terrenos de El Puerto de Santa María de gran valor medioambiental. La empresa que está desarrollando los trabajos de demolición y cuyos camiones han vertido los escombros en esa finca de El Puerto de Santa María, es “Demoliciones DAYTA”.

Ecologistas en Acción ha denunciado estos hechos al alcalde de El Puerto, al delegado de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible y al ayuntamiento de Cádiz. En las denuncias solicitamos la inmediata paralización de este vertido ilegal, que se proceda a la incoación de los preceptivos expedientes sancionadores y de restauración de la legalidad, exigiendo a la empresa responsable la retirada de la totalidad de los escombros, y que se trasladen a planta autorizada para su reciclado. Además, hemos solicitado a Germán Beardo, alcalde de El Puerto, que nos informe de las actuaciones que ha realizado  el Área de Medio Ambiente ante este atentado medioambiental, pues no es comprensible que se haya producido ese trasiego de camiones sin que ningún responsable de esta área municipal se haya enterado.

Lamentablemente, no se ha impedido todavía el acceso de los camiones, que siguen vertiendo los escombros de forma impune en este espacio forestal. Ni siquiera se ha procedido a precintar el acceso a la escombrera ilegal, como debería haberse hecho como medida cautelar.

Ecologistas en Acción organizó en la tarde de ayer un acto de protesta en la escombrera del Rancho Linares, guardando todas las normas  de prevención contra el coronavirus. Las medidas del Estado de Alarma, que algunos han utilizado para buscar la impunidad en un atentado ecológico, no pueden impedir el derecho a manifestarse de los ciudadanos para denunciarlo, siempre con las medidas de seguridad que dicta la lucha contra la pandemia.

Vertederos ilegales en El Puerto

El número de vertederos ilegales en la localidad crece sin control aparente

El último episodio de vertidos ilegales de escombros en El Puerto acaba de ser denunciado por Ecologistas en Acción ante el Ayuntamiento. Los hechos han ocurrido en la zona de Rancho Linares

Vertedero de escombros en Rancho Linares

Ampliar la noticia en el Diario de Cádiz

Desgraciadamente, esta situación se produce constantemente en nuestro municipio con el consiguiente deterioro de nuestro entorno y la imagen de la ciudad.

Ecologistas en Acción ya ha denunciado en varias ocasiones el grave estado del entorno cercano a la población. En el vídeo «Caminos basura en El Puerto», del año 2014, ya se abordaba la situación de abandono con unas imágenes desoladoras. Desgraciadamente, nada ha cambiado, sigue teniendo plena vigencia.

La solución quizá pase por una mayor vigilancia y sancionar a los infractores, flexibilizar el uso de escombreras legales, una campaña de sensibilización social… Son las administraciones competentes quienes tienen la facultad y la obligación de estudiar las medidas oportunas.

En cualquier caso, la presión social es imprescindible para erradicar este tipo de conductas. Por eso, el grupo de Ecologistas en Acción en El Puerto ha decidido visibilizar la situación para que se adopten de una vez por todas estas medidas necesarias para la erradicación de este problema de salud.

vertederos ilegales
Imagen del mapa interactivo Vertederos Ilegales

En el mapa interactivo Vertederos Ilegales se pueden consultar en vivo los puntos negros de vertidos actuales en El Puerto. La información ofrecida en este mapa ha sido recogida por Ecologistas en Acción de El Puerto con la ayuda de algunas personas preocupadas por la degradación del medio ambiente causada por los vertidos incontrolados.

Pretendemos que sea una herramienta de denuncia y alerta para los posibles vertidos incontrolados. Desde el móvil o el ordenador cualquier usuario puede colaborar en la salvaguarda de nuestro entorno ante este despropósito.

¿Cómo colaborar?

Es muy fácil denunciar un vertido incontrolado en una zona de la ciudad usando este mapa. Basta hacer una fotografía de la escombrera, entrar en la App. Web del Mapa y señalar un el lugar donde está ubicado el supuesto vertido. Tras rellenar un sencillo formulario, la imagen queda incorporada al mapa de los puntos negros una vez que la veracidad de los datos han sido comprobados por el grupo de EeA.

Enlace de acceso al Mapa de Vertederos Ilegales de El Puerto

El colmo: anuncian que van a envenenar con glifosato los parques de la ciudad

El ayuntamiento de El Puerto no sólo no adopta medidas para dejar de usar herbicidas tóxicos en nuestras calles y plazas, sino que ahora anuncia que se va a proceder a fumigar los parques urbanos con glifosato.

Y no será por no tener conocimiento de la peligrosidad de este producto, ya que se les presupone haberse informado, y Ecologistas en Acción les ha remitido, a los sucesivos alcaldes y responsables del Área de Medio Ambiente, información sustancial sobre las consecuencias de este herbicida sobre la salud y el medio ambiente.

El glifosato es un herbicida que está puesto en cuestión en la UE; de hecho, el Parlamento Europeo ha pedido su total prohibición en 2022. Países tan importantes como Alemania, Francia, Italia, Grecia o Austria se oponen a su uso. También numerosas ciudades en nuestro país han dejado de utilizarlo.

La normativa legal sólo permite su uso en zonas urbanas con grandes medidas de prevención, anunciándolo con antelación, acotando las zonas fumigadas, y siempre que no exista otros medios para eliminar las hierbas espontaneas, lo que no es el caso de El Puerto; lamentablemente, el Área de Medio Ambiente se ha negado a utilizar los numerosos métodos alternativos que existen. En zonas verde o de grandes afluencias de público, las prevenciones son aún mayores, determinando el Decreto 1311 de 2012 que “la autoridad competente velará porque se minimice o prohíba el uso de plaguicidas adoptándose medidas adecuadas de gestión del riesgo”.

Numerosos informes científicos vienen advirtiendo sobre los efectos adversos para la salud humana de este herbicida. Intoxicación aguda, daño en riñón e hígado, desequilibrios en el microflora intestinal y el funcionamiento intestinal, alteraciones endocrinas, disminución de la fertilidad y daños en el desarrollo fetal, daños neurológicos y disfunción del sistema inmune… El glifosato, además, está clasificado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como «probablemente cancerígeno» y está incluido en la «lista de plaguicidas altamente peligrosos». El glifosato puede persistir en algunos suelos hasta tres años y hay evidencia de bioacumulación.

La empresa contratada por el ayuntamiento para el mantenimiento de zonas verdes está colocando anuncios en parques y jardines anunciando que se va a fumigar con un herbicida, indicando sólo el nombre comercial “Roundup”, pero no el principio activo, asegurando temerariamente que no procede plazo de seguridad. Además, sólo se indica un periodo de un mes, no el día de la fumigación, por lo que en realidad están poniendo los parques en una cuarentena de un mes, ya que la ciudadanía no sabe qué día se ha procedido a la fumigación. Y no se ha prohibido el acceso a los parques, por lo que pequeños, mayores, animales de compañía… se contaminarán y llevarán el glifosato a casa. Para informar a la ciudadanía, Ecologistas en Acción ha puesto carteles en el Parque Europa, junto al anuncio de las fumigaciones, denunciando el uso del glifosato.

Ecologistas en Acción hace responsable al alcalde de estas irregularidades en el uso de un producto altamente tóxico en parques y jardines, y lo denunciará por atentar contra la salud si no ordena inmediatamente paralizar semejante dislate.

Se protege a los que fumigan con glifosato pero no a los fumigados

Personal de contratas municipales sigue fumigando con glifosato calles y zonas verdes de nuestra ciudad, con grave riesgo sanitario para los ciudadanos que transitan por esas zonas envenenadas. El ayuntamiento sigue haciendo oídos sordos a las advertencias de Ecologistas en Acción y de vecinos indignados con esta práctica, y sigue sin valorar las posibles consecuencias que puedan causarse a niños, mayores, embarazadas, enfermos…y población en general.

Esta semana han fumigado una ampia zona, de una longitud aproximada de 1.000 m. lineales, que incluye toda la Av. de Sanlúcar, Parque de la Angelita Alta, Entorno del Cementerio, Plaza de la Esperanza, Plaza de La Salle, Plaza del Molino, Parque del vino Fino y Parque de la Victoria, junto a equipamentos públicos como un Polideportivo, el Colegio La Salle, el IES Pedro Muñoz Seca e, incluso, una Residencia de Mayores.

La Aplicación de Productos Fitosanitarios está sometida a una compleja normativa y reviste notables peligros para el aplicador, para el consumidor, para el medio ambiente y para las personas y, por ello en lo concerniente a su manejo y aplicación viene expresamente recogido en la normativa.

Se protege a los que fumigan con glifosato pero no a los fumigados

Pero la empresa concesionaria, con la expresa autorización del ayuntamiento, se limita a colocar carteles en los que se avisa: ATENCIÓN. Tratamiento fitosanitario. Prohibido el paso, junto a triangulo con una calavera donde se indica “Peligro producto fitosanitario”. Los trabajadores que fumigan llevan obligatoriamente monos, guantes  y mascarillas para prevenir el contacto con un producto tan peligroso. Pero lo increíble es que nada más terminar la fumigación de la vía pública, se recogen los carteles, retiran los conos que marcan las zonas fumigadas, y se van sin indicación de tiempos de seguridad para que el efecto veneno merme. Poco después se puede ver a todo tipo de personas paseando por las aceras y zonas ajardinadas fumigadas, que se llevarán el glifosato a su casa en los zapatos, ruedas de bicicletas o carritos de niños, en los patas de los perros, en los juguetes de niños que se caen al suelo, o en las manos de aquellos que transitan en silla de ruedas.

Nada de esto parece preocupar al sr. Alcalde ni al concejal de Medio Ambiente. Siguen incumpliendo la normativa de Aplicación de Productos Fitosanitarios Reglamento (CE) Nº 1272/2008 del Parlamento Europeo y del Consejo y, y, RD 1311-2012 Uso fitosanitarios BOE 15-12-12, con la total complicidad del indocumentado Jefe de servicio del Área de Medio Ambiente.

Y no será por falta de información. Ecologistas en Acción ha planteado en numerosas ocasiones en el Consejo Municipal de Medio Ambiente las alternativas que existen para evitar la proliferación de las hierbas en nuestras calles sin necesidad de utilizar   herbicidas. También se lo hemos planteado directamente a todos los concejales y concejalas de Medio Ambiente. Pero parece que, por intereses que se nos escapan, el ayuntamiento está enganchado al glifosato.

El uso de glifosato es más inexplicable si se tiene en cuenta que existen alternativas para  la gestión de plantas espontáneas en espacios urbanos sin el uso de herbicidas, puede no ser tan fácil como envenenar las calles y plazas, pero esta «comodidad» está suponiendo un alto coste en términos de salud para la ciudadanía e impacto ambiental. Ecologistas en Acción dispone de una guía de medidas alternativas al uso del glifosato que incluye ejemplos de productos herbicidas más inocuos y aconseja la eliminación mecánica de las plantas invasoras en espacios reducidos, que se puede consultar en  https://www.ecologistasenaccion.org/10890/

Por todo ello exigimos de nuevo al Ayuntamiento que se adopten medidas para dejar de utilizar glifosato en los espacios públicos de nuestra ciudad. Caso contrario, nos plantearemos iniciar acciones legales contra los responsables de estas fumigaciones por atentado contra la salud pública.

El Ayuntamiento emplea sustancias cancerigenas para las malas hierbas

Una vez más denunciamos el uso de glifosato u otros productos tóxicos en nuestra ciudad sin valorar las posibles consecuencias que puedan causarse a niños, mayores, embarazadas, enfermos…y, población en general. Nos trae al caso los hechos que de manera programada ocurren, sin valorar las posibles consecuencias que pueda causarse a niños, mayores, embarazadas, enfermos…y, población en general.

Son muchas las veces que hemos denunciado, informado e incluso paralizado actuaciones que no estaban desarrollándose de manera correcta y profesional. En algunas zonas de El Puerto algunos vecinos nos preguntan por sentirse alarmados al observar como en algunos parques, zonas de paseo y ocio se “avisa” de manera muy laxa, sobre el desarrollo de trabajos peligrosos “tratamientos fitosanitarios” donde se emplean productos altamente tóxicos y cuyo uso y aplicación está estrictamente regulado.

Desde la Angelita Alta, Av.de Sanlúcar, hasta el Parque de la Victoria y posiblemente más, hay un total de unos 12 pequeños avisos, plastificados en A4 con un texto muy simple que indica el tratamiento con Starade y Roundup, (glifosato) un amplio espacio indefinido sin mayor indicación de horario ni de días de respeto en el lugar de la actuación; en el campo cuando se fumiga no dejan entrar al ganado durante 15 días, en la ciudad puede verse afectada la salud de personas y mascotas.

Creemos que la información es muy deficiente por no decir nula y que no se cumple con la normativa que es estricta.

La Aplicación de Productos Fitosanitarios está sometida a una compleja normativa y reviste notables peligros para el aplicador, para el consumidor, para el medio ambiente y para las personas y, por ello en lo concerniente a su manejo y aplicación viene expresamente recogido como hacerlo y cómo no. Todo para combatir contra plagas, enfermedades y “malas hierbas” que no lo son tanto porque no ocasionan daños directos al cultivo aunque si compiten por los mismos nutrientes, estas podrían retirarse de manera mecánica y manual por el bien de la salud, como si se está haciendo actualmente en Av.Víctimas del Terrorismo.

El Reglamento (CE) Nº 1272/2008 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 16 de diciembre de 2008, sobre clasificación, etiquetado y envasado de sustancias y mezclas vine a recoger los métodos, formas, almacenamiento, plazos de seguridad, como y quienes pueden desarrollar estas labores, seguimientos, registros de trabajos y cuadernos/memoria de explotación…y, establece la clasificación de las sustancias y mezclas, según las propiedades físicas, los efectos sobre la salud de las personas y sobre el medio ambiente.

En marzo de 2015 la Organización Mundial de la Salud calificó al Glifosato como materia activa “probablemente cancerogénica” y desde entonces 18 países y algunas ciudades, han decidido prohibir el uso de herbicidas que lo incluyan en su composición.

Nosotros, los ciudadanos, sin información, sin conocimiento, sin medios,… estamos expuestos gravemente en nuestro paso por estos lugares si tanto riesgo generan estos productos.

En marzo de 2015 la Organización Mundial de la Salud calificó al Glifosato como materia activa “probablemente cancerogénica” y desde entonces 18 países y algunas ciudades, como Madrid y Barcelona han decidido prohibir el uso de herbicidas que lo incluyan en su composición.

Existen alternativas para la gestión de plantas espontáneas (las llamadas “malas hierbas”) en espacios urbanos sin el uso de un único producto herbicida, puede parecer más complicado pero el ahorro en el coste en términos de “comodidad” está suponiendo un alto coste en términos de salud para la ciudadanía e impacto ambiental. Ecologistas en Acción dispone de una guía de medidas alternativas al uso del glifosato que incluye ejemplos productos herbicidas más inocuos y aconseja la eliminación mecánica de las plantas invasoras en espacios reducidos, que se puede consultar aquí.

Exigimos, por tanto, al Ayuntamiento que se tomen las siguientes medidas: Prohibir en nuestra ciudad el uso del glifosato en espacios públicos y privados. Establecer controles para evitar el incumplimiento de la prohibición. Y ampliar la información sobre los productos y medidas de seguridad en las actuaciones contra plagas y plantas espontáneas que se lleven a cabo en los espacios verdes de nuestra ciudad.

 

Mas info en la revista nro. 100 de El ecologista