Jueves, Enero 18, 2018

TRAVESIA EL COLMENAR-CAÑON DE LAS BUITRERAS-ESTACION DE CORTES

Distancia aproximada: 14 kilómetros

Incremento/ perdida de elevación: + 550 metros, -380 metros

Tipo de caminos: Pista y sendero

Tiempo estimado: 6 horas

Dificultad: Media

La travesía que proponemos recorre el río Guadiaro desde la estación de El Colmenar hasta la de Cortes de la Frontera. Supone esta travesía una oportunidad para viajar en tren atravesando varios túneles desde Cortes hasta El Colmenar y disfrutar plácidamente de hermosas vistas del río y del Cañón de la Buitrera. El recorrido a pie, lo haremos a la inversa, internándonos en su primera parte por el parque de los Alcornocales, descubriendo a unos cuatro kilómetros del recorrido el Monumento Natural del Cañón de las Buitreras y terminando nuestra travesía caminando por el Parque Natural de la Sierra de Grazalema hasta llegar a la estación de Cortes de la Frontera o Cañada Real del Tesoro.

Una vez que lleguemos a la estación de El Colmenar atravesaremos el paso a nivel y caminaremos unos 400 metros por la carretera MA-512, dejaremos esta y cogeremos por la calle de las Buitreras, que sale a nuestra izquierda y que nos lleva a la central hidroeléctrica. Una vez que pasemos una cancela, el sendero asciende en paralelo a la tubería de agua de la central hidroeléctrica hasta llegar a un poste señalizador de la ruta de las Buitreras. Sendero que está al otro lado de la tubería y que nos conducirá dejando a nuestra derecha el río Guadiaro y al puente de los Alemanes. La senda que desciende y transcurre entre una vegetación espesa y variada (aulagas, jerjenes, palmitos, durillos, sabinas, acebuches, tomillo, lavanda, adelfas…) nos proporciona una bonita panorámica del río, pasaremos por

un puente colgante que salva las aguas sobrantes de la central hidroeléctrica y llegaremos a la playita fluvial del “Charco del Moro”, desde podremos contemplar la salida del Cañón de las Buitreras.

A partir de la playita el sendero pasa por un tramo de pedrera y comienza a ganar altura al principio entre adelfas y después entre quejigos hasta llegar a un mirador, desde donde comenzaremos la segunda parte de la ascensión, que gracias a unos peldaños de maderas que se han instalado, suaviza la misma. Una vez que lleguemos al collado descenderemos hacia el puente de los Alemanes, que fue construido en 1918, dejando a nuestra izquierda el puerto y el Cerro del Oso. Para acceder al mismo pasaremos por un túnel de poca altura excavado en la piedra en forma de “V”. Desde el puente, que es una conducción de agua, podremos contemplar unas paredes verticales de más de 200 metros de altura, que están tan cerradas y angostas que apenas incide la luz solar sobre el interior de la misma, escasos minutos al día. En su salida fluye una surgencia muy interesante por su caudal e interés paisajístico, conocido como “manantial del Buitrero”, que es la parte final del Monumento Natural del Cañón de las Buitreras y que tiene una longitud de 2000 metros.

Recorremos el puente y empezaremos a subir por unos escalones tallados en la piedra, que es el inicio de un sendero que asciende continuamente hasta llegar al cortijo del Conde, o cortijo de las Buitreras. Antes de llegar a una pista que nos llevará hasta la estación de Cortes, pasaremos junto a una centenaria encina y una bonita y cuidada Era. Una vez que lleguemos a la cañada de Gibraltar, giraremos a la izquierda y seguiremos ascendiendo contemplando la belleza del Valle del río Guadiaro, con sus pequeños saltos aguas y su riqueza botánica hasta llegar al Mirador del Cañón de las Buitreras, en donde hay un panel explicativo de la zona.

 

Un kilómetro más adelante después de llegar al puerto de la Fresneda la pista empieza a descender y a unos tres kilómetros de nuestro destino podremos ver la presa de la Buitrera y el trasvase del Guadiaro al Majaceite. Obra esta, desde nuestro punto de vista innecesaria y anti ecológica. Después de pasar varios cortijos y desechar una pista que sale a nuestra derecha, cogeremos un poco más adelante una bifurcación a nuestra izquierda que a través de un pequeño puente de hormigón nos pasara a la margen derecha del río. Pasaremos por huertos y numerosas casas aisladas hasta llegar a la calle Cañada Real del Tesoro que nos conducirá a la estación de Cortes de la Frontera, punto final de la travesía.