Jueves, Diciembre 14, 2017

Mojón de la Víbora- Garganta de los Charcones-Puerto del Peruétano-Mojón de la Víbora

Recorrido: 16 Kilómetros

Desnivel acumulado: +479, -461 metros

Tiempo estimado: 6 horas

Dificultad: Media

 

 

fotoEsta ruta circular transcurre por una zona situada en el norte geográfico de los Alcornocales y que además linda con el Parque Natural de Grazalema. Aunque esta zona no es muy conocida, nos sorprenderá por su explosivo verdor y su frondoso bosque, en el que el alcornoque es la especie dominante y convive con quejigos madroños y un denso sotobosque.

La ruta se inicia en el Mojón de la Víbora, cruce de caminos entre Puerto Gáliz, Ubrique y Cortes de la Frontera. Cercano al cruce se encuentra una venta y junto a la misma parte un sendero paralelo a la carretera A-373 que se dirige a Cortes. Una vez recorrido  unos 50 metros y después de cruzar la citada carretera, el sendero conecta con la Cañada Real del Mojón de la Víbora. Una cancela metálica normalmente cerrada para impedir el paso de vehículo no autorizado, nos obligara saltarla. Dejaremos a nuestra izquierda la cañada y nos dirigiremos en dirección sur durante 3 kilómetros por un camino forestal, que transita muy cercano a la Vertiente  de los Charcones.

 

Recorrido aproximadamente un kilómetro, nos encontraremos con un desvío a nuestra derecha que nos llevara a la Fuente del Hornillo, reconstruida recientemente junto a otras fuentes de esta zona. A unos metros de la misma contemplaremos un enorme alcornoque recostado. El mismo desvío nos conducirá al camino forestal, que con algún tramo alfombrado, desciende dejando a nuestra derecha la finca de La Fantasma con su vigilante cortijo. Después de cruzar un pequeño arroyo nos toparemos con una angarilla con un cartel que nos indica que la dejemos cerrada. A partir de aquí abandonaremos el camino y cogeremos un sendero que sale a nuestra derecha acercándonos al cauce de la garganta e  internándonos en un  bucólico y espeso sotobosque, en donde las hojas caducas tapizan el suelo, las ramas de los arboles forman galerías y piedras y troncos de los árboles están cubiertos de musgos.

 foto

Después de pasar a través de una angarilla una valla metálica, transitaremos por zonas arboladas y por pequeños claros despejados de vegetación, hasta llegar a la confluencia de la Vertiente de los Charcones con la garganta del mismo nombre. Vadeado la misma, nos recibe un bello y verde prado en donde se instalan varios ejemplares de centenarios y achaparrados quejigos. Dejamos el llano y nos dirigimos dirección Este por la margen izquierda de la Garganta de los Charcones, contemplando la exuberante vegetación del entorno de la misma. El sendero que la cruza pasa junto un quejigo con parte de sus raíces al aire, pasearemos por su margen derecha hasta que un sendero nada claro, nos va alejándonos de la misma y nos llevara hasta las mediaciones del Cerro Vaca (604 metros).Bastante antes de llegar a el, nos encontraremos con un camino que pasa junto a unas construcciones en ruinas, que asciende entre una vegetación espesa y frondosa y que de vez en cuando, se abren grandes ventanales que nos permiten ver la Garganta de los Charcones y la Loma del Castillo con su torreta de vigilancia y su antena repetidor de televisión. Nos encontraremos con desvío a nuestra derecha que cogeremos; un poco más adelante el camino se vuelve a ramificar y cogeremos el que sale a nuestra derecha y después de pasar junto a un pequeño cortijo y un Patio de Corcha llegaremos al Puerto del Peruétano 764 metros).

 

fotoPasaremos por un paso de ganado y nos encontraremos con el Carril de El Colmenar coincidente con el recorrido del GR-7. Un poste indicativo de madera nos marca el sentido que debemos coger para dirigirnos a Ubrique, el carril es muy suave y amable de andar, abriéndose a la vaguada por la que caminamos, regalándonos nuevos paisajes. Pasaremos por la Loma de la Calderona y descenderemos suavemente hacia el Puerto de la Corchuela. Después de caminar unos 3 kilómetros empezaremos a contemplar el Peñón del Berrueco   y antes de llegar a el, deberemos girar hacia la izquierda para conectar con la Cañada del Mojón de la Víbora que discurre por un alcornocal joven y junto a la Fuente de los Cabreros. A partir de aquí el camino asciende suavemente y pasa al lado de una pequeña formación de arenisca, punto desde donde podremos contemplar la Venta de el Mojón de la Víbora y desde donde  empezaremos a descender al lado de una valla de piedra hasta llegar a la cancela desde donde iniciamos la ruta.