Domingo, Diciembre 17, 2017

Travesía Grazalema-Villaluenga por el Refugio de El Reloj

Longitud: 11.5 kilómetros

Desnivel acumulado: + 650 metros; -  700 metros

Tiempo estimado: 6 h 30 minutos

Dificultad: Media

            En este itinerario atravesaremos las Sierras del Endrinal y del Caíllo por su vertiente oriental. Caminando por el Endrinal podremos contemplar la desnudez y la blancura de sus cumbres más emblemáticas: el Reloj y el Simancón. Y al hacerlo por la del Caíllo, disfrutaremos de bellos navazos que abundan en esta sierra.

 

           Nuestro itinerario comienza en el aparcamiento que hay junto al camping de Grazalema (900 metros), en donde tomaremos el sendero que va por la cañada de Mahón, dejando a nuestra izquierda la valla del camping y a nuestra derecha el Peñón Grande (1300 metros). Caminaremos por la vereda junto al pino canario y un escaso matorral compuesto por: majuelo, torvisco, cornicabra, escaramujo… pudiendo contemplar la era de cereales del Tío Pulió.

 Tras una fuerte subida de media hora llegaremos al puerto del Endrinal (1100 metros). Desde aquí si miramos en dirección norte podremos ver: Olvera, Montecorto, la presa del Fresnillo y abajo Grazalema. Si lo hacemos al nordeste divisaremos la meseta en donde se asienta las ruinas romanas de Acinipo y Ronda. Mirando al sur contemplaremos el puerto de Las Presillas (1100 metros) y abajo el llano del Endrinal.


            Seguiremos nuestro camino desviándonos a la izquierda en dirección este, por un sendero cómodo y muy marcado con continuas subidas y bajadas, cruzando un bosquete de pinos y dejando a nuestra izquierda el Cancho de la Berenjuela, llegaremos a una planicie  muy pedregosa y desprovista de masa arbórea, en donde predomina el extracto arbustivo(carrasquillas, torvisco, endrino..)Y el herbáceo (eléboro fétido, cojín de monjas, aulagas...). Caminando por ella, podremos contemplar el Reloj, el Simancón y los Yedrales, cotas máximas de la Sierra del Endrinal. Al término de la misma, nos encontraremos en una pequeña bajada dos angarillas casi seguidas y unas construcciones de piedras para el ganado. A partir de aquí volveremos a ascender moderadamente entre encinas, por un camino muy marcado pero rocoso durante unos 400 metros  hasta llegar a un pequeño rellano en donde hay un cruce de caminos.

            Proseguiremos por el camino que traíamos, que asciende continuamente y que está  muy señalizado por hitos muy peculiares hasta llegar a la Charca Verde. Recibe este nombre, una pequeña extensión cubierta de agua proveniente de afloraciones que tiene lugar como consecuencia de las lluvias. Una vez contemplado este paradigmático lugar, retrocederemos por el mismo sendero hasta encontrarnos con el cruce de camino antes reseñado. En este punto cogeremos el sendero que sale a nuestra derecha y que asciende continuamente durante 300 metros hasta llegar a la casa refugio de El Reloj. Desde aquí nos dirigiremos en dirección oeste hasta encontrarnos con el amplio camino que viene de la Charca Verde y que se dirige hacia Villaluenga. En el cruce giraremos a la izquierda y transitaremos por el, hasta toparnos con un sendero a nuestra izquierda, que zigzaguea y desciende bruscamente en dirección sureste hasta llegar a una valla de piedra, en donde una angarilla nos dejara a los pies de la Sierra del Caillo y al inicio del  Navazo Hondo. Durante  la bajada podremos contemplar la estela de la Sierra del Caillo y la espectacularidad de los Navazos Hondo y  Alto.

 

            Una vez situado en el Navazo Hondo (1075 m) retrocederemos en busca  de una cancela metálica de color crema situada en una valla de piedra. Cogeremos un sendero que al principio sin  perder prácticamente altura bordea la Sierra Caíllo por su vertiente norte, para después empezar un largo descenso (-300 m) dejando a nuestra izquierda la vaguada que separara la Sierra del Endrinal de la del Caíllo, hasta llegar a un camino que ahora se ha convertido en un paseo empedrado y que nos conducirá a Villaluenga del Rosario punto final de la travesía.

plano