El Ayuntamiento emplea sustancias cancerigenas para las malas hierbas

Una vez más denunciamos el uso de glifosato u otros productos tóxicos en nuestra ciudad sin valorar las posibles consecuencias que puedan causarse a niños, mayores, embarazadas, enfermos…y, población en general. Nos trae al caso los hechos que de manera programada ocurren, sin valorar las posibles consecuencias que pueda causarse a niños, mayores, embarazadas, enfermos…y, población en general.

Son muchas las veces que hemos denunciado, informado e incluso paralizado actuaciones que no estaban desarrollándose de manera correcta y profesional. En algunas zonas de El Puerto algunos vecinos nos preguntan por sentirse alarmados al observar como en algunos parques, zonas de paseo y ocio se “avisa” de manera muy laxa, sobre el desarrollo de trabajos peligrosos “tratamientos fitosanitarios” donde se emplean productos altamente tóxicos y cuyo uso y aplicación está estrictamente regulado.

Desde la Angelita Alta, Av.de Sanlúcar, hasta el Parque de la Victoria y posiblemente más, hay un total de unos 12 pequeños avisos, plastificados en A4 con un texto muy simple que indica el tratamiento con Starade y Roundup, (glifosato) un amplio espacio indefinido sin mayor indicación de horario ni de días de respeto en el lugar de la actuación; en el campo cuando se fumiga no dejan entrar al ganado durante 15 días, en la ciudad puede verse afectada la salud de personas y mascotas.

Creemos que la información es muy deficiente por no decir nula y que no se cumple con la normativa que es estricta.

La Aplicación de Productos Fitosanitarios está sometida a una compleja normativa y reviste notables peligros para el aplicador, para el consumidor, para el medio ambiente y para las personas y, por ello en lo concerniente a su manejo y aplicación viene expresamente recogido como hacerlo y cómo no. Todo para combatir contra plagas, enfermedades y “malas hierbas” que no lo son tanto porque no ocasionan daños directos al cultivo aunque si compiten por los mismos nutrientes, estas podrían retirarse de manera mecánica y manual por el bien de la salud, como si se está haciendo actualmente en Av.Víctimas del Terrorismo.

El Reglamento (CE) Nº 1272/2008 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 16 de diciembre de 2008, sobre clasificación, etiquetado y envasado de sustancias y mezclas vine a recoger los métodos, formas, almacenamiento, plazos de seguridad, como y quienes pueden desarrollar estas labores, seguimientos, registros de trabajos y cuadernos/memoria de explotación…y, establece la clasificación de las sustancias y mezclas, según las propiedades físicas, los efectos sobre la salud de las personas y sobre el medio ambiente.

En marzo de 2015 la Organización Mundial de la Salud calificó al Glifosato como materia activa “probablemente cancerogénica” y desde entonces 18 países y algunas ciudades, han decidido prohibir el uso de herbicidas que lo incluyan en su composición.

Nosotros, los ciudadanos, sin información, sin conocimiento, sin medios,… estamos expuestos gravemente en nuestro paso por estos lugares si tanto riesgo generan estos productos.

En marzo de 2015 la Organización Mundial de la Salud calificó al Glifosato como materia activa “probablemente cancerogénica” y desde entonces 18 países y algunas ciudades, como Madrid y Barcelona han decidido prohibir el uso de herbicidas que lo incluyan en su composición.

Existen alternativas para la gestión de plantas espontáneas (las llamadas “malas hierbas”) en espacios urbanos sin el uso de un único producto herbicida, puede parecer más complicado pero el ahorro en el coste en términos de “comodidad” está suponiendo un alto coste en términos de salud para la ciudadanía e impacto ambiental. Ecologistas en Acción dispone de una guía de medidas alternativas al uso del glifosato que incluye ejemplos productos herbicidas más inocuos y aconseja la eliminación mecánica de las plantas invasoras en espacios reducidos, que se puede consultar aquí.

Exigimos, por tanto, al Ayuntamiento que se tomen las siguientes medidas: Prohibir en nuestra ciudad el uso del glifosato en espacios públicos y privados. Establecer controles para evitar el incumplimiento de la prohibición. Y ampliar la información sobre los productos y medidas de seguridad en las actuaciones contra plagas y plantas espontáneas que se lleven a cabo en los espacios verdes de nuestra ciudad.

 

Mas info en la revista nro. 100 de El ecologista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *