Suscribete a nuestro RSS Podcast
licencia_comunes

Una sola foto evidencia tres limitaciones importantes en el uso de Creative Commons

Domingo 9 de octubre de 2011, por Comunes

Por DGA, del equipo de Comunes.

Recientemente el diario Público utilizaba una foto de del colectivo FotogrAcción. Esto no es raro, el repositorio de fotos con diversas licencias CC cada vez es más grande (Flickr supera los 200 millones de imágenes Creative Commons) y por tanto todo tipo de medios ya no pagan a fotógrafos y utilizan fotos CC que encuentran en la red.

Hablamos de que una sola foto evidencia tres limitaciones en el uso de Creative Commons, y vamos a ver cuáles son:

- Creative Commons ofrece licencias para su uso, pero no protege ni da cobertura alguna a las personas que crean con esas licencias. Quien utilice CC, tiene que saber que en caso de que haya cualquier conflicto o problema va a tener que sufragarse de su bolsillo los gastos legales que pueda haber, no hay entidad de gestión a la que asociarse y buscar cobertura (éstas no contemplan el uso de CC en el estado español). Para alguien con una visión amateur de la creación esto no es un problema grave, pero sí que lo puede ser en caso de profesionales o de personas que quieran serlo, entendiendo por profesional en este contexto alguien que vive o quiere vivir de sus creaciones.

- La segunda es la amplia interpretación que se puede hacer de al menos dos de sus Condiciones: qué es un uso comercial de una obra y la condición de compartir igual. El debate sobre qué es un uso comercial de una obra es muy polémico y acompaña a CC desde su creación. Pero el de compartir igual es de importancia análoga, sólo que surge ahora, ya que como apunta certeramente el creador de Menéame "en software libre se ha producido muchísimo, en la cultura libre se pontificó mucho pero se produjo poco".

Si una fotografía CC con licencia de atribución-compartir igual es utilizada citando la fuente por un medio (Público, por ejemplo), ¿está haciendo una obra derivada? ¿incumple la licencia Público si a toda esa edición no se le aplica la misma licencia que la foto de FotogrAcción? ¿tiene algún sentido la filosofía "viral" del sofware libre en el contexto de una fotografía CC que utiliza un diario? Mejoraría el uso de CC para colectivos como FotogrAcción que, sin tener que adaptar la licencia CC que utilizan (algo relativamente frecuente en otros colectivos), FotogrAcción pudiera explicitar que su fotografía pueden utilizarla sin permiso medios que utilizan alguna modalidad de CC (Periodismo Humano, Diagonal...) y no medios corporativos como Público.

- La tercera es que queda mucho trabajo en el ámbito de las CC en adaptar la filosofía del copyleft en ámbitos fuera del software libre. Hay empresas de software cuyos productos son redistribuibles y se puede comerciar con ellos, al igual que los datos de BBDD públicas o la conocida Wikipedia. Pero como se ha comentado mil veces, no todo funciona como Linux o la Wikipedia, entonces... ¿tiene sentido que un pequeño colectivo de contrainformación utilice la misma licencia que Wikipedia, que obtiene fondos de donaciones voluntarias, con enorme presencia mediática y con la Wikimedia Foundation detrás? hay que pensar que licencias plantear fuera del software libre para proyectos pequeños, que poco o nada tienen que ver con gigantes como Wikipedia o la producción que se da en el mundo académico y/o científico, donde es contante la financiaciación con dinero público y donde (afortunadamente) poco a poco va entrando el uso de licencias CC.

Hace falta repensar el uso generalizado de licencias CC, adaptando mucho mejor la definición y condiciones de "no comercial" y "compartir igual", de interpretación muy confusa hoy por hoy en los usos reales (profesionales) de las obras.

2 Mensajes del foro

  • imagen_foro

    En mi opinión, respecto a la primera "limitación":

    Creative Commons ofrece licencias para su uso, pero no protege ni da cobertura alguna a las personas que crean con esas licencias.

    Igual no estaría de más mencionar que ninguna licencia protege ni da cobertura alguna, porque alguien podría pensar que las licencias privativas sí protegen y dan cobertura.

    Quien utilice CC, tiene que saber que en caso de que haya cualquier conflicto o problema va a tener que sufragarse de su bolsillo los gastos legales que pueda haber, no hay entidad de gestión a la que asociarse y buscar cobertura (éstas no contemplan el uso de CC en el estado español).

    Esto parece más una limitación de las entidades de gestión que no de las licencias CC.

    Para alguien con una visión amateur de la creación esto no es un problema grave, pero sí que lo puede ser en caso de profesionales o de personas que quieran serlo, entendiendo por profesional en este contexto alguien que vive o quiere vivir de sus creaciones.”

    Cuidado, que yo, como trabajador profesional, puedo estar o no en un sindicato, por ejemplo, y eso no impide necesariamente que pueda llevar a cabo mi trabajo o no. De hecho, mis derechos son los mismos, y si resulta que ante un problema es más caro el collar que el perro, eso es un problema en nuestro obsoleto sistema judicial. Afirmar que sin protección de una entidad no es posible ser profesional se acerca mucho a los mensajes mafiosos de quienes "ofrecen" tales servicios. Por otro lado, para hacer honores a la filosofía del copyleft, en realidad, no se trata de vivir de tus creaciones, sino de tu trabajo, que no es lo mismo. Podemos reflexionar sobre los modelos de remuneración en el sector, pero afirmar que aplicar restricciones mediante licencias y asegurarse de que se cumplen y disponer de la cobertura de una entidad de gestión, es el único camino posible para vivir de tu trabajo como creador, es una falacia, pues, evidentemente, coexisten otros modelos y motivaciones.

  • imagen_foro

    ¿Por qué se vinculan las licencias de creaciones artísticas con la forma de hacer negocios con trabajos intelectuales? Es fundamental desmitificar la concepción de que la única forma de hacer negocios es generar monopolios o garantizar derechos privativos a las ideas y sus creadores. Si el desafío es encontrar mecanismos de financiamiento para quienes trabajan en el ámbito de la creación cultural o intelectual hay que enfocarse en el ámbito de la comercialización y no de la limitación de la información. Si internet hace que el modelo de negocios de las grandes disqueras peligre que así sea. Si Internet hace que el modelo de negocios de los fotógrafos profesionales peligre, o buscan formas creativas de negocios o están destinados a requerir de leyes que les permitan mantener el status quo.