Nos dejó "Periconti" Imprimeix
dilluns, 23 de novembre de 2020 21:06

 periconti

Nos dejó «Periconti»

 

El pasado 18 de noviembre, la esperada noticia de la pérdida de «Periconti» se confirmó.

Después de varios días ingresado en el Hospital Clínic de Barcelona, nos dejó, víctima de un Covid que puso fin a unos años, los últimos, en los que le tocó convivir con un alzheimer que le hizo pasar por residencias geriátricas.

 

Pedro Ramos Guirao, conocido entre sus amistades y compañeros como «Peri», nació el 7 de febrero de 1946. Su profesión principal fue la de electricista, compartida brevemente con la enseñanza en esa materia cuando impartió cursos de formación ocupacional antes de volver a ella como trabajador autónomo.

Según nos contaba con ironía, durante los primeros años de la mal llamada «Transición», en plena efervescencia de organizaciones antifranquistas, contactó con una organización comunista y tras exponer sus ideas, que chocaban con lo que allí se cocía, alguien le dijo «¡tú eres anarquista!», conclusión que le trajo hasta la CNT, donde estuvo afiliado al Sindicato de Espectáculos. También ocupó secretarías en nuestra Organización.

Compañero como pocos, entrañable, serio en sus razonamientos, pero siempre alegre, no recordamos de él ningún mal gesto. Al contrario, solía conservar la templanza y el buen humor. Sirva como anécdota que, al rato de incorporarse a cualquier conversación solía soltar algún chiste relacionado con el tema que se comentaba. De hecho, al verlo venir ya esperábamos que lo hiciese… y siempre cumplía.

También era muy querido en barrio del Raval, donde residía y donde frecuentaba la coral humorista Lo Picarol, a cuyo centro social acudía. También se involucró en el Espai Obert, espacio autogestionado creado en los 90 por distintos colectivos, donde estrechó muchos lazos entre quienes, junto a él, lo inauguraron en el cercano barrio del Poble Sec.

Las palabras no contribuyen a mitigar su pérdida, pero entre quienes le conocimos siempre perdurará el recuerdo de su alegre personalidad. Fue enterrado en un nicho familiar, en el cementerio de Les Corts, el 20 de noviembre –fecha mítica entre los cenetistas– acompañando su despedida por algunas voces que entonaron ¡A las barricadas!

Peri, gracias por ser como fuiste y por hacer que te recordemos con alguna lágrima, pero también con la sonrisa que siempre pusiste en nuestro rostro y que acompañó otras muchas, de alegría.

CNT-AIT Catalunya

 

Darrera actualització de dilluns, 23 de novembre de 2020 21:14