SOLIDARIDAD OBRERA nº 375 Imprimeix
dimecres, 6 de novembre de 2019 11:05

soli 375

Link descarga:
https://drive.google.com/…/1aXquiumgZDtnkaBZEqtxZgpGN…/view…

 

"El descontento independentista vivido en Barcelona ha llevado a algunos, especialmente a quienes se enfrentaron a los cuerpos represivos desde primera línea, a vivirlo como si de una revolución se tratara.

A otros, entre ellos parte del movimiento anarquista, a ensalzar la desobediencia de los manifestantes, a congratularse ante la capacidad combativa de una nueva savia generacional, aun a sabiendas de que la finalidad que les mueve no es otra que reclamar el derecho a la auto- determinación y pedir la libertad de los políticos que lo promovieron, cuyo rostro, silueteado en blanco y negro, evoca al del independentismo vasco y este, a su vez, al de la mítica imagen del Che que hoy puede encontrarse estampada por doquier.

 

 

Y es que, a menudo, los símbolos terminan convirtiéndose en un reclamo consumista y las acciones en tendencia.Vivimos en un contexto en el que tenemos más acceso a la información que antes, donde las tácticas importan más que los principios y las finalidades, donde esa inmediatez informativa es una ventaja, pero quizás, también, un inconveniente que nos impide un análisis más pausado de lo acontece a nuestro alrededor.

No deberíamos apresurarnos en lanzar proclamas. Por experiencia sabemos que la revolución libertaria necesita formación, conciencia colectiva y una estructura asamblearia y horizontal en la que sostenerse. Sin ese fondo toda revuelta termina perdiendo fuerza, como la gaseosa. Desobedecer para reivindicar lo que otros nos manden, no tiene nada de revolucionario...".

 

 

 

Darrera actualització de dimecres, 6 de novembre de 2019 11:11