UNA MISERABLE VENGANZA IMPERIALISTA

Las organizaciones abajo firmantes rechazamos contundentemente la operación de secuestro perpetrada conjuntamente por los gobiernos de Cabo-Verde y Estados Unidos contra el diplomático de Venezuela Alex Saab. Este empresario colombo-venezolano, nombrado por el legítimo gobierno de Nicolás Maduro miembro de la delegación negociadora con la oposición venezolana, fue capturado en 2020 por fuerzas policiales de Cabo-Verde cuando su avión practicaba una escala técnica en ese país con destino Iran.


En octubre de 2021 y tras una ardua lucha jurídica y política, ha sufrido en su persona un doble secuestro al ser entregado ilegalmente a Estados Unidos, pese a varios dictámenes en contra de semejante crimen de distintas organizaciones jurídicas e internacionales, entre ellas las propias Naciones Unidas. Es seguro que en ese país sufrirá un juicio absolutamente amañado, habida cuenta de la culpabilidad previa, absolutamente preparada en su contra, sobre todo en los medios de comunicación del stablishment, de los falsos cargos con los que se le acusa.


No existe ni un ápice de veracidad en las acusaciones vertidas contra Alex Saab, pero demás, tales cargos se le imputan fuera de Estados Unidos. Con su actuación el gobierno norteamericano se autoadjudica la potestad extraterritorial de detención, juicio y castigo para cualquiera que contravenga sus intereses o sus políticas de imposición neoliberal contra pueblos y gobiernos rebeldes en cualquier parte del mundo. Estrictamente hablando, los gobiernos estadounidenses hace décadas que han colocado a su país fuera de cualquier concepto de derecho con sus actuaciones, tan criminales como arbitrarias, y muy especialmente contra la República Bolivariana de Venezuela.


El empresasio secuestrado es completamente inocente de los cargos que se le acusan. Su tarea consistía básicamente en la compra de alimentos y materiales de construcción para el pueblo de Venezuela. Con ellos se pudieron constituir los llamados CLAP, ejemplo a seguir en casos de catástrofe humana, en este caso producida por una potencia exterior, de distribución de productos básicos para la vida y se construyeron también en la República Bolivariana más de 3 millones y medio de viviendas para la población en medio de uno de los mayores ataques que haya sufrido un país. ¡Ayudar solidariamente a que el pueblo de Venezuela pueda seguir adelante, pese a la agresiones sufridas a diario por el gobierno USA no es ningún delito, fuera de Estados Unidos!


Su doble secuestro es por tanto una miserable venganza imperial por haber coadyuvado con notable éxito a que el pueblo venezolano pueda sortear en parte los estragos producidos por el criminal bloqueo de Estados Unidos, tan propenso este país a tales tipos de brutal agresión económica cuando cualquier pueblo no se doblega a ser saqueado por sus multinacionales. No es descartable tampoco que haya tenido como doble intención el torpear los diálogos entre gobierno bolivariano y oposición, que parecían tener buenas expectativas de solución.


De nuevo el infame intento de rendir por hambre a una población díscola con las imposiciones de miseria implícitas en el recetario de capitalismo salvaje norteamericano. El guión consiste en producir levantamientos populares contra el propio gobierno revolucionario.

¡Ni que decir tiene que no lo conseguirán, el heroico pueblo de Venezuela no consentirá tal cosa!

¡Con la República Bolivariana de Venezuela y su legítimo gobierno presidido por Nicolás Maduro, toda nuestra solidaridad!

¡Viva Venezuela socialista!

Víva la Revolución Bolivariana!

¡Chávez vive, la lucha sigue!

¡Hasta la Victoria siempre!

¡Venceremos!

Madrid 21 de Octubre de 2021


COORDINADORA ESTATAL DE SOLIDARIDAD CON CUBA DE MADRID

PLATAFORMA BOLIVARIANA DE SOLIDARIDAD CON VENEZUELA DE MADRID

También te podría gustar...