El 73% del total del censo votó a favor de la Constitución Cubana (acto en el Ateneo de Madrid el 1 de abril de 2019)

Luisa Cuevas Raposo – Cesc/Madrid.- El pasado 1 de abril se celebró en Madrid una charla-coloquio sobre la nueva constitución cubana, impartida por el profesor Ernesto Domínguez López del Centro de Estudios Hemisféricos y sobre EEUU en La Habana y catedrático de la universidad de dicha ciudad, a la que asistieron 60 personas.

En ella el profesor destacó en primer lugar la participación popular en los debates de millones de personas a lo largo de todo el país, que resultó en cientos de miles de enmiendas lo que supuso una modificación sustancial del texto originalmente presentado.

Así mismo, que en el referendum participó un 84,4% del electorado y teniendo en cuenta la abstención, votos negativos y en blanco o nulos, el 73% del total del censo votó a favor.

El debate ha supuesto un ejercicio de participación popular muy importante. Esto no es la primera vez que ocurre pero los medios de comunicación lo ocultan. Hitos importantes de la democracia participativa cubana en los últimos años fueron los debates para la Ley de Seguridad Social, el Código del Trabajo y los Lineamientos de Política Económica y Social; todos fueron debatidos y modificados ampliamente.

En cuanto a los contenidos, manifestó que hay continuidad en algunos temas como el modelo económico, político y social que continúa siendo el socialismo, ratificando la idea del partido único como organización de liderazgo político pero que no es un partido electoral. La Asamblea Nacional del Poder Popular continúa siendo el órgano de dirección del país. La propiedad de los medios de producción sigue siendo socialista y la llamada empresa socialista debe garantizar la producción, la dinamización de la economía y la satisfacción de las necesidades de la población.

Eje fundamental es el mantenimiento y la defensa de la soberanía nacional.

Otros aspectos sufrieron modificaciones significativas como la creación de la figura del Presidente o Presidenta de la República y la de Primer o Primera Ministra, que serán elegidos por la Asamblea Nacional. Habrá también un límite de mandatos. Se transfiere más poder y autonomía a los municipios.

Si bien la propiedad de los medios de producción en sectores estratégicos seguirá siendo socialista, se reconoce la posibilidad de crear pequeñas empresas.

Un tercio de las propuestas presentadas y el tema más debatido fue el del matrimonio igualitario que tuvo la reacción de algunas iglesias y otros sectores más tradicionales. Al final quedó en que será la unión entre personas y se admite la diversidad de familias. Será regulado en el Código de Familia que se votará en referendum.

Esta nueva Contitución establece marcos que engloban los cambios habidos en la sociedad cubana.

En lo fundamental ratifica el régimen político cubano, (y empleó la palabra régimen aclarando que no tiene por qué tener ningún carácter peyorativo puesto que cada país tiene su régimen político) e informó de que a partir de ahora empezará un intenso trabajo legislativo para desarrollar leyes tan importantes como la de Ciudadanía, de Empresa, de Municipios, la Electoral y el Código de Familia entre otras.

Será proclamada el 10 de abril, día en que en el año 1869 se proclamó la “Primera Constitución de la República de Cuba en armas”.

A continuación hubo un turno de preguntas y debate en el que surgieron temas como el de la doble moneda, si el reconocimiento de la propiedad privada de algunos sectores no suponía un tobogán hacia el capitalismo, si esto no significaba un reconocimiento del fracaso del modelo socialista, sobre la planificación socialista y el mercado, cuantas personas del mundo del deporte, artistas, etc. se han pasado al “paraíso capitalista”, en qué consiste la propiedad personal en Cuba, el problema de los bajos salarios y el importante desarrollo de los derechos de la mujer cubana desde incluso mucho antes de la Revolución así como la cuestión de que el matrimonio igualitario sea sometido a referendum cuando se apruebe el nuevo Código de Familia. Se comentó también la situación de Venezuela.

En sus respuestas el profesor aclaró que la doble moneda es uno de los grandes problemas de la economía cubana aunque el mayor es el bloqueo que frena toda posibilidad de desarrollo al país. El sistema de las dos monedas se creó para recoger el exceso de liquidez, lo cual se logró, y funcionó como amortiguador para estabilizar la moneda cubana y la economía. Hay diversas tasas de cambio según sea para la población o para la empresa estatal, lo que genera desequilibrio en los pagos de salarios y en los precios. No se sabe como resolver este problema porque cuando se unifique a una única moneda, el peso cubano que es la moneda nacional, se generará inflacción y eso es lo que se intenta controlar y está retrasando la decisión.

Todo el trabajo por cuenta propia está muy regulado y dispone de un impuesto progresivo que llega al 50% para intentar contener el enriquecimiento; no obstante existe evasión fiscal. La propiedad privada de medios de producción se limita practicamente al sector servicios. La propiedad personal se limita a la vivienda que se habita, en algunos casos una segunda vivienda en la playa, el coche o una computadora.

No obstante la desigualdad crece y se trabaja para evitarlo ya que la desigualdad genera no solo problemas económicos sino sociales y políticos; eso es contra lo que se está luchando. Se quiere mantener la justicia social y la equidad.

Sobre el reconocimiento del posible fracaso del modelo socialista, el profesor respondió “No sé, realmente nunca hemos podido implementar el modelo que quisimos porque el bloqueo y las sanciones no lo permitieron”, aunque en los mejores momentos si se avanzó mucho socialmente y, con todas las dificultades, Cuba tiene el nivel de desigualdad menor del mundo con niveles de educación, sistema de salud, etc. tenidos en cuenta como derechos, y en este sentido el sistema funciona.

Respecto al mercado indicó que este no es el factor que dirige la economía sino que se incorpora a la planificación. No se trata de general ganancia sino de cubrir las necesidades de la población de la forma más equitativa.

Insistió de nuevo en que para poder desarrollar el modelo, es imprescindible mantener la soberanía.

Sobre una afirmación respecto a la crísis y el fin del capitalismo comentó que a veces las crísis son oportunidades, pero todo depende de la correlación de fuerzas. Enlazó esto con la actual situación de Venezuela analizando que este país tiene un problema estructural que es la dependencia del petroleo y, al estar insertado en una economía global, esa es su gran debilidad. En el caso de Cuba, dependió del monocultivo de azucar durante 200 años, pero ahora al haberse diversificado la economía, la situación es mucho mejor; estos son los puntos débiles de países como Cuba y Venezuela. Ya Marx dijo que el socialismo no se podía desarrollar en un solo país por la interdependencia de la economía global. El problema más importante para la economía cubana es el bloqueo, pero no solo, cuando hubo contrapartes, el sistema funcionó en su objetivo de cubrir las necesidades de la población y de equidad y justicia social.

Con respecto al debate del artículo 68 que abría la puerta al matrimonio igualitario, manifestó que hubo un gran activismo en contra de las iglesias evangélicas, muchas de las cuales tienen su matriz en EEUU y reciben su financiación de allí. En Cuba, desde hace años, hay una gran campaña por los derechos de género y LGTBI y por tanto el hecho de que el Código de Familia sea sometido a referendum, no entrañará ningún riesgo para estos derechos porque la sociedad está bastante concienciada.

En cuanto a las personas del mundo del deporte, artistas, etc. que se van de Cuba, lo hacen en busca de conseguir fortunas personales. En Cuba hay gran libertad para desarrollar el talento, pero no para ganar millones.

Ateneo.010419.Mesa               Ateneo.010419.Publico

Te puede interesar también...