CUBA NUNCA HA PATROCINADO EL TERRORISMO ¡BASTA DE CALUMNIAS CONTRA LA REVOLUCIÓN CUBANA!

La Coordinadora Estatal de Solidaridad con Cuba de Madrid,  condena y rechaza la decisión norteamericana de incluir nuevamente a Cuba en la lista de países patrocinadores del terrorismo; una acción que llevó a cabo el expresidente Donald Trump antes de abandonar la Casa Blanca y que sin duda, ha sido un obstáculo para la agenda diplomática del nuevo Presidente Joseph Biden en sus relaciones con Cuba.

El gobierno de Estados Unidos carece de toda potestad y legitimidad para elaborar listas, según su conveniencia, de Estados patrocinadores del terrorismo, ni sobre derechos humanos. Todos los países son iguales y soberanos ante el derecho internacional.

Esta inclusión, además, es de un cinismo tremendo, pues Cuba, precisamente,  ha sido atacada y agredida con atentados terroristas, desde suelo estadounidense, con absoluta impunidad y con la complicidad negligente y, a veces activa, del propio Gobierno USA. Más de 3.500 víctimas ha tenido el pueblo cubano por los atentados terroristas perpetrados y originados desde ese país, por parte de la ultraderecha cubanoamericana, que siempre ha actuado impunemente. Cuba sufre, asimismo, agresiones económicas directas, como el “bloqueo económico, comercial y financiero” impuesto por EE.UU., además de intentos de injerencia política y calumnias mediáticas permanentes. Es decir, terrorismo económico, político y mediático.

Por otra parte, ninguna Administración estadounidense se libra de haber participado, de algún modo u otro, en la extensión del terrorismo a nivel nacional e internacional. Si ningún país tiene potestad  para juzgar a otro, mucho menos lo tiene EE.UU., puesto que ha estado implicado en casi todas las operaciones criminales y terroristas producidas en el mundo entero.

Basta recordar su apoyo a los terroristas talibanes para expulsar a los soviéticos de Afganistán; la evidente complicidad que mantuvieron con Bin Laden y sus sicarios, antes de que este se les pusiera en contra, y el papel determinante que han tenido en la formación y extensión del Estado islámico en el Oriente Medio, con las consecuencias ya conocidas de todo el mundo. Por no hablar de su apoyo incondicional al genocidio terrorista del estado de Israel contra el pueblo palestino.

Las guerras  que EE.UU. ha librado contra múltiples países con la excusa de la democracia, la libertad y los derechos humanos pueden calificarse, también, de operaciones terroristas militares. No se trata de democracia, libertad o derechos humanos; se trata de derrocar a un proceso revolucionario que es ejemplo de liberación y esperanza para toda la humanidad. 

El último zarpazo que perpetró la Administración Trump contra la Revolución Cubana, no fue más que el estertor de su fracasada política, aún a pesar de haber recrudecido la agresión anticubana hasta niveles nunca antes vistos.  ¿Cómo afrontará este nuevo reto el Presidente Joseph Biden? Por ahora, no ha movido un solo dedo para que cambie esta situación.

¡Toda nuestra solidaridad para con la Revolución Cubana!

¡Viva Cuba Socialista!

Madrid a 27 de Mayo de 2021

También te podría gustar...