CEPRID

India apoya a Rusia por tres razones

Miércoles 27 de abril de 2022 por CEPRID

Dmitry Bavyrin

Vzglad

Traducido para el CEPRID (www.nodo50.org/ceprid) por J.C.

Los indios duplicaron sus compras de petróleo ruso y se negaron a ayudar a Japón a entregar mercancías a Ucrania. Las esperanzas de Washington de que peleasen Moscú y Nueva Delhi se desmoronaron por una docena de razones diferentes, pero vale la pena destacar tres de ellas en particular, o incluso cuatro, si se cuenta una más, casi místicas.

India está feliz de comprar carbón ruso, que fue embargado en Europa . Ahora Bloomberg informa que las empresas indias han duplicado sus compras de crudo ruso. Esto no sucede en las subastas públicas a través de licitaciones estatales de la Federación Rusa, sino de otra manera: las refinerías indias prefieren celebrar contratos privados para el suministro de materias primas rusas, pero esto no se debe a las sanciones estadounidenses, sino a que les resulta más rentable.

Esta es una noticia importante para la economía rusa, pero no menos importante para la política exterior rusa, ya que marca otro fracaso de la administración del presidente estadounidense Joe Biden para humillarla públicamente.

Hace apenas una semana, Washington y Nueva Delhi sostuvieron conversaciones de especial importancia , cuyo tema principal fue la ruptura de los lazos ruso-indios en defensa, energía y otras áreas estratégicas. A cambio, los estadounidenses prometieron a los indios convertirse en una fuente alternativa de armas, dinero y conocimiento para ellos.

De lo contrario, como subrayan los medios estadounidenses, los indios podrían tener problemas. Además, como se subrayó en el mismo lugar, existen múltiples interrogantes sobre la "mayor democracia del mundo" sobre su observancia de los derechos humanos, especialmente los derechos de los musulmanes.

Los indios odian que los amenacen o les den órdenes en inglés (algo que Washington podría haber olvidado), pero el fracaso de la diplomacia estadounidense era predecible por otras razones.

El primero es una especie de obsesión de las autoridades indias por el petróleo. La cuestión de dónde se puede comprar más oro negro y más barato está siempre en el centro de atención de Nueva Delhi y apenas necesita una justificación detallada.

Basta decir que entre los cimientos sobre los que se asienta la economía india se encuentran el refinado del petróleo y la industria química. Además, la clase media en el país crece menos lentamente, el transporte público deja mucho que desear y la generación del próximo (pero no el último) baby boom ya entró en la edad de obtener una licencia de conducir.

La India moderna no es solo la "democracia más grande", es simplemente el país más poblado del mundo. Diez millones de personas más viven ahora allí que en China: 1.426 millones.

Al mismo tiempo, el petróleo es algo que Estados Unidos no puede ofrecer a India ahora. En primer lugar, no hay suficiente para EEUU y los altos precios de los combustibles continúan acelerando la inflación, que ha sido récord durante 40 años . En segundo lugar, Arabia Saudita, que dirige la OPEP, se encuentra en un estado de divorcio histórico de Washington  y se niega a aumentar la producción de petróleo (lo que corresponde a los parámetros del acuerdo con Rusia en el formato OPEP+).

La segunda razón es la necesidad de Nueva Delhi de mirar constantemente hacia atrás a China. En realidad, India tiene dos peores enemigos: Pakistán, que está en la órbita de la influencia estadounidense, y China. Los conflictos territoriales con Beijing no solo no están resueltos, sino que laten y estallan periódicamente, como sucedió, por ejemplo, hace dos años, cuando los guardias fronterizos indios y chinos se dispararon entre sí en las tierras altas de Ladakh , y el número de víctimas en ambos lados estaban en las decenas.

Por cierto, el ejército indio está armado con armas de producción soviética o rusa en aproximadamente un 80 %, pero recientemente la participación de la Federación Rusa en la contratación pública para las necesidades de la defensa india ha disminuido al 50 %. Las armas son algo que los indios no se negarían a quitarle a Estados Unidos, pero el complejo militar-industrial ruso gana la competencia en términos de precios y flexibilidad: acepta la producción conjunta y la transferencia de algunas tecnologías que Estados Unidos no ofrece.

Pero volvamos a China. Estados Unidos quiere restringir a este país de todas las formas posibles, pero lo restringirán de todas las formas en cualquier caso. A su costa, las autoridades indias entienden que si ahora escuchan a Washington y traicionan a Moscú en el momento más responsable, casi crítico para él, ya no equilibrará a Nueva Delhi y Pekín, sino que formará una alianza estable con China. Esto es algo que los indios son muy reacios a permitir.

El reverso de esta situación es la colosal responsabilidad que recae sobre la diplomacia rusa. Ella necesita mantener este mismo equilibrio Después de todo, la fuerza de la marca rusa, en este caso, también es su debilidad: hay personas en la élite india que convencen al resto de que Rusia ya ha hecho una elección fundamental a favor de China, por lo que ellso tienen que dirigirse a Estados Unidos.

Esas personas generalmente enfatizan que el volumen de negocios ruso-indio es ahora una décima parte del ruso-chino. Pero no dice que tiene un enorme potencial de crecimiento. Las autoridades de los dos países ya ordenaron aumentar el volumen de negocios comercial en un tercio para 2025, y en las condiciones de la guerra económica entre Rusia y Occidente, este resultado puede lograrse antes de lo previsto. Por ejemplo, durante el año pasado, solo el comercio entre India y Moscú aumentó en más del 60%, a pesar de la pandemia.

Hasta ahora, no hay muchos "escépticos" de este tipo en India, debido a la tercera razón por la cual la amistad entre India y Rusia parece ser bastante fuerte. Esta es una razón originalmente histórica, pero ahora casi mental. La gente común en la India no entiende realmente la política exterior, pero ama mucho a Rusia y a los rusos. Están acostumbrados a ser amigos de Rusia y de los rusos, esta es su realidad y parte de la memoria nacional.

En la historia que nos ofreció el siglo XX, difícilmente podría haber resultado diferente. Hindustan se deshizo del dominio británico al comienzo de la Guerra Fría, cuando las relaciones entre la URSS y sus aliados en la coalición anti-Hitler ya se habían deteriorado. Como era de esperar, Moscú se acercó más al joven estado indio, y el joven estado paquistaní, que era antagónico a él, también previsiblemente pasó bajo el ala de los anglosajones.

Pasaron muchas cosas en esa amistad. Y lo que muchas veces designamos con la plantilla irónica “Hindi Rusi bhai bhai”, en la India tiene una carga moral bastante seria, que pocos conocen aquí, porque no recuerdan todas las consecuencias del “bhai-bhai”.

Después de la liberación de los británicos, las colonias portuguesas aún permanecieron en el subcontinente indio: ciudades portuarias con alrededores, registradas en la ONU como parte integral de Portugal: Daman, Diu, Dadra y Nagar Haveli, así como los territorios que componen el estado moderno de Goa, muy apreciado por los turistas de la Federación Rusa.

En 1954, con el apoyo de voluntarios armados de la India, Dadra y Nagar Haveli declararon su independencia de Portugal, convirtiéndose en estados no reconocidos con una participación decisiva de la India, análogos cercanos a las repúblicas populares de Donbass.

Y en 1961, se puso fin a la historia colonial de Indostán: el ejército indio lanzó una operación militar en Goa. Durante el breve conflicto de dos días, murieron más de 20 soldados indios y unos 30 portugueses (más de tres mil se convirtieron en prisioneros de guerra), después de lo cual todos los territorios nombrados se convirtieron en parte integral de la India.

Moscú los reconoció de inmediato como tales, dando batalla en la ONU y en otros lugares a los “colonialistas, racistas e imperialistas”, representantes de los países occidentales que se pusieron del lado de Portugal (que admitió la derrota solo 13 años después, después de la caída de la dictadura de Salazar).

La posición oficial del gobierno de Nikita Khrushchev fue que "el pueblo soviético apoya unánimemente a una India amiga". Pero los propios indios recuerdan más a Leonid Brezhnev: el futuro Secretario General, por casualidad o no, estuvo de visita en India justo durante la operación en Goa y dirigió todo su encanto natural para asegurar a los indios un apoyo inequívoco. “Somos tan felices como tú” y cosas por el estilo.

A juzgar por las publicaciones en los medios indios, este "poder blando" sigue funcionando. No se debe subestimar el grado de egoísmo situacional del gobierno de Narendra Damodardas Modi, pero no se puede negar que él, un nacionalista hindú, tenga principios, y los "intérpretes de la geopolítica" locales argumentan algo así: los rusos nos apoyaron entonces, y no apoyarlos ahora significa no solo traicionarlos, sino mostrar una negra ingratitud.

La ingratitud es un concepto muy importante para la cultura política y cotidiana india. La ingratitud estropea el karma. Nadie quiere parecer desagradecido, los dioses no los ayudan.

En otras palabras, la alianza ruso-india se mantiene unida no solo por la historia y el dinero, sino también en un nivel casi místico. La escuela atea soviética difícilmente habría apreciado tal nivel, pero Rusia está mejor con él que sin él, y la India, como estado reunido de acuerdo con un principio religioso, aún más.

Cuando se estaba escribiendo este material, el gobierno indio se negó a ayudar a Japón a entregar mercancías a Ucrania . Los japoneses dicen: accidente, burocracia. ¡Pero lo sabemos!


Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | Espacio privado | Estadísticas de visitas | visitas: 3492696

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio Territorios  Seguir la vida del sitio Internacional   ?

Sitio desarrollado con SPIP 1.9.2p + ALTERNATIVES

Creative Commons License