Portada del sitio > Internacional > Calle Jujuy > K de capitalismo. Notas del conflicto del agro argentino.*

K de capitalismo. Notas del conflicto del agro argentino.*

Artículo publicado en el semanario Directa 94 de Barcelona.

mayo de 2008, por remenaire

Todas las versiones de este artículo: [català] [Español]

La estructura social argentina de los últimos veinte años ha expulsado un mínimo de 200.000 unidades agrarias a las grandes ciudades. Muchas de estas explotaciones domésticas, bajo presión, han vendido o arrendado sus campos a los llamados "pooles de siembra", brokers que gestionan propiedades y que especulan con el futuro valor de la producción. A raíz de la cisis de las hipotecas sub-primes, mucho capital especulativo internacional se refugió en los mercados alimentarios y han hecho del hambre un negocio más: el monocultivo de grano no está orientado a cubrir las necesidades locales, sino a la exportación y este modelo no está sujeto al debate.

Los medios tratan la situación actual limitándose a enseñar la resistencia de las asociaciones de productores y exportadores agropecuarios frente al incremento impositivo que el gobierno aplica a las exportaciones, mayoritariamente de soja transgénica. Las acciones de protesta se han organizado en dos oleadas. La de marzo se centró en el bloqueo de rutas para impedir el paso de los camiones que llevaban alientos a la capital y al puerto. Estos bloqueos, que algunos periódicos han llamado ’piquetes blancos’ (en oposición a los ’piquetes negros’ de desocupados que reclaman puestos de trabajo) se prolongaron durante 21 días y dejaron la capital, ombligo del país, en una situación alimentaria complicada.

Fracasada la tregua-negociación, el "agro" ha vuelto a las carreteras. Ahora los piquetes sólo retienen productos destinados a la exportación y son puntuales y propagandísticos para no generar antipatías en la ciudad, donde durante los piquetes de marzo el precio de muchos productos sufrió un incremento que aún no se revirtió. Todo el mundo sabe que los piquetes estan organizados por latifundistas, aunque quien corta la ruta son peones: mientras parte de la peonada sigue, campo adentro, cosechando y almacenando la soja que comercializarán a un precio más alto cuando finalice el loockout.

JPEG - 27.9 KB
Foto protesta piquetera

La alternativa popular. Rompiendo la dicotomía de diferentes ramas de la oligarquía, hay movimientos campesinos que huyen de los debates tendenciosos del poder y que, a la vez, resisten el envite del capitalismo feroz que pretende deforestar para hacer crecer las hectáreas destinadas al monocultivo transgénico. Las voces que no quieren estar con el gobierno ni con la oligarquía agraria son silenciadas no sólo en los medios, su exterminio es condición necesaria para continuar creciendo. Una de estas voces es la del Movimiento Campesino de Santiago del Estero (Mocase), que sufre en primera persona la persecución y la impunidad del caciquismo. La semana pasada dejaron libre un campesino detenido ilegalmente durante más de 20 días en lo9s que sufrió amenazas, torturas, vejaciones y negación de atención médica.

En el marco de la actual crisis, el Mocase ha hecho público un plan de acción: la recuperación de las tierras robadas desde el último golpe de estado de 1976. De momento han localizado 6.000 hectáreas, en los que proyectan reubicar 10.000 familias víctimas de la reapropiación por parte de miembros de la Triple A o de la trama civil del llamado "proceso". Aseguran que durante el 2009 anunciarán la primera de estas recuperaciones, en la que hay 1.000 familias implicadas, que actualmente malviven en las periferias urbanas. El Mocase fomenta las comunidades de base agrupándose en unidades productivas. El nivel de autonomía y de construcción de la propia historia bebe de la fuerza de la Teología de la Liberación de los setenta, reformulada con los movimientos de pueblos originarios y con militantes anarquistas de sindicatos ferroviarios como la Fraternidad.

Fuente: Semanario Directa número 94. 21 de mayo 2008

Foto: Berta Alarcó para la Directa.


* Título original que pretendía hacer un juego con las palabras. Fue cambiado por uno más genérico y comprensible para el público destinatario del semanario. En la edición de papel apareció como "El Movimento Campesino, entre el gobierno y la oligarquia"


Comentarios a la traducción de urgencia: webcasc

Ver en línea : +info en la web de la Agencia "La Vaca"

SPIP | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0