Protestas en Irun, Donostia y Bilbo contra los recortes del Gobierno Vasco

En defensa de los derechos sociales

Esta mañana diferentes colectivos sociales se han concentrado ante las principales oficinas de Lanbide en Bilbo, Donosti e Irún para exigir que el objetivo de la reforma de la actual Renta de Garantía de Ingresos debe ser lograr que nadie que sea pobre se quede sin acceder a las prestaciones sociales.•Medidas, como una RGI por vivienda, conllevarán un incremento de las situaciones de pobreza; o la propuesta de instaurar la “huella digital” supone extender la sospecha permanente sobre las personas usuarias de Lanbide, y ahondar las actuales políticas de control y criminalización de la pobreza.

Por este motivo, se ha demandado que se elabore una ley que garantice acabar con la pobreza: 194.060 personas (cerca del 10% de la población de la Comunidad Autónoma Vasca, según datos oficiales), presentan situaciones de pobreza.

Enlace al vídeo de la movilización en Bilbo: HerriKolore

Colectivos Sociales de Bizkaia:
Argilan, Argitan (Centro Asesor de la Mujer, Barakaldo), Asociación de Trabajadoras del Hogar de Bizkaia, Baietz Basauri!, Berri-Otxoak (Barakaldo), Brujas y Diversas, Danok Lan (Galdakao), Elkartzen, Mujeres del Mundo, Posada de los Abrazos, RGI Santurtzi, SOS Racismo y PAH Bizkaia-Kaleratzerik EZ.

Colectivos Sociales de Gipuzkoa:
Duintasun Elkartea, Stop Desahucios, Afectadxs por Lanbide, Korrikaprekarioa lantaldea, Erletxea (Punto de información sobre derechos sociales, Irun).


Comunicado

Pobreziarekin amaituko duen DBEren erreformaren alde

Gizarteratzeko eta Diru Sarrerak bermatzeko 8/2008 legearen, abenduaren 23koa, Legearen Erreforma dela eta, hainbat eragilek Bilbo, Irun eta Donostiako bulegoen aurrean mobilizazioak burutu ditugu.

Ekimen honen helburua da DBE erreformak pobreziaren aurkako legea sortzea, eta Eusko Jaurlarizak “DBE hobetzeko oinarrien dokumentua”-k jasotzen dituen murrizketak saihestea; EAEko pobrezia maila handitzea ekarriko duten murrizketak.

Eusko Jaurlaritzak egindako “2016ko Pobreziari eta Gizarte Desberdintasunei buruzko Inkesta”ren arabera pobrezia arriskuan dauden 60.000 pertsonek (pobreen %31) ez dute Diru-Sarrerak Bermatzeko Errenta jasotzen eta beste 63.000k( jasotzaileen %47) jaso arren, ez dute pobrezia atzean uzten.

Diru-sarrerak Bermatzeko Errentaren erreformaren xedea egoera iraultzea litzateke: pobrezia arriskuan dagoen pertsonarik ez geratzea DBE lortu barik, eta DBE jasotzen duen pertsona pobrerik ez izatea.

Tamalez, Eusko Jaurlaritza ez dator bat xede horrekin. Bost axola zaio EAEn 194.060 pertsona (populazioaren %9,1) pobrezia arriskuan izatea.

Eusko Jaurlaritza osatzen duten alderdi politikoek (EAJ eta PSE) egin duten DBE aldatzeko proposamenak DBE lortzeko baldintzak gogortu egiten ditu, eta DBE-ri lotutako eskubideak horrela murriztuko ditu:

– Etxebizitzako DBE bakarra, etxe berean bizi diren pertsona guztiak bizikidetza-komunitatea berekotzat hartuz, familia-harremanik ez egon arren. Eusko Jaurlaritzak bizikidetza-komunitate ezberdinak etxebitza partekatzera behartzen duen egoera gordina – pertsona horiek baliabide ekonomiko urriak dituzte, edo gure EAEko alokairu edo hipoteka altuei ezin diete aurre egin- erdeinatzen du.

– DBE zenbatekoaren eta Lanbide Arteko Gutxieneko Soldataren arteko lotura apurtzen du. Horrela, rzin da zoru bat bermatu eta lan errealitateari lotu.

Beste behin, Eusko Jaurlaritzak pobreziarekin amaitzeko legearen oinarriak aurkezteko aukera galdu du eta murrizketei eusten die, DBE eta EGPO eskubide subjektiboa izatea eta mantentzea gero eta zailagoa bihurtzen duen politika sendotuz.

Bestetik, erreforman jasotako kontrolerako neurriek pertsona pobreenganako etengabeko susmoak areagotzen dituzte, gizarte prestazioak jasotzen dituzten familiak kriminalizatuz.

Tamalez, ez da gizarte-prestazioetan horrelako murrizketak izan ditugun lehen aldia: Etxebizitzako 2 DBE soilik izatera murriztea; erroldatuta egoteko baldintza 1 urtetik 3 urtera luzatzea; 2012tik DBEn zenbatekoaren %7ko murrizketa; azken 6 urteetan aurrekontuen bitartez, DBE zenbatekoa eta Lanbide Arteko Gutxieneko Soldataren arteko lotura apurtzea…

Bilbo, Irungo eta Donostiako Lanbideko bulego nagusien aurrean mobilizazioak burutuko ditugu, inolako murrizketarik izango ez duen DBE erreforma exijitzeko, eta bizi-proiektu duina ahalbidetuko duten prestazioak bermatzeko.


Por una reforma de la rgi que garantice acabar con la pobreza

Ante la anunciada reforma de la RGI, de la “Ley 18/2008para la Garantía de Ingresos y la Inclusión Social”, diferentes colectivos nos movilizamos ante las oficinas de Lanbide en Bilbao, Donosti e Irún.

Esta iniciativa surge con el ánimo de exigir que la actual reforma de la RGI conlleve la elaboración de una nueva ley que luche contra la pobreza; y evite los recortes contemplados por el Gobierno Vasco en su “Documento de bases para la mejora de la RGI”. Recortes que supondrán un aumento de la pobreza.

Según la “Encuesta de Pobreza y Desigualdades Sociales (EPDS) 2016” del Gobierno Vasco, hay 60.000 personas (31% del total de pobres) que, estando en situación de pobreza, no perciben la RGI; y otras 63.000 personas (47% del total de perceptores/as) que percibiéndola, siguen siendo pobres.

El objetivo de la propuesta de reforma de la RGI debería ser dar la vuelta a esta situación: lograr que nadie que sea pobre se quede sin acceder a la RGI o que nadie que acceda a ella siga siendo pobre.

Por desgracia, el Gobierno Vasco no está de acuerdo con este objetivo. No le importa que 194.060 personas (9,1% de la población total) presenten riesgo de pobreza real en nuestra Comunidad Autónoma.

La propuesta de reforma de la Renta de Garantía de Ingresos elaborada por los partidos que conforman el Gobierno Vasco (PNV y PSE), nuevamente endurece los requisitos de acceso y recorta los derechos ligados a la Renta de Garantía de Ingresos, a través de:

– La implantación de una única RGI por vivienda, considerando a todas las personas que viven en el mismo domicilio como miembros de la misma unidad de convivencia, por más que no existan relaciones familiares. El Gobierno Vasco desprecia la cruda realidad, que es la que obliga a que, distintas unidades de convivencia se vean obligadas a compartir piso porque son personas o familias con escasos recursos económicos e incapaces de afrontar, de forma independiente, los altos precios de alquileres e hipotecas existentes en nuestra c Comunidad.

– La desvinculación de la cuantía de la RGI del Salario Mínimo Interprofesional, que le garantizaba un suelo y le ligaba a la realidad laboral.

Nuevamente el Gobierno Vasco desaprovecha la ocasión de presentar las bases de una Ley que sea capaz de acabar con la pobreza y opta por profundizar en el terreno de los recortes, apuntalando una política que, cada vez convierte en algo más difícil de conseguir y mantener el derecho subjetivo a la RGI y PCV.

Por otro lado, el aumento de las medidas de control previstas en la reforma amplía la sospecha permanente sobre la gente pobre, criminalizando a las familias perceptoras de las prestaciones sociales.

Por desgracia no es la primera vez que asistimos a este tipo de recortes al sistema de prestaciones sociales: reducción del número de RGI por vivienda a 2; ampliación del requisito de empadronamiento de 1 a 3 años; recorte del importe de la RGI en un 7% desde el año 2012; eliminación, vía presupuestaria, de la vinculación de la RGI al SMI en los últimos 6 años etc., etc.

Ante las principales oficinas de Lanbide en Bilbao, Irún y Donosti nos movilizamos para exigir una reforma de la RGI que no conlleve ningún nuevo recorte; y, a su vez, garantice unas prestaciones que posibiliten llevar a cabo proyectos de vida dignos.