Vía Campesina en América Latina formará contingente agroecológico

Fausto Torrez

Instituto Agroecológico Latinoamericano “Paulo Freire” de estudios Campesinos, Indígenas y Afrodescendientes.

El 26 de septiembre del 2005 en Sabaneta, municipio Alberto Arvelo Torrealba del Estado de Barinas, Venezuela se firmó un acuerdo de cooperación técnico agrícola entre la Vía Campesina -MST y el Gobierno Bolivariano de Venezuela.

Los firmantes fueron el Presidente Hugo Chávez, en nombre del gobierno Bolivariano de Venezuela, autoridades del gobierno de Barinas, el Ministerio de Agricultura y Tierra y en nombre del Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Tierra y Vía Campesina Compañero Joao Pedro Stedile.

Uno de los considerándos establece: “Es necesario desarrollar todos los esfuerzos posibles en defensa de los principios de soberanía alimentaria de nuestros pueblos, de protección y multiplicación de semillas nativas de todos las especies de producción agrícola, en la valoración de la agricultura campesina, en el fortalecimiento del mercado interno y en la búsqueda de nuevas técnicas agrícolas adecuadas con el medio ambiente y con la calidad de los alimentos para nuestros pueblos”.

En la aplicación de este acuerdo, un grupo de dirigentes y profesionales de las organizaciones de América Latina y autoridades de la Universidad Bolivariana y el Ministerio de Educación Superior están en la fase final de la creación del Instituto de Agro ecología con mención en Estudios Campesinos, Indígenas y Afrodescendientes.

Se trata de formar militantes calificados para la organización y el desarrollo de la agroecología, contribuyendo con una nueva ética en la relación entre técnicos y organizaciones campesinas, indígenas y afrodescendientes para la construcción de un nuevo paradigma en el campo de América latina.

La formación en valores, humanísticos, holísticos y científicos darán una nueva concepción a miles de jóvenes de ambos sexos que en el futuro fortalecerán el movimiento social en el campo, al final promoverán una tecnología que se enriquece con los saberes tradicionales y retorna a la práctica fortaleciendo la soberanía alimentaria de los pueblos.

Los primeros 250 alumnos (50% mujeres) inician el curso en este instituto en el mes de septiembre del 2006, en el municipio el estado de Barinas, municipio Alberto Arvelo, este centro se inscribe dentro del marco de la Alianza Bolivariana de las Américas y de los acuerdos antes descritos. En su primera etapa participan estudiantes de toda la región, con docentes venezolanos y extranjeros de alta calidad profesional y sobretodo un método participativo que retoma la práctica socio productiva de tiempo escuela y tiempo comunidad, durante un horizonte de cinco años hasta su graduación profesional.

El Método Pedagógico, aprovecha el enfoques de los clásicos del ideario científico y sin soslayar los saberes tradicionales y la cosmovisión socio cultural de la América Indígena y Afro descendiente, al final un pensamiento político del pedagógico comprometido con la dinámica social de la lucha popular, una educación de la que Antón Makarenco enunciaba: “Cada persona debe ser útil a la causa de la clase trabajadora”.

El Instituto lleva el nombre del insigne educador Brasileño Paulo Freire, referente universal de la educación popular, a partir de ahí cada estudiante es sujeto de un proyecto social. Los valores éticos, políticos, morales e ideológicos son la base de la construcción de un nuevo enfoque, bajo la premisa de que ; “Sólo el conocimiento libera”.

El Instituto, tiene el apoyo de la Universidad Bolivariana y del Ministerio de Educación Superior de Venezuela y el aporte metodológico de organizaciones que durante muchos años han cultivado un método de formación el MST, la ATC, la ANAP, etc. en general toda la experiencia acumulada de la Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo, la Vía Campesina y las organizaciones indígenas y afrodescendientes, a si mismo los aportes del Instituto de Educación Josué de Castro de Brasil.

Finalmente el Instituto estará bajo la coordinación central de las organizaciones de la Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo, Vía Campesina, representantes Indígenas y Afrodescendientes, con una estructura circular de dirección y diseño curricular de competencias necesarias para hacer de la Agroecología nuevos espacios de convivencia productiva y social del nuevo actor que demanda el socialismo del siglo veinte y uno.

Globalicemos la Lucha…Globalicemos la Esperanza.

ATC, CLOC-Vía Campesina
Nicaragua, Julio 2006.

Enviar noticia