Consideraciones sobre la formación

(esquema sin pretensión de texto)

Ranulfo Peloso

Estar fuera del pueblo es una forma de estar contra el pueblo"
Paulo Freire

Introducción

Considerando:

* que, en general, la escuela hoy le hace mal a los educandos, sobre todo trabajadores (los ignora, no respeta, discrimina, desenraiza, cultural y físicamente);

* que l@s presentes son educadores que están como profesores y no personas que no tiene qué hacer y por esto trabajan en la escuela.

* que muchos profesores hacen de la sala del aula su puesto de lucha por la emancipación humana negándose a ser brazo ideológico del actual modelo educacional de sumisión.

* que no hay incompatibilidad entre educación y formación, formal e informal,

* que trabajar con las ideas, haciendo cosas que gustan es una contribución vital,

queremos compartir algunas ideas sobre Educación Popular sacadas del aprendizaje del CEPIS junto a los movimientos populares.

Qué no es Educación popular
* No es un discurso académico sobre un método, un producto acabado, una receta simple y mágica.

* No se confunde con dinámica de grupo en cuanto instrumento táctico y atractivo para animar personas y grupos. Las dinámicas son recursos necesarios para estimular la participación y la cooperación.

* No es un método fácil que populariza la complejidad, aunque haga el esfuerzo creativo de traducir conceptos abstractos en lenguaje cotidiano, metáforas y símbolos.

La Educación Popular

Es una concepción de educación que tiene:
* Convicciones
- quien hace ya sabe, quien piensa sobre lo que hace, hace mejor y sólo el oprimido puede liberarse y, al liberarse, libera también a su opresor.

* Posturas
- ser asesoría al servicio del protagonismo de los grupos populares, como militantes de la misma causa; conocer, acompañar y contribuir en los procesos de lucha y organización de los oprimidos, apuntando a una transformación solidaria.

* Papeles –el intelectual orgánico es un actor que no se basta, ni disputa representación política– se subordina, de forma comprometida, creativa y crítica, a la estrategia del movimiento popular.

Qué es formación / educación?

Es uno de los instrumentos contra la alienación. Por lo tanto
* no es un proceso neutro
- sirve a una causa determinada. No se podría hablar de proceso de formación donde los grupos no tuviesen claro sus convicciones, misión y plan concreto de actuación.

* La forma sirve para desmontar el sistema de dominación y atraer personas para montar una alternativa popular.

* El proceso de reflexión es indispensable, pero lo que más forma es el ejemplo, pedagogía del ejemplo.

* No hay una forma única o modelo único de educación, ni la escuela es el único lugar donde ella acontece y, tal vez, ni sea el mejor. La enseñanza escolar no es su única práctica y el profesor profesional no es su único practicante.

* En mundos diversos la educación existe de forma diferente: existe en cada pueblo y en pueblos que se encuentran, entre pueblos que someten a otros pueblos usando la educación como un recurso más de su dominación.

* La educación es una de las maneras de volver común, como saber, idea y creencia, aquello que es comunitario en cuanto bien, trabajo o vida.

* Puede existir impuesta por un sistema centralizado de poder que usa el saber y el control sobre el saber, como arma que refuerza la desigualdad entre los hombres, en la división de los bienes, trabajo, derechos.

* A través de cambios sin fin, la educación ayuda a explicar, a veces a ocultar, e inculcar la necesidad de la existencia de un orden.

Pensando, a veces, que actúa por sí mismo, libre y en nombre de todos, el educador imagina que sirve al saber y a quien enseña, pero puede estar sirviendo a quien lo constituye profesor, a fin de usarlos para usos que se ocultan también en la educación.

Educación Popular

La Educación Popular encarna la concepción de formación en tanto proceso dialéctico de traducción, reconstrucción y creación de conocimiento en una sociedad de clases. De forma breve, se puede decir que Eduación Popular es:

Un proceso colectivo y permanente de producción de conocimientos que capacita a educadores y educandos, a leer críticamente la realidad.
o socio–económica-política- cultural con la intención de transformarla.

o la apropiación crítica de los fenómenos y sus raíces que ayuda en la comprensión de los momentos y de todo el proceso de la lucha de clases.

o la conciencia crítica que contribuye en la quiebra de diferentes formas de alienación, permitiendo el descubrimiento de lo real, así como su superación, la creación de una estrategia, de lo nuevo, del futuro, de la vida, siempre.

* No existe Educación Popular fuera de los procesos de lucha popular. Es un proceso educativo permanente como asesoría junto al movimiento popular, ayudándolo a concretizar sus convicciones, principios, valores y propuestas, en cada coyuntura.

* La Educación Popular difiere radicalmente del entrenamiento o de la simple transmisión de informaciones. Significa la creación de un sentido crítico que lleve a las personas a entender, comprometerse, elaborar propuestas, y transformar(se).

* Es una experiencia que se realiza en las actividades formativas que parten de las necesidades sentidas, de las acciones practicadas y en sintonía con las diversas dimensiones de las personas envueltas.

* Su específico es relacionar el hacer (saber empírico) de las personas con la reflexión teórica (saber científico) e integrar la dimensión inmediata (micro) con la dimensión estratégica (macro).

Metodología de la Educación Popular

La metodología popular - pedagogía popular - es siempre participativa: no para, ni sobre, sino con las diferentes partes involucradas. Buscando superar cualquier forma de encuadramiento o adoctrinamiento (dogmatismo) exige el involucrarse de manera corresponsable de todos los actores, en el transcurrir del proceso. Pues todo paquete, independiente del contenido, continúa como paquete que viene desde arriba, o desde fuera. Pero, el método popular no es la receta mágica para todos los problemas del trabajo popular. Como todo método tampoco es un instrumento neutro - está siempre ligado a una visión del mundo y a un objetivo histórico concreto.

La metodología popular se construye sobre la práctica de los participantes, problematizando el saber de sus prácticas, cuestionando la percepción que tienen de la acción que realizan. Requiere también el envolvimiento integral - cuerpo, mente y sentimientos- y la corresponsabilidad de todos (as) los(as) actores del proceso. Este involucrarse se traduce en forma de participación activa, disciplina consciente e iniciativa individual y creativa. Las dinámicas llevan a identificar diferencias, pero deben evitar el refuerzo de cualquier jerarquización, preconcepto o discriminación en el grupo. El proceso metodológico se realiza por la interacción de cuatro principios básicos:

El querer de los educadores – El educador es un polo del diálogo - con su querer, sueños, opciones, límites y la acumulación de conocimiento de la práctica social que carga (teoría). En general, es él el que toma la iniciativa del proceso. No es el guía genial que hace la cabeza, presente en el discurso autoritario y vanguardista, ni es el accesorio. Su tarea específica es educar, asesorar (facilitar el acceso a), ayudar a sistematizar. Entender los conceptos del depósito acumulado de la práctica social es condición para desmontarlos y recrearlos. Es verdad que la realidad influencia nuestra mirada. Pero, también contemplamos el mundo a partir de lo que creemos.

La necesidad de los trabajadores – El educando es el otro polo con sus necesidades, ansiedades, fantasías, límites, saberes, orígenes, valores, experiencias, ritmos ... No es sólo víctima es, sobre todo potencial (con el don de ser capaz e de ser feliz). No es depósito, cliente, objeto de manipulación; ni el sabelotodo del discurso basista -el pueblo sabe lo que quiere, pero, a veces quiere lo que no sabe.. En general, sus demandas aparecen como reivindicación dictada por las experiencias particulares.

El contexto donde se da el proceso – La formación se produce con personas situadas, ubicadas, en una trama de relaciones económicas, históricas, culturales, religiosas, interpersonales, políticas y sociales. El diálogo educativo se realiza en este contexto estructural y coyuntural conflictivo que facilita o coloca obstáculos. La voluntad juega un gran papel pero, si no se toman en cuenta las condiciones objetivas, no se puede actuar en la hora justa. Pero, sólo actuar dentro de lo posible, siempre pidiendo licencia y sin osadía no produce ruptura, ni cambios.

La postura y la práctica del intercambio – es la relación dialéctica entre aquellos que tienen la misma causa. Las partes envueltas son protagonistas, aún ejerciendo papeles específicos de parturienta y/o partera, sin utilitarismo entre sí. En verdad, es la intensa interacción y tensión de todos con todos, influenciándose entre sí: educadores, educandos y contexto que con osadía buscan superar el voluntarismo, el posibilismo y el basismo.

Eficiencia y eficacia
* Tomar conocimiento no significa tomar posición (conciencia) en la lucha de clases. Por esto, y siempre aliado a la capacidad de hacer propuestas justas (adecuadas a cada momento), el conocimiento científico debe estar pegado a procesos concretos de la lucha social.

Una actividad formativa puede ser eficiente –bien realizada– y apenas generar la euforia de lo participativo, del acompañamiento, del diálogo. Puede revelar una postura tan autoritaria como la imposición propia de una visión mecanicista, cuando no basista.

La formación popular se vuelve útil -eficaz- cuando es aplicada a procesos de lucha junto a grupos que se disponen a contribuir en la transformación de la realidad. Algunos resultados de la experiencia educativa pueden revelar si son eficaces, además de eficientes:

* Cuando el proceso anima y apasiona, porque rescata elemento de la identidad y de la dignidad (autoestima) - las personas se vuelven protagonistas, capaces de andar con sus propios pies.

* Cuando moviliza porque rompe con la situación de adormecimiento, el fatalismo, y la sensación de impotencia generada por la dominación.

* Cuando aumenta el grado de conciencia – apropiación de los contenidos y del método.

* Cuando capacita, política y técnicamente a los militantes para el Trabajo de Base - actuación en la realidad a través de la experimentación directa y permanente.

* Cuando lleva a líderes, direcciones, educadores, a multiplicación creativa y osada – y se asumen como parte que se compromete con la masividad para alcanzar la realidad macro.

* Cuando canaliza las legítimas resistencias de emancipación para un Proyecto Alternativo Popular – poder, producción, valores, ética, cultura, sin el paradigma de la desigualdad entre superiores e inferiores. No hacia la inclusión capitalista, hasta porque esta lógica es insustentable y no hay lugar para los oprimidos.

Educación popular y escuela

Si la escuela hoy, en el campo y en la ciudad, en vez de servir a los intereses de los trabajadores, sirve al orden capitalista, no deja de ser una esquina de lucha por la dignidad humana y colectiva. Además de esto, esperar en la pura espera, es vivir un tiempo de espera vano. Si no significa la Educación Liberadora, sirve como espacio para trabajos educativos que ayudan a la conciencia crítica.. Para los que miran a la escuela como una forma de reconocimiento y ascenso social, ella puede, en la coyuntura actual, jugar un papel importante en la resistencia, recate de la identidad, que junto con comer, significa tener nombre, referencia, dignidad, profesión.

De la población y de los movimientos
* Se espera que continúen luchando por el acceso a la escuela de buena calidad, con currículum, calendario y lenguaje adaptados a su propio modo de vida, su economía, sus creencias, sus mitos y ritmos.

* Al mismo tiempo, que avancen en la experimentación de escuelas alternativas que incorporen los principios de la Educación Popular en todos los niveles, inclusive el de la Universidad Popular.

De los profesores y gobiernos que son educadores

* Que reconozcan y recojan el carácter educador de los procesos populares y su pedagogía.

* Que conozcan, acompañen y se solidaricen con los procesos de lucha popular y usen estos espacios como lugar de actividades extracurriculares.

* Que abran el espacio escolar a la presencia y actividades de los movimientos.

Amor por el pueblo

La pedagogía popular es un modo de hacer política donde las personas ponen su alma, una pasión cargada de indignación contra la injusticia y de ternura por el pueblo. Una vez apasionad@, el o la amante descubren un modo de agradar a la persona amada. El amor por el pueblo es pre-condición para ser educador popular. Esta, como todas as convicciones, es una puerta que se abre por dentro y se manifiesta como entrega gratuita y solidaria (distinta de piedad o martirio) para que las personas se desarrollen, como gente y como pueblo.

El pueblo carga muchas contradicciones y reproduce buena parte de la mentalidad dominante. Pero, además de ser más explotado, es un potencial inagotable de disposición y experiencias de convivencia solidaria. El educador hace de este pueblo el sentido y la razón de su existencia. Tal como un artista tiene que estar allá donde el pueblo vive, lucha, sufre, se alegra y celebra sus creencias.

El Educador Popular, aún bajo el riesgo de parecer ridículo, está guiado por grandes sentimientos de amor.. En la educación, no hay lugar para la mentalidad del funcionario, platea y principalmente, mercenario. Ser educador es correr riesgos para degustar la vida, por el saber (del latin sapere: saborear). Ven, vamos ahora, que esperar no es saber. ¿Vamos?

Un texto de Paulo Freire
"Si la educación sola no transforma la sociedad, sin ella tampoco la sociedad cambia. Si nuestraa opción es progresista, si estamos a favor de la vida y no de la muerte, de la equidad y no de la injusticia, del derecho y no de la arbitrariedad, de la convivencia con el diferente y no de su negación, no tenemos otro camino sino vivir plenamente nuestra opción. Encarnarla, disminuyendo así la distancia entre lo que hicimos y lo que hacemos. No respetando a los débiles, engañando a los incautos, ofendiendo a la vida, explotando a los otros, discriminando al indio, el negro, la mujer, no estaré ayudando a mis hijos a ser serios, justos, y amorosos de la vida y de los otros."


Ranulfo, Cepis, SP, Abril de 2002.
(*) Integrante del CEPIS - Centro de Educación Popular del Instituto Sedes Sapientiae de San Pablo, Brasil. Colaborador de la Cátedra Che Guevara.


Enviar noticia