Xarxa Feminista PV
Portada del sitio > GRUPOS > “De camino a casa quiero ser libre, no valiente”, exigen mujeres en marcha (...)

“De camino a casa quiero ser libre, no valiente”, exigen mujeres en marcha contra el feminicidio

Miércoles 20 de septiembre de 2017

Ciudad de México | Desinformémonos Gloria Muñoz Ramírez 19-09-2017

Una larga columna color violeta y negra recorrió la Ciudad de México exigiendo fin al feminicidio y justicia para la joven estudiante Mara Fernanda Castilla Miranda, asesinada en Puebla presuntamente por un taxista de Cabify, quien lejos de dejarla en su domicilio la raptó y se la llevó a un hotel, donde la violó y la asesinó, para después arrojarla a un baldío envuelta en una sábana.

Miles de personas, en su mayoría mujeres –y también miles de hombres- gritaron su indignación desde el zócalo capitalino hasta la Procuraduría General de la República (PGR). Las consignas expresaron hartazgo, coraje y rabia. No hay lugar para la mesura en un país en el que son asesinadas siete mujeres al día, con una impunidad del 99 por ciento. “Nos matan porque pueden, porque no pasa nada”, decía una de las miles de cartulinas al frente de la manifestación.

Los hashtag #JusticiaParaMara y #NoFueTuCulpa convocaron en las redes sociales, unidas al #NosEstánMatando y #VivasNosQueremos”. Es Mara Fernanda hoy el símbolo de la lucha, la agresión flagrante contra una mujer por el hecho de ser mujer.

El presunto asesino tiene nombre y apellido: Ricardo Alexis Díaz. Exigir que el asesinato no quede impune y que se le tipifique como feminicidio es una de las demandas de una marcha enlutada.

Amas de casa, artistas, académicas, estudiantes, periodistas, trabajadoras, mamás cargando a sus hijas o empujando las carreolas, recorrieron avenida Reforma en la Ciudad de México, al igual que las principales calles de Puebla, Chihuahua, Yucatán, Oaxaca, Guanajuato, Chiapas y Veracruz, de donde es originaria Mara Fernanda, cuyos padres encabezaron la marcha tan solo unas horas después del sepelio.

Karen Castilla, su hermana mayor, quien fue la primera en denunciar su desaparición, fue contundente: ‘‘es un feminicidio; mi familia y yo estamos desechos. Queremos justicia para ella y para todas las personas desaparecidas. ¡No queremos más pésames, no queremos ni una más!’’.

‘‘Ojalá que con la partida de mi hija Mara se pueda dar un gran paso para que esta situación termine. Que Mara sea la última’’, manifestó la dolida madre al final de la multitudinaria marcha en Jalapa

Mara es el 83 feminicidio ocurrido en Puebla tan solo en lo que va del año. Pero no es número ni una estadística, sino una realidad que debe dejar de existir. “La llama que prendió su vil asesinato no debe apagarse hasta que haya justicia para ella y para todas, hasta que se reconozca en México que no son asesinatos sino prácticas feminicidas y se castigue a los culpables. Que sepan todos que no pueden atacarnos ni matarnos”, expresa la académica Cecilia Flores durante la marcha.

“No quiero ser valiente, quiero ser libre”, fue otra de las consignas de la manifestación dominical que incomodó el Quinto Informe de Gobierno del jefe de gobierno capitalino Miguel Ángel Mancera, quien tampoco ha hecho nada por detener la ola de violencia contra las mujeres en la cuarta ciudad más grande del planeta.

La cadena humana que se planta frente a la PGR con mujeres desnudas en señal de rebeldía y libertad, también está compuesta por familias enteras. Muchas niñas vestidas color violeta levanta pancartas con demandas específicas: “Quiero que mamá regrese viva a casa”. “Quiero crecer libre”. “No quiero que me maten”.

Ni una más. Ni una menos. Y que Mara sea la última, como lo exige su madre y toda la sociedad mexicana.

Fotografía: Clayton Con

Comentar esta breve

SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0