PERIODICO ANARQUISTA
Nº 158
          SEPTIEMBRE 2001

 

SECCIONES

  

Portada

 

Nuestro periódico

 

Tablón

 

Números
anteriores

 

Suscripciones

 

Conctacta con nosotros

 

Sitios de interes

 

Documentos
de la I.F.A.

 

 

 

 



[NUESTRO PERIODICO] - [TABLON] - [Nos. ANTERIORES] - [SUSCRIPCIONES] - [CONTACTA] - [SITIOS INTERES] - [DOCUMENTOS IFA]
Portada

Globalización y
antiglobalización

El verano ha sido socialmente caliente y se prevé que ese calor se prolongue al otoño. Los partidarios de la globalización y los de la no globalización llevan mucho tiempo firmes en sus posturas y no están dispuestos a claudicar. Mientras que los poderosos no se cansan de afirmar que la apertura de un mercado único redundará positivamente en el desarrollo de la economía mundial, quienes sufren esa liberalización sostienen que aumentarán las diferencias que ya existen entre los países de los mal llamados primero y tercer mundo. Para dar la razón a estos últimos, después de tres años de globalización, solo 18 países están en condiciones de reducir su pobreza a la mitad en los próximos veinte años.
"Lo que es bueno para los ricos, nunca puede ser bueno para los pobres por mucho que se empeñen el cura y el alcalde" decía un viejo de mi pueblo, y los viejos de los pueblos no suelen equivocarse. Si los ocho países mas poderosos del planeta elogian la globalización, seguro que los países mas míseros se verán seriamente perjudicados.
La globalización es un sistema económico perverso que pretende, no que todos/as dependamos de todos/as en la misma medida, como nos quieren hacer creer, sino que todos/as dependamos de las grandes multinacionales, que son quienes en realidad mueven los hilos de esas marionetas denominadas jefes de Estado. No obstante, hay un aspecto en el que coincidimos con quienes pretenden identificar globalización con universalidad, es la eliminación de las fronteras que impone la ética más elemental. La política del G-8 rompe con cualquier atisbo de justicia para dejar paso a la ley del Far-West, no importa quien tiene la razón, sino quien tiene las pistolas. Si se condona parte de la deuda externa de los países más pobres, naturalmente de manera selectiva, no es por generosidad, sino porque de no hacerlo así no podrán alimentarse y seguir siendo explotados en beneficio de los poderosos. Eso sí, no hay que darles demasiado para que no puedan alcanzar un grado aceptable de bienestar. A esos pueblos, la globalización pretende mantenerlos en la ignorancia, la eterna agonía, la aniquilación parcial que les hace permanecer siempre al límite. Una buena forma de ayuda es propiciar conflictos bélicos entre sus habitantes para obligarles a comprar las armas que se fabrican en los países desarrollados o enviarles los alimentos que se desechan por exceso de pesticidas o defectos en su producción.
Y, cuando no convencen los argumentos del FMI y el Banco Mundial, cuando la globalización encuentra el rechazo como respuesta, siempre queda el lenguaje de las balas. En Génova se intentó matar la libertad y se consiguieron dos cadáveres.
Sabemos por la prensa burguesa que uno llegó a la tumba envuelto en el silencio y en una bandera del equipo de fútbol Roma; del otro, que pertenecía a una chica de poco más de veinte años, no se ha dicho nada porque no había una cámara de TV cerca para grabar su agonía.
Los antecedentes estuvieron en Praga, después en Gotemburgo, donde otro joven fue muerto a causa de un tiro por la espalda que le disparó un "civilizado policía sueco" y la continuación la tendremos muy pronto en España si el FMI decide llevar a cabo las reuniones previstas en Madrid, Barcelona y Sevilla.
Los ocho países mas poderosos de la Tierra imponen sus criterios con la fuerza represora pagada con los impuestos que recaudan de los reprimidos. Extraña paradoja. Todo es extraño y sorprendente en esta guerra no declarada. La globalización ha sido capaz de unificar la lucha de anarquistas, comunistas, cristianos... y otros muchos movimientos que sólo tienen en común su oposición al G-8 y al FMI.
La paz no es, como la define el diccionario de la lengua española, la ausencia de guerra. La paz es la armonía entre las necesidades y los recursos; es la práctica de la justicia y la igualdad en una sociedad sin estructuras opresoras. Por eso, la lucha entre los partidarios de la globalización y quienes se oponen a ella, podemos considerarla una guerra, aunque sea entre dos facciones muy desiguales. De una parte está la policía bien pertrechada, los dueños del dinero, los esclavistas que necesitan explotar a sus semejantes para enriquecerse hasta el infinito; de otra se encuentran los pobres que necesitan dejarse explotar para poder subsistir, los idealistas que sueñan con un mundo más justo, más libre y más humano, los jóvenes que no cuentan con más armas que piedras y palos ni con más protección que los cuerpos de sus compañeros/as.
La prensa burguesa ha dibujado en sus crónicas un panorama chato y parcial de los graves sucesos que están teniendo lugar. El movimiento antiglobalización no es, como hemos podido leer y escuchar en algunos medios de información, una película de buenos con las manos pintadas de blanco y de malos con pasamontañas apedreando a los defensores de la ley. El movimiento antiglobalización es una mancha de aceite que se mueve con la marea y amenaza con llegar a la playa donde toman el sol los poderosos. La prensa burguesa ha dicho que acudieron a Génova cuatro mil anarquistas violentos (tienen que aprovechar la más pequeña oportunidad que se les brinda para que se identifique violencia y anarquía) pero ha callado que no se trataba de gamberros parapetados tras improvisadas barricadas, sino de gente organizada capaz de romper las más estrictas medidas de seguridad para patentizar su protesta; por eso se les dispara, por eso se les intenta humillar y se les obliga a gritar en las comisarías consignas fascistas. Allí estuvieron filósofos, albañiles, profesores, electricistas, médicos, informáticos... que fueron apaleados, insultados y humillados sin darles oportunidad de defenderse.
Los sucesos de Génova obligaron al G-8 a replantearse su estrategia. Berlusconi, anfitrión de la cumbre en Italia, propuso un replanteamiento del foro para cambiar la imagen represiva que está adquiriendo el grupo de los más ricos. No es un gran paso, pero para comenzar a caminar es necesario poner un pie delante de otro.
Un temor nos hace cuestionar el futuro del movimiento antiglobalización a pesar de su fuerza y su actual buena organización ¿Qué ocurrirá cuando los grupos que hoy forman el movimiento antiglobalización se miren entre sí y comprendan que lo único que tienen en común es el enemigo? Solo la historia podrá darnos una respuesta.

Mª Ángeles García-Maroto Subir


¡Clonados, no. Graciñas!

El anarquismo ni tiene líderes ni los queremos. Verdad es que hay quien siente "demasiada" atracción por algunos personajes clásicos, pero eso no es razón para caer en ninguna estima desmesurada o pequeña veneración. Lo que fue, fue y pasó… Que tenemos grandes teóricos y activistas, y mujeres y hombres dieron todo por la idea antiautoritaria… ¡Pues claro! De ellas y de ellos debemos aprender y entre el legado histórico y el presente juntar y fortalecer más nuestra idea…
La autogestión de nuestras propias vidas y la revolución personal deben ir antepuestas a las otras, que serían la exterior y la colectiva. Cuando todos y todas cambiemos los contagios burgueses de esta injusta sociedad en la que nacimos y vivimos (morimos) y nos anarquicemos más y poco a poco, entonces no tendremos quién nos pare ni chocaremos contra ese vacío que está ahí y nos impide avanzar.
La revolución empieza por uno y por una misma: por ti. Luego se colectiviza… La palabra y el hecho deben ir unidos, como Bakunin repite siempre en sus mensajes.
Aquí entonces es imprescindible la coherencia. Nuestra coherencia no es ni más ni menos que la igualdad entre lo que se dice y lo que se hace. Entra también aquí la conocida propaganda por el hecho, que es la máxima coherencia entre nuestra teoría, nuestra práctica y la propagación de la misma. Anotamos, por si alguien "protesta", que la propaganda por el hecho no tiene por qué ser violenta (como gustó el Estado y sus fuerzas de decir y muchos y muchas de apoyar), aunque en momentos excepcionales y como autodefensa se puede y debe aceptar…
Mucho más podría decir… Pero esta introducción me sirve para pasar a otras "cosillas" y explicar así el título de este comentario.
Se suele decir por muchas bocas y muchas voces vuelan por los aires llevando mensajes como:
- En otras ideas hay líderes o jefecillos, pero en la nuestra… ¡Aquí no! (aquí somos puros y perfectos…?)
- En otras filosofías, teorías, formas… hay y se cometen incoherencias… ¡Aquí no! ¡Vaya! Etc., etc.
Yo me río. Miro. Observo y camino. Pero no me como la rebeldía y mi lengua tampoco se va a callar. Siempre he pensado y dicho que la autocrítica es fundamental y más en el anarquismo: después viene la otra. Más allá de la anarquía ¿qué habrá? … ¡Fácil! Más anarquía. Evidentemente, cada día nos vamos formando más y así la solidez de nuestros principios, medios y finalidad se fortalece, pero esa gimnasia y ejercicio no se pueden dejar con telarañas.
Esto lo digo y anoto por reconocerlo e intentar practicarlo, que ya es algo. También por no hacer mucho caso a ciertos y ciertas listillos y listillas, que, teniéndose por "muy anarquistas", no hacen más que ir tropezando en sus irracionalidades e incoherencias, que poco a poco van desapareciendo de la "escena rebeldilla" y…
También hay los y las anarquistas de un verano o ahora, por la vecindad con este vestigio que es la globalización, pues los y las "anti", que dentro de cuatro o cinco meses no sé dónde estarán, pero estas gentes suelen ser más "coherentes", ya que tampoco -supuestamente- lo tienen claro. Me remito a los y las primeras: son detestables (quizás no su persona, pero sí sus actitudes) y grotescos. Lo malo es que, como se dice vulgarmente, ¡todo se pega, y lo malo más! Añadir que la gran mayoría no sabe lo que es agachar la espalda ni tienen contracturas en ella por palizas de los uniformados, que sirviendo al poder de turno…
Puede clonarse, ya que en esta espantable época internetizada, todo se puede globalizar.
Para terminar, que no terminarán mis críticas y opiniones, quiero recordar como anarquista (en todo lo posible), que asco me da ver a personas clonadas en el lenguaje, actitudes y poses.
No digamos las contestaciones, intervenciones o respuestas: idénticas. Pero, amables lectoras y lectores, no me refiero solamente a la gran sociedad sumisa y mayoritaria: no. Aquí, dentro de las ideas libertarias también campean, y se dejan notar. Tienen sus líderes y "crean" sus adeptos. Por lo tanto: piensa, rebélate y empecemos nuestra revolución, para luego, entre todas y todos, emprender la social.
Ni Dios. Ni amo. Ni tribunos. Y menos: ni gurús.
Sobráis entre los y las anarquistas. ¡Graciñas!

Obdulio subir


El Papa que vino del frío

Todo el mundo sabe el poder que la Iglesia vaticana ha ejercido y ejerce sobre buena parte del mundo. Siglos hubo en los que la Iglesia ejercía todo el poder del Estado; incluso durante los primeros treinta años del siglo que acaba de fenecer, eran muchos los pueblos cuyo poder político era ejercido por hombres de la Iglesia o interpuesto por ella. Cuando en Yalta "los tres grandes", ante la agonía en que se debatía Alemania y su nazismo, convienen en repartirse el mundo en zonas de influencia, uno de ellos, según nos cuenta Churchill en sus memorias, antes de estampar su firma, sugiere consultar con el Papa. Stalin, suspicaz y algo cínico, preguntó: ¿Cuántas divisiones tiene el Papa? Todos sabían que el Papa no tenía divisiones, pero sí sabían que la mayoría de los banqueros ponen más atención a la opinión del Papa que a los boletines de la bolsa.
Las andanzas del papa Juan Pablo II han sido bien difundidas por todos los medios informativos, y sabemos ha sido el Papa más viajero que ha tenido el Vaticano. Este viajar ha tenido de todo, pero ha sido calificado de "pastoral" y "evangélico". Sus relaciones con aquel actor que llegó a ser presidente de Estados Unidos y con la señora Thatcher, que era más dura que lo fuera Churchill, fueron la causa principal de que apareciese en su tierra polaca aquel sindicato "Solidaridad" que fue el que produjo el resquebrajamiento de las estructuras políticas dominantes en aquellos países de la Europa oriental, que algo más tarde haría desmoronarse aquel triste Muro de Berlín ante el asombro de todos los ojos del mundo.
No es la primera vez que el Papa asombra al mundo. Ya en 1992 rehabilitó a Galileo Galilei, que dejó de ser un hereje porque la Comisión para el Estudio de la Controversia Ptolemaica Copernicana emitió un dictamen sobre ese "doloroso malentendido" -así dice el Vaticano- liberándolo de la pena que le había sido impuesta. Hay que lamentar que esta liberación llegó 357 años tarde, además de los daños causados a cientos de miles de personas. Algo después, Juan Pablo II levanta el veto que pesaba sobre el darwinismo y lamenta los errores que llevaron a la prohibición del conocimiento sobre el evolucionismo que Darwin expone en su obra El origen de las especies. Hace tres o cuatro años, en París, ante una muchedumbre de jóvenes convocados para ello, por veinticinco veces llegó a pedir perdón por lo sucedido en aquella noche de San Bartolomé, el 24 de agosto de 1572, en la que la barbarie desatada asesinó a más de tres mil hugonotes, ¡familias enteras!, ancianos, niños, adultos, mujeres, hombres… Y el Papa pedía perdón una y otra vez "por el olvido que hacen los católicos de la palabra de Jesús".
Viene al hilo recordar que el cardenal Tarancón en cierto momento, cuando la Iglesia española entendió que el franquismo había cumplido su ciclo y había que situarse para el futuro, expresó "que la Iglesia sentía mucho dolor porque no siempre había cumplido su apostolado, apareciendo junto a unos y enfrentándose a otros". La frase, fácil de entender, aceptaba que contra los principios de la Iglesia y del cristianismo, ella había apoyado a unos y se había enfrentado y luchado contra otros. No pasaron muchos días, cuando el almirante Carrero Blanco declaraba: "El gobierno ha pagado muchos millones de pesetas a la Iglesia para facilitarle su misión de apostolado…"
Toda la Iglesia católica pide perdón. Así, leímos en su momento: "La Iglesia católica de Argentina pidió perdón por la implicación de algunos de sus miembros en la represión y la violencia que ensangrentaron al país durante la dictadura militar de 1976-1980. Imploramos perdón a Dios por los crímenes cometidos entonces". Si la Iglesia católica ha de pedir perdón por cada equivocación con arreglo a los fundamentos del cristianismo, deberá pedir perdón por muchos millones de veces.
En su último viaje, hace poco, en Grecia, el Papa volvió a pedir perdón a sus hermanos ortodoxos, porque los acuerdos del Concilio de Nicea en 325 d.C. fueron violados cuatrocientos años más tarde por razones de poder político que la Iglesia de Oriente no entendía.
Hace ahora dos años, los días 21 y 28 de julio y 4 y 18 de agosto, el Papa ha dado cuatro conferencias en las cuales ha negado la existencia del Cielo, el Infierno, el Purgatorio y Satanás. No cabe duda de que estas negaciones llevan en sí algo trascendente, pues cualquiera, católico o no, se preguntará: ¿Por qué venir a negar lo que ha costado ríos de sangre hacer creer al mundo e imponérselo? Juan Pablo II dice: "Al final de la existencia terrena, quienes han acogido a Dios en sus vidas, gozarán de la plena comunión con Él en el cielo. El cielo no es una abstracción ni un lugar físico entre las nubes". Ya lo había dicho Bécquer, porque los poetas están por encima de las nubes: "Ese cielo azul que ves, ni es cielo ni es azul". Y el teólogo Hans Küng dijo allá por 1975: "El cielo de la fe no es el cielo de los astronautas. No es un lugar, sino una forma de ser".
Para no retractarse de lo dicho y afirmado como el mundo hecho por Dios, la Iglesia condena a Galileo, niega y condena el darwinismo y prohibe el conocimiento de la evolución, todo ello hoy reconocido, niega la existencia del cielo… ¿Cuántos pasos hay de todo esto hasta llegar a la negación de Dios? Creo que ninguno, la evolución niega todo cuanto dice la Biblia en el Génesis sobre la creación, y si Dios era concebido como el creador y hoy vemos que la Creación ha sido un hecho natural sin intervención de ninguna mano o fuerza mental, que todo ha sido un proceso de desarrollo de la naturaleza aún no terminado, aquellos que han creído en la religión católica y su Iglesia verán que todo ello es un mito creado por el hombre para ejercer ese sacerdocio como poder dominante y gozar de los privilegios que todo poder otorga.

A. Serrano Subir


Breve introducción al anarquismo

La Enciclopedia Quillet, en una de sus ediciones, define así al anarquismo: Sistema político y filosófico, basado en el ideal de una sociedad sin gobierno.
La palabra anarquía deriva del griego AN -no- y ARKIA -gobierno. Sin embargo, de una manera deliberada, se ha generalizado otra acepción del vocablo. Anarquía es hoy sinónimo de desorden, de caos. Anárquico es interpretado como algo desordenado, caótico.
El anarquismo jamás es definido como ideal de una sociedad sin gobierno, sino como un movimiento compuesto por individuos violentos, propensos a utilizar, en todo momento, del terror, de la intimidación para imponerse en la sociedad y para entablar la lucha con sus adversarios; El anarquismo ha sido difamado, deformado y calumniado con igual unanimidad por conservadores y por "comunistas".
No obstante, nadie puede negar las bases científicas y filosóficas del anarquismo. Sus teóricos más eminentes han sido hombres de ciencia como el príncipe Pedro Kropotkin, el geógrafo Eliseo Reclus, el economista Domela Nievenuis, el pensador Rudolf Rocker, el historiador Max Nettlau.
El estudio de las sociedades primitivas y de la evolución de la especie, llevó a Kropotkin y a Reclus a la conclusión de los efectos nocivos del Estado, que en lugar de ejercer función de árbitro y regulador de las relaciones sociales, se convirtió universalmente y a lo largo de sus múltiples transformaciones, en defensor de los intereses creados por los que lo detentaban y por los que habían confiscado los bienes de la colectividad en beneficio propio. Es decir, lo que lanzaran como grandes líneas políticas y filosóficas Proudhon y Bakunin, lo iluminaron con la luz de sus estudios y de su experiencia científica los hombres que continuaron y ampliaron su obra.
El anarquismo es, pues, una doctrina social basada en la libertad del hombre, en el pacto o libre acuerdo de éste con sus semejantes y en la organización de una sociedad en la que no deben existir clases ni intereses privados, ni leyes coercitivas de ninguna especie. El hombre, movido por sus dos instintos paralelos, el egoísmo y el altruismo, que con él nacen y en él viven, sin imposiciones ni educaciones destinadas a dominarlo y a malearlo, sabrá, por egoísmo, ponerse de acuerdo con los demás hombres, para facilitar su trabajo, su defensa y el medio en que debe desenvolverse, y, por altruismo, sabrá aportar su apoyo solidario a los más débiles y desvalidos.
Sin caer en el infantilismo roussoniano, el anarquismo ha creído en el hombre y ha considerado que si se producían anormalidades fisiológicas, determinadas por la herencia o por malformaciones congénitas, la ciencia, la medicina estaban ahí para curarlo, para remediarlas.
Un pensador anarquista uruguayo, Rafael Barret, definió con estas palabras profundas la posición de los anarquistas en este sentido: La maldad es cosa de enfermos. Un hombre normalmente constituido, en posesión de todas sus facultades, sano, libre, con todos los medios a su alcance para vivir feliz, no será malo y buscará la sociedad de sus semejantes, ya que el hombre, como especie, es sociable, necesita la compañía de los demás hombres para desarrollarse y vivir armoniosamente.
Para el anarquismo, sin embargo, la sociedad no puede ser y no debe ser sinónimo de esclavitud, de uniformidad ni de promiscuidad. Los derechos del individuo a la soledad, si así lo desea, al trabajo solitario, si sus inclinaciones a ello le llevan, son siempre reconocidos. La base del anarquismo es el hombre, sus derechos inalienables, el pacto libre con los demás hombres y la organización de una sociedad donde esos derechos estén garantizados por el conjunto armonioso de todos los hombres reunidos.
Pi y Margall, que, sin ser específicamente anarquista, tantas ideas libertarias expresara en su obra, definió muy bien los límites únicos que tiene el ejercicio de la libertad individual, tal como la conciben los anarquistas: "La libertad de uno termina donde empieza la libertad de otro"

Mescalito Subir


Muerte en las calles de Génova

El pasado 21 de julio, en Génova, Carlo Giuliani, militante del movimiento contra la globalización, caía abatido por dos disparos que le propició un miembro del cuerpo de carabineros italiano. Desde ese momento, todo tipo de opiniones se han oído y escuchado. Los anarquistas queremos poner la nuestra. Algunos justificaban la acción del policía, otros la censuraban, pero también el carácter violento del movimiento antiglobalización. Ambas opiniones están muy lejos de lo que es la realidad y de lo que significa la muerte de Carlo a manos de los sicarios del capital. El terrorismo de Estado vaga a sus anchas e Italia es escuela en este sentido. Todavía los anarquistas tenemos presente la muerte de nuestro compañero Giuseppe Pinelli, arrojado por la ventana de una comisaría donde estaba detenido por su participación en un atentado terrorista. Después se descubrió que el atentado fue obra de los grupos de extrema derecha italiana en franca colaboración con el Estado y sus cuerpos de seguridad. Igualmente y mucho más reciente en el tiempo, en las movilizaciones antiglobalización de Barcelona (cumbre que se suspendió), policías infiltrados en la manifestación provocaron los disturbios para así tener excusas de su carga policial.
Ejemplos como estos abundan y todavía hay quien considera otras cosas. No demos lugar al engaño: la muerte de Carlos estaba preparada por el Estado porque el movimiento antiglobalización, donde los anarquistas participan de manera decisiva, les molesta, pues son cada día más los que ven la negatividad y nocividad de la globalización económica. La lucha que había emprendido Carlo les molestaba y ese día le tocó a él casualmente, pero otro día puede ser cualquiera de nosotros. El gobierno italiano da evasivas y justifica la acción criminal y terrorista de la policía. Pero que no le sorprenda a nadie, pues es lo único que nos podemos esperar de un gobierno liderado por un mafioso como Berlusconi y apoyado por los fascistas de la Liga Norte.
Todo esto avanza cada día más y tendremos que plantarles cara. El movimiento antiglobalización no es un movimiento violento, sino un movimiento de lucha y resistencia frente al sistema capitalista, y esto a pesar de que los medios de comunicación intentan hacer ver otra cosa.
Para terminar, una frase de una publicación italiana, donde unos obreros están en huelga y uno es abatido por un policía italiano en la protesta. Ya moribundo en el suelo, dice a un amigo: "No es justo: nos matan por tres céntimos". Eso mismo le ha pasado a Carlo. Ha muerto por pedir pan para todo el mundo, pero esta batalla la venceremos.

Grupo Nestor Majno Subir


Estados Unidos y las sectas:
una pasión desatada

El gobierno francés trata, por medio de una nueva ley, de reforzar la prevención y represión ante los grupos de carácter sectario. Esto se ha conseguido, sobre todo, mediante la creación de un delito específico de "manipulación mental". Pero las religiones oficiales se han opuesto, lo que supone por su parte una declaración de envergadura. En efecto, las religiones se ven afectadas por un texto que condena el hecho de que se pueda manipular mentalmente a una persona. Las religiones consideran bueno seguir sorbiendo el seso a los fieles desde su más tierna infancia. En cuanto a las sectas, denuncian la "nueva inquisición", de la que ellas también serían víctimas. Como consecuencia de ello, el delito en cuestión ha sido suprimido de golpe y sustituido por un artículo que reprime "el abuso fraudulento del estado de ignorancia o de la situación de debilidad de una persona". La ley prevé así la posibilidad de disolver judicialmente las sectas si son objeto de numerosas condenas por motivos tales como torturas, violaciones, ejercicio ilegal de la medicina, etc. En Estados Unidos, el subsecretario de Estado de los derechos humanos, Michael Parmly, se dice "preocupado" respecto a esta ley, que negaría la libertad religiosa.

Las comisiones, a los pies de las sectas
Si hay un tema en el que los Estados Unidos se preocupen realmente de la libertad, es el religioso. Ya en 1997, cuando Alemania tomaba medidas contra la Iglesia de la Cienciología, Washington denunciaba oficialmente esa falta de tolerancia ante las "religiones minoritarias". Digamos, de paso, que el noventa por ciento de las sectas son de origen norteamericano y han instalado sus reales al otro lado del Atlántico. En 1990, se creó el B.D.H.R.L. (Bureau of Democracy Human Rights and Labor - Departamento de Democracia en Derechos Humanos y Trabajo). Su objetivo es evaluar el estado de las libertades y el nivel de democracia del conjunto de las naciones de todo el mundo. Dirige informes al gobierno y también al Congreso y Senado americanos. En realidad, el B.D.H.R.L. se ocupa sobre todo de la cuestión de la libertad religiosa por medio de la libertad de creencias. Así, en 1997 condena en su informe la actitud de Alemania ante la Iglesia de la Cienciología. En 1998, el Congreso americano aprueba una nueva ley sobre la libertad religiosa en el mundo, creándose un nuevo departamento en el seno del B.D.H.R.L.: el Departamento para la Libertad Religiosa Internacional. A su cabeza hay un embajador plenipotenciario, al que se añaden cinco funcionarios del secretariado de Estado. La comisión dispone de un agente en todas las embajadas americanas. El primer embajador de esta comisión, Robert A. Seiple, un antiguo marine, dice respetar: "los derechos de la persona, que son universales por ser una ofrenda de Dios". Todo un programa… Al parecer, su fe le ha mantenido durante todas las pruebas de su vida, especialmente durante la guerra de Vietnam, en la que los derechos humanos debieron de ser muy respetados… Durante once años, este hombre ha estado a la cabeza de la conservadora World Vision Inc., la organización evangélica más importante del mundo. Ésta subvenciona miles de proyectos en todo el mundo, y cuenta con millones de afiliados. God and business. No es necesario decir que esas comisiones no son imparciales y que, en nombre de la libertad religiosa, no sólo defienden las sectas sino también su mercado económico. En 1998 salió el primer informe de A. Seiple: el informe del gobierno francés sobre las sectas se consideraba una persecución ciega, los diputados fueron acusados de practicar la segregación religiosa al haber creado una lista de asociaciones inocentes, perseguidas no por sus actividades ilegales sino por su fe. El 23 de marzo de 1999, en Viena, con el patrocinio de la O.C.D.E., la Oficina para las Instituciones Democráticas y los Derechos del Hombre (O.D.H.I.R., organización americana gubernamental que se ocupa exclusivamente de la libertad religiosa, asombroso ¿no?) organizó un seminario. En este seminario, la O.D.H.I.R. atacó con violencia la política francesa: Francia vuelve a Vichy, el primer ministro está intoxicado por los movimientos antirreligiosos, los creyentes son arrojados a la vindicta pública, otros pierden su trabajo, los niños son separados de sus padres… Tras los intercambios diplomáticos entre Europa y Estados Unidos, en lo relativo a esta cuestión se ha producido una ruptura.

Los amigos de mis amigos son amigos míos
Los parlamentarios americanos han creado la comisión "para la libertad religiosa", vinculada al departamento de Estado. Cuando se pregunta a su presidente, Steve T. McFarland, si ha leído el informe de la Asamblea Nacional francesa sobre las sectas, ¡responde que no! No hay necesidad, porque según él las informaciones ofrecidas por las O.N.G., que se quejan de la intolerancia del gobierno francés, le parecen lo suficientemente fiables. Finalmente, cuando se le presentan copias de un télex de la embajada americana de Madrid demostrando que el B.D.H.R.L. ha intervenido para retrasar una instrucción de un juez español contra la Cienciología, el funcionario prefiere no hacer ningún comentario. Los miembros de los servicios de información que informan a las comisiones americanas, son, por su propia esencia, imposibles de identificar.
No obstante, hay varios ejemplos que dejan clara la realidad. Así, la embajada americana de París recomienda desde su página de Internet a un abogado, el señor Gaetjens, miembro notorio de la Cienciología. Por otra parte, durante un coloquio en la Asamblea Nacional sobre el problema de la manipulación mental, el pasado febrero, la embajada americana, aunque no estuviera invitada, se apresuró a enviar a dos de sus miembros, acompañados de un cargo francés de la Cienciología. En cuanto a los testimonios recogidos por estas comisiones, ha habido sin duda manipulación; así, durante el Coloquio de Viena de 1999, uno de los encargados de hacer el debate por cuenta de la H.O.H.I.R. era el sociólogo Massimo Introvigne, creador del Centro de Estudio y Documentación sobre las Nuevas Religiones (C.E.S.N.U.R.), de obediencia católica integrista, muy vinculado a la secta católica neofascista (muy apreciada por el Papa) "Trabajo, Familia, Propiedad". Es también colaborador asiduo de las publicaciones de Cienciología. También invitado a Viena, y después a Washington, el abogado francés Alain Garay es defensor de los Testigos de Jehová; es también un habitual en las publicaciones de la Cienciología. Otro participante en Viena, Willy Fautré, es el presidente de la asociación belga Derecho del Hombre sin Fronteras y durante mucho tiempo corresponsal del News Network International, un importante grupo editorial americano protestante, antiabortista y ferozmente anticomunista. Por último, los Estados Unidos han encontrado un "testigo" impresionante de las violaciones de la libertad religiosa llevadas a cabo por Francia en la persona de Louis Démo, miembro del Instituto Teológico de Nîmes. Este instituto participa de la obediencia evangélica de la Greater Grace, instalada en Estados Unidos. Dispone de más de 3.000 misiones en América Latina y varios cientos en Africa, así como en Europa del Este. La Greater Grace sirve de lugar de reposo a la Cienciología en los movimientos protestantes. La Cienciología y la Greater Grace han logrado, mediante juicios, hacer fracasar a la principal organización de ayuda a las víctimas de las sectas, fundada en 1970, la Cuit Awareness Network… Añadamos también que, desde que la Cienciología ha sido reconocida como una religión en Estados Unidos, ha podido ahorrar millones de dólares, porque está exenta de impuestos. Eso le proporciona más medios para lograr sus fines.

Una internacional de la fe con camisa parda
Ya se ve: en nombre de la libertad religiosa, los enemigos de la libertad se unen (sectas, protestantes, católicos), olvidando sus diferencias teológicas para asentar eficazmente y de manera autoritaria su poder sobre el conjunto de la sociedad. Se trata sin duda de una cruzada, cuyos cruzados han salido todos de la derecha dura religiosa, de los integristas, los homófobos y sexistas. Tienen su programa. En nombre de la libertad religiosa hay que destruir la libertad de pensamiento. En nombre del liberalismo religioso y económico hay que oponerse a todas las ideas "subversivas" de igualdad económica y social. Prueba inequívoca de que, bajo la máscara de la libertad religiosa, estos moralistas hacen política. Tienen un proyecto de sociedad que no tiene nada que ver con el más allá ni con las creencias. Así, no puede asombrarnos ver que los Estados Unidos son los que más apoyan a estos personajes. En efecto, el Estado americano habla sin parar de la libertad religiosa o comunitaria, pero nunca de la autonomía de los individuos. Este Estado nos habla de liberalismo económico y no de igualdad económica y social. Las religiones y las sectas prosperan del mismo modo que el sistema de explotación del hombre por el hombre. Sólo una sociedad libertaria e igualitaria podrá derribar esas dos causas, el trono y el altar, de la miseria del hombre. Los gurús y los curas se aprovechan siempre del malestar (soledad, dudas sobre el porvenir, miseria económica, social o cultural) que sufre una gran parte de la población. Si para ellos el mundo debe seguir siendo un valle de lágrimas y las personas deben someterse, está claro que tendrán siempre unos adversarios encarnizados: los anarquistas.

Régis Boussières
(Le monde libertaire) Subir


Inmigración: crónica de una lucha

La aplicación del Reglamento de la Ley de Extranjería, que entró en vigor el pasado 1 de agosto, ha supuesto el definitivo empujón para que esta ley racista se instale y empiece a aplicarse contra uno de los sectores más desprotegidos y oprimidos de la sociedad española: los trabajadores inmigrantes. A partir de esta fecha, el inmigrante que no esté "regularizado" podrá ser deportado inmediatamente a su país de origen (¡cómo les gusta a las autoridades esto de aplicar contundentemente las leyes a los pobres!).
A mitad de camino entre los regularizados y los no regularizados se encuentran, desde el 1 de agosto y hasta que los políticos de turno lo consideren, un colectivo de trabajadores inmigrantes que ha presentado sus papeles para que los regularicen, a los que la Administración del Estado aún no ha dado contestación: son más de 322.000 (según cifras oficiales) y durante los meses que tarde el gobierno en contestarles estarán por los caminos y pueblos de España con un papelito (el "resguardo") que acredita que sus papeles están entregados y que están esperando una respuesta del gobierno. Durante esos meses no podrán acceder a ningún tipo de trabajo con contrato legal, por lo que serán pasto de la inmensa variedad de buitres (y que nos perdonen estas magníficas aves) que habitan en los diferentes estamentos empresariales, policiacos y mafiosos, provocando más aún que se den casos de auténtico esclavismo.
Dentro de este amplio sector se encuentra un grupo del que queremos hacer mención aparte: los inmigrantes que lucharon con denuedo en diferentes encierros exigiendo papeles para todos. Unos más y otros menos, todos los encierros sucumbieron y fueron vendidos, manipulados o traicionados por diferentes organizaciones políticas, sindicales, religiosas, etc. Casi todos acabaron cediendo al chantaje de las instituciones y a la manipulación política. Sin embargo, hubo un encierro que fue especial, que desde el principio intentó funcionar de una manera autogestionada y horizontal, donde las decisiones se tomaban en asamblea, donde se intentaba limitar la infiltración de las organizaciones políticas: fue el encierro que comenzando en Vallecas (barrio de Madrid) acabó después de muchas vicisitudes en Villaverde (otro barrio de la capital). Su lema, además, de principio a fin (y fueron seis largos meses de encierro) fue papeles para todos; es decir, su lucha la plantearon hasta el final como una lucha colectiva, de todos, no de unos pocos y para unos pocos.
Al carro de esta lucha se subieron infinidad de organizaciones y grupúsculos políticos y sociales. Al principio, claro, todos querían hacerse la foto, todos apoyaban, todos hablaban de "solidaridad con los inmigrantes", de la importancia del funcionamiento asambleario. Toda la izquierda pasó por allí para darse la pátina correspondiente de "buenrrollismo": "críticos" de Comisiones Obreras, gente "descontenta" de Izquierda Unida, todos los restos del naufragio de los autónomos… Todos decían que la lucha no debía parar hasta vencer, que allí estaban ellos para brindar "todo su apoyo" a los inmigrantes… Grandes palabras que se volvieron vanas dos o tres meses después, cuando la lucha de los encerrados dejó de tener tirón informativo…
El encierro en la parroquia de San Ambrosio de Vallecas cambió de lugar (la Iglesia no lo permitió más). Los luchadores inmigrantes cambiaron el lugar de encierro a la Facultad de Matemáticas, de donde tuvieron que salir un mes después para encerrarse en los locales de CC.OO. en el barrio de San Blas, donde estos "defen-sores de los trabajadores" les hicieron la vida imposible sin dejar que se les pudiera pasar comida, con cortes de agua y de luz para expulsarles… Al final les acabaron ofreciendo como alternativa otro local de CC.OO. en Villaverde, donde resistieron (a pesar de Comisiones Obreras) unos dos meses y medio.
A estas alturas, prácticamente todo el magma de primeros apoyadores del encierro se había descolgado y pasado absolutamente de los encerrados, de su lucha y de sus reivindicaciones. Ocurrió justo lo contrario: con la chapita colgada de "yo pasé por el encierro" se montaron sus plataformas y sus historias para recibir prebendas y ganar audiencia pública.
Sólo la C.N.T. de Villaverde y la Comisión de Inmigración de la C.N.T. de Madrid, además de algunos anarquistas (entre ellos miembros de nuestros grupos), estuvieron apoyando a los inmigrantes encerrados que pasaban por momentos de auténtica necesidad de lo más básico para vivir y poder mantener el encierro.
A última hora, careciendo de todo y totalmente a la desesperada, se lanzaron a una huelga de hambre después de que el Defensor del Pueblo pasara de tramitar sus reivindicaciones.
Dado que la lucha había llegado a un callejón sin salida, decidieron abandonar la huelga de hambre y dar por terminado el encierro cuando todos hubieran tramitado ya su documentación y tuvieran en sus bolsillos el resguardo de la solicitud de permiso de trabajo y residencia.
La situación legal de los encerrados era diversa: algunos disponían de toda la documentación para hacer la solicitud, otros estaban a la espera de conseguir un precontrato, el resto estaban absolutamente indocumentados y partían de cero. Se planteaban terminar el encierro cuando todos tuvieran su resguardo; eso significaba que nuestro apoyo estaba funcionando.
En éstas estábamos cuando aparece el 19 de julio pasado un papel en el que se convoca a una rueda de prensa en la que alguien, "representante" de los encerrados, iba a anunciar el fin del encierro. Una manipulación en toda regla: la rueda de prensa nunca se celebró, pero eso dio pie para que los periodistas airearan el supuesto final de esta lucha.. Y era la coartada perfecta para lo que CC.OO. hizo al día siguiente: aparecer allí de la mano de muchos policías (de paisano y de uniforme) para desalojar a los encerrados; una traición de estos esbirros del Estado disfrazados de sindicalistas, pero ésta, aún si cabe, más asquerosa y nauseabunda porque golpea a unas personas totalmente desprotegidas y sin ninguna capacidad de reacción. En la situación de emergencia que se presentó, la C.N.T. acogió en su local de Villaverde a los inmigrantes. A los que tenían su resguardo y se planteaban buscar trabajo en otra ciudad, se les facilitó el contacto con los sindicatos de esas localidades, el resto permanecieron en casas de compañeros de la C.N.T. y de nuestros grupos hasta que pudieron tramitar su documentación.
La C.N.T. de Guadalajara ha acogido a cuatro de estos últimos que tienen previsto trabajar por esa zona.
Este es el triste final de una lucha heroica contra todo el montaje del Estado con el asunto de la inmigración. De lo que pasó después, ya hablaremos; pero, por supuesto, los anarquistas no dejamos en la estacada ni vamos a abandonar a su suerte a este grupo de luchadores, llevando hasta donde haga falta la solidaridad con ellos y dándole pleno sentido a esta palabra. Junto a ellos seguimos y seguiremos planteando las exigencias de su lucha:
-Papeles y derechos para todos.
-Regularización inmediata de todos los inmigrantes que estén en España.
-Trabajo y vivienda dignos para todos.
-Cese de la persecución policiaca.
-Por la libre circulación de las personas.
-Abolición de todas las leyes de extranjería y sus reglamentos.
Pero la próxima vez, ni nuestros compañeros inmigrantes, ni nosotros, creeremos una palabra de lo que nos diga toda esa caterva de pseudoluchadores, comparsas del Estado y del Capital.
La próxima vez vamos a plantear la lucha con más fuerza si cabe desde unos cimientos basados en la libre autoorganización de los inmigrantes, sabiendo lo que han dado de sí todas las instituciones y con la experiencia de lo que ha sido todo un combate a cara de perro frente a los poderosos.
La próxima vez la pelea será libertaria. Por la solidaridad efectiva entre los oprimidos.

Grupos N. Majno y Albatros Subir


El movimiento Decembrista en Rusia

Rusia es a finales del siglo XVIII y comienzos del XIX un país eminentemente agrícola que basa la riqueza interior en la explotación al campesino. Es un país grande con una población diseminada y muy poco unida. La inestabilidad, el continuo afán de guerra y otros factores posibilitaron que Rusia fuese un país con un retroceso político, económico, social y cultural con respecto a otros países europeos. Políticamente Rusia se organizaba en torno a una monarquía absoluta, simbolizada bajo la figura del Zar (César) que tenia como sistema político la autocracia, el poder de él solo. Económicamente se sostenía por medio de la agricultura, existiendo en Rusia la figura del siervo que no quedara abolida hasta las reformas de Alejandro II en la segunda mitad del siglo XIX. El feudalismo todavía seguía implantado en gran parte de Rusia y la transición al capitalismo era lenta y casi inexistente. Socialmente era una sociedad muy estratificada, todavía con el paradigma de los estamentos medievales. Religiosamente estaba enmarcada en el cristianismo ortodoxo y las principales ciudades eran Moscú y San Petersburgo. La primera fue impulsada por Iván IV el Terrible queriendo hacer de ella la tercera Roma, tras Roma y Constantinopla. San Petersburgo era de mas reciente fundación bajo la dirección de Pedro el Grande, siendo la ciudad mas occidental de Rusia.
Pero ante tal panorama dos motivos vinieron a hacer cambiar la situación:
a) La sublevación en el siglo XVII de Stenka Razin y la del siglo XVIII de Pugachev. Stenka Razin en realidad se llamaba Stepan Timofeievich y protagonizó un levantamiento campesino de cosacos entre 1667 y 1670, tomando varias ciudades a lo largo del Volga y amenazando a la propia Moscú, aunque fue derrotado retirándose al Don y posteriormente entregado a las autoridades y descuartizado. Yemelian Ivanonich Pugachev fue otro jefe cosaco que haciéndose pasar por Pedro III protagonizó un levantamiento campesino en 1773, que fue finalmente derrotado con la decapitación y descuartizamiento de Pugachev. Ambos movimientos habían puesto de manifiesto las dificultades por las que atravesaba el campo ruso, pero no pasaron de meras reacciones espontáneas contra la nobleza y la aristocracia, siendo epopeyas que no pretendían una transformación social. Aun así pasaron al folklore de los movimientos transformacionistas rusos.
b) La actitud que habían observado ciertos zares, sobre todo Catalina II. Esta se abrió a las corrientes innovadoras que se estaban produciendo en Europa, sobre todo del ambiente francés. Catalina II hizo llamar a Diderot, el enciclopedista francés, a quien compró la biblioteca que tenía para que, a la muerte del filósofo, la biblioteca se trasladara a Rusia. Las ideas de Diderot hicieron que Catalina II se convirtiera en una de las exponentes del despotismo ilustrado, es decir, la entronización de la corriente absolutista con las ideas innovadoras y liberales de la Ilustración.
En este ambiente de conocimiento hacia el exterior y de protestas ante ciertas injusticias, vino a interferir un hecho que cortó este procedimiento democratizador y liberal. Fue las guerra napoleónica. Una vez derrotado el emperador francés volvieron los gritos de protesta a Rusia, pero allí se había vuelto a instalar el absolutismo y la autocracia zaristas.
En 1825 muere Alejandro I. El heredero más directo es Constantino, pero por turbias razones hoy todavía no claras no llega a gobernar, y sube al trono de Rusia Nicolás I.
El ejército que había salido de las guerras napoleónicas y había estado en contacto con la filosofía de la Revolución Francesa, no veía en Nicolás I el zar adecuado. Estos soldados, la mayoría de ellos de las clases altas y la aristocracia, empezaron a formar sociedades a la mejor tradición de la masonería y comenzaron a defender los principios de libertad, igualdad y fraternidad. Un grito se hizo extensivo a lo largo de todo el país: ¡Viva Constantino y viva la Constitución! Estos mismos círculos militares y logias masónicas, en diciembre de 1825, protagonizaron un levantamiento de la alta nobleza y la aristocracia contra la autocracia del zar. Era la Revolución Francesa llevada a Rusia. Aun así tres tendencias dividían a los revolucionarios:
· Los defensores de la monarquía constitucional. Era el sector mas moderado del decembrismo. Era lo mismo que en la Revolución Francesa había representado Sieyès.
· Los defensores de la República democrática. Era un sector algo más radical y progresista, pues pretendía un sistema más avanzado que la monarquía. Eran los girondinos y los jacobinos de la Revolución Francesa, según la radicalidad y el nacionalismo del republicano.
· Emancipación de la servidumbre. Eran los más radicales y pedían reivindicaciones maximalista y de carácter más social. Estarían en la línea de Babeuf y los sans-culotte de la Revolución Francesa, desarrollando un programa básicamente socialista.
Pero el poder autocrático del zar se había reforzado mucho y reprimió el movimiento de manera muy rápida. La represión fue muy cruel y buscando hasta el simpatizante mas alejado del movimiento. Entre los represaliados había dos nombres muy conocidos: el del poeta Alexander Puskhin, que era simpatizante del movimiento pero que no participó directamente en él, y Pablo Pestel, que fue quien desarrolló el argumento básicamente socialista y fue ajusticiado. La represión terminó con cinco condenas a muerte a los líderes más carismáticos del movimiento y 27 condenas a trabajos forzados en Siberia.
La consecuencia del movimiento decembrista es que a partir de ese momento en Rusia comenzó a emerger un movimiento inconformista y revolucionario que no acabaría hasta la represión del movimiento consejista en Kronstadt en 1921. El decembrismo fue el primer acto de la Revolución Rusa. Con su hundimiento se hundió parte del proyecto político liberal y de las ideas de la Revolución Francesa. Nicolás I afianzó la autocracia y la represión, basándose en un Estado policial. No mucho tiempo después de la revolución decembrista surgió la Ojrana, la policía política del zar, que le sirvió desde ese momento al Estado ruso para reprimir cualquier movimiento que estuviera fuera de las ideas del zar. Sirvió para la represión de la revuelta de Polonia de 1831.
Destaquemos y nombremos de pasada los movimientos posteriores al decembrismo:
- Nihilismo: Mas que un movimiento de masas, fue un movimiento cultural encabezando por personajes como Dobroliubov, Turguevev o Chernichevski.
- Narodnaïa Volia: El Partido de la Voluntad del Pueblo, entronizado en el programa político de Herzen y el populismo.
- Revolución de 1905: Con el surgimiento del movimiento consejista del soviet en febrero de ese año.
- Febrero de 1917: Triunfo de la república liberal con los Democratas-Constitucionales (Kadetes) del príncipe Lvov y después los trudoviques (socialistas populares) de Kerenski.
- Octubre de 1917: Triunfo del Partido Bolchevique de Lenin.
- Majno-Kronstadt: Movimientos posteriores al bolchevismo, entre 1918 y 1921, de carácter anarquista.

Julián Vadillo Subir


Anarquismo en Turquía

Antes de 1980, la literatura anarquista no se encontraba en turco ni en Turquía. La izquierda estaba dominada por los estalinistas, con organizaciones totalitarias donde los líderes prohibían a sus miembros cuestionarles. El reciente movimiento anarquista comenzó a mediados de los ochenta con la publicación de un pequeño panfleto, escrito por Ida Mett, sobre Kronstadt. Pronto salió la revista Kara y alrededor de ella se formó un grupo de anarquistas. Esto tuvo un fuerte impacto en el movimiento de izquierdas, muy fracturado por las luchas entre los defensores del poder.
En los noventa, el anarquismo comenzó a ser más visible. En Estambul, el grupo Kaos se formó con ex-izquierdistas turcos y kurdos. Después se formó Efendisiz ("sin maestro"). Ahora hay anarcocomunistas, anarcosindicalistas y otros.
El grupo 5 de Mayo se ha formado con anarquistas turcos y kurdos, exiliados en Londres a principios de los noventa. Entre otras cosas, algunos de sus miembros están traduciendo literatura anarquista del inglés al turco, con la intención de extender las ideas anarquistas en Turquía y entre los guetos turcos y kurdos en el Reino Unido. Un ejemplo es "Viviendo mi vida " de Emma Goldman, publicado en 1997 por Kaos y que ha vendido 3.000 ejemplares en los primeros tres años. En estos días incluso editoriales comerciales están editando libros anarquistas. El creciente movimiento anarquista turco tiene influencia bastante más allá de sus miembros, y muchos izquierdistas se están pasando al anarquismo detrás de los muros de las prisiones.
En Turquía, como en el resto del mundo, los verdaderos terroristas son quienes propagan el capitalismo. Emplean terminología terrorista contra los revolucionarios como otra forma de abuso. Usan el terror organizado contra los pobres para proteger a los ricos. Tienen ejércitos, pistolas y fuerzas policiales y en las manifestaciones alrededor del mundo, todos vemos quienes son los verdaderos terroristas.

S.F. Subir


Radio Libertaria, la voz sin amo

La entrevista que sigue, se la hizo Moesio Rebousas, el dinámico compañero brasileño que lleva años dando vida a la Agencia de Noticias Anarquistas (A.N.A.), a Jean Pierre, actual coordinador de programas de Radio Libertaria, a través de una conversación virtual entre París y Sao Paulo.
Radio Libertaria fue fundada en 1981. Su nacimiento data del mes de mayo de ese año, durante un Congreso de la Federación Anarquista (F.A.) francesa, que decidió montar una radio libre en París. Antes de la primera emisión, en setiembre del 81, los anarquistas ya habían participado en experiencias radiofónicas por toda Francia. Era la época en que el Estado tenía el monopolio de las emisiones. Anteriormente hubo un movimiento donde centenares de radios piratas transmitían para contestar ese monopolio. Con la liberalización de la radiodifusión, se crearon muchas radios y, entre ellas Radio Libertaria, después de la llegada de François Mitterrand (el "socialista") al poder.
Al principio no teníamos un proyecto muy elaborado. La idea era dotarse de un instrumento de comunicación. Fuimos dándole forma con la radio ya en funcionamiento. Transmitíamos apenas unas horas al día, algunos días a la semana. Despacio, se fue reforzando el equipo. El equipo de sonido de que disponíamos, por ejemplo, no era mejor que uno de esos que tenemos en casa. Poco a poco, las exigencias aumentaron y nosotros mejoramos el contenido y la forma de las emisiones. En los comienzos, las instalaciones de la radio estaban en un sótano.
Actualmente, somos más de ochenta animadores y técnicos trabajando en la radio. Nuestra programación es amplia, con programas sobre hip hop, soul, funk, cultura africana, inmigración, literatura, América latina, sexualidad, esperanto, anarquismo, sindicalismo, feminismo, música experimental, música francesa, música del mundo, etc. Transmitimos todos los días, veinticuatro horas. Todos los programas tienen total autonomía de organización técnica y de contenido. Existen cuatro puestos clave en la radio: el de programador, tesorería, técnico y de relaciones públicas. El papel del coordinador es dialogar con los equipos en caso de problemas y hacer lo necesario para que se concreten nuevas iniciativas de emisión.
Nosotros no pagamos a nadie por trabajar en la radio. Todos son voluntarios. Sobrevivimos gracias a la generosidad de los oyentes y de un fondo que nos pasan todos los años las radio comerciales, que sale de la retención de una pequeña parte de la publicidad que emiten esas radios. Debido a la falta de dinero no podemos medir la audiencia, pero sabemos que nos escucha mucha gente, por la cantidad de cartas y llamadas telefónicas que recibimos. La radio sólo se escucha en la región de París, porque los permisos públicos no nos autorizan la emisión hasta otros lugares. La potencia de nuestra radio es de 4 K.
Hoy, Radio Libertaria está legalizada. En el año 1983 se nos prohibió estar emitir por no tener autorización. Hubo una lucha de varios meses para poder volver. Hicimos una manifestación en París con más de 5.000 personas.

Subir


Ateneo Libertario Alborada

Llevamos algo más de tres años de funcionamiento y esperamos seguir bastantes más porque la experiencia es interesante. No disponemos de local, hacemos actividades (una al mes) en diferentes pueblos (somos una especie de Ateneo ambulante), sacamos un número al año de la revista Alborada (por cierto, si os interesa podéis pedírnosla a nuestro apartado de correos, que es el nº 2 de 19240 Jadraque). Mantenemos reuniones periódicas entre todos los socios, no sólo para planificar y preparar las actividades, sino también, para nuestra formación: debates, lecturas... o simplemente para pasarlo bien.
Estamos preparando el programa de otoño, cuando esté de forma definitiva, ya os lo comunicaremos a través del Tierra y libertad. Además de darnos a conocer, escribimos estas líneas principalmente para comunicaros que siempre se puede hacer algo por hostil que sea el medio en el que nos movamos.
La zona norte de Guadalajara, que es el ámbito en el que se mueve nuestro Ateneo, es todo un espacio virgen con respecto a las ideas libertarias, ya que la Iglesia y el dominio caciquíl campan a sus anchas; un matrimonio fiel para el que las leyes democráticas (que ya están al servicio de los poderes y del Estado) son demasiado liberales. El control social, por supuesto, es mucho más cercano, el cura, el concejal, el guardia civil ... del pueblo, puede ser un tío tuyo, con lo cual la lucha es a pecho descubierto y con fuerte presión a veces familiar. Por esto hay que tener paciencia, no se puede ir todo lo deprisa que quisiéramos, no hay que desanimarse, y trabajar con inteligencia planteándonos de forma permanente la estrategia a seguir.
Siempre se puede hacer algo aunque se esté sólo y en el lugar más inhóspito: un panfleto dejado caer en el banco de un parque, una pegatina en una farola visible, una pintada hecha en la oscuridad de una noche cerrada de invierno... es una puerta que se abre, es un decir "aún brota la vida", y a partir de algo tan simple, podemos ir abriendo espacios de libertad aún más amplios.

A.L.A. Subir


Anarquismo y poesía

Aunque ello pueda parecer fuera de razón a quienes estén ajenos al quehacer poético, el poeta exige un tipo de sociedad en el que el recogimiento, el retiro, sea un derecho natural. Exige la posibilidad de meterse entre la muchedumbre y salir de ella con la misma facilidad con que entra y sale de su casa. Acusa al mundo moderno de haber invadido su rincón de soledad, de haberlo llenado de preocupaciones y de rumores, de haber introducido en él la política y las guerras totalitarias. En consecuencia, el poeta se ve obligado a exigir, por razones poéticas, que se transforme el mundo. Y no cabe afirmar que tal exigencia sea desmedida: constituye la condición primera de su existencia en cuanto poeta.
Los cambios prometidos por los partidos políticos existentes no ejercen atracción alguna sobre él, pues no le garantizan la ansiada y necesaria soledad. Tales cambios suponen la aplicación de un contrato social más exigente y la entrega de la libertad individual: capitulación ante las opiniones y las normas de la masa. Para que la poesía vuelva a ser algo más que "expresión del yo", la vida social deberá encauzarse por rumbo contrario; es decir, que el poder político deberá distribuirse y fraccionarse en unidades tangibles, en escala humana. La responsabilidad concerniente a la dirección de la economía habrá de recaer en los trabajadores; el poder financiero divorciado de la producción deberá ser excluido de la sociedad; se reconocerá en el trabajo productivo la realidad fundamental y como tal se le ha de honrar.
Shelley decía de ellos -eligiendo con mucho acierto el calificativo- que son los legisladores ignorados del mundo. El elemento catalizador permanece incambiado, no se deja absorber; por lo tanto, no se reconoce su actividad. Resulta muy difícil para el artista aceptar en el seno de la sociedad esta tarea, que no le comporta agradecimiento alguno: mantenerse aparte y, sin embargo, actuar como intermediario; comunicar a la sociedad algo que le es tan esencial como el pan y el agua y, sin embargo, poder hacerlo sólo desde una posición de aislamiento y desapego. La sociedad nunca llegará a comprender y amar al artista, porque nunca llegará a estimar su indiferencia, su así llamada objetividad. Más el artista debe aprender a amar y comprender a la sociedad que lo rechaza. Debe aceptar tan dura experiencia y apurar, como Sócrates, la copa mortal.
Por todas estas razones, el poeta debe ser anarquista: no le queda otro recurso. Podrá contemporizar con el liberalismo, con la socialdemocracia, con el socialismo estatal; en las épocas de paz es posible persuadir a estos sistemas políticos de que patrocinen la cultura, e incluso la poesía. Pero no son capaces de garantizar la actividad creadora del poeta. No pueden admitir que sus ciudadanos se den al retiro, a la soledad, pues ello equivale a apartarse del contrato social, a negar el principio del colectivismo. Es la dura lección que han debido aprender los poetas que pusieron su fe en profetas no poéticos, como Marx, Lenin, Stalin. Los poetas no deben abandonar sus filas en pos de una línea de acción partidaria, pues en la poesía tienen la política que le es propia.

Herbert Read Subir


Carácter directo

Nunca me gustó obedecer
y nunca miré bien
a quienes usan del poder.
Repugnancia me dan
las personas uniformadas,
no me gusta su clan,
y me burlo de las
"bien" educadas.
Odio la hipocresía,
fomento la ironía…
detesto la gente lame-culos
y a nadie rindo pleitesía.
Me gusta el diálogo directo,
sin tapujos ni diplomacias…
prefiero el lenguaje
que se sale del encaje
y se aparta del camino recto.
Pues ya lo ves:
antipatía a la monarquía,
antipatía a la gente que no pía,
burla a la pureza impía
y desprecio a la mentira.
Aunque lo parezca,
esto no es mi biografía…
puede ser, mejor,
de un rebelde la fotografía.
¡Carácter directo!

Goliardo Ceibe Subir


Ser gobernado

I.- Ser gobernado significa ser observado, inspeccionado, espiado, dirigido, legislado, regulado, inscrito, adoctrinado, sermoneado, controlado, medido, sopesado, censurado e instruido por los hombres que no tienen el derecho, los conocimientos ni la virtud necesarios para ello.

II.- Ser gobernado significa con motivo de cada operación, transacción o movimiento, ser anotado, registrado, controlado, gravado, sellado, medido, evaluado, sopesado, patentado, autorizado, licenciado, aprobado, aumentado, obstaculizado, reformado, reprendido y detenido.

III.- Es con el pretexto del interés general, ser abrumado, disciplinado, puesto en rescate, explotado, monopolizado, extorsionado, oprimido, falseado y desvalijado, para ser luego, al menor movimiento de resistencia, a la menor palabra de protesta, reprimido, multado, objeto de abusos, hostigado, seguido, intimidado a voces, golpeado, desarmado, estrangulado, encarcelado, fusilado, juzgado, condenado, deportado, flagelado, vendido y por último, sometido a escarnio, ridiculizado, insultado y deshonrado.

¡Esto es el gobierno, esto es la justicia y esto la moralidad!

Pierre-Joseph Proudhon Subir


 

Globalización y antiglobalización

¡Clonados, no. Graciñas!

El Papa que vino del frío

Breve introducción al anarquismo

Muerte en las calles de Génova

Estados Unidos y las sectas:
una pasión desatada

Inmigración: crónica de una lucha

 

El movimiento Decembrista en Rusia

Anarquismo en Turquía

Radio Libertaria, la voz sin amo

Ateneo Libertario Alborada

Anarquismo y poesía

Carácter directo

Ser gobernado