GUIA DE PRIMEROS AUXILIOS

CONTENIDOS
Introducción
Preparación para la acción  (MUY IMPORTANTE)
Botiquín de primeros auxilios
Personas que necesiten algún tratamiento o que padezcan alguna enfermedad crónica
Durante las movilizaciones:
     - atención primaria y secundaria
     - signos de alarma
     - situaciones especiales
     - traumatismos y heridas
     - problemas del comportamiento
Armas químicas
Animales: caballos y perros y otras tácticas
Cuidados posteriores
 
 

Introducción:

Aquí tenéis unas notas para ayudarnos a evitar o paliar problemas de salud que pueden aparecer durante jornadas de acción como las que se
llevaran a cabo en Praga (en este caso, en Sevilla).
Gran parte de lo que encontrarás en él esta basado en la información que nos ha enviado el Colectivo de Cuidado de la Salud de la Cruz
Negra. Son un colectivo de trabajador@s del campo de la salud que viven mayormente en Portland, Oregon. Se formaron tras las protestas de
Seattle, porque se dieron cuenta que como participantes en este tipo de acciones necesitaban de una atención sanitaria especifica, y de que
otros grupos como la cruz roja no tenían las habilidades necesarias para relizarla. Así, a través de su experiencia médica, (medic@s,
enfermer@s, auxiliares,  naturópatas, y más), y  también de su experiencia en manifestaciones y acciones directas, formaron este colectivo.
Luego han seguido dando apoyo medico a las manifestaciones locales, y haciendo experimentos clínicos para encontrar una via de neutralizar
el gas de pimienta.
Nosotr@s creemos que el cuidado de la salud es un asunto político. El tipo de cuidado que recibimos o no recibimos, donde y como lo
recibimos, quien nos lo proporciona, quien tiene acceso a un entrenamiento y que tipo de entrenamiento es aceptado por la sociedad son
importantes. Nosotr@s creemos que dentro de nuestros objetivos debe estar conocer nuestro cuerpo y como cuidarlo, de la forma más
autosuficiente posible y como  ayudarte a ti y a los demás a preservar la salud.
Este folleto se ha desarrollado para ir con un entrenamiento básico en primeros auxilios. Puede que sea un poco amplio si no tenemos muchos
conocimientos en este tema, así que una opción que se nos ocurre es que dentro de cada grupo de afinidad varias personas se podrían mirar
el dossier por partes, ej: un@ traumatismos, otr@s situaciones especiales. En los entrenamientos resumiremos más por lo que, ya que alguna
de la información es bastante densa, pensamos que una pequeña lectura puede ser de ayuda.
Recuerda que cada un@ de nosotr@s tiene su límite y que siempre puedes decir “ no lo sé” y buscar ayuda.
 
 

Preparación para la acción:

Si llegas a las movilizaciones bien informad@, bien acompañad@,  bien descansad@, alimentad@ e hidratad@ y con la mente despejada
disfrutaras mas durante las acciones.
Es importante ir bien preparad@ a las acciones y  en caso de problemas mantener la calma.

QUE DEBES VESTIR:

- Calzado cómodo, protector, que permita correr.
- Ropa que cubra la mayor parte de la piel, que proteja del sol y de los gases. También es importante que sea discreta y poco llamativa.
- Protección para los ojos: máscaras antigás, gafas de natación o de sol.
- Pañuelo para cubrir la boca y los ojos, mojado en agua o vinagre, para protegerte de los gases (lleva mas de uno, guardados en pequeñas
  bolsas de plástico).
- Ropa adecuada al clima (impermeable o sombrero por el sol).
- Guantes protectores fuertes, si planeas manipular las latas calientes de los gases lacrimógenos.
- Ropa limpia en bolsa de plástico (para cambiarla si las propias se contaminan).
- Gorro para protegerse del sol y de las armas químicas.
- Ropa impermeable.

QUE DEBES LLEVARTE:

- Mucha agua (en botellas con spray o rociadoras), para beber y lavarse la piel o los ojos si fuese necesario.
- Bocadillos para recuperar energía, caramelos o alimentos que lleven azúcar. (Ej: botes de leche condensada, barras energéticas).
- Identificación y/o información de contacto (abogados, comités legales) para casos de emergencia.
- Solo dinero suficiente para llamar por teléfono (cambio o tarjetas), alimentos y  transporte.
- Papel y  boli para documentar en forma precisa los acontecimientos y la brutalidad de la policía
- Protector solar de base acuosa o alcohólica (el gas pimienta es muy doloroso sobre quemaduras).
- Varios pares de guantes de vinilo (protege contra la sangre y gas pimienta)
- Vendas para las heridas, esparadrapo, tiritas.
- Elementos para descontaminación de armas químicas (una botellita de aceite de oliva,  una de alcohol y una solución con mitad de
  antiácido líquido y mitad de agua en una botella rociadora), muchas esponjas o tela limpia, guardadas en varias bolsitas de plástico).
- Tu  inhalador,  insulina o cualquier otro medicamento de uso personal.
- Informe médico con las medicinas que necesitas tomar por si te detienen y medicación para varios días y recetas a tu nombre.
- Compresas (mejor que tampones, si te detienen puede que no puedas cambiartelos) si las necesitas.

ERRORES:

- No se debe usar vaselina, ni cremas grasas, ni hidratantes  para la piel, porque pueden captar los químicos.
- No uses lentes de contacto, pueden retener químicos irritantes.
- No lleves encima nada susceptible de ser usado como un arma (navajas pequeñas, cortauñas, botellas de vidrio, latas, ...).
- No uses elementos que puedan ser arrancados fácilmente (por ejemplo: pendientes, piercings o cualquier otro tipo de adornos, como
  corbatas, colgantes, pelo suelto, ... ).
- No asistas sólo a la manifestación. Lo mejor es ir con un grupo de afinidad, o con algunos amigos que conozcas bien.
- No dejes de dormir, comer, y bebe mucha agua.
 

Botiquín de primeros auxilios:

Dentro  de tu grupo de afinidad deberíais  llevar las siguientes cosas:

- Agua
- Guantes de vinilo
- Desinfectante( betadine o algún compuesto iodado es preferible al agua oxigenada, no usar nunca alcohol para desinfectar), gasas, tiritas,
  puntos de aproximación( steri-strips),
- Vendas
- Pañuelos para inmovilizar o para hacer un vendaje compresivo en caso de sangrado
- Medicamentos varios como: analgésicos, antiinflamatorios, antiácidos (Almax por ej.), antihistaminicos, tranquilizantes (ej: diacepam,
  trankimacin [para pasarlos por la frontera pueden exigir receta]) y otros medicamentos que sepáis usar como: adrenalina, antihistaminicos y
  corticoides inyectables.
- Botellas con las soluciones para tratamiento de gases:  una botella rociadora  con  aceite de oliva, una con alcohol y una con solución mitad
  de antiácido líquido mitad de agua, muchas esponjas o tela limpia, guardadas en varias bolsitas de plástico.
 
 

Personas que padezcan alguna enfermedad crónica o que precisen algún tratamiento:

Para aquell@s que tengan alguna enfermedad que necesite un tratamiento continuado o que pudiera tener complicaciones, estaría bien que
informaran a algún/a amig@ que viaje y a una persona del l@s que se  encarguen de la asistencia medica, (bajo confidencialidad), también se
debería informar si es posible el grupo que se encarga del tema legal. Esto facilitaría las cosas en el caso de que hubiera algún problema o en
el caso de detenciones.
Es importante llevar todo el tratamiento necesario para la duración del viaje y algo más por si acaso, así como el tratamiento necesario por si
aparecen complicaciones. Una receta a tu nombre te garantizará poder comprarla allá si hiciera falta, apunta el nombre del principio
farmacológico además del comercial.
También es aconsejable llevar un informe médico para poder disponer de él en caso de detención y en caso de necesidad de tratamiento. Se
deberían llevar tres copias: una para ti, una para el equipo asistencial y una para el equipo legal. Debe constar tu nombre, diagnóstico, que
necesitas en cualquier caso tu medicación, una lista de los medicamentos que necesitas, dosis, la necesidad de que lleves la medicación
contigo y que tu medicación no es sustituible.
Asegurate de que personas de tu grupo de afinidad conocen tus necesidades de manera que puedan conseguir ayuda si es necesario.
 
 

Durante las movilizaciones:

Asistencia primaria y secundaria

A la hora de atender a personas que tienen problemas lo más importante que debemos saber es cual es nuestro límite y que siempre
podemos decir “ no lo sé” y buscar a alguien que tenga más conocimientos que nosotr@s.
Cuando vemos que alguien necesita ayuda hemos de realizar una primera valoración en la que nos centraremos en descartar problemas
graves que precisen de atención o traslado inmediato. Posteriormente una vez descartadas o tratadas aquellas que sepamos manejar se
realizará una segunda valoración más detallada para detectar problemas más pequeños y decidir si necesitan atención médica..
 

Asistencia primaria: (ABC de los 1º auxilios)

1. Respira hondo e intenta tranquilizarte
2. Seguridad:  -¿ es el sitio seguro? Si no puedes acercarte intenta buscar la manera de hacerlo sin salir perjudicad@ o busca a otra persona
que vaya más preparad@. Si hay muchas dificultades llama inmediatamente a los servicios sanitarios y explícales la situación. Si puedes
acercarte pero el permanecer en ese lugar puede ser peligroso, intenta trasladar a la persona que necesita ayuda a otro lugar intentando
hacerlo lo más cuidadosamente posible (se explicará en otro lado del manual). Recuerda que sólo se ha de trasladar sin valoración previa
cuando es indispensable.
  - ¿Dispones de guantes? Pregunta si alguien tiene.
 

3. Busca ayuda:  pregunta si hay alguien con conocimientos en primeros auxilios, si no hablas el mismo idioma busca a alguien que lo hable.
Busca a alguien para llamar a una ambulancia si es necesario. Busca personas que le conozcan y que te puedan dar información sobre el/ella
y personas que hayan visto lo que ha pasado

4. Primeras medidas:
Averiguar si está consciente: preguntándole con voz potente , tocándole sin moverl@ excesivamente. Si está consciente nos tranquilizará
mucho y nos ahorrará los siguientes puntos.

A: Comprobar vía aérea:  hiperextender el cuello para ver si empieza a respirar. (¡! NO realizar esta maniobra   si sospechas lesión de cabeza
o columna). Si ves que no respira  mira si tiene algo en la boca.

B: Comprobar si respira: acercándote puedes ver  los movimientos del tórax y sentir poniendo la mano delante de la nariz si la persona está
respirando. Si ves que no respira: LLAMAR INMEDIATAMENTE A UNA AMBULANCIA Y GRITAR SI ALGUIEN SABE HACER
REANIMACIÓN. TAMBIEN HAY QUE AVISAR A LA POLICÍA DE LA SITUACIÓN. La persona que llame debe especificar que hay un paro
respiratorio.
Se debe iniciar de inmediato el boca a boca (o similar). Si respira colocaremos a la persona medio de lado (posicion lateral de seguridad), pediremos ayuda y la vigilaremos. Busca señas de:
- Sangrado
- Posibles fracturas de huesos
- Posible lesión de columna

C: Comprobar si tiene pulso: Si no respira el siguiente paso es comprobar si tiene pulso. Mejor si es a nivel del cuello, tocas la nuez, la rodeas
y encuentras el pulso justo antes de llegar al primer musculo . Si no tiene pulso la persona está en parada cardiorespiratoria y se debe iniciar
cuanto antes el masaje cardiaco y el boca a boca. Gritar para averiguar si hay personas capacitadas entre la multitud. Si tiene pulso realiza el
boca a boca mientras viene la ayuda.

Asistencia secundaria:

La asistencia secundaria se realiza para descartar que existan otras lesiones que precisen tratamiento.
 Debes preguntar a la persona: que le ha pasado, donde ha sido golpeada, si le duele algo, si puede movilizar los brazos y las piernas, si
puede respirar bien. Debes averiguar si tiene alguna enfermedad crónica ej: asma, diabetes, etc.., si toma algún tratamiento, si tiene alguna
alergia a medicamentos  y si está embarazada.
Debes hacer un rápido examen para ver si hay fracturas, pequeñas heridas que curar, descartar que aparezcan los signos de alarma que te
harán sospechar que esta persona necesita ayuda médica urgente.
 

Signos de alarma:

Cabeza:
- ojos: problemas con la visión, dolor intenso, heridas penetrantes
- oído: sangrado o secreción por el oído
- fractura nasal
-  Tras un golpe en la cabeza: que haya perdido el conocimiento, dolor de cabeza ,fuerte, mareo, problemas con la vista,
nauseas y vómitos, desorientación, lentitud en el pensamiento o en el habla, pérdida de fuerza en alguna extremidad, trastornos en el
comportamiento. Toda persona con un golpe en la cabeza debe ser vigilad@ y debe recibir asistencia médica si es posible.

Sangrado importante, tos con sangre, vómito con sangre

Sospecha de fractura de algún hueso

Color: tanto la excesiva palidez, como la coloración tirando a azul(principalmente los labios y las uñas) y aquel que sufre una erupción, se
  ponen rojos y se hinchan(reacción alérgica).

Respiración excesivamente rápida.

Desorientación

Pérdida de consciencia

Convulsiones

Si la persona refiere: ahogo, mareo importante, dolor en el pecho, dolor de barriga intenso, debilidad importante, incapacidad para mover una
extremidad.
 

Situaciones especiales (algunas emergencias medicas)

Los problemas que se explican a continuación pueden poner en peligro la vida de la persona que las padece, nuestra ayuda puede salvarla.
Algunos de ellos pueden ser difíciles de identificar y de tratar. Lo más importante es actuar con prudencia y rapidez (manteniendo la calma
interior). Cuando veamos a alguien con mala cara  o con dificultad para respirar, andar, hablar o pensar, con mucho dolor, sangrado o que
haya recibido un golpe fuerte, hay que analizar el lugar (cuidado con posibles peligros), a la persona (es muy importante el ABC de 1º auxilios)
y después pedir ayuda sin dejarla sola. Aquí se explican algunas actuaciones básicas que todos podéis hacer, pero recordad que esto solo
son primeros auxilios básicos y es importante pedir ayuda. Es muy posible que no recordéis o no sepáis lo que hacer, es muy normal, hay que
ser muy conscientes de nuestros limites y evitar a toda costa hacer algo que pueda empeorar el problema.

NO :
-Mover a alguien que pueda tener una lesión en la cabeza o la columna (excepto si el lugar es inseguro) o politraumatizado.
-Hacer tragar líquidos o sólidos a alguien inconsciente o semi-inconsciente.
-Quitar la ropa sobre una quemadura grave
-Quitar objetos que entren en el cuerpo, hay que intentar que no se muevan
-Mover huesos o articulaciones rotas

Crisis asmática:

¿Qué es? Existen personas con facilidad para que se les cierren los bronquios (situación que puede empeorar ante irritantes de la via
respiratoria, estrés o alguna alergia). Se caracteriza por dificultad respiratoria con aparición de pitidos dentro de los pulmones, principalmente
al espirar (a veces se oyen al lado del afectado o los oye el/ella, pegar el oído en la espalda puede ayudarnos). Aumenta la frecuencia
respiratoria, también del corazón, y puede acompañarse de dolor torácico.
- ¿Qué hacer? Pregunta a la persona o acompañantes si padece asma y si tienen algún inhalador (para abrir los bronquios) anímale a usarlo.
Evita la situación desencadenante (aléjate de fuentes de humo, gases, polvo, estrés, frío, etc...) y busca ayuda sanitaria sin dejar a la persona
sola.

Diabetes:

¿Qué es? El sistema que regula la cantidad de azúcar presente en nuestra sangre esta estropeado, normalmente las personas que padecen
esta enfermedad la conocen bien y saben cuidarse, los problemas agudos graves  pueden aparecer por insuficiente alimentación, excesivo
ejercicio o incumplimiento del tratamiento (que normalmente se hace varias veces al día, TODOS LOS DIAS). Se trata de una subida o una
bajada de azúcar, que pueden presentarse ambas como dolor de cabeza, mareo, irritabilidad, hambre, visión borrosa, confusión, agitación,
sensación de hambre, sudoración,  dificultad en el habla, dolor de barriga, nauseas, vómitos, pudiendo llegar a perder el conocimiento.
- ¿Qué hacer? Intenta confirmar que la persona es diabética (si no es posible, encontrar azúcar en sus bolsillos puede ser una pista) y si ha
comido y se ha medicado. Lo primero que puedes hacer, si la persona esta consciente, es darle  algo dulce(zumo, refresco, azúcar,
caramelos), si el problema es la subida no pasa nada por añadir algo de azúcar pero si es al contrario la persona mejorara rápidamente. Si
esta inconsciente, en este caso mejor dar azúcar puro que se disuelva en la boca. Consigue ayuda especializada.

Reacción anafiláctica:

¿Qué es? Reacción alérgica muy grave que puede poner en peligro la vida. Puede empezar por picores y enrojecimiento de diversas partes
del cuerpo (el cuello es una zona frecuente), y aparecer habones o hinchazón de cara y cuello así como respiración difícil y ruidosa (parecido al
asma) o incluso perdida de conocimiento.
- ¿Qué hacer? Estate atento a los signos de choque (ver mas abajo), pide ayuda y realiza el ABC de los 1º auxilios.

Ataque al corazón:

¿Qué es? Dolor en el pecho que puede subir hasta el cuello/mandíbula, hombro/brazo izquierdo y/o bajar hasta el estómago. El dolor suele ser
como una compresión, puede provocar sudor, nauseas y vómitos. Y la cara de la persona suele dar impresión de gravedad.
- ¿Qué hacer? Haz que la persona se tumbe en el suelo y los más tranquila posible. Darle una aspirina con un poco de agua si la persona
puede tragar de manera segura (y no es alérgica). Buscar un/a médic@. Llevar a la persona al hospital.

Convulsiones:

¿Qué es? La persona puede perder el conocimiento y desplomarse, las piernas y los brazos (o solo alguna parte) pueden temblar o ponerse
rígidos, es posible que a la persona se le escape la orina o la caca, y que aprete la mandíbula o le salga espuma por la boca. A veces, la
persona nota algo raro antes de tener un ataque, pero no siempre. Después, la persona se sentirá desorientada y adormecida.
-¿Qué hacer? Los ataques persistentes pueden poner en peligro la vida. No esperes a que pare para buscar ayuda.  Es necesario despejar
de la zona las cosas que puedan hacer daño a la persona que está teniendo el ataque, sobre todo a la cabeza, pero no hay que intervenir, NO
ponerle nada en la boca ni intentar sujetarla. Después de que acabe las convulsiones, hay que poner a la persona sobre su costado. Ésta se
encontrará desorientada, adormecida o combativa durante un período de tiempo largo, incluso horas. Explícale lo que le ha pasado, es
conveniente preguntar a la persona si había tenido antes un ataque. Si le ha pasado antes seguramente sabrá   qué hacer. Hazle caso y
ayúdale. Intenta  llevarla a un sitio tranquilo ya que se podría repetir.  Si te dice que nunca antes había tenido un ataque, es imprescindible que
se haga una evaluación médica inmediatamente, especialmente si te dice que el ataque ha estado precedido por algún tipo de herida o golpe
en la cabeza.

Shock:

¿Qué es? Se denomina así a la situación en la que los órganos internos sufren por falta de riego. Existen diversas causas pero la más común
es que la persona sangre de forma importante, puede ser interna (provocada por un traumatismo severo) o externamente (por una herida
abierta). Otras causas frecuentes son algunas de estas situaciones especiales (ataque al corazón, traumatismos...).
- Síntomas: La primera señal puede ser intranquilidad y ansiedad, la piel se enfría i humedece, la cara y los dedos se vuelven pálidos o
azulados y el pulso será muy rápido (o muy lento). La respiración suele ser poco profunda, forzada o irregular (muy rápida o muy lenta). Las
pupilas por lo general estarán muy abiertas.
- ¿Qué hacer? Conseguir ayuda! Si se trata de un sangrado intentad detenerlo como se explica más abajo. En general cuando alguien sufra
esta situación deberemos tumbar a la persona, levantando sus piernas (unos 45º). Si tiene dificultad para respirar, mejor con la espalda
levantada (> de 45º). Si sospechas que la columna puede estar lesionada NO MUEVAS a la persona. Intenta mantener el calor corporal de la
persona. Y como siempre asegura el ABC de los 1º auxilios.

Atragantarse:

Esto puede parecer una tontería  pero es frecuente y normalmente fácil de solucionar (y no vamos ha dejar que algo así nos deje
fuera de combate). Si la persona esta consciente animarla a toser y si no puede respirar, os necesita. Nos colocamos detrás de ella y la
abrazamos poniendo justo por arriba del ombligo una mano sobre un puño y apretando bruscamente hacia nosotros y hacia arriba. Si esta
inconsciente la pondremos boca arriba y colocaremos las manos igual pero desde delante de ella y empujaremos hacia el suelo y hacia su
cabeza. Repetimos varias veces y si sigue sin poder respirar tendremos que pedir ayuda e iniciar el ABC.

Perdidas de conocimiento:

Básicamente hay que actuar como se explica en el apartado de Asistencia primaria. La causa más frecuente es la
llamada lipotimia, justo antes de desplomarse la persona se marea, se pone pálida, sudorosa y con pulsaciones rápidas. Después
asegurarnos que respira y tiene pulso, colocaremos a la persona medio de lado con la cabeza apoyada sobre un brazo (en la llamada posición
lateral de seguridad), y si es posible con las piernas algo levantadas. Normalmente se recuperara rápidamente, hay que intentar que no se
levante enseguida (si las condiciones lo permiten) y si esta totalmente consciente y sin signos de alarma le animáremos a beber y comer
(dulce). Pero si la persona se desploma sin sentir nada antes sería conveniente que acudiera a recibir asistencia médica pronto.
 

Traumatismos y heridas:

Traumatismo en la cabeza:
¿cómo sospecharlo? Si alguien lo ha visto, si tiene signos del golpe como sangrado, sangrado en la nariz o en las orejas,  señas de golpe en
el cuero cabelludo, moradura alrededor de los ojos. En caso de alteraciones en el comportamiento debes de sospechar que ha podido ser
golpeado en la cabeza.
¿ que hacer? Deberías llevar a esa persona a que le hicieran un reconocimiento médico para descartar complicaciones. Aunque al principio
esté bien pueden aparecer complicaciones posteriormente y esta persona debe estar en observación.
Signos de alarma: que haya perdido el conocimiento, dolor de cabeza fuerte, mareo, problemas con la vista, nauseas y vómitos,
desorientación, lentitud en el pensamiento o en el habla, pérdida de fuerza en alguna extremidad, trastornos en el comportamiento

Traumatismo ocular: los golpes en los ojos son muy peligrosos y  deberían de valorarse por alguien con experiencia. Se debe lavar el ojo con
agua abundante, tapar con gasas húmedas y trasladar para valoración.

Traumatismo de columna:
Sospecha: por el modo en que ha sufrido el traumatismo, porque tenga dolor de espalda localizado, dolor que se irradia a piernas, rigidez
muscular, pérdida de movilidad o de sensibilidad de una extremidad, incontinencia orina o heces, dificultad respiratoria.
¿qué hacer? No mover a la persona  a no ser que necesite reanimación. Buscar ayuda médica urgente.

Traumatismos en las extremidades:
Valorar gravedad: Es difícil saber seguro si existe una fractura y en la mayoría de los casos se necesitará de una RX para descartarla. Aún así
lo que siente el/la enferm@ y lo que ves te puede ser de ayuda.
Sospecha de fractura: hay mucho dolor que aumenta si mueves la extremidad, puede haber mucha hinchazón y a veces deformidad, puede
haber también incapacidad para mover la extremidad. Para sospechar que hay una luxación (un hueso se sale de sitio) lo más importante es
que hay una deformidad importante en la articulación y que no puede mover nada la extremidad.
Si la fractura es abierta(es decir tiene herida) no debes intentar introducir el hueso, tápalo con gasas o un trapo limpio y húmedo e inmovilízala
hasta que llegue asistencia médica.
-Inmovilizar: Es importante para que no se produzcan más daños en caso de fractura. Pero en caso de los brazos, si la persona que tiene la
fractura es capaz de caminar, la situación lo permite, y tú no tienes mucha experiencia en inmovilizar;  tal vez el/ella mism@ pueda sujetarse
adecuadamente el brazo y podéis  buscar ayuda médica.
Para inmovilizar las piernas lo más fácil es hacerlo con la otra pierna(atándolas con varios pañuelos).

Traumatismo de los tejidos blandos:
1. Contusiones: Aplicar frío local (no directo porque quema) y si es una extremidad levantarla. Si hay mucha hinchazón o dificultad para mover
el brazo o la pierna, inmovilizar.
2. Heridas: Si es leve: Lavar con agua y jabón. Poner un antiséptico si tenéis (nunca alcohol), valorar si va a necesitar puntos. Si la herida es
más importante hacer un vendaje provisional y buscar asistencia médica.
3. Quemaduras: Cuando haya una quemadura lo primero a hacer es aplicar agua en abundancia hasta que deje de doler. Si es muy extensa
aplicar paños con agua fría y no despegar la ropa. Limpiarla con un antiséptico sin reventar las ampollas.  Si la quemadura es importante debe
ser curada por alguien con conocimientos.
-Sangrado: Siempre comprobar los signos vitales.
1. Externo: Compresión directa sobre el punto de sangrado, (intentar hacerlo con gasas o con alguna tela que esté más o menos limpia).
Mantener el tiempo necesario. Normalmente con ésto y la elevación (si es un brazo o una pierna) suele detenerse la hemorragia. Si no funciona
hacer compresión sobre la arteria principal de la extremidad (buscar el pulso en la axila o la ingle y presionar hasta que pare de sangrar) y
mantener hasta que llegue ayuda médica. En último recurso se hará un torniquete (ya que provoca complicaciones frecuentes), con una cinta
amplia(7-10cm), presionar hasta detener la hemorragia, anotar la hora en que se pone y no retirar.
2. Sangrado através del oído: poner a la persona en posición lateral con el oído que sangra dirigido a tierra y buscar ayuda médica urgente.
3. Sangrado nasal: Inclinar un poco la cabeza para delante (para evitar que se trague la sangre) y presionar con el pulgar y el índice en la parte
superior de la nariz.
4. Sangrado por la boca: tanto con la tos como en forma de vómito: colocar en posición semisentado y buscar ayuda médica urgente. No darle
nada por boca.
5. Si hay un objeto clavado: no retirar!!!!!!!! ni movilizar. Intentar fijar el objeto sin moverlo con gasas o una pieza de tela  a su alrededor.
Buscar ayuda médica urgente.

Problemas del comportamiento:

Durante las acciones, otro tipo de situaciones que nos podemos encontrar son aquellas en las que una persona tenga problemas de tipo
psicológicos.
Varios de los problemas que te puedes encontrar son:
-Personas que están con un alto nivel de ansiedad
-Personas que padecen algún tipo de enfermedad mental que se ha descontrolado.
-Personas que han sufrido un golpe en la cabeza
-Personas que se encuentran en situación de abstinencia de alguna droga

¿ Cómo sospechar una situación de este tipo? Puede que veas a alguien que parece haber perdido el control sobre si mism@ o que actúa de
una manera extraña. Es difícil basarte en determinadas actitudes porque no siempre traducen un problema de base(para la mayoría de la
población nosotr@s estamos tod@s  loc@s), aunque lo mejor es confiar en tu sentido común, acercarte a esta persona que parece no
encontrarse del todo bien e investigar un poco. Puedes preguntarle: ¿cómo te llamas?, ¿ que haces?, ¿ con que grupo estás?, y  ¿te
encuentras bien?, ¿te has golpeado? ¿tienes alguna enfermedad? Y hacerte una idea de si hay algún problema.
Puedes hablar con su grupo de afinidad para ver si saben si esta persona padece alguna enfermedad  o si sigue algún tratamiento y si éste es
su comportamiento habitual.
        Trataremos de hablar con esta persona, tranquilizarla e intentaremos averiguar si es necesario acompañarla fuera de los lugares con más
animación para prevenir posibles problemas.

Ansiedad/ataque de nervios:
La  ansiedad equivale a los conocidos “nervios” que tod@s hemos sentido alguna vez, por lo que no se nos hará difícil de distinguir. En
situaciones de máximo estrés puede que algunas personas sufran lo que se conoce como “ ataque de nervios” o crisis de ansiedad; esto
puede pasarle a cualquiera, hasta a  el/la más tranquil@ y es importante que tanto nosotr@s si nos pasa,  como l@s que nos rodean, seamos
capaces de darnos cuenta.
¿que se siente? De repente empezamos a sentir mucho miedo y  creemos que vamos a  perder el control de la situación (“ me va a dar algo”).
Es normal que aparezcan sensaciones físicas como: sensación de que el corazón va muy rápido, que te cuesta respirar, temblores, nauseas,
vómitos, hormigueos en los dedos, sensación de contractura muscular..... hasta se puede perder la conciencia durante segundos.
¿que es lo que me pasa? Tu estás viviendo una situación muy estresante y tu cuerpo puede protestar por ello, de repente tus hormonas se han
disparado y son las responsables de que estés sintiendo todo esto. Es algo pasajero y no pone en peligro tu salud, así que tranquil@ porque
no te vas a ahogar ni vas a tener un ataque al corazón,  ni nada de eso que imaginamos cuando estamos en esta situación  y que contribuye a
ponernos más nervios@s
¿qué hacer? Si te pasa: debes intentar respirar lento y hondo aguantando el aire dentro, piensa que estás teniendo una crisis de ansiedad,
que esto es pasajero y que tu vida no corre peligro. Intenta buscar ayuda en una persona que conozcas y en la que tengas confianza y tratar de
alejaros de la zona y buscar un sitio más tranquilo. Mejor si te ha pasado esto es que te tomes unas horas libres y esperes a que te baje la
ansiedad. Si es posible mejor si estás acompañad@.
Si estás sol@: tranquil@, intenta no darle importancia a los síntomas físicos, repitete frases como: “Esto no es peligroso, es sólo adrenalina y
pasará, Puedo seguir haciendo las cosas aunque esté nervios@, Solamente estoy un poco nervios@ y pronto estaré mejor”. Respira hondo,
intenta describir las cosas que ves a tu alrededor, recuerda la letra de alguna canción, recuerda algo feliz en tu vida, busca a alguien con quien
hablar y ve a un sitio tranquilo, poco a poco la ansiedad bajará.
Si le pasa a alguien a tu lado: ve a hablar con él/ella, pregúntale lo que le pasa, si crees que está teniendo una crisis de ansiedad explícale que
es lo que le está pasando y que tú vas a estar con él/ella, no le hables de sus sensaciones físicas, habla de cosas sin importancia y dile que
todo irá bien(si no te ves capaz siempre puedes buscar entre la gente alguien que si pueda hacerlo),  y tratar de alejaros de la zona y buscar
tranquilidad. Debes de ayudarle a respirar lentamente(ya que el respirar rápido es una de las causas de todo lo que está sintiendo), si ves que
no consigues esto puedes optar por hacer respirar a esa persona dentro de una bolsa de plástico, aunque esto puede hacer que la persona
sienta que se ahoga más. Si la persona está muy angustiada o si no mejora pregunta si alguien lleva un tranquilizante y pónselo debajo de la
lengua(si no es alérgic@).
Con el tiempo  y con tu ayuda   poco a poco desaparecerán las sensaciones físicas y que será más fácil hablar de lo que ha pasado.

Personas que presentan alteraciones del comportamiento:
Puede pasar que encontremos a alguien que se comporta de manera rara pudiendo      ponerse en alguna situación de riesgo o poner en
riesgo a l@s demás. Cómo saber si esta persona necesita que le ayudemos puede ser muy difícil de decidir y fácilmente entraríamos en
discusiones sobre este tema. No es el momento de iniciar una discusión,  así que simplemente basándonos en nuestro  sentido común y en la
opinión de las personas que nos rodean podemos decidir si es necesario que intervengamos para mayor tranquilidad de tod@s. Debéis de
intentar estar calmad@s y no ser agresiv@s.
Si decidís intervenir, alguien debe hablar con él/ella, preguntarle si se encuentra bien, si está orientada(donde estamos y que día es hoy), si
necesita ayuda, intentando razonar el porque de su actitud y explicarle que puede poner y ponerse  en peligro. Hablar con las personas que
puedan conocerle y preguntar si tiene alguna enfermedad y si es así normalmente. Todo esto nos puede ayudar a llegar a una conclusión sobre
si esta persona necesita ayuda.
En estos casos deberíamos descartar varias situaciones: que la persona se haya golpeado en la cabeza, que esté en síndrome de abstinencia
o que padezca una enfermedad mental que se ha descompensado(preguntar si se ha interrumpido algún tratamiento). En todos estos casos
es mejor intentar alejar a la persona de la acción y asegurarse de que recibe ayuda médica si creemos que es necesario.
 

Armas químicas

GASES LACRIMOGENOS Y GAS PIMIENTA

Un poco de información nos permitirá deshacer mitos y  temores. Lo primero que debe recordarse sobre la exposición a estas armas
químicas, es que esto no es lo peor que puede ocurrirnos. La exageración y el miedo que las rodea son enormes, pero, en realidad, si se es
cuidados@ e inteligente, se puede sobrevivir sin muchos problemas.
La información que se expone a continuación es el resultado de la experiencia que han tenido l@s miembros del colectivo de salud  Cruz
Negra.

Como son usados:
Pueden ser lanzados en pequeños recipientes o en grandes tanques parecidos a  los extintores. El gas lacrimógeno es frecuentemente usado
mediante latas, que son lanzadas dentro de la multitud, a veces directamente contra personas. No las cojas a no ser que lleves guantes
resistentes ya que están muy calientes. Piensa que el tiempo que la sostengas estás expuesto de manera muy importante a su acción.

De qué manera te pueden  afectar:
Tanto el gas lacrimógeno como el rociado con pimienta son irritantes de la
piel, provocan dolor por quemadura y excesivo lagrimeo, inflamación de la
nariz, de la boca y de las vías respiratorias. El rociado con pimienta es difícil de quitar de la piel y produce quemaduras de primer grado. Si
estuvieses expuesto a estos elementos, podrás sentir:
picor, ardor de los ojos, nariz, boca y piel, excesivo lagrimeo(nublando tu visión), goteo excesivo de la nariz, aumento de la salivación, tos y
dificultad respiratoria, desorientación, confusión y a veces pánico.   También puedes sentir rabia intensa por exposición al rociado con
pimienta, esta es una respuesta muy común, aunque puede ser muy útil si se está preparad@ para ello y si se es capaz de enfocarla en la
recuperación y en volver a la acción.

La buena noticia es que todo esto es transitorio. El malestar provocado
por los gases lacrimógenos desaparece a los 5-30 minutos, mientras que el
peor malestar del rociado con pimienta dura entre 20 minutos y 2 horas.
El efecto de ambos disminuye pronto con el tratamiento.

Prevención:
Para la mayoría de la gente sana, los efectos de los gases lacrimógenos y de
la pimienta son transitorios. Sin embargo, para algunos los efectos son
duraderos y ponen la vida en peligro. Las personas que presentan alguna de
las condiciones listadas a continuación, deben saber de estos riesgos y
deben intentar evitar la exposición. Hay que tener en cuenta que en las
acciones intensivas, la conducta de la policía puede ser impredecible, y
evitarla no siempre es posible. L@s  que tengáis asma u otras enfermedades pulmonares, edades extremas ( niñ@s, ancian@s) , mujeres
embarazadas o en periodo de lactancia, enfermedades que afecten  al sistema inmunitario, enfermedades de la piel o de los ojos y la gente
que utiliza lentillas, deberéis tener especial cuidado si la policía utiliza los gases ya que podríais tener complicaciones importantes. Lo mejor
es alejarse de la zona contaminada e intentar evitar los gases si es posible.
Las mujeres embarazadas tienen riesgos de aborto y de malformaciones en el feto.
Las mujeres en periodo de lactancia corren riesgo de pasarle las toxinas a sus bebes.
Personas que padecen asma u otras enfermedades pulmonares, personas con eccemas o dermatitis, psoriasis, acné severo, personas con
uveitis o conjuntivitis corren el riesgo de exacerbación de su enfermedad y posibles secuelas.
Alteraciones del sistema inmune como: quimioterapia, tratamiento prolongado con
corticoides, enfermedades como VIH, Lupus, etc, corren el riesgo de exacerbación de su enfermedad o de que aparezca una respuesta
excesiva a los gases.

Protección:
Evita el uso de aceites, lociones y detergentes porque pueden atrapar elementos químicos y
de esa manera prolongar la exposición. Se debe lavar la ropa, el cabello y la piel  antes de las manifestaciones con un jabón sin detergente(
cualquiera de los ecológicos). Recomendamos que se usen protectores solares de base acuosa o alcohólica (no grasa) Y que te cubras la
mayor parte del cuerpo posible, si es posible con ropa impermeable.
       Existen distintas posibilidades de protección de mucosas:
Un pañuelo grande mojado con agua o vinagre y atado fuertemente alrededor de la nariz y de la boca es el último recurso. Es mucho mejor que
nada, pero recuerda que es una simple barrera, no un filtro, por lo que la protección no es a largo plazo. Asimismo, puedes mantenerlo húmedo
en una bolsa de plástico hasta el momento de usarlo. Lleva varios, el pañuelo que uses estará contaminado.
Para proteger tus ojos, las gafas de natación selladas servirán. Debes probártelas junto a tu pañuelo o respirador para ver si se acoplan bien.
Respiradores: son más fáciles de conseguir que las máscaras. Se pueden comprar en ferreterías. Debes comprar filtros para partículas
orgánicas(franja marrón) o de 4 franjas(válido para cualquier tipo de gas). No protegen los ojos. Son una buena alternativa a las mascaras si
usas unas gafas bien selladas también.
Máscaras antigás: es la mejor protección contra los gases pero más difícil de conseguir y de pasar por la frontera. Hay de varios tipos, lo
importante es que te la pruebes antes pues hay algunos modelos que no van bien, dependiendo del tamaño de tu cabeza, y algunas que son
muy pesadas.
Debes saber que cualquier tipo de protección que elijas, tendrá un fuerte efecto visual. Las máscaras antigás funcionan mejor; también son
atemorizantes, intimidatorias y puede alejar a los demás. También puede hacernos blanco de la violencia policial. Piensa cuidadosamente
sobre el impacto que tiene sobre los demás cuando decidas el tipo de protección.

Cómo actuar:
MANTENER LA CALMA. El pánico aumenta la irritación. Respira lentamente y
recuérdate que sólo es transitorio,
- si ves que se aproxima o se recibe la alarma, colócate la máscara
protectora, si fuese posible, aléjate o ve hacia la dirección contraria de la que va el gas ( recuerda que este sigue la dirección del viento).
- suénate  la nariz, enjuágate la boca, tose y escupe.
- trata de no tragar.
- Si tuvieses lentes de contacto, trata de quitártelas o haz que alguien te
las retire, con los dedos LIMPIOS,
-  NO TE RASQUES (es muy importante, sobre todo los ojos, aunque te pique mucho).

Soluciones:
-Para los ojos y la boca:
Una solución de antiácido líquido (como Almax) y agua en partes iguales. Una botella con rociador es ideal. Limpiar siempre desde el rincón
interior del ojo y suavemente hacia afuera, con la cabeza echada para atrás y levemente hacia el lado que se está enjuagando. Si es posible y
la persona esta de acuerdo abridle los ojos. La mayoría no podrá/querrá abrirlos por sí mism@s, y al abrirlos se incrementará transitoriamente
el dolor, pero la solución ayuda. También funciona muy bien enjuagarse la boca.
-Piel:
 Recomendamos aceite de oliva, seguido de alcohol.
Evitando cuidadosamente de tocar los ojos, frótate vigorosamente la piel expuesta a los productos químicos con una esponja o trapo saturado
con aceite de oliva. A continuación frótate con alcohol, cuidado con los ojos, recuerda que el alcohol duele MUCHO en los ojos.
Si no tienes ninguna de estas soluciones puedes rociar las zonas afectas con agua abundante (mejor fría), haciendo que esta caiga sin tocar
otras zonas y
Los tratamientos secundarios (pero importantes) pueden ser: escupir, sonarse la nariz, toser, caminar con los brazos extendidos, quitarse la
ropa contaminada y tomar una ducha tibia. En efecto, es esencial ducharse y lavar la ropa (esta vez con detergentes) tan pronto como sea
posible. Mientras no lo hagas seguirás contaminado y contaminando.
 

Animales y otras tácticas represivas:

 Se sabe que la policía utilizara caballos y perros en la represión, estos últimos parece ser que llevan bozal y son utilizados como autodefensa,
no son lanzados a la multitud. Si esto sucede y a alguien le muerden debemos cuidar las heridas como se explica en el apartado
correspondiente, prestando especial atención a su limpieza y desinfección. En cuanto a los caballos, hay dos cosas que podemos hacer, no
ponernos detrás de las patas traseras y algo que suena fuerte pero es lo que nos han recomendado que consiste en sentarse en grupo, muy
junt@s, frente a ellos, los caballos al no ver el suelo no avanzaran, si los caballos llevan los ojos tapados esta táctica no sirve.
Por supuesto es sabido por todos que suelen usar armas contundentes (porras, pelotas de goma o chorros de agua). Lo primero que
debemos hacer es intentar protegernos, sobre todo la cabeza (es uno de sus objetivos favoritos) y los ojos, en general es preferible recibir un
golpe por detrás. Si utilizan los cañones de agua intentad agarraros para no salir despedid@s. Posteriormente analizaremos las contusiones
(localización y gravedad) y como primer tratamiento lo mejor será aplicar frío.
 

Cuidados posteriores:

Los efectos físicos y emocionales de la manifestación quedarán impresos en el cuerpo, después de que haya terminado. En las horas, días y
semanas siguientes a la acción, es importante recordar que puede haber efectos prolongados. Estos pueden ser físicos, por el rocío de
pimienta, gases lacrimógenos, o también emocionales, por el ambiente realmente intenso que nos rodea.
En primer lugar, una observación con respecto a las hierbas. Por lo general,
su uso es seguro.
Sin embargo, si estuvieses embarazada, un problema de salud o tomando una
medicación, consulta a un especialista en hierbas. Interrúmpase si
hubiese reacciones negativas o alérgicas, los síntomas empeorasen o las
condiciones no mejoraran. Estas sugerencias son para educación y refuerzo.
No tienen como intención superar al sentido común, ni remplazar la atención
especializada. Los remedios homeopáticos y las hierbas que se mencionan en
este folleto se pueden comprar en cualquier local de alimentos naturales, como
remedios. De todas maneras, quizás debas combinarlos para preparar la
fórmula apropiada para ti.
 

Armas químicas-cuidados posteriores
La sobreexposición a agentes discapacitantes, como gases lacrimógenos y/o gas pimienta pueden provocar problemas de salud. Estos
agentes pueden lesionar la capa protectora de los pulmones, lo que nos hace más susceptibles a las infecciones y enfermedades pulmonares.
Además, las toxinas derivadas de las armas químicas pueden adherirse a nuestro cuerpo, pasando a nuestro hígado y a nuestro sistema
inmunológico general. Hay varios pasos a seguir que contribuyen a disminuir los riesgos de exposición a estas toxinas. Algunos de estos
pasos se deben seguir lo más rápido posible después de producida la exposición. Otras deben seguirse regularmente en las semanas
siguientes. Trate de no llevar ropas contaminadas al interior, salvo que estén dentro de una bolsa de plástico sellada. Lávese el pelo y toda la
ropa contaminada con un detergente fuerte. Es importante ayudar a eliminar las toxinas del cuerpo, tan rápida y eficazmente posible, a fin de
minimizar los efectos prolongados.
La siguiente es una lista de soluciones que contribuirán a desintoxicar y
apoyar a tu sistema inmunológico después de una exposición a armas químicas.

• Agua:
Trate de tomar por lo menos 2 litros por día. Agregue zumo de limón en el
agua para aumentar su beneficio.

• Para ayudar al hígado:
Use hierbas amargas tónicas para el hígado, como por ejemplo el cardo
(Silybum mariannum), la bardana (Arctium lappa), y raíz de amargón (diente
de león) (Taraxacum officinale) durante dos semanas después de la
exposición. Se puede tomar en forma de infusión, 1-4 tazas por día, o en
forma de tintura 2-4 gotas, 2-3 veces por día, o moler las hierbas en un
molinillo de café, colocarlas en cápsulas y usar 4 cápsulas 1-3 veces por día

El cardo también se puede comprar en cápsulas. Su hígado debe trabajar
extra para poder filtrar las toxinas. Evite el alcohol, cigarrillos,
cafeína, alimentos fritos o con alto contenido de grasas para aliviarle la
tarea.
Dormir regularmente también es importante, su hígado continúa trabajando
mientras usted duerme.

• Refuerzo para los pulmones
La tintura de hoja de verbasco (Verbascum thapsus) es un excelente
refuerzo para los pulmones.
Lo deben usar especialmente los asmáticos o si se tiene tos.
Tómense 2 -4 goteros llenos cada 4 horas aproximadamente, inmediatamente
después de la exposición. A las 24 horas posteriores, disminúyase a 2
goteros llenos 4 veces al día. Para sus pulmones también es muy útil
masticar la raíz de la planta de licoricia (Glycyrrhiza glabra), al
igual que las tabletas de Slippery Elm (una variedad de olmo) o cápsulas
de raíz de altea (Althea officinalis). Estas hierbas mucilaginosas
suavizan y protegen las membranas mucosas. Son especialmente importantes en
caso de tos seca.

• Dieta con alto contenido en fibra:
Los granos enteros y el salvado de psyllium. Tómense siempre por lo
menos con 2 tazas de agua. Interrumpir la ingesta si se produjere irritación
o gases.

• Refriega con sales de Epsom:
Un baño caliente, seguido por una detallada refriega con sales de Epsom,
las que permanecieron en la piel entre 10-15 minutos antes de lavarse,
ayuda a eliminar las toxinas del cuerpo. Enjuáguese con mucha agua

• Infusión de ortiga:
La ortiga es la planta perfecta. Su alto contenido en minerales y su suave
acción de limpieza y refuerza su función protectora.
Bebida, grandes cantidades de infusión de ortiga activa tu sistema
inmunológico, calma y refuerza a tu organismo para recuperar sus fuerzas y
normalidad.

Cuidados emocionales:
Algunas personas permanecen estresadas después de las manifestaciones. Esto
puede presentarse en forma de problemas para dormir, pesadillas, ansiedad,
miedo o depresión. También puede desencadenar el estrés por acontecimientos
anteriores.

Una buena fórmula tanto para reforzar el sistema nervioso como para aliviar
el estrés:

• Escutelaria (Scutellaria lateriflora)
• Lavanda (Lavandula spp.)
• Avena (Avena sativa)

La dosis para el estrés agudo es 4 goteros llenos de tintura (extracción al
alcohol) tomados con un poquito de agua. Esperar 15 minutos y repita la dosis si fuese necesario. Como tónico en el momento de estrés sirve
para calmar, tómese 1-2 goteros llenos 1-2 veces por día, o beba 1-2 tazas de su infusión(hecho con 1-2 cucharaditas por taza)
Es muy común tener pesadillas y/o problemas para dormir después de una manifestación. Si este fuese su caso, el tónico descripto puede ser
útil, o pruebe la tintura de lúpulo (Humulus lupulis) para lograr conciliar un sueño más profundo y eludir las pesadillas. La dosis es 1-3 goteros
llenos antes de irse a dormir. La infusión sirve pero bebida antes de irse a dormir, es la forma de tener la vejiga llena en algún momento de la
noche.
Otras formas para tratar el estrés, tristeza, ansiedad y estado nervioso después de una manifestación, pueden ser:
 Rescue Remedy (una esencia floral), yoga, meditación, escribir y/o hablar con sus amigos sobre las experiencias/ pensamientos acerca de la
manifestación. Las flores de Borago (Borago officinalis) puede tomarse en forma de tintura (un gotero lleno si fuese necesario) o en forma de
infusión para poder reforzar su estado emocional. El aceite de lavanda es especialmente útil para los casos de ataques de pánico o tristeza.
Tenga consigo un frasco de esencia de lavanda y huélalo varias veces al día.
Hay numerosos remedios con hierbas que contribuyen a que el cuerpo se recupere rápidamente con menos daño residual. Los siguientes
pueden ser usados para una gran variedad de lesiones como cortes, rasguños, contusiones, luxaciones, torceduras:
Mézclese por partes iguales:

flores St. Johns Wort (Hypericum perforatum) reducen las lesiones
provocadas por contusiones y a los nervios
flores de Caléndula (Calendula officinalis) producen alivio y reducen la
inflamación
flores de milenrrama (Achillea millefolium) son buenas para las heridas
abiertas, producen alivio.
Se pueden usar de diversas maneras. Es una buena combinación, pero no dude
en usar una sola hierba si es la única que consigue.
Se puede aplicar de inmediato sobre la lesión o posteriormente si la necesitase.

En forma de infusión: Filtre bien y colóquese en forma externa con frecuencia, aplicándolo en forma de enjuague o de rociado, o moje un trapo
con la infusión y manténgala o sujétela en la zona durante 1/2 horas, 1-3 veces por día. Se mantiene bien sin refrigeración durante unas 24
horas.
En forma de tintura:
Para pequeñas lastimaduras, aplíquese un gotero lleno directamente sobre el
área afectada. Para zonas más grandes, dilúyase una cucharadita en un 1/4
-1/2 taza de agua y aplíquese como enjuague o como compresa. Las tinturas
contienen alcohol. En una herida abierta producirá ardor. Si alguien sufrió
recién la agresión, reaccionará fuertemente porque le producirá más dolor. En forma de aceite:
Durante las manifestaciones no use sustancias oleosas porque retienen los productos químicos sobre la piel. Una vez en el hogar, el aceite
puede ser muy útil porque se extiende fácilmente por amplias zonas.
Uso interno:
Si tiene alguna experiencia con hierbas, puede usarlas internamente.
Infusiones 1-2 tazas por día. Tintura: 1-2 goteros llenos 2-3 veces por día.

Como medida general, descanse, cuídese bien, y busque ayuda si los síntomas
físicos y emocionales duran más que lo previsto. Si llegara a necesitar
atención médica, pida copia de su historia clínica, podrá resultarle útil
en el futuro, para el caso de que deba emprender acciones legales contra la
policía.

Confiamos que esta información lo ayudará a estar más seguro y fuerte en su
activismo. Recuerde que hacemos esta tarea porque es importante y divertida,
y bueno, un poco de peligro es esencial en la vida.

Cortesía del Colectivo de Cuidado de la Salud de la CRUZ NEGRA ANARQUISTA, Portland, OR, USA.