(21-O)   Concentración de HOMBRES CONTRA LA VIOLENCIA MACHISTA
 

                            En León:      21-octubre-2012,   a las 12:00 h.

  Plaza de San Marcelo, frente al Edificio Botines

 

¡ Da la cara contra la violencia machista !
 

 

Cartel          Representantes que dieron la cara          Manifiesto           Revista de prensa          Síguenos

 
 

Video de la concentración 21-O desarrollada en León: 

 

El 21 de octubre de 2012 se desarrolló una concentración de hombres contra la violencia machista en León convocada por el GRUPO PROMETEO - HOMBRES POR LA IGUALDAD.

La fecha del 21 de octubre (21-O) remite a la primera manifestación de hombres contra la violencia machista desarrollada en España: Sevilla, 2006. Desde entonces se ha consolidado como jornada anual de referencia para movilizar a los hombres por esa causa mediante actos que se convocan en numerosas ciudades, entre ellas León. La convocatoria tomó este año carácter internacional al incorporarse actos también en países como Perú y México. Asimismo, la Agenda de los hombres por la Igualdad (Barceona, 2011) acordó esta fecha para convocar anualmente a los hombres en expresión del rechazo absoluto a la violencia contra las mujeres.

En sus inicios, estas movilizaciones contaron un inspiración de lujo: la de José Saramago

 

Los objetivos principales que perseguimos con estos actos son:

- Sensibilizar a los hombres contra la violencia machista y por el rechazo abierto a quienes la practican, asumiendo que somos parte del problema y debemos serlo también de la solución.

- Promover la colaboración activa de todos los hombres en favor de la igualdad y contra la violencia hacia las mujeres, participando colectivamente en la movilización de este día y con toda la sociedad el 25 de noviembre (Día Internacional contra la Violencia de Género).

De modo general, a través de estos actos apostamos por la defensa de los Derechos Humanos, la resolución pacífica de conflictos y el respeto a todas las personas de cualquier origen y condición.

 

¡Da la cara contra la violencia machista! participando y difundiendo estas acciones.

Frente al maltrato no podemos ser neutrales; sólo sirve el rechazo. Nuestro silencio lo hace más fuerte.

 

Destinatarios de la convocatoria: Todos los hombres interesados en la defensa de los derechos de las mujeres como parte integral de los Derechos Humanos, y muy especialmente el derecho a la vida, a la igualdad y a la libertad. La defensa de estos derechos es una obligación ética y política para toda la sociedad, y reclamarlo no corresponde sólo a las víctimas. Los hombres somos parte del problema y debemos serlo también de la solución. Dar la cara contra la violencia machista es un primer paso para no ser cómplices de quienes la practican o la justifican. Todos somos responsables individual y colectivamente de dar ese paso.

Las organizaciones de hombres por la igualdad ponemos a disposición de todos los hombres interesados la posibilidad de dar la cara públicamente contra la violencia machista en estos actos. A ellos convocamos a todos los hombres y muy especialmente a los representantes de instituciones públicas, organizaciones sociales y hombres destacados en ámbitos diversos cuya notoriedad puede servir como referencia para quienes aún no tienen clara conciencia del problema de la violencia machista.

 

MANIFIESTO leído en la concentración:

DAR LA CARA CONTRA EL MACHISMO

¿Nos suena de algo esta lista de nombres?: Oleksandre, Enrique, Amir, Eduardo, Joan, Julián, Ángel, José Antonio, Claudio, Valeriano, Miguel Ángel, Arsenio, Ignacio, Miguel, Sebastián, Mateo, Khalil, Nilhan, David, Alejandro, Juan Manuel, Alberto, Iván.

Sus edades van desde 23 hasta 80 años. Ese no es factor que los pueda definir.

Su lugar de residencia en España tampoco: los hay de casi todas las CC. Autónomas y uno de ellos de la provincia de León.

Lo mismo ocurre con su nacionalidad: En su mayoría son españoles, pero los hay también de origen marroquí, ucraniano, brasileño, búlgaro, turco, británico y de algún otro país.

El rasgo que los une es ser hombres y haber tenido una relación de pareja con las mismas mujeres a las que arrancaron la vida a lo largo de este año: 42 hasta hoy -21 de octubre-.

No están todos los que son, pero sí son todos los que están.

A ellos podríamos sumar los que intentaron la misma “gesta” machista desbaratada tan sólo por azar. ¡Bendito azar!. Año tras año sin excepción se repite la historia de este aciago listado de la violencia machista. O mejor dicho, dos listados inseparables: uno fúnebre (por las consecuencias) y otro machista-terrorista (por las causas y los formas).

Ante estos sucesos, la opinión de la comunidad más próxima suele revelar desconcierto: “era una pareja tan normal”, “parecía un buen hombre”, “¿cómo íbamos a imaginar que...?”. Es difícil de aceptar y menos aún comprender la violencia hacia las mujeres por parte de quienes son o han sido sus parejas. Parece algo contradictorio en sí mismo. Y lo seguirá siendo mientras no entendamos el concepto de «género», que podría resumirse como el modo en que la sociedad nos educa a hombres y mujeres de modo diferenciado y sistemático. Sólo desde esa base podremos empezar a entender la distribución rígida de papeles que se establece para hombres y mujeres en la sociedad y en nuestra convivencia: dominio y agresividad para ellos, sumisión y cuidados para ellas. Sólo así podremos entender que el maltratador no actúa por motivos de trastorno o enajenación, sabe lo que hace y se siente acreditado moralmente para ello con el fin de lograr que la mujer se comporte conforme al orden establecido, aunque sabe que la ley ahora no lo permite. Sólo así podremos entender alegaciones reales de maltratadores, como "Es que mi mujer se empeña en llevarme la contraria", o “No se deja domar”. Sólo así podremos entender que muchísimas mujeres ponen en riesgo su vida con sólo expresar un “No me grites” o “ahora no me apetece”.

Por tanto, hay una responsabilidad del maltratador (evidente y que nadie suele cuestionar en caso de asesinato), pero muy pocas veces se tiene en cuenta la responsabilidad de la sociedad que le ha enseñado a comportarse de ese modo frente a las mujeres. Ese es el punto de partida para evaluar la responsabilidad individual y colectiva de los hombres. Somos parte del problema y debemos ser parte de la solución.

A nivel individual, el criterio a seguir frente al machismo y el maltrato podría resumirse en: ¡No lo hagas, no lo permitas, no lo justifiques!. Eso es “dar la cara contra el maltrato”. Pero ese paso sólo será completo si implica a la vez “dar la cara por la igualdad”. Sólo en un contexto de igualdad es posible la ausencia de maltrato, porque la desigualdad ya es en sí misma maltrato para quien la sufre. Por ello, o se está contra la violencia machista o se acepta. No cabe la neutralidad.

La responsabilidad de la sociedad puede ser más difícil de percibir, entre otras razones porque ese aspecto se omite oficialmente. Pero está ahí y es muy evidente. Nos pueden ayudar a verlo algunos ejemplos reales de violencia machista perpetrada por la propia sociedad o las instituciones:

- Es violencia machista establecer medidas y leyes que discriminan a las mujeres o recortan sus derechos. El período actual de crisis ofrece ejemplos numerosos.

- Es violencia machista aceptar fenómenos sociales como la prostitución, que suponen discriminación, vejación y maltrato a las mujeres, sin ser denunciados y sancionados.

- Es violencia machista que instituciones segregadoras de las mujeres gocen de beneficios y recursos por parte del estado. La Iglesia es el ejemplo más claro.

- Es violencia machista que desde cargos públicos se legitime la discriminación y el maltrato a las mujeres, mediante conductas o manifestaciones que quedan impunes. Declaraciones como: "El regadío hay que utilizarlo como a las mujeres, con mucho cuidado, que le pueden perder a uno"; o la más reciente de “las leyes son como las mujeres, están para violarlas”, o sentencias como “llamar «zorra» a la esposa puede no ser un insulto”, todas ellas expresadas por hombres con altos cargos públicos y por las cuales no han sufrido pena alguna (o, pero aún, siguen en el poder), demuestran que la sociedad sigue siendo muy permisiva con el maltrato a las mujeres.

- Y es violencia re-machista que desde el Estado se permita la violencia machista o no se pongan los medios necesarios para erradicarla.

En el fondo, estamos siempre ante una cuestión de voluntad política. Y no es casualidad que el ámbito político este aún dominado mayoritariamente por hombres y por las reglas de una masculinidad tradicional que en tantas ocasiones alcanza lo grosero y humillante.

No es que todos los hombres seamos así, es que el modelo que se nos asigna desde la cultura y la sociedad es de esa forma, y cuando se abusa del poder se hace también conforme a unas pautas, ya sea en la pareja, en la familia, en la empresa o en la política.

Por tanto, el machismo no es natural, sino aprendido. Y si se aprende, se puede desaprender y cambiar. Ese es nuestro reto, el reto de cada hombre y en todos los ámbitos de nuestra vida, sin excepción. Y no nos engañemos, las declaraciones y la voluntad no sirven de nada si no van acompañadas de acciones. Si no lo hacemos así, estaremos siendo cómplices del machismo y su violencia.

Por último, decir que la batalla contra el machismo no la vamos a librar en solitario. Debemos estar ahí y colaborar, pero no habrá héroes. En esa tarea estaremos siempre en deuda con todas las mujeres que han luchado individual y colectivamente por su libertad, con todas las mujeres que han pagado con su vida y sufrimientos el precio de vivir en un mundo construido para hombres. Mujeres que merecen todo el respeto y reconocimiento, el nuestro y el de todas las sociedades, sin excepción. Falta que llegue aún ese día. Pero ese déficit y esa deuda no figuran en la agenda social y política. Es otra forma de machismo.
 


                                                                                                         Grupo Prometeo – Hombres por la Igualdad    (21-octubre-2012)

 

REVISTA DE PRENSA

05/10/2012 – ileón.com : El Grupo Prometeo convoca a una concentración el 21 de octubre contra la violencia machista

20/10/2012 – Diario de León : Hombres de León plantan cara a la violencia machista

21/10/2012 – león.com : "Los hombres son parte del problema de la violencia machista, y deben ser parte de su solución"

21/10/2012 – LeoNoticias : Los hombres leoneses rompen su silencio para luchar contra la violencia machista

22/10/2012 – Diario de León : Medio centenar de hombres protestan contra la violencia machista. «La lucha contra la desigualdad no es sólo cosas de mujeres»
 

 

Representantes de instituciones y organizaciones en la concentración 21-O de León:

Ignacio Fernández Herrero     (CC.OO. León. Secretario General de Unión Sindical)

SANTIAGO ORDÓÑEZ     (Izquierda Unida León. Coordinador Provincial)

MANUEL DOMÍNGUEZ CHICO    (Izquierda Unida León. Coordinador Local)

ARTURO FERNÁNDEZ RODRÍGUEZ    (UGT León. Secretario General Provincial)

FÉLIX ORDÁS IGLESIAS     (UGT León. Secretario Provincial de Acción Social de Igualdad)

OSCAR ÁLVAREZ    (PSL-PSOE. Secretario de Organización, Comunicación y Portavocía)

JOSÉ ANTONIO DÍEZ DÍAZ    (PSOE León. Secretario de Agrupación Municipal)

JUAN PABLO GARCÍA-VALADÉS    (Aymto. de León. Concejal de Fiestas, Cultura Leonesa y Patrimonio)

ALBERTO DEL POZO    (ADSP - Asoc. para la Defensa de la Sanidad Pública)

NOURRE EDDINE    (Asoc. Hispano-Marroquí de León)

JESÚS HERNÁNDEZ GIMÉNEZ    (Colectivo Gitano de León)

 

Sigue las movilizaciones 21-O :

Hombres contra la Violencia Machista | Facebook

Foro de Hombres por la Igualdad - Sevilla

Ahige: Ruedas de hombres contra la violencia machista