Lunes sin Sol

Los Manifiestos de la Plataforma se elaboran de forma consensuada y rotativa entre las Organizaciones que la componen. Cada semana, la Organización convocante de la Concentración se encarga de la redacción, lectura y difusión del Comunicado correspondiente.

Lunes, 23 de Enero de 2006. 28ª Concentración:

 

Manifiesto.

 

Si hemos  tardado esta semana en convocar esta concentración es porque nos faltaba información sobre las circunstancias exactas de la última muerte por violencia de género, la de Águeda. Pero parece que una vez más una mujer haya muerto por el mero hecho de ser mujer, es decir, todavía, vulnerable. Durante siglos tuvo que someterse a hombres para que la protejan de otros hombres, como se protege a una propiedad privada. Ahora tiene derechos, existen leyes, pero algunos siguen en la prehistoria de las relaciones entre los sexos.

 

El maltratador (hecho de esta curiosa mezcla de cobardía, de prepotencia y de instintos primarios mal controlados) sigue viendo en la mujer una presa fácil sobre la que vengarse de sus fracasos o impotencias. Se sigue siendo con derecho de permitir la vida o la muerte de las mujeres que le rodean. El maltratador se cree que tiene derecho a maltratar. No cree que la mujer tenga derecho a no ser maltratada. No le cabe en la cabeza. Es que la tiene muy pequeña. Incluso el más genial de los matratadores tiene un coeficiente intelectual muy bajo en lo que se refiere a los derechos de la mujer.

 

Estamos aquí para protestar contra la muerte de Águeda, pero también quisiéramos rendir un homenaje a Rocío, esta joven leonesa asesinada hace 8 meses en Navatejera, y cuyo asesino todavía no está entre rejas. Parece que el caso no es prioritario para los investigadores. Como mujeres, como madres, como hijas, como ciudadanas nos parece que dormiríamos más tranquilas de saber que los crímenes de género fueran tratados con la máxima celeridad y severidad. Una vez más, rogamos a las instituciones o a quién corresponda agilicen estos temas para que los aproximadamente 22 millones de mujeres de este país podamos vivir y progresar de acuerdo a la España del siglo XXI.

 

Queremos añadir que somos hoy aquí granitos de arena pero que muchos granitos acaban formando una montaña. Seguimos creyendo que la tendencia se puede invertir, y que sólo depende de que cada vez haya más gente para condenar la violencia de género, en actos como este, pero también en su entorno más próximo. Educar a los hijos en igualdad, tener el valor de denunciar cada caso del que se tenga noticia, el valor de decir basta. Con esto, no sólo homenajearemos a las mujeres muertas sino que además y a la larga acabaremos con esta plaga surgida de otros tiempos que es la violencia de género. Un saludo a todos de parte del colectivo de mujeres Ribera del Torío.

 

Gracias a la prensa por no publicar nada de este texto antes de la concentración del 23 de enero.

 

Colectivo de Mujeres "Ribera del Torío"

 


 

Viernes, 20 de Enero de 2006. 

Manifestación.

Por Rocío
 
La familia de Rocío Fernández Ameijeiras, asesinada hace 8 meses en
Navatejera (León), convoca una manifestación por las calles de León en
repulsa por su asesinato y para pedir la máxima celeridad en el proceso con 
el fin de esclarecer el caso y de poner a un asesino entre rejas.
Pedimos el apoyo de las y los ciudadanas y ciudadanos para arroparnos en este día.
 
¡La cordura y la esperanza deben prevalecer ante tanta injusticia!
 
Viernes, 20 enero de 2006.
Hora 18 horas.
Lugar de salida: Plaza Guzmán.
Lugar de llegada: Plaza Catedral.
 
¡Gracias de todo corazón por vuestro apoyo!
 

 

Lunes, 16 de Enero de 2006. 27ª Concentración:

 

Manifiesto.

 

Hoy  día 16 de enero nuevamente nos concentramos en esta plaza. Con Alicia Murcia de 35 años y su hija de cinco años ya son 6 las victimas de la violencia de género desde que comenzó el año. Ambas han sido asesinadas cruelmente  en Zaragoza el pasado día 12 de Enero por el excompañero de Alicia y padre de la niña.

 

Los integrantes de la Plataforma nos reunimos hoy aquí para manifestar nuestra repulsa hacia los asesinatos de mujeres, y esta vez también el de una niña de tan sólo 5 años.

 

La bajeza con la que se producen estos casos nos hace reflexionar sobre el sentido de la justicia, de la razón, del día a día. No podemos permitir que estos asesinatos  lleguen  a provocar indiferencia. Escuchar un nuevo asesinato de una mujer no puede dejar de ser  noticia. No podemos mirar hacia otro lado con tanta facilidad. El silencio nos hace cómplices y la indiferencia mata. No podemos cerrar los ojos ante las injusticias y los malos tratos. No mirar no significa que no existan, y día a día siguen muriendo mujeres, y lunes tras lunes, seguimos encontrándonos aquí con la sensación de que no acabará nunca. 

 

Es hora de que nos posicionemos, de que nos hagamos visibles más que nunca con la razón del que busca en la vida la vida, del que busca en el amor el amor. Un hombre que mata a su pareja no puede amarla jamás. Y no es posible creerlo de otra forma, aunque la mujer maltratada llegue a pensar que el maltrato forma parte de ese amor. Ahí debemos de estar todas y todos para gritar al mundo que no puede ser de esa forma. Para ofrecer el apoyo necesario desde la justicia, desde las asociaciones, desde el anonimato de cada persona, a la mujer maltratada y humillada.

 

Muchas mujeres han muerto y ya no pueden luchar. Pero hay, con toda seguridad, muchas mujeres que en silencio están sufriendo multitud de malos tratos de todo tipo. Quizás gran parte de ellas no mueran a manos de sus parejas, pero están muertas en vida y a ellas nos debemos porque todavía es posible ayudarlas. Si hacemos silencio en esos casos que vemos, concederemos privilegios al asesino, al maltratador, y cualquier día acabará con sus vidas totalmente. Denunciar los malos tratos es obligación de todas y de todos.

 

Por último, queremos hacer una reflexión en voz alta  sobre las hijas e hijos de esas mujeres maltratadas y asesinadas. Muchos y muchas  de ellos también acaban asesinados, y todos y todas sufren un maltrato que si bien puede no ser físico, arrastran a lo largo de sus vidas: un maltrato psicológico.

 

Ven a sus madres tristes, sumisas, avasalladas por el hombre que las hace equivocadamente inferiores. Esas niñas y niños muchas veces crecen con temor, algunos acaban siendo víctimas de una infancia desastrosa. Desde nuestras familias, desde nuestra sociedad, desde todas las administraciones públicas,  debemos educar y enseñar que la igualdad es un derecho de todas y de todos. Que el hombre no es superior ni tiene que demostrar su hombría sometiendo a la mujer a sus órdenes o deseos. Educar en la igualdad y en la diversidad sigue siendo una asignatura pendiente en  nuestra sociedad.

 

La búsqueda de una sociedad igual para hombres y mujeres pasa por ganar la batalla a la violencia de género, entre otras muchas cosas. Mientras un hombre pueda arrebatarle la vida tan fácilmente a una mujer quedará mucho trabajo por hacer. Debemos  estar ahí si queremos conseguir la meta. Desde la Plataforma contra la violencia de Género  invitamos a todas y a todos, cada uno desde su ámbito, a seguir trabajando para que ni una sola mujer más sea asesinada, ¡NI UNA MÁS!.

 

COGALE- Colectivo de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales de León

 


 

Lunes, 9 de Enero de 2006. 26ª Concentración:

 

Manifiesto.

 

 La conferencia mundial de la ONU en 1993 sobre Derechos Humanos establece que la violencia de género es la violencia que pone en peligro los derechos fundamentales, la libertad individual y la integridad física de las mujeres.

 

En la declaración de la ONU sobre la eliminación de la violencia de género, se especifica como tal cualquier acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino, que tenga o pueda tener como resultado un daño físico, sexual o psicológico para la mujer.

 

Esta plataforma está y estará en contra de todo tipo de violencia, violencia ejercida contra niños y niñas, ancianos/as, personas discapacitadas, hombres y en especial aquella ejercida contra las mujeres, por el simple hecho de serlo ya que debemos acabar de una vez con la sociedad machista que aun hoy en día justifica actitudes tan intolerables como  "la mate porque era mía " o "si no es para mí, no es para nadie".

 

Hoy día 9 de enero son ya 4 mujeres asesinadas.

 

En estas fechas, en que todas las familias del mundo, sin importar diferencias de razas, se reunieron con el solo objetivo de celebrar las navidades en compañía de sus seres queridos, padres, hijos, hermanos.

 

En estas fechas, por muy increíble y penoso que nos pueda parecer, sigue habiendo  “asesinos” que se ensañan con sus victimas, como son los dos casos que hoy denunciamos, todos aquí reunidos y consternados por la triste noticia que hemos tenido de las muertes de dos mujeres, Begoña de 40 años y Mari de 28, asesinadas a manos de sus parejas… de sus compañeros… de los hombres en quienes ellas confiaban y habían puesto sus esperanzas, sus sueños, sus ilusiones.

 

Una de estas mujeres, comenzó su calvario a finales de diciembre, fue secuestrada en su casa, bajo el mismo techo donde alguna vez fueron felices y donde seguramente se le prometió el cielo entre caricias y gestos de ternura, gestos que se convirtieron en golpes brutales durante esos tres días, pero ella no se dejo vencer, luchó por su vida y consiguió huir, aunque las lesiones le hicieron encontrar finalmente la muerte el pasado día 4 de enero en el hospital.

 

La otra mujer fue asesinada delante de sus hijos después de la cabalgata de reyes, su pareja aprovecho un permiso penitenciario para asesinarla en plena calle.

 

No es una mujer mas asesinada por su pareja:

Es una hija que ha muerto.

Es una madre que ha dejado huérfanos a dos hijos, es la pena de los niños que recordaran para toda su vida una trágica noche de reyes.

 

Nuestra sociedad esta siendo de alguna manera, cómplice de estas muertes, que no podemos por menos que calificar de autentico Terrorismo Doméstico.

 

Tampoco debemos olvidar que la mortalidad de mujeres por esta causa supone diez veces más que el número de víctimas que se cobra el terrorismo político y la sociedad aún no ha reaccionado.

 

            La ley orgánica contra la violencia de genero se ha convertido en el referente mas importante puesto que establece el derecho a la asistencia social integral, que conlleva el reconocimiento a las víctimas de la facultad de acceso a los servicios sociales de atención, emergencia, de apoyo, acogida y recuperación integral, cuya gestión y organización corresponde a las comunidades autónomas y corporaciones locales.

            Desde aquí hacemos un llamamiento a la administración autonómica para que se evite la victimización secundaria, que al hecho de ser víctima de violencia de género, no se sume el ser una víctima institucional y burocrática.

 

            El real decreto 1452/2005, de 2 de diciembre por el que se regula la ayuda económica establecida en el artículo 27 de la ley integral expone el modo en que cada comunidad debe gestionar estas ayudas y de que manera, por eso no caben más lagunas con respecto a este tema.

           

Queremos, exigimos, demandamos, respuestas, hechos concretos, apoyo a esta causa tanto desde los niveles políticos como desde la ciudadanía, de amigos, vecinos, parientes de mujeres maltratadas para que de este modo, consigamos que la violencia contra las mujeres deje de ser de una vez un delito invisible y lograr erradicarla como la peste que asola nuestra sociedad.

 

Sindicato UGT (Departamento de la Mujer)

 


 

Lunes, 2 de Enero de 2006. 25ª Concentración:

 

Manifiesto.

Cambiamos de año. Ponemos el marcador a cero. Duró poco: En la tarde de ayer, Pilar Pachecho, se convirtió en la primera víctima de la violencia machista de 2006 al morir poco después de que su ex marido, Manuel C.C., le disparase por la espalda con una escopeta en el cortijo donde estaba recogiendo aceituna. Al parecer, la mujer no había presentado denuncia contra el presunto agresor pese a que éste, según el relato de la familia, la había amenazado de muerte.

Poco después conocíamos que otra mujer, de unos 30 años fue asesinada  en Marbella. El agresor la asfixió y después se entregó a la Policía

Vamos a dar cifras: En 2005 le quitaron la vida a 62 mujeres su pareja o su ex pareja. Una víctima mortal cada seis días. La Comunidad Valenciana (10 muertes), Andalucía (nueve) y Cataluña (ocho) encabezan el balance negro. Tres comunidades: Cantabria, Extremadura y la Rioja, y la ciudad autónoma de Ceuta cerraron el año sin víctimas mortales.

Fueron 10 menos que el año anterior, un 13,8% menos que en 2004, cuando se registraron 72 asesinatos machistas según datos del Instituto de la Mujer.

En 2005 entró en vigor la Ley Integral contra la Violencia de Género pero “la eficacia de esta no se puede evaluar por el número de víctimas", según la secretaria general de Políticas de Igualdad, Soledad Murillo. A su juicio, resulta alentador "el aumento de las órdenes de protección a mujeres maltratadas y el descenso de la retirada de denuncias que se ha ido apreciando en 2005".

"La mayor diferencia que se observa es el descenso del número de mujeres que mueren tras haber denunciado el maltrato", según informa la Red de Organizaciones Feministas contra la Violencia de Género. "Esto supone que empieza a percibir el buen funcionamiento de los sistemas de protección, pero todavía hay muchas mujeres que no denuncian". De las 62 víctimas de 2005, cinco estaban protegidas por órdenes de alejamiento y ha descendido la proporción de mujeres muertas cuando se encontraban en proceso de ruptura o habían finalizado su relación con el agresor (29%).

Como en años anteriores, la mayoría de los agresores estaban casados con las víctimas (33,8%). A continuación se situaron los compañeros sentimentales (19,3%). Respecto a las denuncias por maltrato, hasta noviembre, las mujeres habían presentado 55.155 contra su pareja o ex pareja (la cifra no contabiliza las presentadas ante las policías del País Vasco y Cataluña). En 2004 se presentaron 57.155.

La Ley Integral contra la Violencia de Género, plenamente en vigor desde el 29 de junio, ha permitido la puesta en marcha de nuevas medidas de protección a las mujeres que padecen el maltrato de su pareja. Entre ellas, la creación de más de 430 juzgados especializados en combatir estas agresiones (una veintena se dedica exclusivamente a esta tarea, en general con gran carga de trabajo). También se han creado fiscalías especializadas.

A lo largo de 2005, también aumentó el número de policías y guardias civiles dedicados a atender y/o proteger a las mujeres maltratadas. En total, 1.120 agentes, según el Gobierno. También se implantó el servicio de teleasistencia en todo el territorio del Estado, para víctimas que cuenten con orden de protección y a finales de noviembre contaba con más de 2.000 usuarias, según señaló entonces la Delegada del Gobierno contra la Violencia sobre la Mujer, Encarnación Orozco.

Detrás de estas cifras, desgraciadamente, había mujeres, con nombre, con rostro. Hay familias, hijos e hijas.

Afortunadamente también hay hombres solidarios y mujeres solidarias. El silencio no nos convertirá en cómplices: No nos callaremos.

 

PSOE Local - Partido Socialista Obrero Español

 


 

Lunes, 26 de Diciembre de 2005. 24ª Concentración:

"La violencia contra las mujeres".

 

Manifiesto Lunes sin Sol.

 

Este año hemos sido asesinadas 84 mujeres. Henos aquí de nuevo. Otro lunes sin sol, de luto, porque la vida no puede brillar, ni ser bella, mientras cualquiera de nosotras pueda ser víctima de la violencia machista, sólo por ser mujer.

La  Violencia contra las mujeres es un hecho que, hasta no hace mucho, era ocultado y permitido vergonzosamente por toda la sociedad en connivencia con los propios maltratadores, llegando incluso a justificarla y esconderla.

La Violencia contra las mujeres es un fenómeno tan grave que altera dramáticamente nuestra convivencia. Pero esta situación está cambiando, este submundo de violencia, de acoso, de terror, incluso de vergüenza, en el que vivimos muchas mujeres, está emergiendo y saliendo a la luz, y todo ello, gracias al movimiento social de asociaciones e instituciones que durante años llevamos luchando porque esta violencia sea erradicada, concienciando a la sociedad, exigiendo leyes y medidas que protejan a la víctima y castiguen a los agresores, pero sobre todo, esto está cambiando, gracias a la valentía de las propias mujeres que hemos empezado a no asumir la violencia como algo natural y merecido,  sino como una agresión a nuestra integridad física y psíquica y como un menoscabo a nuestra dignidad personal, atreviéndonos ya, a denunciar a nuestro agresor, aún a costa de poner en peligro nuestra propia vida.

Gracias a todo ello, esta lacra social, soportada en silencio y ocultada públicamente, los maltratadores ya no son esos seres anónimos, desconocidos, ya no son los OTROS. Ahora,  tienen nombre y apellido, pueden ser, ese conocido, ese compañero, ese vecino, ese amigo, ese pariente. Pueden estar en nuestras casas, en nuestro trabajo y en cualquier entorno en el que nos movamos. Pueden convivir con nosotras como la carcoma, destrozándonos física y psíquicamente, matando nuestras ilusiones  y por ello, destruyendo nuestras vidas.

La Violencia es el lenguaje de los que no saben hacer uso de la palabra contenida y conciliadora para resolver sus conflictos. Es el lenguaje de las guerras, de las agresiones, de los abusos y de todo aquello que corroe a la sociedad basándose en la superioridad  y en la fuerza. Si algo nos identifica como seres humanos es el lenguaje y el uso dialogante y persuasivo que de él podemos hacer Por eso acudir a la violencia física o psíquica como forma de disuadir o de imponerse sólo envilece a quién ejerce esa violencia y martiriza a quién la sufre.

Tenemos que exigir y forzar la puesta en marcha de todos los mecanismos necesarios, para que estas situaciones lleguen pronto a su fin ya que,  la próxima víctima puede ser cualquiera de nosotras, nuestra amiga, nuestra hermana, nuestra hija, nuestra madre, no importa nuestra condición social o económica porque, el maltratador puede ser también cualquiera, no es un enfermo, es alguien que atenta contra la dignidad personal y la integridad física de otro ser social e individual, llegando incluso a quitarle la vida. Por ello, prevenir, denunciar y castigar ejemplarmente estos delitos debe ser el objetivo prioritario de toda sociedad que quiera calificarse de justa e igualitaria y que quiera que, todas sus ciudadanas y ciudadanos gocen de una buena salud social y democrática.

Desde aquí y ahora, hacemos un llamamiento a todas las mujeres para que no permitamos que en nuestras relaciones con los hombres se atente contra nuestra dignidad y nuestra integridad personal. Justificando esa violencia, muchas veces, según ellos, porque tenemos que aprender a obedecer y a ser sumisas, llegando a decir que lo hacen por nuestro bien.  Justificando también esa violencia,  por los celos y por el amor que nos profesan. Pero, no nos engañemos nunca, lo que realmente esconden es una personalidad violenta, insegura, prepotente, mezquina y ruin, “PORQUE, SIN SU VÍCTIMA, NO SON NADA”.

A los hombres, les decimos desde aquí, que no queremos justificaciones engañosas a su violencia, que no queremos ser protegidas y queridas de esa manera, que queremos ser y sentirnos seres libres,  y les hacemos también un llamamiento, les decimos muy claro y alto que “Ninguna persona que quiere a otra, la maltrata o la mata”.

Para terminar, nos gustaría veros a todas y a todos el próximo lunes, pero no por este motivo tan triste,  sino para celebrar el fin de esta pesadilla, para celebrar “UN LUNES CON SOL, LUMINOSO Y ESPERANZADOR”.

ADAVAS- Asociación de Ayuda a Víctimas de Agresiones Sexuales y Violencia Doméstica


 

 

 

Lunes, 5 de Diciembre de 2005. 23ª Concentración

Manifiesto.

A nuestra compañera de Alicante de la que no sabemos ni su nombre ni su edad.

A Clara de 42 años de edad de Canarias que murio asesinada por su marido, y este además hirió a su hijo  de 14 años y a su suegra de 85

A Yolanda de 20 años en Sevilla.

 

Las tres mujeres asesinadas en esta semana, que se suman a las mujeres  asesinadas la semana pasada. Y a las de la semana anterior, en total 79 mujeres asesinadas en lo que va de año

Por estas compañeras, y ciudadanas, un día más salimos a la calle para mostrar nuestro compromiso contra la violencia de género.

Un día  más tomamos la calle para decir en voz alta que éste es un problema de toda la sociedad. De todos nosotros y nosotras

Un día  más, ocupamos la calle para denunciar que 79 mujeres han sido asesinadas por el hecho de ser mujeres en los 11 meses que van de año

 

Salimos a la calle para recordar, para nombrar una por una a todas las mujeres asesinadas, y lo hacemos desde la rabia el dolor y el espanto que nos produce estos números por que no notamos que vayan en disminución .

 

En los tres primeros meses de funcionamiento de los 17 Juzgados contra la violencia sobre la Mujer, se tramitaron 10.727 asuntos penales

 

Estas cifras nos dicen que la respuesta de la sociedad no es suficientemente contundente, que las políticas  llevadas a cabo no son capaces de erradicar, de una vez por todas, la violencia sexista, la violencia de género, porque se sigue ignorando, minimizando y justificando al agresor o  justificando las causas :  escudándose en la  enfermedad mental, los celos, ...

 

Hoy cuando en nuestro país tanto se habla de terrorismo, tenemos que decir que este terror es el que mas personas asesina en nuestro país.

 

Pero desde hace tiempo sabemos que la violencia de género no es ningún accidente ni es  algo irremediable .

Tiene  y debe tener una solución pronta para que no sigan muriendo mas mujeres_

Por ello además de las medias que se han venido poniendo en marcha de la Ley contra la violencia de genero y que valoramos consideramos que es necesario y urgente poner en marcha  el Plan Nacional de Sensibilización y Prevención de la Violencia de Género que como mínimo recoja los siguientes elementos:

Que introduzca en nuestra sociedad  nuevas escalas de valores basadas en el respeto de los derechos y libertades fundamentales y de la igualdad entre hombres y mujeres, así como en el ejercicio de la tolerancia y de la libertad dentro de los principios democráticos de convivencia..

Que contemple la formación complementaria y de reciclaje de los profesionales que intervienen en estas situaciones.

Impulsar de forma urgente campañas de  información y sensibilización específicas con el fin de prevenir la violencia contra las mujeres

Que se sancione de forma inmediata todos los anuncios que utilizan la imagen de la mujer  de forma vejatoria, y/o discriminatoria .

Que se trasponga a nuestra legislación la directiva de igualdad en el ámbito laboral entre hombres y mujeres para romper la tradicional discriminación que sufren las mujeres para acceder al empleo, fuente de independencia y autonomía  personal y de creación de redes de apoyo social .

 

Sindicato CC.OO. (Secretaría de la Mujer y Política Social)


 

Lunes, 28 de Noviembre de 2005. 22ª Concentración

Manifiesto.

Hoy, es un lunes sin sol.

Hoy, una vez mas, tenemos que lamentar el asesinato de otras dos mujeres. A ellas, a estas mujeres, a estas víctimas, les queremos dedicar este encuentro, este tiempo, este recuerdo. La esperanza de que un día sea el final de estos asesinatos.

Queridas compañeras: estamos aquí para recordaros, para daros el adios, para decir que dos asesinos os han quitado la vida, pero algo de vosotras ha quedado y quedará para la historia: la tierra, que también era vuestra, emite los sonidos del dolor, de la traición, del desamparo.

Vosotras no habeis pertenecido nunca a nadie, vosotras erais vuestras solamente y nadie podía disponer de vuestra vida. Pero un día, como vuestras compañeras anteriores también asesinadas, os sorprendisteis en ese tren equivocado. Ese vagon que os llevo al sometimiento, la humillacion, la perdida de identidad propia, hacia la muerte más despiadada que se puede escribir en la historia. Esta historia de asesinos que matan en nombre del afecto, del cariño, del amor, y amparados en sus razones de pertenencia.

Lamentamos que vuestra paz, vuestro descanso, vuestra tranquilidad, haya sido fruto de las injusticias, del desamparo, de la incomprensión, de la muerte.

Mujeres: podemos identificar vuestro miedo frente a esos ojos asesinos. Podemos percibir el eco de ese grito de ayuda, el dolor de la impotencia de veros asesinadas, la angustia de la soledad, el silencio sonoro de todos las amistades, los familiares, la vecindad, la sociedad entera.

Nos sentimos impotentes por no ser capaces de frenar tanto sufrimiento, tanta muerte. Por no saber llegar a ese punto final de asesinatos. Pero tambien nos reunimos y estamos aquí, con la esperanza de que un dia el sol brille para todas las mujeres. Con la esperanza de que un día se pueda leer el manifiesto del jubilo. El manifiesto del triunfo de los seres humanos que viven y conviven sin miedos, sin trabas, sin sometimientos. El manifiesto de la toma de conciencia de que este mundo solo podrá caminar y caminará mejor, destruyendo las viejas creencias, los chistes fáciles, el trato vejatorio, las sociedades patriarcales. Con la esperanza de que la igualdad real de oportunidades entre mujeres y hombres sea posible. La esperanza en el cerco y la entrega total de esos asesinos, que amparados en sus ideas, van matando mujeres como si de un bien, para la humanidad, se tratara.

Para terminar, queremos agradecer la presencia de todas las personas que nos acompañan y que tambien creen que otro mundo mas justo y que otra forma de vivir y de compartir, es posible.

Asociación Feminista Leonesa "Flora Tristán"


 

Viernes, 25 de Noviembre de 2005.

 

25 de Noviembre. Día Internacional para la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer.
 


CONVOCATORIA DE CONCENTRACIÓN DE AMNISTÍA INTERNACIONAL DE LEÓN.


A las 19.00h. frente al Ayuntamiento. C/ Ordoño II


CONVOCATORIA DE MANIFESTACIÓN DE LA PLATAFORMA CONTRA LA VIOLENCIA MACHISTA DE LEÓN

Con motivo de la celebración del 25 de noviembre del Día Internacional
contra la Violencia de Genéro organizamos una Marcha que saldrá de la
Plaza de S. Marcelo a las 20.00h. para dirigirse hacia la Calle Ancha.

Hacemos un llamamiento a toda la sociedad leonesa a unirse a esta Marcha
para erradicar una lacra que nos ya ha producido este año 76 víctimas
mortales.


 

Lunes, 21 de Noviembre de 2005. 21ª Concentración

Manifiesto.

 

Buenas tardes.
Quiero dar las gracias a las organizadoras por invitarme a compartir esta concentración con todos vosotros y todas vosotras.
Es una gran oportunidad para homenajear y recordar con cariño a todas las mujeres asesinadas y para mostrar nuestra solidaridad con sus familias. Deseo y espero y de paso, recuerdo a quien corresponda, que ya que esta sociedad no ha sabido, no ha querido o no ha podido protegerlas a ellas, y conseguir que fuesen ciudadanas de pleno derecho, sí lo haga con sus familias, especialmente con sus hijas. Que se afronte socialmente la responsabilidad para que estas niñas nunca sufran el maltrato que soportaron sus madres, que crezcan en libertad y luchen por ser mujeres felices. Y también con sus hijos varones, que esta sociedad sepa evitar que reproduzcan las conductas de sus padres y no se conviertan ni en maltratadores ni en asesinos.
También es una preciosa oportunidad para recordar a toda la sociedad que no se relaje frente a al violencia de género.
La violencia contra las mujeres es ideológica y tiene un objetivo instrumental: controlar la vida de las mujeres y destruir su voluntad.
La violencia de género se asienta sobre la desigualdad social y parece necesario, una vez más, recordar lo obvio, que esta sociedad es desigual para las mujeres. No hay ni un solo indicador que muestre algún área de la vida en la que hombres y mujeres seamos equivalentes: ni en la distribución de poder; ni en salarios; ni en puestos de responsabilidad; ni en disfrute del tiempo libre, del ocio; ni en exigencias sociales respecto a la sexualidad, al cuerpo, al aspecto; a la responsabilidad con los hijos y las hijas, con los ancianos y las ancianas; ni en la atención médica; ni en derechos laborales; ni en el importe de las pensiones; ni siquiera en lo que respecta a la fe y las prácticas religiosas, mediadas y dirigidas por una jerarquía exclusivamente masculina que continúa exigiendo la sumisión femenina frente a Dios y a los hombres.
La violencia de género tiene cómplices, maltratan los maltratadotes, asesinan los asesinos pero tolera y consiente una sociedad desigual que cierra los ojos ante las pequeñas discriminaciones, tolera el abuso de poder masculino y pone trabas a las leyes y normas que pretenden mediante reglas de acción positiva hacia las mujeres terminar con la desigualdad.
Somos cómplices todas y todos aquellos que hacemos como que no oímos los gritos en la casa de al lado, como que no vemos a nuestras madres, abuelas, amigas, hermanas, compañeras de trabajo… con la tristeza instalada en sus ojos y los ansiolíticos en el bolso.
No nos podemos relajar frente a la violencia de género. La paz no es la ausencia de guerra. La justicia no se puede quedar a la puerta de las casas. Tiene que entrar en las cocinas y en los dormitorios.
Necesitamos seguir trabajando por mujeres libres y hombres justos. Hombres a los que se les oiga alto y claro: no en mi nombre. A los que se les oiga decir que no necesitan privilegios ni abusos para sentirse hombres. Hombres que dejen de ser ambivalentes y de repetir excusas absurdas. Hombres valientes y sobre todo, justos. Los necesitamos.

Podrá llenársenos la boca con la palabra, pero este país no podrá calificarse como una democracia mientras la justicia no sea una realidad para hombres y mujeres, mientras la mitad de la población, las mujeres, no sean ciudadanas de primera categoría, ciudadanas de verdad, con todos los derechos que supone la ciudadanía. Mientras decenas de mujeres, cada año, no se sientan protegidas y acaben perdiendo la vida por ser mujeres. Ni buenas ni malas, ni ricas ni pobres, ni cultas ni ignorantes, sólo por ser mujeres y haberse creído ese mandato antiguo y asesino: que tienen que ser sumisas y vivir en función de quienes las rodean, sólo para y por su familia, olvidándose de ellas mismas, poniéndose siempre en el último lugar.
Podrá llenársenos la boca, pero debería darnos vergüenza sólo de pensar que en España, en siete años, entre 1999 y 2005, hasta el día de ayer, son 539 las mujeres asesinadas por violencia de género. Quinientos treinta y nueve asesinatos documentados. Mujeres de las que sabemos sus nombres y apellidos. Mujeres que tenían familia y amigos, ilusiones, proyectos y una vida por delante para cumplirlos.
Una vez más, lo obvio: la felicidad de las mujeres sí importa, y su dignidad, y su sonrisa, y sus sueños, pero sobre todo, importan sus vidas.
Muchas gracias.

 


Nuria Varela.- Escritora.
 

 

 

Manifiesto del Delegado del Gobierno en Castilla y León.

            De nuevo, un triste Lunes sin Sol más a añadir a nuestro calendario.

 

            En lo que va de año, ya son más de cincuenta las mujeres que han encontrado la muerte a manos de sus parejas o exparejas, y cada 18 segundos una mujer es maltratada en el mundo.

 

            Celia, Julia, Marta ya no están entre nosotros. Dieron sus ojos, sus manos, sus brazos a unos hombres que las humillaron y las vejaron por culpa de un machismo criminal.

 

            Ahora sus familias se encuentran con el dolor ocasionado, no sólo por la pérdida sufrida sino por la imposibilidad de poder comprender cómo un hombre es capaz de acabar con la vida de la mujer con la que convive, cómo el hogar se transforma en un infierno…

 

            Esta violencia que se produce incluso en los países más desarrollados, es consecuencia de una construcción social basada en la subordinación, la dominación y la subvaloración de la mujer frente al hombre.

 

            Ante este problema al que no podemos ni debemos acostumbrarnos porque cuando una mujer es asesinada también lo somos el resto, el Gobierno de España promovió la Ley Integral contra la Violencia de Género que aprobaron las Cortes. Es la primera vez que este tipo de violencia se trata de una manera multidisciplinar, dado que abarca aspectos preventivos, educativos, sociales, asistenciales y de atención posterior a las víctimas. No podemos ponerle fin solamente con criterios policiales y judiciales.

 

            Hay que remover los obstáculos para que las mujeres no sientan miedo, ni se sientan solas al denunciar porque saben que detrás de cada denuncia existe un apoyo psicológico, jurídico, social, policial y económico que las asiste. Es necesario que la mujer encuentre una red de apoyo integral que le ayude a dar ese paso; en este sentido, puedo señalar que el número de denuncias por malos tratos ha crecido ostensiblemente, lo cual nos permite inferir que estamos en el buen camino; la violencia comienza a ser visible, y por tanto, la maquinaria se pone en marcha.

 

            Yo, que vengo del mundo de la educación, quiero manifestar por ultimo, que el trabajo de los docentes es básico. Los jóvenes han de formarse en valores de tolerancia, igualdad y respeto. Educar para prevenir la violencia es trabajar para construir relaciones paritarias y justas entre mujeres y hombres. No sólo es tarea de la escuela, sino de todos y todas, porque es un compromiso social. De esta manera, podremos evitar que los muchachos de hoy sean mañana,  potenciales maltratadores.

 

 

            Miguel Alejo Vicente.- Delegado del Gobierno en Castilla y León.

 

Asociación de Mujeres "Clara Campoamor"

 


 

Lunes, 7 de Noviembre de 2005. 20ª Concentración

Manifiesto.

 

 

Asociación de Madres Solteras "Isadora Duncan"


 

Lunes, 17 de Octubre de 2005. 19ª Concentración

Manifiesto.

Desde la Plataforma Contra la Violencia de Género queremos denunciar todas las justificaciones constantes que se hacen públicamente hacia los maltratadores, hacia los hombres que utilizan la violencia contra las mujeres, la violencia como el instrumento más expeditivo para controlar las situaciones e imponer la voluntad. El uso de la fuerza como método en la resolución de los conflictos, que se legitima cuando la ejercen los hombres en un modelo social que se apoya en la supremacía masculina.

La violencia masculina ha sido tolerada tradicionalmente como algo natural y por ello fácilmente trasmitida en la educación de los/as niños/as. Hay una cierta aceptación social de la violencia, o al menos no hay un rechazo cerrado y definitivo.

Un reflejo de la aceptación social de la violencia son las formas de referirse a ella mediante bromas que relacionan la violencia con un amor pasional. Es muy frecuente leer en la prensa artículos predeterminadamente irónicos acerca de la violencia de género en los que se hace un guiño al resto de los hombres y, de paso, un insulto al conjunto de mujeres.

El tratamiento que normalmente se da a los maltratadores tanto en los medios de comunicación, así como en el entorno más cercano al mismo, no es el más adecuado. Es sorprendente que en algunas ocasiones, tanto en la prensa como en el ámbito más cercano al asesinato de una mujer, encontremos valoraciones y reflexiones recogidas sobre el carácter del maltratador, que de alguna manera justifican y enmascaran la crueldad del agresor, cuestionando la culpabilidad de la víctima. Expresiones como “si es un hombre muy bueno, tiene un buen carácter, siempre ha tratado bien a todo el mundo, en el trabajo nunca tuvo ninguna crítica, tiene que haber otro problema que le haya obligado a hacer esto, seguro que su mujer tenía un amante etc...”.

Los maltratadores en general están perfectamente integrados en su medio y algunos son auténticos seductores sociales, hombres con fama de tolerantes que pueden desempeñar la función de modelos públicos de conducta o ser capaces de ganarse la comprensión e incluso la compasión y la solidaridad hasta de la familia de la víctima.

La violencia está rodeada de prejuicios que condenan de antemano a las mujeres y justifican a los hombres violentos. Ésta es una de las razones principales que sustentan la tolerancia social ante este tipo de actos y los sentimientos de culpa de las mujeres maltratadas. Es necesario que la sociedad elimine, una vez por todas, los mitos que hacen que dicha violencia se siga prolongando y que no desaparezca. Por ello tenemos que tener muy, muy claro:

- Que el abuso del alcohol y/o de las drogas no son los responsables de que un hombre sea violento con la mujer.
- Que los hombres no son violentos por naturaleza.
- Que la violencia doméstica no es algo normal, y que no se puede seguir tolerando.
- Que la mujer maltratada nunca es porque provoca al hombre.
- Que la mujer nunca es la culpable del maltrato.
- Que los hombres que agreden a sus mujeres no están locos, que no son enfermos mentales, que no tienen problemas psíquicos, que no han perdido el control, que no son unos inadaptados sociales.
- Que la violencia doméstica ocurre en todo tipo de familias, no sólo en las que carecen de educación o las que tienen pocos recursos económicos.

Ciertamente todos/as hemos crecido en una sociedad machista, somos responsables de mantenerla y necesitamos cambiarla, pero también es necesario dejar de culparla y asumir la responsabilidad de nuestros actos.

Los maltratadores no se merecen ese nombre tan amable, sino el de asesinos y terroristas y merecen que el estado, la sociedad, y los medios de comunicación los traten como a tales. En la publicidad siempre vemos a la mujer subordinada, dependiente o instrumento del hombre. Hay que dar en la publicidad una imagen digna de la mujer, evitando denigrarla, distorsionarla y explotarla.

ANTE LAS ATROCIDADES COMO LA APARICIÓN DE UNA NUEVA VÍCTIMA DE VIOLENCIA, TENEMOS QUE TOMAR PARTIDO. LA POSICIÓN NEUTRAL AYUDA SIEMPRE AL OPRESOR, NUNCA A LA VÍCTIMA. EL SILENCIO ESTIMULA AL VERDUGO, NUNCA A LA QUE SUFRE.

 

Asociación Leonesa de Mujeres "Simone de Beauvoir"
 


Lunes, 10 de Octubre de 2005. 18ª Concentración

Manifiesto.

 

La lista de mujeres víctimas de la violencia machista sigue creciendo sin que este fenómeno social y calamitoso parezca tener fin. En los últimos 7 días han sido 3 mujeres más asesinadas.
Hoy queremos reparar en dos rasgos que caracterizan al fenómeno de la violencia machista:
- Existencia de otras víctimas además de las más directas y castigadas (las mujeres): son los hijos e hijas de las parejas.
- Los daños y agravios del maltratador son reiterados, aunque no siempre alcancen el trágico desenlace final que alcanza las páginas de sucesos en los medios de comunicación.
Ambas características aparecen claramente reflejadas en la carta que un hijo remite a su padre maltratador.
Antes que nada, nuestro agradecimiento al Concello de Lalín (Pontevedra), y muy especialmente a su Oficina de Igualdade, por su beneplácito y complacencia para la utilización de este texto, correspondiente al I Concurso de cartas: “Dillo a quen maltrata”, convocado por dicho Concello en noviembre de 2003, dentro de la “I Semana da Non Violencia”.
 

Querido Papá:
Hay un silencio inmenso en toda la casa. Sólo siento cómo mamá llora de manera entrecortada, disimulando. No quiere que yo la escuche. Estoy en mi cuarto mirando por la ventana sin entender. No es la primera vez. Más tarde, mamá se acerca a mí, sin decir nada, y me besa. Yo la miro sin poder llegar al fondo de su tristeza.

Quiero que me digas por qué, ¿Por qué, papá?. La abuela le contó a mamá cosas raras, como que siempre fue así y las “mujeres se casan y aguantan lo que venga. Si hay suerte te toca alguien que no te pone la mano encima, y sino...” Yo no entiendo eso de que “la cabra donde está atada tiene que pacer”. Mamá es inteligente y, cuando se acicala, incluso mis amigos dicen que está “muy bien”. Se que a ti, papá, también te gusta... Entonces, ¿Por qué aparecen los moratones en sus muslos, en sus mejillas o en lugares más ocultos, como vi el otro día cuando ella estaba poniéndose un jersey? A veces le dices que llega tarde del trabajo, otras que sale demasiado pintada, otras que la comida del mediodía es repugnante, que no sabe educarme... Lo siento papá, ¡lo siento mucho¡. Ella me dice que antes no eras así, todo lo suyo te agradaba y no le dabas importancia a los defectos de mamá.
 

Quiero saber qué pasó, quiero romper los silencios de las horas que miramos al plato para no encontrarnos con la soledad de cada uno. Ella dice que no puede dejarte: por mi, por la abuela, porque le juras que cambiarás, por miedo... Quiero que sepas, papá, que también yo tengo miedo. Nunca me pusiste la mano encima y me dices que solo así las mujeres aprenden a respetar a los hombres. Yo veo que mamá solo aprende a llorar y también a odiarte. En cuanto a mí, creo que el respeto es otra cosa, y el amor todavía no aprendí lo que es, pero el amor a una mujer no debe ser eso que tú estas haciendo con mamá.

No quiero hablar de esto con nadie más que contigo. Ya estoy harto de que en el Instituto digan “es un niño muy raro” y me manden hablar con la orientadora. Yo no le cuento nada, que se ocupe de su vida que también tendrá problemas, pero necesitamos ayuda papá. Cambia por nosotros, por ti. Alguien debe tener una solución para esto, para mamá, para mí..., para los que, como nosotros, pasan del amor al odio, del respeto a la indignidad, a una condena de la que ella no es culpable, ni tú –ni nadie– debe ser verdugo.


Carta de Adrián
Participante en el I Concurso de cartas: “Dillo a quen maltrata”, organizado por el Concello de Lalín (Pontevedra) en noviembre de 2003, dentro de la “I Semana da Non Violencia”.
 

Grupo Prometeo. Hombres por la Igualdad. León

 

 

 

 

 

Lunes, 10 de Octubre de 2005. 18ª Concentración

 

Manifiesto leído en Cacabelos (El Bierzo).

 

“LOS ESPAÑOLES/AS SON IGUALES ANTE LA LEY SIN QUE PUEDA PREVALECER DISCRIMINACION ALGUNA POR RAZON DE NACIMIENTO, RAZA, SEXO, RELIGION, OPINION O CUALQUIER OTRA CONDICION O CIRCUNSTANCIA PERSONAL O SOCIAL.” ART 14 CONSTITUCION ESPAÑOLA

Cruzamos los dedos durante toda la semana, abrimos con miedo el periódico, escuchamos las noticias con la esperanza de no oír de nuevo las mismas palabras,…Hoy una mujer ha sido asesinada….Ha vuelto a ocurrir!

Comentarios degradantes, insultos, observaciones humillantes sobre su presencia física, descalificaciones, desprecios, humillaciones, amenazas, coacción, relaciones sexuales forzadas, violaciones, golpes, empujones, magulladuras, arañazos, quemaduras, mordeduras, estrangulamiento, apuñalamiento, asesinato…

Hoy estamos aquí de nuevo porque no podemos ni debemos quedarnos calladas. Al menos si venimos aquí cada lunes, estaremos diciendo que no queremos que esto vuelva a pasar .Que queremos que se hable de ello en los medios de comunicación, qué queremos que se dediquen comisiones parlamentarias para investigar lo que esta pasando, igual que se ha hecho ante un ataque terrorista .Porque esto es TERRORISMO DOMESTICO. Que queremos que en los plenos de los ayuntamientos se condene este tipo de violencia. Que queremos que se hable de las cifras de victimas ,que se repitan una y otra vez para que no se nos olviden, para que queden grabadas en la mente de todos/as.

De esta forma sabremos que nadie ha olvidado, que TODOS/AS recordamos a cada una de las victimas, que no son sólo números, que son PERSONAS.
Nos gustaría decir sus nombres de uno en uno, para recordarlos, aprenderlos de tanto repetirlos para que así nadie olvide, porque si lo hacemos será como si hubieran muerto de nuevo, recordándolas cada lunes no sólo queremos honrar su memoria, queremos pedir JUSTICIA, queremos decir que hay muchos asesinos sueltos acechando a sus victimas, a otras MUJERES.
Por eso nosotras queremos que esta sea la última, aunque sabemos que desgraciadamente no va a ser así, por eso hoy estamos aquí .PORQUE NO OS OLVIDAMOS Y NO QUEREMOS QUE NADIE OS OLVIDE.

QUEREMOS QUE ESTO TERMINE! NO QUEREMOS NI UNA VICTIMA MÁS…!!!!!
 

Asociación Aldea Bierzo

 

PLATAFORMA DE CACABELOS EN CONTRA DE
LA VIOLENCIA DE GÉNERO

 


Lunes, 3 de Octubre de 2005. 17ª Concentración

Manifiesto.


“Ten cuidado con el presente que construyes, debe parecerse al futuro que
sueñas”
Colectivo “Mujeres Creando”


(Buenas tardes).
Ha vuelto a pasar, sí. Ha vuelto a pasar. Cinco mujeres han sido asesinadas
por su pareja o expareja. Esa es la razón por la que una vez más tenemos que
estar aquí.
Hoy recordamos y homenajeamos a las cinco mujeres asesinadas esta
pasada semana y a las 64 anteriores, pero sobre todo, hoy estamos aquí porque
estamos ante un fenómeno de violencia contra las mujeres que crece cada día
vulnerando sin miramientos la mayoría de los derechos humanos: el derecho a la
vida, a la integridad física y moral, a la dignidad, seguridad, libertad e igualdad.
¿Cómo podemos seguir ignorando todo esto como si no pasara nada?
La ONU publicaba en el año 2000 un informe en el que señalaba que las
mujeres constituían el grupo humano más discriminado a nivel mundial, sin
exclusión de países o culturas.
Aunque en los últimos años nuestra sociedad ha ido tomando conciencia de
la violencia que existe en las calles y en las casas, y ha ido mostrando mayor
preocupación por el tema no podemos decir que sea algo superado. La existencia
de comportamientos violentos se manifiesta en todos los ámbitos de la vida: en
casa, en los juegos, en la calle, en los deportes, en la escuela y, en definitiva, en
toda relación de convivencia donde se plantea la resolución de conflictos.
Vivimos en una sociedad violenta aunque a veces ni siquiera percibimos como
violencia lo que nos machaca cada día: condiciones laborales, sexismo,
información sesgada, publicidad estereotipada, las modas y su tiranía ...
La violencia psicológica y emocional que maltrata a las mujeres y las
asesina, está alcanzando niveles de epidemia, sólo que el virus no es biológico,
sino cultural, es el virus de una sociedad enferma, patriarcal y sexista.
Se ha dicho que la educación es el medio más válido para luchar contra
cualquier tipo de violencia, pero si la violencia contra las mujeres es un problema
social y complejo que hay que prevenir y erradicar, todos: ciudadanos y
ciudadanas, familia, instituciones políticas, sociales, educativas, judiciales; todos
y todas, tenemos que asumir nuestra parte de responsabilidad para que esa
sociedad enferma cambie radicalmente. Tenemos un alto grado de
responsabilidad y la obligación moral de reflexionar, pensar y analizar las causas
últimas de esta violencia, y debemos tratar de arbitrar, desde los diferentes
ámbitos de nuestra actuación, verdaderas soluciones si queremos llegar a la total
erradicación de la violencia machista.
Por nuestra parte, desde aquí y ahora, proponemos y demandamos, a las
Instituciones y a la sociedad en su conjunto, que se impliquen de manera real y
efectiva en nuestra lucha por conseguir:
• Una educación transformadora de la realidad, compensadora de
desigualdades sociales, entre las que se encuentra la desigualdad por razón
de sexo.
• Una educación integral donde no sólo sean importantes los conceptos sino
todos los aspectos de la vida de las personas y que fomente la convivencia.
• Una educación que parta de la diversidad como algo real y positivo y se
plantee el objetivo de conseguir una igualdad efectiva entre mujeres y
hombres.
• Una educación laica que no imponga una determinada moral basada en
valores tales como la sumisión, resignación o pasividad que tantos
perjuicios han causado a las mujeres.
• Una educación comprensiva que fomente la autonomía y rompa con
estereotipos de género.
• Una educación que haga visibles las aportaciones de las mujeres a la
historia de la humanidad, y a los distintos saberes.
• Una educación que valore las experiencias de las mujeres, tanto en el
ámbito público como en el privado, y reconozca la importancia de los
trabajos hechos tradicionalmente por las mujeres, de las tareas de
reproducción y de cuidados, y que fomente la participación de los
hombres en las mismas.
Sólo así podremos llegar a romper con la transmisión histórica de valores
machistas y con una forma androcéntrica de ver e interpretar el mundo, a las
cuales la educación se ha prestado durante tanto tiempo y que tanto daño han
hecho y siguen haciendo a las mujeres.
Gracias.

 

Sindicato Trabajadoras y Trabajadores de la Enseñanza - STELE-STEs

 


Lunes, 19 de Septiembre de 2005. 16ª Concentración.

MANIFIESTO POR UN MUNDO DE IGUALDAD Y SOLIDARIDAD
ENTRE HOMBRES Y MUJERES


Las mujeres llevando mucho tiempo imaginando, pensando y nombrando cómo sería un mundo distinto, imaginamos la vida sin opresión, sin discriminaciones, sin desigualdades. Pensamos la sociedad compuesta por hombres y mujeres iguales, con las mismas posibilidades.
Sin embargo, la realidad con la que nos encontramos es muy distinta: Un lunes más nos tenemos que concentrar delante de Botines para condenar el asesinato de dos chicas a manos de sus respectivos compañeros. En ambos casos los asesinos y las víctimas eran jóvenes, en ambos intentaron ocultar su acto simulando un accidente de tráfico. Y ello nos confirma lo que ya sabemos: la violencia de género se da en todas las edades, en todas las clases sociales, en todas las culturas y en todos los países. La realidad en todo el mundo es que la violencia hacia las mujeres es un fenómeno grave, frecuente y con profundos efectos en la vida y en la salud de las afectadas y en sus hijos que presencian o conocen estas situaciones.
Es muy preocupante comprobar que los Juzgados de Violencia sobre la Mujer puestos en marcha a finales de junio han registrado, en apenas dos meses, casi 7.000 denuncias, una cifra que debe hacer reflexionar.
Desde nuestra organización estamos convencidas que se trata de un grave problema, por lo que apoyamos todas las iniciativas tendentes a solucionarlo, trazando alternativas para acabar con las estructuras patriarcales existentes, educando a la sociedad en otros valores diferentes que potencien desde todos los sectores la igualdad y la solidaridad entre hombres y mujeres.
Pero no podemos, ni debemos, centrarnos sólo en el estado español, somos conscientes que se trata de un problema que afecta a toda la población mundial, así el "informe mundial sobre la violencia y la salud" concluye que entre el 10% y el 69% de las mujeres del mundo han sido objeto de agresiones físicas por parte de una pareja masculina. De dicho informe también cabe resaltar que por cada víctima mortal de violencia doméstica entre 20 y 40 mujeres sufren lesiones que precisan tratamiento hospitalario.
Si esto ocurre en todas las sociedades las cifras se disparan en las que existen importantes desigualdades entre hombres y mujeres, rigidez en los roles de los géneros, normas culturales que respaldan el derecho del hombre a mantener relaciones sexuales con independencia de los sentimientos de las mujeres, etc.
Y hoy, desde este León queremos finalizar recordando a las mujeres maltratadas de otro León, el de Nicaragua, donde según un estudio de 1998 la mitad de la población femenina había sufrido algún maltrato físico o sexual y las razones aludidas por los maltratadotes son tan importantes como que: el marido sospecha que le es infiel, que no cuida bien a los niños, que no tiene atendida la casa, que sale de casa sin avisarle o que se niega a mantener relaciones sexuales con él.
¡ENTRE TODOS Y TODAS PODEMOS CAMBIAR ESTA SOCIEDAD! NO MÁS SILENCIO NI TOLERANCIA

 

IU - Izquierda Unida de León.

 


Lunes, 29 de Agosto de 2005. 15ª Concentración

Manifiesto.

 

Esta semana han sido asesinadas 4 Mujeres más:

  • En Oviedo, un chico de 26 años ha degollado a su novia porque ésta pretendía dejar esa relación. Llevaban tres meses.

  • En Palma de Mallorca, una mujer de 41 años ha muerto estrangulada por su marido por chatear con hombres en Internet. El cónyuge utilizó un cinturón para acabar con su vida.

  • En Torrevieja (Alicante) ha muerto apuñalada una mujer de 32 años por su pareja en presencia de su hijo de 11 años.

  • Una mujer joven ha fallecido en San Fulgencio (Alicante) a consecuencia de los golpes propinados por su marido. Los tres hijos de la pareja, de 1, 5 y 8 años presenciaron los hechos.

Cada lunes nos concentramos en León cuando vuelven a asesinar a otra mujer. Ya son 53 Mujeres asesinadas en este año 2005, 42 de ellas a manos de su pareja o expareja. 59 víctimas en total de la Violencia Machista en España.

 

El terrorismo machista ha asesinado a más personas en nuestro país que ningún otro tipo de terrorismo. Sin embargo, sólo unas pocas personas y algunas organizaciones nos manifestamos cuando es asesinada una mujer. Muy pocos políticos y políticas participan en ellas y menos aún los más notorios. Los medios de comunicación apenas destinan una fotografía y un breve texto en segundo plano, cuando lo hacen.


Y lo que es más triste, algunos voceros del sistema se dedican a criticar el esfuerzo y el trabajo de denuncia que hacemos las organizaciones y personas que participamos en estas concentraciones, lunes tras lunes.


Todo tipo de violencia es negativa para la convivencia en una sociedad. Todo tipo de violencia es condenable. Sin embargo resulta extraño que para unos tipos de violencia se exige su condena explícita y para otros, molesta o
incomoda su condena pública.

La realidad en nuestro país y en el resto del mundo es que la violencia hacia las mujeres es un fenómeno grave, frecuente y con profundos efectos en la vida y en la salud de las afectadas. Las cifras nos dicen que, tanto en la vida privada como en el ámbito público, se producen distintas formas de violencia que se explican principalmente por razones de género, es decir, por una construcción social que se caracteriza por la subordinación, la dominación y la subvaloración de la mujer frente al hombre.

Por lo tanto, no hay perfiles únicos de mujeres agredidas: cualquiera puede serlo. El riesgo se explica por el solo hecho de ser mujer en una sociedad dominada por un modelo patriarcal y excluyente, en el que las relaciones de
poder son completamente desiguales y jerárquicas.

Los asesinatos son la cara más brutal de una violencia de género que también se da de muchas otras formas. También es violencia contra la mujer cualquier acción o conducta, basada en el género, que cause sufrimiento físico, sexual o psicológico a la mujer, tanto en el ámbito privado como en el público, y que sea perpetrada por cualquier persona o institución, pública o privada.

Pero también es violencia de género la que afecta al conjunto de las mujeres: la discriminación en el empleo, la desigualdad salarial o la infrarrepresentación en los ámbitos de decisión, sobre los que se basa la opresión de género en este sistema social.

Todos juntos debemos luchar porque todas las mujeres tengamos derecho a una vida libre de violencia, tanto en el ámbito público como en el privado.

Todas las mujeres tenemos derecho al reconocimiento, goce, ejercicio y protección de todos los derechos humanos, que comprenden, entre otros:

 1. El derecho a que se respete nuestra vida.
 2. El derecho a que se respete nuestra integridad física, psíquica y moral.
 3. El derecho a la libertad y a la seguridad personales.
 4. El derecho a no ser sometidas a torturas o tratos vejatorios
 5. El derecho a que se respete la dignidad inherente a nuestras personas.
 6. El derecho a la igualdad en el acceso al empleo de calidad.
 7. El derecho a percibir a igual trabajo igual salario.
 8. El derecho a disfrutar de nuestro ocio.
 9. El derecho a disfrutar de nuestra sexualidad como queramos y con quien queramos.
10. El derecho a participar en paridad en los asuntos públicos, incluyendo la toma de decisiones.

 

Comité Provincial del PCE de León.

 


 

Lunes, 22 de Agosto de 2005. 14ª Concentración

Manifiesto.

 

Hombres que matáis MUJERES

Otro lunes mas sin sol, nos habéis vuelto a reunir aquí, nos habéis traído a esta cita a la que no nos permitís faltar ni un solo día… a este goteo incesante de mujeres asesinadas por vosotros “hombres”.

Esta vez vuestra obra más atroz, más cruel, canalla y despiadada ha tomado forma en el cuerpo inerte de dos compañeras en Palma de Mallorca y Valencia a las que habéis arrebatado el derecho a vivir.

Vuestro terrorismo nos esta matando…

Hombres indeseables que tenéis en el machismo, en la violencia, vuestra seña de identidad…

Hombres que nos pegáis, maltratáis, violáis y mutiláis de mil formas diferentes….

Hombres que nos sometéis día a día, que nos ridiculizáis, nos infravaloráis y nos acosáis…

Hombres que nos humilláis y nos silenciáis para siempre con la muerte…

Hombres que nos hacéis esclavas creyendo en la inferioridad de la mujer, en el poder de la fuerza bruta, haciendo que exista la subordinación, la desigualdad y la opresión de las mujeres…

Hombres que os pensáis “propietarios” de vuestras esposas o compañeras y ejercéis con mano dura y firme vuestro poder…

ASESINOS COBARDES que creéis expiar vuestra culpa quitándoos la vida después de haber matado, quizás deberíais pensarlo y hacerlo primero, matándoos para no matar...

AGRESORES CANALLAS, hombres ASESINOS de 49 MUJERES que ya no están con nosotras y a las que hoy queremos dar voz, gritar justicia y exigir que se cumplan las condenas, para que este delito que atenta contra la vida de las mujeres, las autoridades, instituciones y personas responsables no permitan que siga ocurriendo y nos sigáis maltratando por ser MUJERES, seres independientes os guste o no, con deseos, aspiraciones, capacidad y poder de decisión. Por ello, no vamos a permitiros que ninguno de vosotros hombres ASESINOS DE MUJERES nos destruya, que el SEXISMO se convierta en nuestro compañero de viaje y para ello las leyes no son suficientes y vamos a deciros BASTA YA! vamos a hacer visibles a nuestros verdugos, a denunciar a los que hacéis daño, porque tenemos una vida, no vamos a permitir que ningún hombre nos las quite!

 

COGALE (Colectivo LGTB de León)


Lunes, 8 de Agosto de 2005. 13ª Concentración

Manifiesto.

Un lunes más la realidad nos golpea con toda su crudeza y esta vez, además, con la palpable proximidad geográfica, cuando no personal, de la tragedia acontecida. Un lunes más, un nuevo lunes sin sol, respondemos a la convocatoria de la Plataforma contra la Violencia de Género para romper el silencio que nos convertiría en cómplices y para rendir homenaje a una mujer leonesa a la que con 39 años le han arrebatado su elemental derecho a la vida. Un hombre realizó -en expresión de la Secretaria General de Políticas de Igualdad, Soledad Murillo- su particular “cruzada moral” hasta el fin: suicidándose; en  el intento, mas perverso si cabe, de pretender convertir en culpable a su propia víctima.

"Hace algún tiempo que los signos están ahí bien evidentes, indicándonos que la tarea es cada vez más urgente;" Esto escribió Marina Subirats en el año 1990 y continuaba "hay que iniciar la reconstrucción de la masculinidad tradicional, tal como, hace años, las feministas iniciamos la de la feminidad tradicional. Hay que mostrar que la forma actual de la masculinidad no es sino una forma histórica, modificable y no necesaria y hay que encontrar los caminos para proceder a esta modificación. Y hay que hacerlo pronto: el desigual ritmo de evolución entre ambos perfiles de género está hoy dificultando nuestras vidas, las de hombres y mujeres, nuestras relaciones, nuestras posibilidades. Nos está poniendo muy complicada la compresión mutua, incluso la consecución de aquello que llamamos felicidad".

"Hay que realizar el análisis de una de las componentes claves de la masculinidad tradicional: la violencia, la agresividad como forma de relación, como forma de estar en el mundo. Como una de las bases constitutivas de la masculinidad, de las personalidades masculinas.

Se sigue educando a los niños en el temor de no ser lo bastante fuertes, lo bastante duros, lo bastante “hombres”, su autoestima sigue dependiendo de una visión de la masculinidad centrada en la dureza  y en la represión de los sentimientos. Cualquier desviación del comportamiento “macho” recibe una sanción negativa tremenda: la amenaza sobre la propia sexualidad, el temor a ser barrido del grupo de los fuertes y a recibir una etiqueta infamante.

Pero, al  margen incluso de tantos costes individuales y sociales originados por los comportamientos violentos, no hay que olvidar el precio que pagan los hombres por adecuarse a éste modelo.

El sexismo ha supuesto una pesada carga para nosotras, pero también para ellos, encerrados en unos moldes excesivamente estrechos y opresores.

Por todo ello es urgente explorar estas actitudes constitutivas de la masculinidad y hallar las vías para salir de ellas. Pero es muy importante que sean los hombres quienes emprenden esta tarea. Las mujeres podemos ayudar, puesto que hemos hecho una gran parte de nuestro camino y sabemos que es posible.

Pero sólo cuando los hombres decidan pasar a la acción, y ocuparse de analizar y modificar sus reacciones, podremos razonablemente que el cambio se produzca.

Este cambio está siendo lento: nadie renuncia fácilmente a los símbolos de una supremacía. Pero hay signos que muestran no sólo que es posible, sino que incluso en algún momento experimentará una aceleración. Porque aquellos que han comenzado a liberarse del estrecho corsé de la masculinidad tradicional perciben la gran importancia de hacerlo, las posibilidades que se les abren, el alivio que supone no medirse continuamente con los demás, establecer otro tipo de vinculaciones. Y por ello cada día serán más los que decidan librarse de tan incomodo disfraz, y que abandonen la violencia como forma básica de relación."

Si este texto escrito hace 25 años puede suscribirse en su totalidad actualmente, es urgente replantearse el escenario, la obra y el reparto. ¿No es demasiado lento el camino hacia la justicia social? ¿Por qué? ¿A costa de quién?

 

                                                       *                    *                   *

Por cada mujer cansada de tener que aparentar debilidad,
hay un hombre que disfruta de protegerla esperando sumisión

POR CADA MUJER FUERTE, CANSADA DE TENER QUE APARENTAR DEBILIDAD,
HAY UN HOMBRE DÉBIL CANSADO DE TENER QUE PARECER FUERTE.

 

Por cada mujer cansada de tener que actuar como una tonta,
hay un hombre que aparenta saberlo todo porque eso le da poder.

POR CADA MUJER CANSADA DE TENER QUE ACTUAR COMO UNA TONTA,
HAY UN HOMBRE AGOBIADO POR TENER QUE APARENTAR SABERLO TODO.

 

Por cada mujer cansada de ser calificada como "hembra emocional"
hay un hombre que aparenta ser fuerte y frío para mantener sus privilegios.

POR CADA MUJER CANSADA DE SER CALIFICADA COMO "HEMBRA EMOCIONAL"
HAY UN HOMBRE A QUIEN SE LE HA NEGADO EL DERECHO A LLORAR Y A SER DELICADO.

 

Por cada mujer catalogada de poco femenina cuando compite,
hay un hombre al que no le importa pisar a quien sea con tal de ser el primero.

POR CADA MUJER CATALOGADA DE POCO FEMENINA CUANDO COMPITE,
HAY UN HOMBRE QUE SE VE OBLIGADO A COMPETIR PARA QUE NO SE DUDE DE SU MASCULINIDAD.

 

Por cada mujer cansada de sentirse un objeto sexual,
hay un hombre que disfruta utilizando a las mujeres para su placer.

POR CADA MUJER CANSADA DE SENTIRSE UN OBJETO SEXUAL,
HAY UN HOMBRE PREOCUPADO POR APARENTAR QUE ESTÁ SIEMPRE DISPUESTO.

 

Por cada mujer que se siente atada por sus hijos e hijas,
hay un hombre que disfruta de tiempo libre a su costa.

POR CADA MUJER QUE SE SIENTE ATADA POR SUS HIJOS E HIJAS,
HAY UN HOMBRE A QUIEN SE LE HA NEGADO EL PLACER DE LA PATERNIDAD.

 

Por cada mujer que no ha tenido acceso a un trabajo o salario digno,
hay un hombre que se aprovecha del trabajo gratuito hecho en casa y que no mueve un dedo para reivindicar la igualdad de derechos laborales de la mujer.

POR CADA MUJER QUE NO HA TENIDO ACCESO A UN TRABAJO O SALARIO DIGNO, HAY UN HOMBRE QUE DEBE ASUMIR LA RESPONSABILIDAD ECONÓMICA SOBRE OTRO
SER HUMANO.


Por cada mujer que desconoce los mecanismos de un automóvil,
hay un hombre que cuando llega en coche a casa tiene mesa y mantel puesto.

POR CADA MUJER QUE DESCONOCE LOS MECANISMOS DE UN AUTOMÓVIL,
HAY UN HOMBRE QUE NO HA APRENDIDO LOS SECRETOS DEL ARTE DE COCINAR.


Por cada mujer que da un paso hacia su propia liberación,
hay un hombre que tiene miedo de perder su lugar privilegiado ante ella.

POR CADA MUJER QUE DA UN PASO HACIA SU PROPIA LIBERACIÓN,
HAY UN HOMBRE QUE REDESCUBRE EL CAMINO A LA LIBERTAD.


 Por cada mujer que es víctima de violencia en el hogar, hay un hombre que la ejerce y lo niega, presentándose como víctima de las "provocaciones" o el "abuso psicológico" femeninos y muchos otros que miran hacia otro lado en un silencio cómplice.

EL SILENCIO NOS HACE CÓMPLICES DE LOS AGRESORES

(Texto de elaboración colectiva)

 

PSOE LOCAL. Partido Socialista Obrero Español

 


Lunes, 1 de Agosto de 2005. 12ª Concentración

 

Noticia Televisión de León (ver vídeo)

                     

 

 

Manifiesto.

Como un nuevo Lunes sin Sol, hoy nos volvemos a concentrar, con mucha tristeza e indignación, ya que en está última semana han sido tres, las mujeres asesinadas y otra mujer se debate entre la vida y la muerte desde el sábado, cuando fue quemada viva por su marido, contra el que existía una orden de alejamiento.


En lo que llevamos de año son un total de 51 víctimas mortales, 45 de ellas mujeres, sin contar aquellas que viven con secuelas psíquicas y físicas el resto de sus vidas.

Desde que entró en vigor la Ley Integral contra la Violencia de Género, hemos dado un gran salto en nuestro camino hacia la igualdad, (aunque muchos la critiquen); ahora lo más importe es aunar esfuerzos para que tanto, el poder judicial, instituciones, medios de comunicación, sindicatos, politicos/as y la sociedad en general, hagamos que esta Ley no se quede en "papel mojado" y por supuesto, con el tiempo se vayan mejorando y desarrollando los puntos que lo requieran.

En cuanto a los derechos laborales esta ley da cobertura, por fin, a todas aquellas mujeres que además de padecer la violencia machista en su ámbito privado arrastran toda esta problemática a su ámbito laboral, peligrando así su puesto de trabajo. Ahora gracias a esta Ley, el Estatuto de los Trabajadores recoge derechos y medidas específica s como la reducción o la reordenación de su jornada de trabajo, movilidad geográfica, cambio de centro de trabajo, así como la suspensión de la relación laboral con reserva de puesto de trabajo entre otras.

Aunque para que este tipo de violencia desaparezca, tenemos que ir a la raíz del problema: "nadie puede creerse superior a otra persona, por el simple hecho de ser de otro sexo".
La igualdad, el respeto, el amor entre otras muchas cosas, son la base de una buena relación de pareja. En este poema de Gioconda Belli se refleja una de las fórmulas:

 

REGLAS DEL JUEGO PARA LOS HOMBRES QUE QUIERAN AMAR A MUJERES MUJERES.

I
El hombre que me ame
deberá saber descorrer las cortinas de la piel,
encontrar la profundidad de mis ojos
y conocer lo que anida en mí,
la golondrina transparente de la ternura.

II
El hombre que me ame
no querrá poseerme como una mercancía,
ni exhibirme como un trofeo de caza,
sabrá estar a mi lado
con el mismo amor
conque yo estaré al lado suyo.

III
El amor del hombre que me ame
será fuerte como los árboles de ceibo,
protector y seguro como ellos,
limpio como una mañana de diciembre.

IV
El hombre que me ame
no dudará de mi sonrisa
ni temerá la abundancia de mi pelo,
respetará la tristeza, el silencio
y con caricias tocará mi vientre como guitarra
para que brote música y alegría
desde el fondo de mi cuerpo

V
El hombre que me ame
podrá encontrar en mí
la hamaca donde descansar
el pesado fardo de sus preocupaciones,
la amiga con quien compartir sus íntimos secretos,
el lago donde flotar
sin miedo de que el ancla del compromiso
le impida volar cuando se le ocurra ser pájaro.

VI
El hombre que me ame
hará poesía con su vida,
construyendo cada día
con la mirada puesta en el futuro

VII
Por sobre todas las cosas,
El hombre que me ame
Deberá amar al pueblo
No como una abstracta palabra
Sacada de la manga
Sino como algo real, concreto,
Ante quien rendir homenaje con acciones
Y dar la vida si es necesario.

VIII
El hombre que me ame
reconocerá mi rostro en la trinchera
rodilla en tierra me amará
mientras los dos disparamos juntos
contra el enemigo

IX
El amor de mi hombre
no conocerá el miedo a la entrega,
ni temerá descubrirse ante la magia del enamoramiento
en una plaza llena de multitudes.
Podrá gritar - te quiero-
o hacer rótulos en lo alto de los edificios
proclamando su derecho a sentir
el más hermoso y humano de los sentimientos.

X
El amor de mi hombre
no le huirá a las cocinas,
ni a los pañales del hijo,
será como un viento fresco
llevándose entre nubes de sueño y de pasado,
las debilidades que, por siglos, nos mantuvieron separados
como seres de distinta estatura.

XI
El amor de mi hombre
no querrá rotularme y etiquetarme,
me dará aire, espacio,
alimento para crecer y ser mejor,
como un Revolución
que hace de cada día
el comienzo de una nueva victoria.

GIOCONDA BELLI
DE LA COSTILLA DE EVA
 

Sindicato U.G.T. (Departamento de la Mujer)


 

 Lunes, 18 de Julio de 2005. 11ª Concentración.

Manifiesto.

 

      La violencia cometida en el entorno familiar es la más habitual y generalmente la más impune. Las mujeres de todo el mundo tienen más posibilidades de ser lastimadas, violadas o asesinadas por su compañero actual o anterior que por otra persona.

     El domicilio privado, considerado míticamente santuario de tranquilidad y referencia de seguridad es para millones de mujeres un lugar de sufrimiento donde reciben maltrato, tortura e incluso la muerte.

     La violencia contra las mujeres tienen su origen en la discriminación que niega la igualdad de trato y oportunidades entre hombres y mujeres en muchos aspectos de la vida y que a la vez sirve para reforzarla impidiendo que las mujeres ejerzan sus derechos y libertades.

     A pesar de estar tan extendida la violencia de género no es “tan natural” ni “inevitable” es una expresión de normas y valores históricos y culturales concretos siendo la violación de los derechos humanos más extendida en nuestro tiempo.

 

     Centrándonos ahora en el Estado español nos encontramos con unas cifras escalofriantes:

-          En el 2004 72 mujeres fueron asesinadas por sus parejas o exparejas, 7 de ellas tenían concedida una medida de protección. En el 2005 van 47.

-          Cerca de 2 millones de mujeres en España sufren violencia física, sólo el 5% lo denuncia.

-          Encuestas recientes demuestran que la población española no confían en una respuesta institucional eficaz.

 

     Nuestras principales preocupaciones sobre la respuesta del Estado ante la violencia contra las mujeres en el ámbito familiar son:

-          La inadecuada respuesta institucional frente a las necesidades de asistencia, protección y fomento de la autonomía de las víctimas.

-          Falta de formación y sensibilización de todos los estamentos Institucionales.

-          La desigual disponibilidad de servicios de asistencia y protección temporal en las distintas CC.AA.

-          La existencia de criterios discriminatorios en el acceso a los recursos de asistencia y alojamiento temporal. Amplios colectivos de mujeres no tienen garantizado el acceso a un recurso adecuado de sus necesidades.

 

     Desde Amnistía proponemos las siguientes recomendaciones:

-          Activar todos los medios profesionales y materiales para la detención temprana y asistencia adecuada de las víctimas de la violencia de género.

-          Que este derecho se extienda a todas las mujeres por igual.

-          Que se tengan en cuenta las necesidades de protección de las víctimas y de sus familiares durante el procedimiento judicial.

 

     Nuestro objetivo es poner de relieve la gravedad y dimensión internacinal de problema y conseguir que los Edos. Asuman su responsabilidad ante estas violaciones de Derechos Humanos que no tienen escusa.

    

     A.I. te invita, seas hombre o mujer, a participar activamente en la lucha contra este escándalo universal. TU PUEDES HACER LAS COSAS CAMBIAR!!!

 

Amnistía Internacional (Grupo de León)

 

 

LEÓN. Martes, 19 de Julio de 2005

 

La plataforma contra la violencia asegura que sólo denuncian el 5% de las maltratadas.

 

 

11ª Concentración. Foto: JORGE BODELÓN.

NoticiaCONCENTRACIÓN
 

FirmaA. Gaitero Lugarleón  

 

Un lazo blanco es atado a la verja por cada una de las víctimas.

Foto: Jorge Bodelón.

 

Fue un lunes de calor, mucho calor, con el estío arreciando sobre el asfalto; pero fue un lunes más sin sol. La Plataforma contra la Violencia de Género de León volvió a instalar, con tristeza, la pancarta que sobre la reja del Palacio de Botines grita a los leoneses: «Está en tus manos. No más violencia contra las mujeres».

Amnistía Internacional, organización convocante ayer, lanzó el mismo reto en las palabras del manifiesto leído por Pilar Nieto: «Te invitamos, seas hombre o mujer, a participar activamente en la lucha contra este escándalo universal». Sólo hay que creer en algo muy importante -añadió- que «tú puedes hacer cambiar las cosas».

Cada lunes sin sol es cada lunes que amanece con una víctima más de la violencia machista. Es el día elegido por un abanico de organizaciones feministas, políticas y sociales que en León plantan cara a los malos tratos desde el 11 de abril. Se han visto obligados a acudir a la cita prácticamente todas las semanas. Amnistía Internacional subrayó en el manifiesto que cerca de dos millones de mujeres sufren violencia física en España pero sólo el 5% lo denuncia. Si en el 2004 fueron 72 las mujeres víctimas de la violencia, según datos de AI en lo que va de año ya son 41 mujeres muertas (47 con víctimas indirectas).

Pilar Nieto mostró la preocupación de la oenegé por la «inadecuada respuesta institucional» al problema de la violencia de género, la desigual disponibilidad de recursos en las comunidades autónomas y la existencia de criterios discriminatorios en el acceso a los recursos de asistencia y alojamiento temporal.

Como integrante de la plataforma leonesa, que se concentra cada lunes siempre que en los siete días anteriores haya muerto alguna mujer en España, AI propuso ayer «activar medios profesionales y materiales para la detección temprana y la asistencia adecuada a las víctimas de violencia», la extensión del derecho a todas las mujeres y que los procedimientos judiciales tengan en cuenta «las necesidades de protección de las víctimas».

Amnistía Internacional recordó en el manifiesto que «nuestro objetivo es poner de relieve la gravedad y la dimensión internacional del problema y conseguir que los Estados asuman su responsabilidad ante estas violaciones de los Derechos Humanos que no tienen excusa», concluyó
.

 

© Copyright EL DIARIO DE LEON S.A.
Carretera León-Astorga, Km. 4,5 24010
Trobajo del Camino (León) España

 


 

 

 

 Lunes, 4 de Julio de 2005. 10ª Concentración.

Manifiesto.

 

Concentración de la Plataforma Contra la Violencia Machista

 

   Dos presuntos asesinos más de mujeres en esta semana nos sitúan en 39 mujeres asesinadas en lo que va de año. Justo en la semana en la que entró en vigor de forma completa la ley de protección integral contra la violencia de genero, por la que tanto hemos luchado y en la que tantas esperanzas hemos puesto. Dos mujeres más asesinadas, que como la mayoría de las anteriores no habían presentado denuncia previa, como si no hubiera habido una historia de maltrato; como si esas muertes hubiesen sido el primer acto de violencia en una relación mas o menos larga. Sin embargo, no se debe confundir el hecho de no haber denunciado las agresiones con la realidad de que hayan existido, pues precisamente lo que caracteriza a la violencia contra las mujeres es su existencia invisible. Las agresiones y la violencia han estado y siguen estando revestidas con el camuflaje de la normalidad. Todas las mujeres somos destinatarias en mayor o menor grado de este tipo de violencia limitando nuestra libertad a través del proceso de aprendizaje en la infancia, en el que la autolimitación es interiorizada como algo natural; cualquier mujer, solo por serlo, es objeto de violencia verbal, la cual  va desde el aparentemente inocente piropo de contenido sexual hasta la obscenidad más abyecta. Los refranes, los chistes, las canciones, los mitos, las leyendas, los prejuicios sexistas que devalúan a las mujeres, son aceptados y considerados dentro de los parámetros tolerables,  e incluso en ocasiones aplaudidos.

  Determinadas expresiones culturales que son exaltación del asesinato de la esposa o la violación de la mujer son aceptadas y valoradas, solapando el mensaje violento bajo un aura de misticismo o espiritualidad (Otelo, El preso número 9, La maté porque era mía, Lolitaetc.).

  Esta zona de tolerancia de la violencia machista, que puede denominarse violencia ambiental se convierte en violencia directa al surgir la necesidad de las mujeres de afirmar nuestra autonomía y renegociar nuestro lugar en el mundo. Cuando las mujeres queremos ejercer nuestros derechos, cuando ya no aceptamos las relaciones de poder-sumisión impuestas por la cultura patriarcal, surge el conflicto: en la pareja, en forma de maltrato, en el trabajo, en forma de acoso sexual, en el espacio social, en forma de agresión sexual.

  La disponibilidad sobre nuestro cuerpo, la potestad histórica y legal  de los  hombres de normativizar el ámbito privado y el no reconocimiento de autoridad a las mujeres, evidencia un déficit democrático que se concreta en los obstáculos que seguimos  encontrando cada día  para disfrutar del pleno ejercicio de la ciudadanía, con el  reconocimiento de los derechos fundamentales a la igualdad y no discriminación. La violencia sexista es la manifestación extrema de esta desigualdad.

  Subsanar el déficit democrático, pasa por reconocer nuestro derecho a vivir sin violencia, con las consecuencias que se derivan de este reconocimiento.

  La  ley que esta semana pasada entró en vigor, permite vislumbrar horizontes de esperanza, aún cuando debemos ser realistas y reconocer que, a corto plazo, las cosas no van a mejorar de manera sustancial. Pero es muy importante que el agresor o posible agresor perciba claramente que su comportamiento va a tener un coste penal alto y un rechazo social unánime. Se tiene que acabar con la complicidad por omisión. Se tiene que acabar con la casi impunidad con la que transitan muchos agresores creyéndose más machos que nadie. Las leyes deben tener no solo un carácter punitivo en cuanto a penalizar conductas ya realizadas, sino también un carácter disuasorio, deben mandar un mensaje claro  a la ciudadanía. ¡Y que nadie se confunda: quien mucho te quiere no te hará sufrir!

 ADAVAS - Asociación de Ayuda a Víctimas de Agresiones Sexuales y Violencia Doméstica

 

 Lunes, 27 de Junio de 2005. 9ª Concentración.

 

Manifiesto.

 

Un nuevo triste lunes sin sol

Un nuevo propósito ver,oír y no callar jamás
Se ha roto la resignación de la mujeres.
Se ha roto el que la violencia contra las mujeres es una desgracia que le ha tocado a alguna.
Se ha roto la complicidad de los hombres.
Se ha roto el que es un tema interno, de la vida privada.
La violencia contra las mujeres es un tema social que nos afecta a todos y a todas.
Hemos estado viendo las cosas sin darnos cuenta de lo que hay detrás de ellas, al ser tan cotidianas habíamos perdido la capacidad de indignación y nos habíamos acostumbrado al horror de aceptar estos asesinatos como algo irresoluble

Ya son 42 las personas asesinadas en nuestro país en el 2005 por violencia de género.
36 mujeres
3 menores
3 hombres

Mujeres de todas las edades desde los 3 años a los 84 años, en cualquier lugar de nuestra país.

Entre el 2000 y el 2004 309 mujeres han sido asesinadas por esta razón o sinrazón.

Asesinatos incomprensibles para todos nosotros y nosotras, para sus vecinos y vecinas, para sus hijos e hijas, para sus amistades y personas queridas; pero que siguen ahí, goteando constantemente.

15 mujeres de nuestra provincia utilizan la teleasistencia como medida de protección.

Las personas y organizaciones que aquí nos concentramos somos rebeldes contra la cotidiano, contra lo establecido, esa cultura patriarcal, tan asumida, tan interiozada que nos impide reflexionar contra lo que representa.

El miedo a sufrir estas agresiones nos conduce a las mujeres a controlar nuestras acciones y movimientos en el espacio público. por lo que funciona como un mecanismo eficaz para intentar retenernos en el espacio que siempre nos quiso asignar el patriarcado: el espacio privado.

En la lucha colectiva y solidaria de mujeres y hombres contra este patriarcado decimos una vez más, no; un día más, no.

No a la violencia de género contra las mujeres.

No a la cultura patriarcal que las promueve.

No al silencio cómplice que lo consiente.
 

Secretaría de la Mujer y Política Social de CC.OO. de León

 


 

 Lunes, 13 de Junio de 2005. 8ª Concentración.

Manifiesto.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Concentración de la Plataforma Contra la Violencia a las Mujeres

   Ya son treinta nueve lazos blancos. Treinta y nueve rostros de mujeres. Treinta y nueve mujeres muertas.

 

  Son ya treinta y nueve asesinos en lo que va de año. Treinta y nueve matadores de mujeres. Y morir matada en cualquiera de las modalidades de convivencia: el esposo, el novio, la pareja, etc., es mucho más que morir. Y morir matada por ellos, es mucho más  que ser víctimas. Cuando un hombre mata a una mujer, no hace más que rematar una historia, una vida que antes ha pasado por el desgaste despiadado, el maltrato, la humillación. El asesino nunca la ha dejado ser, estar, compartir, disfrutar, hacer aquello que algún día había  soñado. Ya hacía tiempo que había matado al compromiso, a la amistad, a la complicidad, al amor.

 

  Un asesino de mujeres es más que un asesino; por eso, una mujer matada es más que una víctima.

 

  Con cada mujer asesinada, muere todo un mundo de esperanza, de posibilidades, de testimonio.

 

  Nosotras, las que aún estamos, las que nos manifestamos, las que, de alguna manera, las lloramos, nos sentimos cada día y con cada mujer matada, más heridas, más traicionadas. A la vez que nos sentimos también, más unidas, más identificadas, más fuertes. Y no nos cansaremos de denunciar a esta sociedad patriarcal y machista, en la que desde siempre y todavía, tienen cabida asesinos enmascarados y llenos de razones, según ellos, para doblegar y matar.

 

  Damos las gracias a las personas que nos acompañan y que, como nosotras, creen que otro mundo es posible. Pero aún, como estamos viendo, ni somos las suficientes, ni somos tan eficientes.

 

  Necesitamos la ayuda de toda la sociedad y de todas las instituciones, para identificar, poner rostro y cercar a los asesinos de mujeres.

 

  Ellas, son mujeres muertas y más que víctimas.

 

  Ellos, son hombres que matan a las mujeres y más que asesinos.

 

  Una vez redactado este manifiesto, hemos conocido el asesinato de una mujer de León llamada Rocío Fernández de 24 años, cuyo crimen aún se está investigando, desconociéndose hasta ahora el autor o autores del asesinato. Además de expresar nuestra indignación y repulsa y a la espera de conocer si es un caso más de violencia de género, mostramos nuestra solidaridad con la familia y proponemos un minuto de silencio en memoria y recuerdo de nuestra conciudadana.

 

Asociación Feminista Leonesa "Flora Tristán"

 

 

8ª Concentración. Foto: NORBERTO.

LEÓN. Martes, 14 de Junio de 2005

Contra la Violencia de Género

Foto: Norberto.

 

Una semana más, decenas de personas se concentraron frente al Edificio Botines, convocados por la Plataforma contra la Violencia, para protestar por los actos de violencia «sexista», como ellos la denominan, que viven cada día numerosas mujeres, en el seno de su vida conyugal y familiar.

 

© Copyright EL DIARIO DE LEON S.A.
Carretera León-Astorga, Km. 4,5 24010
Trobajo del Camino (León) España

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 Lunes, 6 de Junio de 2005. 7ª Concentración.

Manifiesto.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Te encuentro...

                           Te escucho...

                                                   Te hablo...

                                                                        Te abrazo...

                                                                                               Te beso...

                                                                                                                      Te tengo...

                                      Te aprieto...

                                                                 Te atrapo...

                                                                                        Te absorbo...

                                                                                                                     Te asfixio...

                                                                                                                      ¿Te quiero?

Me enamoré. He pagado todos los precios por ti. Todo vale en la guerra y en el amor. No importan los sacrificios. Valían la pena si eran para encontrarse contigo, para poder seguir juntos... Juntos para siempre...

Ella me mira mientras se le escapa una mueca.

Así no, así no quiero...

(Autor: Jorge Bucay)

 

La violencia de género no es un problema que afecte al ámbito privado. Al contrario, se manifiesta como el símbolo más brutal de la desigualdad existente en nuestra sociedad. Se trata de una violencia que se dirige sobre las mujeres por el hecho mismo de serlo, por ser consideradas, por sus agresores, carentes de los derechos mínimos de libertad, respeto y capacidad de decisión.

En la realidad española, las agresiones sobre las mujeres tienen una especial incidencia, existiendo hoy una mayor conciencia que en épocas anteriores sobre ésta, gracias, en buena medida, al esfuerzo realizado por las organizaciones de mujeres en su lucha contra todas las formas de violencia de género. Ya no es un “delito invisible”, sino que produce un rechazo colectivo y un evidente alarma social.

El irracional fenómeno de violencia que se comete, sufrido, ordinariamente, por las mujeres, sus hijos e hijas, se sigue produciendo en nuestro país de una forma que, tristemente, no cabe calificar de esporádica.

Abogamos por un modelo de familia que sea un espacio de encuentro gratificante y potenciador de las capacidades y posibilidades de todas las personas que lo integran, donde existan relaciones igualitarias entre mujeres y hombres, equilibrio en la toma de decisiones, en el reparto de las responsabilidades domésticas y de cuidado a personas dependientes, y en la distribución del tiempo, en definitiva, abogamos por que los hombres y las mujeres muestren a sus hijos e hijas que hay tantas formas como personas de ser hombre y mujer.

En lo que se refiere a la educación formal, la escuela es, o debe ser, un espacio ideal para fomentar valores tales como el respeto, la igualdad dentro de la diversidad, comprensión hacia los y las que son diferentes, el espíritu crítico... Por eso, por ser un lugar donde se aprende a pensar, a descubrir y a analizar el mundo es un lugar idóneo para prevenir la violencia.

Trabajar para prevenir la violencia es trabajar para construir relaciones satisfactorias entre todas las personas, es decir, relaciones sin chantajes, relaciones paritarias y justas. Esto implica un cambio en el modelo económico, educativo y cultural violento, por otro basado en el diálogo. Deshacer este modelo no es tarea sólo de la educación, es una tarea que nos corresponde a todos y a todas y se debe ejercer desde todos los ámbitos sociales. No es tan sólo de mujeres, aunque hayan sido movimientos de mujeres los pioneros, en la historia reciente, en manifestarse contra las guerras, contra las armas y el ejercicio de toda violencia. Los hombres tienen una gran labor que hacer, no cambiará el mundo mientras no nos impliquemos todos y todas. Son necesarios hombres antipatriarcales para que enseñen en la familia, en la escuela y en todos los ámbitos a los niños, adolescentes y jóvenes otras maneras diferentes de construir la masculinidad ( Hoy en día, todavía hay muchos adolescentes que piensan que ser agresivo resulta más atractivo.)

Asociación de Mujeres Clara Campoamor

 

LEÓN. Martes, 7 de Junio de 2005

La plataforma contra la violencia invita a los hombres antipatriarcales.

7ª Concentración

POR LA IGUALDAD
 
FirmaA. Gaitero Lugarleón

 

Un momento de la concentración

de ayer a la que asistieron políticos

y sindicalistas

 

Políticos y sindicalistas se sumaron ayer a las asociaciones de mujeres y hombres por la igualdad de León en la concentración de la plataforma contra la violencia de género -«Lunes sin sol»- frente a Botines en protesta por la violencia de género y para dejar constancia de que ya son más de 30 las mujeres muertas a manos de sus compañeros o ex compañeros en lo que va de año.

La Asociación de Mujeres Clara Campoamor resaltó en el manifiesto que «la violencia de género no es un problema que afecte al ámbito privado», ya que «se manifiesta como el símbolo más brutal de la desigualdad existente en nuestra sociedad». Los hombres que agreden a las mujeres consideran que no tienen «derechos mínimos de libertad, respeto y capacidad de decisión».

La violencia contra la mujer en España, agrega el colectivo leonés, «ya no es un delito invisible» sino que produce un «rechazo colectivo y una evidente alarma social», pero «tristemente» su incidencia no puede calificarse de «esporádica», agrega el manifiesto de Clara Camapoamor.

La asociación aprovechó para defender un modelo de familia «que sea un espacio de encuentro gratificante y potenciador de las capacidades y posibilidades de todas las personas que lo integran» con «relaciones igualitarias entre mujeres y hombres» y «equilibrio en la toma de decisiones» así como en el «reparto de las responsabilidades domésticas y de cuidado a personas dependientes, y en la distribución del tiempo».

Defendió la escuela como espacio idóneo para fomentar el respeto y la igualdad dentro de la diversidad, así como el espíritu crítico y la comprensión de los que son diferentes, y también abogó por prevenir la violencia modificando el modelo de relaciones. En este sentido, el manifiesto indica que «prevenir la violencia es trabajar para construir relaciones satisfactorias entre todas las personas, es decir, relaciones sin chantajes, relaciones paritarias y justas».

También pidió la implicación de los hombres: «Son necesarios hombres antipatriarcales para que enseñen en la familia, en la escuela y en todos los ámbitos a los niños, adolescentes y jóvenes otras maneras diferentes de construir la masculinidad», concluyó puesto que todavía hay jóvenes que piensan que «ser agresivo resulta más atractivo».

Los «Lunes sin sol» se han extendido a Ponferrada que ayer celebró la primera concentración contra la violencia de género.

© Copyright EL DIARIO DE LEON S.A.
Carretera León-Astorga, Km. 4,5 24010
Trobajo del Camino (León) España

 

EL BIERZO. Martes, 7 de Junio de 2005

 

NoticiaCRÓNICA | LA CONCIENCIACIÓN, PIEZA CAPITAL

 

Casi medio centenar de personas se concentraron en Lazúrtegui para reclamar apoyo contra la violencia de género.

 

7ª Concentración en León. 1ª en Ponferrada.

 

 

PONFERRADA, FRENTE AL TERRORISMO DOMÉSTICO.

 
FirmaR. Arias Lugarponferrada

 

La asociaciones convocantes de la concentración,

ayer a última hora de la tarde en Lazúrtegui

 

El bochorno de los 28 grados animaban tal vez más a la charla y el refrigerio en las terrazas cercanas. Pero medio centenar de personas pusieron ayer en Ponferrada la semilla de lo que pretende que sea el embrión de una corriente que sirva para concienciar a todos sobre la intolerancia de la violencia de género.

«Nos unimos a la campaña para concienciar a la gente contra el terrorismo doméstico, que es como le vamos a llamar ahora», sentenció Henar Fernández, presidenta de la Asociación de Mujeres Bergidum, que recordó que ni el terror de Eta se ha cobrado las víctimas que este otro tipo de asesinato. «Hoy hemos conocido un estudio según el cual el cuatro por ciento de las niñas de cuarto de la ESO piensa que se puede justificar la violencia contra las mujeres», se lamentó. «Hay que tomar medidas. No se nos puede matar a las mujeres por el simple hecho de ser mujeres», enfatizó.

Los concentrados se parapetaron tras dos pancartas. Una de grandes dimensiones en la que se podía leer: «Por la paz, la tolerancia y la igualdad». Sosteniendo otra más pequeña, las integrantes del colectivo Bergidum desplegaban una segunda leyenda más dramática: «38 víctimas. Terrorismo doméstico. Basta ya».

Con todo, si se trata de igualdad y de concienciación, cabe destacar que la convocatoria reunió en la plaza de Julio Lazúrtegui a mayor número de hombres que de mujeres. El portavoz del Foro Social, Manuel Rey, que respaldó la manifestación, no puso el acento en esta cuestión. Pero sí lo hizo al resaltar la disposición de todas las asociaciones para seguir tratando de involucrar a los ponferradinos en esta tarea.

A título particular intervinieron también la diputada Charo Velasco o la concejala Olga Cañadas. Velasco señaló que la Ley contra la violencia de género precisa «de la complicidad» de todos para que sea efectiva. Al ser interrogada sobre la ausencia de representantes de algunas instituciones y en particular del PP, subrayó que es una cuestión de «sensibilidad», y que la de los populares no es ésta.

 

© Copyright EL DIARIO DE LEON S.A.
Carretera León-Astorga, Km. 4,5 24010
Trobajo del Camino (León) España
 
 
 
Pincha en la imagen para ampliarla.
 
© Promociones Periodísticas Leonesas, S.A.
Moisés de León, 49-bajo 24006 León (España)

 

 Lunes, 30 de Mayo de 2005. 6ª Concentración.

 

2 Mujeres Muertas más en la última semana.

Manifiesto.

 

“He visto en la televisión que ha muerto otra mujer asesinada por su pareja. He sentido cómo un escalofrío me recorría la espalda como un mal presagio, como una premonición de que probablemente yo seré la próxima. No puedo evitar pensar ¿cuándo me tocará a mi? Imagino cómo será mi entierro, quién me llorará y velará mi cuerpo maltrecho. Afortunadamente, yo ya no sentiré dolor.
Tengo que recoger rápido la cocina, voy a guardar bien al fondo del cajón los cuchillos aunque sé que si quiere, los encontrará. Cada noche me acuesto con el recuerdo del frío metal en mi cuello y me encojo como si el calor de la cama pudiera eliminar mi realidad.
Tengo que ser menos torpe, menos descuidada, tengo que hacer las cosas como a él le gustan para acabar con los golpes, con los insultos y amenazas. ¿Será verdad que, como él dice, no sirvo para nada? ¿Seré tan mala madre y esposa como él me repite a diario? Ya ni siquiera me siento persona.
¿Pero qué hago aquí parada pensando? Tengo que tener la cena a punto para cuando él llegue, si me descuido esta noche no podré dormir por los golpes, y si no duermo bien mañana me costará levantarme para llevar a los niños al colegio”.
Esto ocurre a diario y refleja la tremenda situación a la que se enfrentan día tras día las mujeres que sufren la violencia de género, una condena a la que han sido sentenciadas por el simple hecho de nacer mujer. Los maltratadores buscan el control y el sometimiento de sus víctimas, y de puertas afuera de sus hogares pueden parecer personas afables, simpáticas, inclusos cariñosos.
Es muy importante que en nuestro acontecer diario no permitamos bajo ningún concepto esta forma de violencia, porque permitirlo, o que salga gratis hacerlo, sólo hace más fácil que se repita. La violencia se camufla bajo la forma de comentarios sexistas o frases hechas del tipo le irá la marcha, porque hoy día sólo aguanta la que quiere, sólo tiene que separarse, las mujeres hoy día no aguantan nada”. Cuando nos encontremos ante una persona así, hay que hablar bien alto, mostrar a los que le rodean que con esa actitud demuestran su baja valía como personas, y nuestro deber es hacer que los demás se den cuenta y también lo señalen.
Acudiendo a actos como esta concentración ayudamos también a concienciar a las personas sobre la existencia de esta lacra, esta situación inadmisible que debe terminar, y hasta que no lo haga continuaremos luchando, denunciando, y siendo cada día más los que digamos NO A MÁS LUNES SIN SOL PARA LAS MUJERES.


Asociación de Madres Solteras Isadora Duncan

 

 

Pincha en la imagen para ampliarla.

 

6ª Concentración

© Copyright EL DIARIO DE LEON S.A.
Carretera León-Astorga, Km. 4,5 24010
Trobajo del Camino (León) España

 

 

 

 

 

 

PRIMERAS CONCENTRACIONES                                                          PRINCIPAL