A un año de la masacre en la finca Nueva Linda. Comité de Unidad Campesina, CUC.

NUEVA LINDA: EJEMPLO DE RESISTENCIA CAMPESINA Y DE IMPUNIDAD GUBERNAMENTAL

Al cumplirse un año de la Masacre de Nueva Linda, perpetrada el 31 de agosto de 2004, cuando fuerzas de la policía Nacional Civil y del ejército atacaron a las compañeras y compañeros que ocupaban las instalaciones de dicha finca para exigir justicia, pues un año antes, el compañero Héctor Reyes fue secuestrado por parte de esbirros a sueldo, pagados por el terrateniente de origen español, Carlos Vidal Fernández.

Con la participación del finquero, Virgilio Casados, el gobernador departamental de Retalhuleu, así como del Ministro de Gobernación y del director de la Policía Nacional Civil quienes dirigieron el ataque contra mujeres, hombres, niños y niñas, ancianos y ancianas integrantes de las 800 familias que ocupaban Nueva Linda. Esta misma práctica represiva se repitió posteriormente con la Masacre de El Corozo, Suchitepéquez y los asesinatos y represión realizada en Los Encuentros, Sololá, Naranjales en Colotenango y la Ciudad Capital, haciendo más evidente la política represiva del actual gobierno, es la forma como la GANA pretende resolver la problemática agraria.

A un año de la masacre, a pesar del informe de la Procuraduría de Derechos Humanos que estableció que hubo ejecución extrajudicial, se dio en libertad a los responsables, quedando impune este hecho e incluso el comisario de la policía responsable de dirigir ese operativo, fue el mismo que dirigió el operativo contra las organizaciones populares, sociales y políticas que el 14 de marzo en el Parque central de la Ciudad Capital nos manifestamos en contra de la aprobación del TLC lo que confirma el carácter represivo que ha tomado este gobierno empresarial.

Pese a la política represiva que se ha venido recrudeciendo en contra del movimiento indígena y campesino, mantenemos nuestra resistencia activa y combativa. Es preocupante que hasta esta fecha las y los compañeros de Nueva Linda han venido enfrentado, intimidaciones ataques con armas de fuego con saldo de varios heridos, intentos de secuestro y secuestros en contra de sus integrantes y, a la fecha continúan resistiendo y viviendo a la orilla de la carretera al Puerto de Champerico, en las cercanías de la Finca Nueva Linda.

Las y los indígenas y ladinos pobres organizados en el CUC exigimos enérgicamente:

1. Responsabilizamos al presidente de la República Oscar Berger, a Carlos Quintana Saravia, Al Gobernador de Retalhuleu, al Ministro de Gobernación y al director de la PNC, así como a los finqueros Carlos Vidal Fernández, Virgilio Casados y el Sr. Víctor de Jesús Chinchilla jefe de seguridad de los finqueros.

2. Que el organismo judicial garantice la aplicación de la justicia pronta y cumplida ante los asesinatos de los compañeros masacrados en Nueva Linda

3. Que se investigue el secuestro y paradero del compañero Héctor Reyes y que se terminen los desalojos y la represión contra el movimiento indígena y campesino.

A la Comunidad Internacional solicitamos

1. Su vigilancia y seguimiento de la situación de las y los compañero de Nueva Linda y de las comunidades indígenas y campesinas.

2. Su apoyo y divulgación de la situación de los derechos humanos en Guatemala

3. Su solidaridad con las luchas de las organizaciones populares

A nuestras hermanas y hermanos de la finca Nueva Linda les enviamos nuestra solidaridad y apoyo y llamamos a todas las comunidades indígenas y campesinos a levantar la bandera de resistencia, popular y organizada

Cabeza Clara, Corazón Solidario, Puño Combativo de las y los Trabajadores del Campo

COMITÉ DE UNIDAD CAMPESINA

CUC

31 de Agosto de 2005.


 

 

Regresar a la página de Noticias
Regresar a la página Principal