Campaña Objeción Fiscal

Durante el período de declaración del IRPF, te pedimos siempre que no confirmes el borrador que te manda el Ministerio de Hacienda, aun cuando estés de acuerdo con los datos. ¿Por qué? Porque, si lo confirmas, no podrás hacer Objeción Fiscal al Gasto Militar y perderás una buena oportunidad para practicar la desobediencia civil. Es más trabajo pero es una cuestión de responsabilidad. #NoConfirmesBorradorIRPF

Este año 2015 la apertura de plazo para la presentación de declaraciones en papel comenzó el pasado 11 de mayo.

Y no olvides que también puedes hacer Objeción Fiscal al Gasto Militar sin actividad económica anterior conocida: sólo por tener una cartilla de ahorro en un banco, por ejemplo, hacienda ya tiene datos económicos de tí. Por todo ello puedes pedir tanto el borrador como realizar con esos datos a continuación la objeción fiscal al gasto militar. Infórmate del proceso, como contribuyente que igualmente eres (IVA, impuestos especiales, etc...), también te concierne a tí.

La Objeción Fiscal al Gasto Militar es un acto de Desobediencia Civil que consiste en la no colaboración con el Estado a la hora de sufragar los gastos empleados en preparación de guerras y mantenimiento de la estructura militar, ejército y otros cuerpos armados destinados al control social. Técnicamente se desobedece de forma activa en el momento de realizar la declaración del impuesto sobre la renta (IRPF) mediante el desvío de una parte de esos impuestos a un proyecto que trabaje por la justicia social.

El gasto militar de 2013 asciende a 23.604,91 millones de euros, lo que supone un 6,83% de los Presupuestos Generales del Estado (PGE). Esta cifra incluye el gasto de las Fuerzas Armadas, asignado al Ministerio de Defensa u otros Ministerios, y el dinero destinado al control social (cuerpos policiales, gastos penitenciarios, etc.). Sin embargo, atendiendo a que todos los años el gasto ejecutado supera con creces al presupuestado, se calcula que en 2014 el gasto real llegará a los 34.019,88 millones de euros (9,84% de los PGE), lo que supone un gasto de 721,83 € por persona y año.

La Objeción Fiscal al Gasto Militar es una herramienta que nos permite superar la pasividad y el papel de meras víctimas de las políticas injustas. Es una invitación a la esperanza, un gesto sencillo de resistencia y desobediencia a todo militarismo que visibiliza la coacción que el poder impone para perpetuarse y defender sus privilegios.

El rostro más conocido del militarismo es el ejército, o de forma más amplia el “complejo militar-industrial”, que desempeña un papel estratégico en el mantenimiento del statu quo económico mundial. Su otra cara, el control social, se infiltra poco a poco en cada resquicio de la sociedad. Vigilancia —legal o ilegal— permanente, criminalización de toda disidencia, mayores atribuciones e impunidad de las diferentes policías y vigilantes de seguridad, endurecimiento del Código Penal... En estos momentos en que se está tramitando la “ley mordaza” es un imperativo ético impulsar todas aquellas campañas de Desobediencia Civil que nos permitan enfrentar estos ataques a la libertad y dignidad de las personas.

ofgmSi haces Objeción Fiscal al Gasto Militar en Catalunya, visita la web del Servei d'Informació de l'Objecció Fiscal (SIOF):

www.objecciofiscal.org

 

Si haces Objeción Fiscal al Gasto Militar en Galicia, visita la web de Non ao gasto militar

www.nonaogastomilitar.org

Suscribirse a Campaña Objeción Fiscal