Mujeres en Red
twitter
twitter


Defensa… ¿cosa de hombres?

Visitas: 5170    Enregistrer au format PDF   


Los ataques furibundos rayando a la misoginia realizados estos días en diversos espacios –animados también desde muchos medios de comunicación- por el nombramiento de Carmen Chacón como Ministra de Defensa muestran, por si alguien tenía duda, todo que lo queda todavía por hacer para lograr la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres. Porque en situación de absoluta normalidad no tendría cabida la duda y en caso de interrogarnos, la pregunta más acorde en vez del ¿porqué? sería… ¿y porqué no, una mujer al Frente de las Fuerzas Armadas?

Por más vueltas que le dé no consigo ver donde está el problema. Empecemos por lo obvio… ¿es acaso una mujer menos inteligente, tiene menos capacidad ejecutiva que un hombre? evidentemente no. De hecho, lo que en España ha resultado “gran novedad” en Europa no lo es… sin contar con los países nórdicos, Francia tuvo ya en el año 2005 a Michelle Alliot-Marie como Ministra de Defensa durante la presidencia de Chirac –tome nota la derecha española recalcitrante- y mucho menos es un hecho novedoso en América Latina, donde Chile (Michelle Bachelet), Colombia (Marta Lucía Ramírez) y Argentina (Nilda Garré) han tenido mujeres en este cargo, o en el mundo, ya que la primera ministra de defensa de la historia, Sirimavo Bandaranaike. fue nombrada hace casi 50 años en Sry Lanka.

Ni siquiera sería cierto que las mujeres tienen menos preparación y capacidad para organizar las guerras -se me ocurren tristes ejemplos de mujeres de hierro-, otra cosa es que no las deseemos, pero tampoco las desean muchos hombres.

Entonces ¿el problema está en la maternidad? ¿no resulta anacrónico pensar en el embarazo de una mujer como una incapacidad o una enfermedad?, por no recordar que la discriminación por causa de embarazo es directamente anti-constitucional. También lo es, por cierto, la discriminación por motivos territoriales, porque ¿no será que quien está utilizando el argumento del sexo ha aprovechado la polémica fácil y las alianzas misóginas viscerales para enmascarar que en realidad lo que no gusta es que esté al mando de las fuerzas armadas una persona que tiene un concepto claro de la España plural y está dispuesta a demostrar que se puede ser nacionalista sin que el país y sus instituciones vayan a la deriva?

Sea como fuere, sin duda el ser mujer resulta todavía un inconveniente en muchos más territorios de los que podemos percibir a primera vista.

Esta semana la antropóloga feminista mexicana Marcela Lagarde de visita en Madrid, destacaba los importantes avances en materia de igualdad que se han dado en España en los últimos años, avances que son un modelo y un referente en el ámbito internacional. También recordaba que el proceso es lento… han pasado tres siglos y aún no hemos consolidado los derechos políticos de las mujeres por los cuales fueron decapitadas importantes feministas librepensadoras durante la Revolución Francesa. Se les prohibió organizarse en sus clubes políticos y se las excluyó del pacto fundador del Estado Moderno. Todavía hoy seguimos luchando, para eliminar la exclusión.

Efectivamente, la imagen de Carmen Chacón pasando revista a las tropas españolas ha sido altamente pedagógica y la polémica generada quizás haya sido necesaria para hacer aflorar –lamento que demasiado virulentamente- la España oscura que tantas y tantos pensábamos ya desaparecida.

Pero el debate puede convertirse en algo regenerador. Porque para avanzar resulta imprescindible la redefinición de espacios, también el del Ministerio de Defensa.

Sería bueno que la triste y sexista polémica generada abriera la puerta a la reflexión sobre el nuevo papel del ejército y sobre los nuevos retos de las fuerzas armadas españolas, profesionalizadas desde el año 2002, con cada vez mayor prioridad para misiones humanitarias especialmente en un gobierno no belicista como es el del Presidente Zapatero. Y también en la mirada que la ciudadanía tiene sobre el ejército. Seguro que la imagen de Chacón será sugerente para esa “otra mirada” cada vez más imprescindible.

La verdad es que pedagogía parece claro que continuamos necesitando mucha… y en todos los campos. Mientras termino este texto me doy de bruces con las últimas declaraciones de Samuel Eto’o, delantero del Barcelona, subrayando la importancia del encuentro de su equipo ante el Manchester United, el próximo miércoles en el Camp Nou, semifinal de la Liga de Campeones. Será "un reto de gran nivel y un partido para hombres” dice Eto’o, por cierto, ante un centenar de niños.

Estamos dispuestas a dejar los campos de fútbol a los hombres “hombres”, pero desde luego, instituciones democráticas con las que nos jugamos el progreso y el avance de nuestras sociedades debe ser cosa de hombres y también de mujeres. Con Chacón como Ministra de Defensa, hemos dado sin duda un primer paso importante y simbólico del que va a beneficiarse toda la sociedad.

P.-S.

Publicado en El Mundo 20 abril 2008/Opinión



2008-04


Otros textos

Quizás también te interese

El teléfono, la miembra y la igualdad de las Mujeres

Recientemente, la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, compareció ante la (...)


El escote de la Merkel

La canciller alemana, Angela Merkel, se ha mostrado sorprendida ante el (...)


Entre el "burka" y los "tacones"

Mientras que el uso del tabaco está restringido, por peligroso, se (...)


El pantalón de la ministra Chacón

Pues no: voy a hablarles del esmoquin de la ministra de Defensa, Carme (...)


UIMP ¿Dónde están las mujeres?

Mirando con detenimiento los talleres, conferencias y demás actividades de (...)


Peligro! Isabel Coixet al volante

Con la emoción requerida, acabo de ver los anuncios de la nueva campaña (...)


Las dulces lágrimas de Clinton. ¿Son sexistas las críticas al llanto de la candidata? La respuesta puede estar en la fuerza del voto femenino

¿Se le permite o no se le permite llorar en público a Hillary Clinton? ¿Se (...)


1997 - 2017 Mujeres en Red. El periódico feminista
Error...

Error...

No se encuentra el archivo spiplistes_cron