página de inicio
 
quienes somos
 
campañas
 
acciones antimilitaristas
 
mujeres antimilitaristas
 
CAIN
 
documentos
 
insumisia
 
enlaces
 
e-mail
 

ACCIONES ANTIMILITARISTAS

 
     
 

II Inspección Ciudadana a la base de la OTAN de Betera

campanya antibase - inspecció ciutadana
mayo de 2003

 
 
 
   
 

EL EQUIPO DE INSPECCIÓN CIVIL LOGRA INTRODUCIRSE EN LA BASE DE LA OTAN PERO GUARDIA CIVIL Y MILITARES IMPIDEN POR LA FUERZA QUE PENETREN EN LA ZONA DE MÁXIMA SEGURIDAD.

Desobedeciendo explícitamente la prohibición que establece el Código Penal Militar, alrededor de 30 personas han conseguido introducirse a través de las alambradas del Cuartel General del Cuerpo de Despliegue Rápido de la OTAN en Bétera para participar en la II Inspección Ciudadana a esta base.

Poco antes del mediodía, una caravana de 12 coches (coches patrulla de la Guardia civil incluidos) partía de Bétera en dirección a las instalaciones homologadas por la Alianza Atlntica hace cerca de un año. A pesar de la vigilancia desplegada alrededor del cuartel, que incluía tambin un helicóptero y una unidad de los antidisturbios de la Guardia Civil, el equipo de inspección ha conseguido detenerse en el arcén de la carretera de Bétera a Olocau que limita por el Oeste el recinto militar. A unos 100 metros de los edificios de la base, los inspectores y las inspectoras civiles, vestidas con batas blancas, han empezado a pasar por debajo de los hilos de la alambrada. En poco más de dos minutos todo el equipo de inspección se encontraba en el interior, donde han sido advertidos por agentes de la Guardia Civil de la ilegalidad de lo que estaban hacoemdp.

A su vez, los inspectores han informado a los agentes de la ilegitimidad de la instalación que iban a intentar inspeccionar, tras lo que han comenzado a andar paralelamente a las alambradas hacia el recinto de máxima seguridad de la base , es en esos momentos cuando agentes de la Guardia Civil pegan patadas a parte de los integrantes del grupo de inspección.

Mientras, la concentración de apoyo convocada en la puerta principal de la base que contaba con la presencia de varios centenares de personas, se habíam desplazado hasta llegar a la altura del lugar donde se encontraba el equipo de inspección.

Una vez detenido el avance de los inspectores e inspectoras por los antidisturbios de la Guardia Civil, que han conseguido formar un cordón humano a su alrededor, el equipo ha decidido montar un campamento de inspección. Así, en pleno terreno militar, ha aparecido en pocos segundos una improvisada lona blanca sujeta con mástiles, cuerdas y piquetas, que ha servido, junto con unas sillas y mesas, para que el equipo de inspección pudiera reunirse para decidir como continuar la acción.

Acto seguido se dividió en grupos de 3 4 personas que fotografiaron y observaron con prismáticos los edificios visibles y han intentado interrogar a los agentes sobre el armamento y funciones reales del cuartel, usando un cuestionario preparado previamente.

Finalmente, como forma de reclamar el cierre y devolución del terreno para usos sociales y ecológicos, los inspectores civiles han almorzado relajadamente al mismo tiempo que la gente que componía concentración de apoyo. Así, tras una hora y media de ocupación del territorio militar y bloqueo por parte de las autoridades militares, los integrantes del grupo de inspección han compartido un trabe, hasta que los agentes de la Guardia Civil previa identificación de los inspectores realizaron un agujero en la alambrada y realizaron el desalojo de la instalación militar arrastrando a los inspectores.

De esta forma se ha puesto punto final a la II Inspección Ciudadana de la base de la OTAN.

Declaraciones del Equipo de la II Inspección Ciudadana a la Base de la OTAN

Un año más, las autoridades militares no han colaborado con los inspectores civiles, y un año más tenemos que preguntarnos qué es lo que esconde esta base que no acepta la observación pública.

Para el equipo de inspección, se ha puesto una vez más de manifiesto el secretísimo, la opacidad, y la intoxicación de la opinión pública que caracteriza a los temas militares.

Lo que podemos confirmar por lo que hemos podido observar y la nuestra información previa es que se trata de una instalación que produce y almacena violencia, inseguridad y miedo, y que tiene capacidad para proyectarlas hacia cualquier lugar del mundo.

En efecto, noticias como que el cuartel ahora aspira a formar parte de la Fuerza Rápida de la OTAN para luchar contra el terrorismo internacional con operaciones como la de Iraq, o el informe de Amnistía Internacional que acusa a la Fuerza de la Alianza en Kosovo de favorecer las redes de prostitución y las mafias locales, acaban de confirmar que la base de Bétera es una instalación indeseable y peligrosa de una organización indeseable y peligrosa.

As que, como no queremos formar parte de una guerra global en la que toda las poblaciones somos víctimas potenciales, exigimos el desmantelamiento de esta y las demás instalaciones militares.

Mientras esto no se produzca haremos todo lo posible para obstaculizarlas y hacerlas completamente inoperativas.

No hemos podido realizar la misión de observación que pretendamos, y por tanto volveremos el año que viene. Pero por ahora, nos vamos contentos porque al menos hemos entorpecido durante un buen rato el funcionamiento normal de una instalación de guerra.

campanya antibase - inspecció ciutadana www.inspecciociutadana.com - inspecciociutadana@yahoo