página de inicio
 
quienes somos
 
campañas
 
acciones antimilitaristas
 
mujeres antimilitaristas
 
CAIN
 
documentos
 
insumisia
 
enlaces
 
e-mail
 

ACCIONES ANTIMILITARISTAS

 
     
 

Enterremos la guerra y los ejércitos en las cloacas de la historia

14-junio-2003

 
 
 
   
 

Dentro de la campaña de OBJECIÓN AL GASTO MILITAR, un grupo de antimilitaristas han escalado y redecorado la estatua ecuestre del Cid en València para invitar a la desobediencia a la guerra y a los guerreros de hoy y de ayer.

El sábado 14 de junio, a mediodía, antimilitaristas y objectoras al gasto militar han subido usando cuerdas a la estatua del Cid situada en la plaza de España de València. Una vez arriba, han desplegado en los laterales del pedestal dos pancartas: «NO PAGUES LA GUERRA OBJECTA!» y «STOP OTAN» (en referencia a la base de la OTAN en Bétera).

A continuación, han procedido a convertir la amenazante estatua del campeador en un tendedero lleno de ropa blanca, como símbolo de la reconversión del gasto militarista en gasto social y ecológico. Mientras, otro grupo de activistas repartía información sobre la objeción al gasto militar a la gente que pasaba a esa hora abundantemente por la plaza. Después de dos horas encaramados sobre le pedestal de 7 metros de la estatua, han descendido bajo la atenta mirada policial sin que se produjera ninguna detención.

Para los y las participantes, la estatua constituye un claro simbolo militarista y racista, y una apología de la guerra y la violencia: «la figura de Rodrigo Diaz de Vivar, mercenario de guerra y aventurero oportunista, fue popularizada durante el franquismo como personificación de los ideales fascistas del régimen: católico sin fisuras, fiel a sus monarcas, defensor implacable de la unidad de la pátria, infatigable en la lucha contra el musulmán, racista, etc. El Cid convertió la guerra en su forma de vida.»

Todavía no se ha apagado el eco de la impresionante movilización en ciudadana frente a la agresión militar contra Iraq, pero el gobierno español continúa trabajando paciente y silenciosamente para preparar la próxima: 40 millones de euros diarios para mantener engrasada la maquinaria militar, los engranajes de la guerra. Con esta acción se quiere invitar a toda la gente que se manifestó rotundamente contra la guerra a que traslade la protesta a su declaración de Hacienda: «si las guerras se preparan con el dinero de todos, parémoslas negándonos a pagarales a través de los impuestos, hagamos objeción al gasto militar»

«NO PAGUEM LA GUERRA: OBJECCIÓ A LA DESPESA MILITAR», es la campaña que enmarca la acción de hoy. Promovida por Alternativa antimilitarista-MOC con el apoyo de Per l'Horta, la Campanya antibase OTAN, SODEPAU, CEDSALA y Dones de Negre a nivel del País Valenciano, esta campaña propone que descontemos de nuestra declaración de Hacienda el porcentaje que supone el M. de Defensa en los presupuestos del Estado, y que este dinero lo desviemos hacia organizaciones que trabajen por la paz, la solidaridad, la justicia, la emancipación social, y el medio ambiente. «La llamada defensa militar todavía tiene que demostrar que nos defiende de algo que no sean fantasías o exageraciones fabricadas para continuar justificando el negocio de la guerra. Mientras que no se demuestre lo contrario, hay que incluir a los ejércitos entre las amenazas a la sociedad, y las organizaciones que proponemos a los objetores y las objetoras son verdaderas defensas sociales frente a agresiones reales y cotidianas.»

La objeción al gasto militar es una campaña de desobediencia civil a la guerra y sus preparativos que lanzan las redes antimilitaristas del Estado español desde hace ya 21 años.

Algunos datos:

-Solamente el presupuesto del M. de Defensa es 4276 millones de euros superior al de los ministerios de Educación, y de Cultura juntos.

-Gasto militar total previsto para 2003 (Defensa más otras partidas): 14.600 millones de euros (40 millones diarios). Equivalente al 15% del total de los presupuestos del Estado

-Sólo la inversión pública en industria militar (aviones de combate
Eurofighter, tanques Leopard y fragatas F-100 principalmente) es 27 veces superior al presupuesto del M. de Cultura y 3 veces la inversión para creación de empleo.

-La investigación militar recibe 1370 millones de euros: 40 veces más dinero que la investigación oceanográfica y pesquera.