Izquierda Comunera (Izco) es uno de los colectivos que conforman el proyecto socio político de  Izquierda Castellana”, defendemos la unidad territorial de Castilla como nación. y estamos convencidos que el proyecto COMUNERO no es cosa del pasado, sino una realidad y necesidad tanto del presente como del futuro ya inmediato.

¿En qué consiste esta mentalidad comunera? Tal como se explica en nuestra declaración de principios,  básicamente hay tres principios interconectados:

  •  Primero, a nivel político: soberanía inalienable del común supone que sólo la asamblea es soberana, y los representantes elegidos por ella se limitan a ser eso: portavoces, representantes, retirables en cualquier momento, y que nunca deben decidir en contra o al margen de lo decidido y discutido asambleariamente.

  •  Segundo, y lógicamente como consecuencia de lo anterior, a nivel social, y de ética personal, las acciones de interés común no se espera que se tomen desde arriba, sino que se inician, se proponen, se abordan y se ejecutan desde abajo, extendiendo la autogestión al mayor ámbito posible.

  • En consecuencia, y como tercer principio, en lo económico debemos defender el comercio justo, la no explotación de unos pueblos por otros, y eso implica la preponderancia de la producción sobre la especulación económica, que debe ser reducida o anulada, y de una racionalidad en esa producción y en su reparto que hagan la vida sostenible en la tierra.

Sabemos que la propuesta que resumen nuestros tres principios es ambiciosa, incluso utópica, pero su utopismo es pragmático, no basado en pensamientos teóricos totalizantes, ni en una mera evocación romántica del pasado, reducida a salas de museo, sino en las mejoras que urgen a nuestros conciudadanos, a nosotros mismos, las mejoras posibles y necesarias, la mejora radical que puede marcar un camino nuevo y entusiasta a la acción política de los castellanos de hoy. Con una interrogante final: A propósito de utopías, frente a tanto realismo y tanto posibilismo rastreros, ¿no es hora ya de que los comuneros nos enfrentemos de nuevo a los realistas?

Abramos los ojos. Es la primera necesidad, el primer mensaje comunero hoy. Despertemos, y la acción vendrá casi sola, la exigirá la dignidad recobrada. Y en esto seguimos también el ejemplo de los primeros comuneros: despertar a un pueblo, a una nación. Alertar del peligro de ser colonizados y dominados, negados nuestros derechos políticos, nuestra participación en gestionar nuestros propios asuntos públicos.

Hoy más que nunca debemos buscar una Castilla, libre y comunera.