Absueltos los miembros de Izquierda Castellana que fueron juzgados por pintar una estatua ecuestre de Franco en Madrid

Obtenido de: IZQUIERDA CASTELLANA
01/06/03


El Juzgado de lo Penal número 8 de Madrid ha acordado absolver a los cinco miembros de Izquierda Castellana, que pintaron de rojo la estatua de Franco de Nuevos Ministerios en Madrid dentro de la campaña permanente que Izquierda Castellana lleva a cabo por la democratización del Estado y contra los símbolos fascistas de la dictadura, cinco militantes de esta organización lograron encaramarse en mayo del 2001 a la estatua ecuestre de Franco que preside la entrada al actual Ministerio de Medio Ambiente y pintaron de rojo caballo y jinete. Luis Ocampo, Paulino Reyero, Juan Carlos Gómez, Jose Antonio de Torre y Diego Estebanez echaron sobre la estatua 50 litros de pintura sobre la estatua de bronce que homenajea al genocida.

No basta con no encarcelar a los antifascistas. hay que retirar los símbolos de la DictaduraEl Ayuntamiento de Alvarez del Manzano hinchó la factura de la limpieza con ánimo de auspiciar un castigo ejemplar contra los autores de la acción de protesta. Dijo haberse gastado 700.000 pts en dejar la estatua tan impoluta como el día que fue inaugurada. A esta cantidad el fiscal añadió en su petición acusatoria otras 500.000 pts para cada una de las personas acusadas. 

Durante la vista judicial, que se celebró a mediados de enero de este año, fue inevitable que salieran a relucir los crímenes del franquismo. Uno de los acusados declaró que a su abuelo fue fusilado por los fascistas en los primeros meses de la Guerra Civil. Otro declaró que a su padre le habían dado el paseíllo varias veces los falangistas y aunque no le mataron tuvo que vivir toda su vida traumatizado por haber visto el fusilamiento de sus mejores amigos. Marcelino Camacho, fundador de CCOO, declaró sobre la naturaleza represiva del franquismo.

 

Finalmente la jueza nº 8 de lo penal de Madrid ha atendido los razonamientos jurídicos de las defensas y ha reconocido en la sentencia que los acusados no podían ser condenados por un delito de daños, puesto que lo que causaron a la estatua fue un cierto deslucimiento. Pero dado que el Ayuntamiento de Madrid reconoció en la vista que no era propietario de la estatua y que después de diversas investigaciones no se pudo averiguar quién es el propietario legítimo, absolvía a los cinco acusados por desconocerse la identidad de la parte perjudicada por los hechos que se les imputaban.

 

En relación con la actuación del Ayuntamiento de Madrid, dice la sentencia que de acuerdo con la documentación remitida por dicha institución se desconoce el título en virtud del cual se sintió obligado a limpiar la estatua y por consiguiente no puede considerarse parte perjudicada.

 

Hasta aquí nos hemos hecho eco de la sentencia de la jueza Hortensia de Oro. Nosotros añadiríamos que la relación del Partido Popular con los símbolos de la dictadura es más bien de tipo íntimo, ya que la derecha española se considera, con razón, la heredera política del franquismo en el momento actual.

 

La redacción de este boletín electrónico se congratula de la absolución de los cinco compañeros, a los cuales felicita por su valentía y entrega militante. Pero ahora que ha quedado patente la contradicción que supone la pervivencia de símbolos de la dictadura en lugares tan públicos y transitados como la entrada a un ministerio, seguimos insistiendo en la necesidad de que todos los símbolos de la dictadura sean retirados como ya se ha conseguido en ciudades como Palencia, Burgos y Ávila.

 

En el marco político actual, en el que las propuestas democráticas tienen poco eco en las instituciones, la militancia de Izquierda Castellana se ve obligada a llevar a cabo acciones como las que comentamos. No es que seamos gente amante de la bronca. Somos personas que arriesgamos nuestra seguridad personal para llamar la atención sobre problemas que existen y no se quieren solucionar. Nosotros no somos los causantes de los problemas, sino más bien agentes activos, comprometidos honestamente en la construcción de una sociedad más libre y más justa. La lucha es el único camino para quienes no nos resignamos a vivir en este lodazal.


IZQUIERDA CASTELLANA