12 de Septiembre – El mito del golpe incruento. Una investigación inédita del Estado revela que le costó la vida -al menos- a 156 personas. Por J.S. (Parte 8)

Los trolls al servicio del Gobierno lanzaron esta convocatoria. Tras reparar que el 16 de septiembre también coincide con la Noche de los lápices, y que la represión que están sufriendo los adolescentes haría que la movida le supiera a chiste macabro a gran parte de la sociedad, debaten si pasar la cita para el sábado 23, cuando se cumplirán 62 años de la asunción del general Lonardi, El Breve.

Una investigación histórica realizada por el Archivo Nacional de la Memoria (ANM), es decir, por el Estado nacional, logró establecer que el golpe cívico-militar-eclesiástico que comenzó el 16 de septiembre de 1955 y concluyó formalmente una semana después cuando el general Eduardo Lonardi asumió la Presidencia, lejos de haber sido muy poco cruento, como afirmaron los vencedores, tuvo un saldo de al menos 156 muertos (que, como se verá, pueden haber sido unos cuantos más), es decir más de la mitad que los que produjo el bombardeo de la Casa Rosada y la Plaza de Mayo que lo precedió exactamente tres meses antes, y que según una exhaustiva investigación anterior del equipo de investigación histórica del ANM tuvo como saldo luctuoso 308 muertos y más de un centenar de mutilados.
Según el sitio web del ANM, fue luego de la publicación en forma de libro de la investigación sobre el bombardeo de la Plaza de Mayo (hecho que según muchos especialistas inició el Terrorismo de Estado en nuestro país) y a consecuencia de dicha investigación que “permitió identificar a cada una de las víctimas, así como lograr una reconstrucción pormenorizada de los hechos, sus autores materiales y las complicidades civiles de aquella luctuosa jornada” que se decidió abordar “un nuevo desafío: el abordaje de los sucesos en torno al derrocamiento del presidente Juan Domingo Perón en septiembre de 1955” porque “echar luz sobre estos acontecimientos tan significativos de nuestra historia es una responsabilidad y un compromiso asumido por el Estado nacional como parte de las políticas de Memoria, Verdad y Justicia”.>
Fuente: Pajaro Rojo.
http://pajarorojo.com.ar/?p=35679

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *