Viernes, Octubre 20, 2017

Alegaciones uso Molino mareas

“Ecologistas en Acción se opone a que se instale un restaurante en el Molino de Mareas del caño, recién restaurado en El Puerto de Santa María.

Sería una actuación ilegal, además de inconveniente, pues infringe la ley de costas, al estar ubicado el molino en el DPMT, y el PGOU, y provocará una nueva deslocalización de negocios en el casco urbano.

 

Se adjuntan las alegaciones presentadas”.

 

 

AL  AYUNTAMIENTO DE EL PUERTO DE SANTA MARÍA

 

 

 

Ecologistas en Acción de El Puerto de Santa María con CIF: G11056249, con  domicilio a efectos de notificaciones en Plaza de Toros S/N; Apdo. de Correos nº 283 de El Puerto de Santa María 11500; teléfonos 956 873 002 y email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. , en relación con el anuncio de exposición pública del proyecto y pliegos de condiciones técnicas y administrativas particulares para la concesión demanial del uso privativo para la actuación “Adecuación y explotación del molino de mareas “El Caño” como laboratorio de investigación gastronómica”, aprobados por la Junta de Gobierno Local, en sesión celebrada el día 14 de Noviembre de 2.014, y que al amparo de lo dispuesto en el art. 79 de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común, presentamos las siguientes

 

 

 

Alegaciones:

 

1.- Ecologistas en Acción coincide con la mayor parte de los portuenses en el activo que supone para nuestra ciudad tener un restaurante afamado con distinciones de nivel internacional. Pero también debe entender este chef que las normas legales son iguales para todos, y que en un edificio ubicado en el dominio púbico marítimo-terrestre no se pude instalar legalmente un restaurante. Por mucho que se adorne con eufemismo como "laboratorio gastronómico" la intención confesa de Ángel León es trasladar su restaurante "Aponiente" al molino de mareas, lo que es imposible según lo prescrito en la ley de costas. Además, a El Puerto lo que le interesa es revitalizar el casco histórico, y es ahí donde debe fomentar el Ayuntamiento la instalación de negocios de restauración que devuelva a nuestra ciudad el perdido prestigio gastronómico. No se entiende que se apoye el traslado de un restaurante de lujo a un lugar apartado de la ciudad, de difícil acceso, mientras se siguen degradando tantas casas palacios y edificios emblemáticos en el centro de la ciudad. Apostar por revitalizar el casco histórico supone fomentar la instalación de negocios en el centro, rehabilitando los edificios históricos existentes, la mayoría en estado de abandono.      

 

2.- Ninguna de las actividades incluidas en el proyecto (restaurante, laboratorio de investigación gastronómica, centro de formación y capacitación, vivero de empresas, exposiciones artísticas y culturales, conferencias, seminarios y jornadas, presentaciones y eventos) puede considerarse de las que, por su naturaleza, no puedan tener otra ubicación fuera del dominio público marítimo-terrestre. Dichas actividades o instalaciones, de acuerdo a lo establecido en el artículo 61.2 del Reglamento de Costas vigente, son: a) Las que desempeñan una función o presten un servicio que, por sus características, requiera la ocupación del dominio público marítimo-terrestre; b) Las de servicio público o al público que, por la configuración física del tramo de costa en que resulte necesario su emplazamiento, no puedan ubicarse en los terrenos colindantes con dicho dominio. Ninguna de las actividades propuestas puede justificar en uno de esos casos la necesariedad de ocupación del dominio público marítimo terrestre, es decir, cualquiera de esas actividades podría realizarse de igual modo fuera del dominio público marítimo-terrestre. Por tanto, la concesión otorgada contraviene el artículo 32.1 de la Ley 22/1988, de 28 de julio, de Costas, que establece que “Únicamente se podrá permitir la ocupación del dominio público marítimo-terrestre para aquellas actividades o instalaciones que, por su naturaleza, no puedan tener otra ubicación”.

 

3.- La asimilación de la instalación a un establecimiento expendedor de comidas y bebidas al servicio de la playa carece de sentido ni base jurídica, por cuanto la costa en la que se ubica no es una playa y, por tanto, la instalación no tiene por objeto, en ningún caso, dar servicio a los usuarios de aquella. La Sección 2 del Capítulo I del Título III del Reglamento de Costas, en el cual se regulan dichos establecimientos, está destinado específicamente al Régimen de utilización de las playas, no amparando o contemplando ni la Ley ni el Reglamento de Costas la posibilidad de establecimientos expendedores de comidas y bebidas en otro tipo de dominio público marítimo-terrestre que no sea playa.

 

4.- El procedimiento de licitación establecido para la adjudicación de la explotación por terceros del proyecto de ocupación del Molino del Caño no ha respetado los principios de publicidad, objetividad, imparcialidad, transparencia y concurrencia competitiva establecidos en el artículo 74.3 de la Ley de Costas para el otorgamiento de solicitudes relativas a actividades de servicios. Todo el procedimiento ha sido dirigido por la empresa Mar Cristal Marilum S.L., cuyo administrador es D. Ángel León, propietario del restaurante Aponiente, de El Puerto. Estos principios legales también son una condición establecida en la resolución de concesión de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio (CMAOT) al Ayuntamiento y que éste debe garantizar en el concurso de licitación para que la explote un tercero, como es este caso. El incumplimiento de esa condición sería motivo de caducidad de la concesión, así es que, si se le otorga el molino a la empresa de D. Ángel León en base a este concurso fraudulento, como es evidente que piensa hacer el Ayuntamiento, procederemos a denunciar a la CMAOT el incumplimiento de esa condición y solicitar la incoación de un expediente de caducidad.

En primer lugar, el proyecto presentado por el Ayuntamiento de El Puerto de Santa María a la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio para solicitar la concesión del dominio público estaba, en su mayor parte, redactado por y para dicha empresa, aunque estuviera firmado por el Jefe de Servicio de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible y  un técnico de la misma área. Las actividades incluidas en el proyecto respondían exactamente a las líneas de trabajo e investigación del citado cocinero y a sus convenios o acuerdos de colaboración. Las actividades de uso público complementarias a la restauración e investigación gastronómica se limitan, según se expone en dicho proyecto, al periodo anual de cierre del restaurante de 2-3 meses, obligado en “un restaurante gastronómico de alto nivel”, dejando claro que ese es el objetivo real y fundamental del proyecto. Pero incluso el Estudio económico y financiero del proyecto denomina a este “Molino de Aponiente”, y utilizar el actual nombre del restaurante de D. Ángel León plagia y descataloga un edifico patrimonial de 100 años. Todo ello demuestra que el Ayuntamiento de El Puerto ha actuado como mero intermediario ante la Consejería de Medio Ambiente para la obtención de la concesión de ocupación del bien de dominio público.

 

En segundo lugar, hasta que Ángel León se interesa por el bien de dominio público, los planes de las administraciones competentes eran destinar el edificio, una vez rehabilitado, a centro de interpretación u otros usos culturales:

 

- lavozdigital.es 29/09/2007 - Demarcación de Costas restaurará el molino de mareas del río Guadalete

http://www.lavozdigital.es/cadiz/prensa/20070929/el_puerto/demarcacion-costas-restaurara-molino_20070929.html

- lavozdigital.es 31/01/2008 - Medio Ambiente rehabilitará el molino de mareas El Caño y recuperará su entorno de marismas

http://www.lavozdigital.es/cadiz/20080131/el-puerto/medio-ambiente-rehabilitara-molino-20080131.html

- diariodecadiz.es 16/02/2013 - Visita al rehabilitado molino de mareas

http://www.diariodecadiz.es/article/elpuerto/1461376/visita/rehabilitado/molino/mareas.html

- diariodecadiz.es 17/02/2013 - Una joya como antesala de las salinas

http://www.diariodecadiz.es/article/elpuerto/1462139/una/joya/como/antesala/las/salinas.html

 

En tercer lugar, Ángel León ha dado siempre por hecho ante los medios de comunicación que sería adjudicatario de la licitación y trasladaría su restaurante al bien de dominio público. Los siguientes artículos son algunos ejemplos:

 

- diariodecadiz.es 31/08/2013 - A la espera del nuevo plan de usos para el molino de mareas del Caño

http://www.diariodecadiz.es/article/elpuerto/1592948/la/espera/nuevo/plan/usos/para/molino/mareas/cano.html

- lavozdigital.es 21/11/2014 - Abrazos y emoción en Aponiente por la segunda estrella Michelin

http://www.lavozdigital.es/estilo/gastronomia/201411/20/aponiente-cronica-exito-20141120142739-pr.html

- lavozdigital.es 21/11/2014 - Aponiente se muda a la salina de El Caño en mayo de 2015

http://www.lavozdigital.es/estilo/gastronomia/201411/20/aponiente-nuevo-salinas-20141120164742-pr.html

 

5.- El proyecto de restauración del molino ha  supuesto una inversión muy importante  por parte de la Administración Pública, en concreto 794.292 € que ha sido financiada por la Dirección General de Costas, y por tanto por todos los ciudadanos. El objetivo del proyecto era su rehabilitación para que este edificio tuviera una actividad cultural y docente en beneficio de la colectividad y no para un uso exclusivo y privado de un empresario. La empresa restauradora del edificio, que fue la UTE EL CAÑO, formada por Acciona Infraestructuras y Freyssinet Technology, han realizado un buen trabajo de restauración, pero sólo de la parte del edificio alto y no de la parte baja del molino donde se encuentran los cárcavos, saetines y todo el sistema hidráulico, ya que en el transcurso de las obras, tanto la Demarcación de Costas como la empresa constructora acordaron que la parte baja del edificio del molino se quedara sin tocar para una nueva intervención, pendiente para cuando hubiera presupuesto. La terminación de la restauración con el correspondiente compromiso presupuestario, no consta en el proyecto presentado.

La instalación del referido restaurante conllevará una instalación de cocinas  e infraestructuras que desvirtuarán el edificio y podrán dañar, con las instalaciones de un sistema de tuberías, los bajos del molino, sistema hidráulico único en la bahía de Cádiz, y posiblemente en los demás molinos de marea  que existieron en la Península Ibérica, como se puede comprobar en los planos del molino que se encuentran en el Archivo Histórico Municipal, ya que cada saetín alimentaba varias  ruedas motrices a la vez.

 

6.- Los únicos usos que deben permitirse en este edificio son los que cumplan con el objetivo de defensa de este tipo de patrimonio tecnológico que nos legaron nuestros antepasados, convirtiéndose en un centro de interpretación de este tipo de tecnología:  molinos mareales, salinas, carpintería de ribera y otros oficios propios de nuestras costas, para poder preservar su conocimiento a generaciones venideras.

 

7.- En las condiciones técnicas se establece que en la distribución interior del edificio se debe de diferenciar los espacios públicos de los de uso de lucrativo. En la distribución que se presenta en los planos no se explica si la terraza será de uso público o no.

En relación al punto 5.I NSTALACIONESYCARACTERISTICASCONSTRUCTIVASGENERALES.  Se ha de considerar la consecuencia del tabicado; la sectorización del espacio en al menos 10 áreas diferentes (laboratorio, formación, vivero de empresas, restauración, actividades culturales, a lo que posiblemente habrá de sumar, cocina, administración, servicios,… eliminará la visualización del conjunto. No sólo hay que respetar la estructura del edifico, faltaría más, sino el conjunto del espacio que configura tanto externo como interno.

 

8.- Si bien en las condiciones técnicas se establece que “todos los costes derivados de la puesta en marcha y ejecución del programa correrán a cuenta del adjudicatario” no parece quedar tan claro en cuanto al lo que el uso público se refiere. A este respecto se establece que el adjudicatario en colaboración y coordinación con el CRA Coto de la Isleta se realizarán un mínimo de 20 visitas guiadas gratuitas para grupos escolares de1º y 2º de ESO así como un mínimo anual de 60 días con actividades gratuitas o apertura  gratuita al público general de los espacios visitables.

En el proyecto presentado por la empresa gestora del restaurante Aponiente no se detalla gasto de monitores de educación ambiental ni otros gastos relacionados con el uso público, tan solo se detalla el personal del restaurante y el montaje de este, por lo que entendemos que será el consistorio el que se hago cargo del uso público a través de CRA Coto de la Isleta incumpliéndose así el pliego de condiciones técnicas.

                                                    

9.- El programa de uso público parece complementar al de restauración tal y como queda claro en el proyecto presentado por la empresa y por la escasa superficie que queda para actividades de uso público en el molino, tan solo 178 m2 de los 806,30 m2 de los que dispone el edificio. Por otra parte las visitas al molino solo podrían realizarse durante los dos meses que cerraría el restaurante cuando entendemos que estas visitas deben de poder realizarse durante todo el año siendo el uso público la función principal y el restaurante y actividades relacionadas complementarias.

 

10.- Respecto a la “Carcasa” con la que se pretende encubrir el “Laboratorio de Investigación Gastronómica”. Es al menos erróneo, sino falso, el pretender que un laboratorio de investigación, donde además se pretenda incluir I+D+I, el espacio en cuestión deba estar ubicado en este “Restaurante Molino Aponiente”, ya sea con los mejores elementos y productos que nuestra Bahía nos pueda ofrecer, pescados, algas, sales, mariscos,… Una cosa es un laboratorio propiamente dicho, donde se recepcionen productos para su disección, estudio, análisis varios y sometimiento a multitud de pruebas, y otra cosa es la Restauración en sí, porque, los productos, algunos seguramente novedosos, habrán de desarrollarse en un lugar adecuado y aséptico como un laboratorio que nada tenga que ver con el trajín y rutina ordinaria de la cocina de un restaurante, ya sean lisas, algas, plancton o mojarras… y que además tiene que estar abierto al uso público.

Después tendrán que ser distribuidos donde corresponda, cocinarlos y ofertarlos al público en un lugar que, por su naturaleza y normativa, debe tener su ubicación fuera del dominio público marítimo-terrestre.

 

11.- En relación a lo expuesto sobre la utilización de los mejores elementos que nuestra Bahía ofrece, no creemos que esto vaya a potenciar el cooperativismo local ni la producción y comercialización de la sal y del pescado; historia, conocimiento  y sufrimiento acumulan los escasos supervivientes  productores de salinas y esteros a los que se puede preguntar su visión de esta incierta posibilidad.

 

12.- Formación y Capacitación Profesional. Actualmente existen en la  provincia y en nuestra localidad escuelas y módulos de hostelería y cocina. No se entiende que deba ponerse una nueva en un edificio ubicado en el dominio público marítimo-terrestre.

 

13. La Universidad de Cádiz cuenta con instalaciones y proyectos de investigación sobre aprovechamiento y transformación de nuevos recursos marinos. Recientemente se han desarrollado unas jornadas en el Hotel Atlántico para empresarios gastronómicos donde se han expuesto las investigaciones sobre la transformación de subproductos del pescado en alimentos desarrollados por investigadores del grupo de Ingeniería de los alimentos de la Universidad de Cádiz, dirigidos por el profesor Víctor Manuel Palacios Macías, un estudio que se ha realizado dentro del proyecto VALORA: Mejora del rendimiento de la industria transformadora de pescado a través de productos de alto valor añadido, desde las clásicas hamburguesas, albóndigas, patés, etc.,  hasta nuevos diseños originales como el pan de pescado, mediante técnicas de gelificación en frío y aditivos naturales de origen marino, estos investigadores han obtenido estos productos de restos de dorada y trucha, un proceso que se ha explicado de manera detallada en las jornadas.

No se entiende ni se justifica que para este tipo de unas investigaciones haya que ubicar un nuevo laboratorio en un edificio del dominio  público marítimo-terrestre

 

14.- Emprendimiento y Vivero de Empresas. En nuestra misma ciudad contamos ya con ubicaciones con estos rimbombantes nombres que igualmente no están siendo rentables ni económica ni socialmente.

La inclusión de estos temas en el Proyecto parece tener un simple objetivo de inflarlo, con un amplio volumen de texto literario que tememos solo sirva para adornar y justificar un restaurante. Al igual que la cantidad de reiterativos textos en toda la extensión del proyecto para aumentar su número de páginas.

 

15.- Es lamentable la justificación recogida:

 

“Finalizadas las obras de recuperación y rehabilitación del Molino, desde Ia Dirección  General de Costas, con fecha 16 de noviembre de 2012 se pone en conocimiento de este Ayuntamiento que   habiéndose producido  Ia  recepción de  las  mismas,  pasa a  ser competencia municipal  las   tareas  de conservación y  mantenimiento,  así  como  su aprovechamiento de uso, conforme al compromiso manifestado en su momento.

No obstante, una vez rehabilitado el Molino y asumida Ia gestión y el mantenimiento del  inmueble por parte del Ayuntamiento de El Puerto de Santa María, no han desaparecido los riesgos de deterioro o daños en este bien patrimonial, originados por actos vandálicos, por Ia  falta de recursos públicos o por Ia sola inexistencia de  un  uso establecido y continuado; ya que continua estando ubicado en  una zona deficientemente conectada territorial y funcionalmente con el resto de Ia ciudad y  colindando con solares y naves abandonadas y en estado ruinoso.”

 

Y por ello es conveniente tirar de hemeroteca para recordar la inversión que Costas efectuó en el Paseo del Aculadero, cuya  gestión, mantenimiento y vigilancia, que desde su inauguración este mismo ayuntamiento despreocupó, permitiendo su deterioro desde el primer día y reclamando  años después nueva inversión para su recuperación.

 

Poner en valor y mantener una instalación pública no ha de significar, malvender para 30 años por un precio irrisorio un elemento patrimonial con un ínfimo alquiler que bien pudiera ser asumido por la administración para desarrollar actividades acordes con su naturaleza, conferencias, congresos, exposiciones de diferente índole, etnología, tradiciones, historia,… que complemente la oferta turística, cultural y educativa de nuestra ciudad.

 

16.- Los usos previstos en el proyecto, la instalación de un restaurante eufemísticamente denominado "Laboratorio de investigación gastronómica-marina, ofreciendo además servicios de gastronomía y restauración basadas en recursos marinos, actividades de formación y capacitación hostelera, proyectos de emprendimiento y vivero de empresas, así como la organización de actividades culturales y de uso público", son incompatibles con el PGOU de la ciudad, que considera este edificio como Sistema General de Equipamientos de Interés Público y Local, y por tanto debe dedicarse a eso, a equipamiento público.