Lunes, Octubre 23, 2017

DOMINGO 26 DE ENERO 2014. TRAVESIA VILLALUENGA-BENAOCAZ POR LA SIERRA DE LAS VIÑAS Y SIERRA BAJA.

Distancia: 14 kilómetros.

Incremento/perdida de elevación: 650 metros,-767 metros

Tiempo estimado: 7 horas

Dificultad: Media

 

 

            Este recorrido nos permitirá transitar por la Sierra de las Viñas y Sierra Baja, dos estribaciones montañosas  no muy conocidas del Parque Natural de la Sierra de Grazalema y que albergan una red de aljibes  que proporcionan en años de normalidad hídrica, agua durante todo el año al ganado que por esa zona pasta. Además podremos contemplar la verticalidad de la Falla del Saltadero desde el mirador natural de la Merga.

 

                Iniciaremos nuestro recorrido en el aparcamiento de Villaluenga. De aquí parte una pista en cementada que nos conducirá hasta el puerto de Las Viñas lugar en que nos desviaremos por un camino que sale a nuestra derecha y que desciende continuamente dejando a nuestra izquierda un extenso de bosque de pino Carrasco, conocido como el pinar de la Confederación, que fue el organismo público responsable de esta desafortunada repoblación. Después de cruzar una cancela la pista empieza  a llanear hasta llegar a una cortijada, que dejaremos a nuestra derecha y empezaremos a ascender entre jaras, matagallos, aulagas y encinas hasta encontrarnos con un verde rellano en el que podremos contemplar una corraleta de piedra para el ganado y un bonito aljibe conocido con el nombre aljibe del Chaparral Bajo.

                Atravesaremos el llano y ascenderemos hasta confluir  con una pista que viene de la Manga de Villaluenga. En este punto girareremos a nuestra izquierda y caminaremos por la misma hasta el aljibe y casa del Chaparral. A partir de aquí la pista se transforma en sendero y asciende continuamente entre centenarias encinas hasta llegar a una valla de piedra, que cruzaremos por una curiosa angarilla formada por un viejo somier. Descenderemos por un camino sinuoso que nos conducirá al Rancho del Médico, junto a el, se encuentra un aljibe conocida por el mismo nombre y que fue construida en el año 1893, como así se refleja en la pared del brocal de la misma. Caminaremos junto al cercado del casa dejándolo a nuestra derecha y a unos 200 metros del mismo nos encontraremos con elementos etnográficos agrícolas y ganaderos como: una era y dos corraletas de piedras una de ellas muy peculiar por su construcción en forma de ocho. A partir de aquí el camino está muy difuso pero nosotros teniendo como referencia el cerro del Atochar, llegaremos a un collado que está a su izquierda, y en el, nos encontraremos una valla de piedra que es divisoria de población.

                Cruzaremos una angarilla y empezaremos a descender por un sendero, que de vez en cuando, se encuentra con pequeños bancales o planicies que nos permitirán bellas panorámicas, de Sierra Baja y su Cerro de los Batanes, la Sierra de la Silla, el Pantano de los Hurones, la Sierra de las Cabras, la del Aljibe con sus picos más emblemáticos: el del Picacho y el Aljibe. El descenso termina en una extensa meseta  que cruzaremos de Noroeste a Sudeste por la vereda de los contrabandistas, entre plantas aromáticas (menta, poleo, tomillo, almoraduz), palmitos, jaras, lirios…, pasando por un pequeño collado desde donde contemplaremos la Sierra de Libar. A partir de aquí el sendero desciende hasta llegar a un grupo de encinas, en donde dejaremos esta vereda para dirigirnos a la casa y aljibe del Algarrobal. Cambiaremos de sentido en dirección Oeste al encuentro del aljibe de Sierra Baja o de los Nogales. Bordearemos la valla  que protege a un numeroso grupo de nogales y  descenderemos dejando a nuestra izquierda el Cerro del Algarrobal contemplando una bella vista de la Sierra de la Silla. Llegaremos al Mirador de Merga desde donde disfrutaremos de una bonita panorámica del pueblo de Ubrique y de la verticalidad de las paredes de la Falla del Saltadero.

                Retornaremos por el mismo camino hasta encontrarnos de nuevo con el aljibe de los Nogales. A partir de este punto nos dirigiremos en dirección norte y pasaremos junto al aljibe que se le conoce entre otros, con el nombre de aljibe de los seis Nogales, número y especie arbórea que lo rodean. Continuaremos el camino hasta converger con la vereda de los contrabandistas. Descenderemos por ella dejando a nuestra izquierda el Desfiladero del Saltadero. A partir de aquí la vereda se ensancha considerablemente y durante unos veinte minutos caminaremos entre lapiaces, torviscos, aulagas, espino blanco, encinas y quejigos hasta llegar al Área Recreativa del Cintillo punto final del recorrido