Skip to content

¿Drogas Libertarias?

by C.N.A. on mayo 13th, 2013

“Hablando en términos psicológicos, en la actualidad existen tranquilizantes, alucinógenos y estimulantes baratos. Es evidente que un dictador podría si quisiera, hacer uso de esos productos con fines políticos. Podría protegerse contra la agitación subversiva modificando la química del cerebro de sus súbditos, y logrando que se sintieran satisfechos de su condición servil. Podría utilizar los tranquilizantes para calmar a los excitados, los estimulantes para reavivar el entusiasmo de los indiferentes, los alucinógenos para distraer de su miseria a los desgraciados. Pero tal vez se pregunten: ¿cómo lograría el dictador que sus súbditos ingirieran las píldoras? Es posible que tal vez baste con poner las píldoras a su alcance.”Este párrafo fue escrito hace 49 años por el escritor inglés Aldous Huxley. En él se puede apreciar la estrategia del sistema para mantenernos aborregadxs mediante el consumo de drogas que supuestamente el propio estado penaliza.

Hoy día la realidad sigue siendo la misma. La droga se encuentra al alcance de cualquiera y, como bien dice una compañera, ya no tememos a ninguna sustancia.

Queremos pillar a toda costa y hacemos cualquier cosa para conseguirlo. Si vamos de bares hay que emborracharse y si encima es fin de semana tenemos que coger el ciego más gordo que podamos. De otra parte están las estereotipaciones. Lxs jipis fuman canutos; lxs punkys canutos y speed; lxs burguesitxs la mejor farlopa que encuentren; lxs yonkis con sus chutes y sus cartones de vino,etc. Esta es la realidad y creo que no se puede discutir.

Tampoco nos podemos extrañar cuando un/a punky pregunta asombradx a otrx: “joder tix, ¿pero en serio que no te metes speed?”. Ahora resulta que tenemos que normalizar el consumo de drogas en nuestras vidas, sino pareces un pardillx o un ser bastante rarx.

Es cierto que el trabajo, los estudios o la vida en sí pueden causarte estrés, por lo que deseas evadirte consumiendo algún tipo de droga. Pero evadirte de vez en cuando es una cosa y pasarte la vida en constante evasión es otra.

Si realmente aquellas personas que nos consideramos libertarias queremos cambiar el mundo en el que vivimos no creo que nuestra mejor arma de lucha sea el consumo incesante de drogas. Repito que no me parece mal el querer drogarse de vez en cuando, pero cuando el consumo abarca gran parte de nuestras vidas; cuando estamos pillando un día sí y el otro también; cuando no somos capaces de salir un fin de semana sin poder emborracharnos, esto acaba afectando a esa lucha en la que supuestamente creemos.

En bastantes ocasiones hemos echado de menos a compañerxs que por una resaca no han acudido a un conflicto o que por culpa de ésta no han estado al 100%. Como bien dice una militante de CNT: “Una persona que no está siempre al cien por cien para dar la cara, no sirve para la lucha, porque la lucha no llega en el momento en el que tú estés bien, llega en cualquier momento de tu vida, en cualquier momento de tu vida te llaman a tu casa y te dicen que han detenido a 15 compañeros y tenemos que ir al sitio, y la gente se levanta y se va, no espera a que se te pase lo que tengas, lo que te hayas metido.”

Es cierto que hay muchas cosas en la vida que pueden ser consideradas una droga: la tele, las videoconsolas, los juegos de azar, y todo aquello que suponga una dependencia para con nosotrxs. Pero las drogas como sustancias te anulan, hacen que no seas capaz de reaccionar.

Nos quejamos porque pensamos que el estado lo quiere controlar todo, y sin embargo no somos capaces de darnos cuenta que es a través de las drogas la principal forma de control que ejercen sobre nosotrxs. Cuanto más tiempo pasemos drogadxs menor será nuestra dedicación para reunirnos y elaborar planes de acción contra nuestrxs enemigxs. Entonces, ¿a qué se reduce nuestra lucha?

Yo no me considero libertaria por tener un carnet de afiliada a un sindicato anarquista. Todo va mucho más allá; me baso en unas ideas y principios que trato de seguir, ya que sin éstos esa llamada lucha libertaria no tendría sentido.

Considero el apoyo y el respeto mutuo como los pilares sobre los que se debe sostener gran parte de la lucha y trato de vivir el día a día basándome en dichos principios.

Desde mi punto de vista las drogas son las causantes de que el movimiento libertario esté flaqueando y con ello cada vez serán menores las posibilidades de acercarnos hacia ese gran sueño que tanto anhelamos; el de un mundo solidario en el que nadie sea dueño de nadie y donde la convivencia esté basada en el respeto.

Pero las drogas están acabando con grandes compañerxs que valen mucho pero que no se dejan apreciar. Compañerxs que se han partido la cara y aún lo siguen haciendo, pero cuya lucha ya no puede ir mucho más allá, ya que hoy prefieren estar sentados con un cubata en la mano y esperar a otro día que les pille mejor para salir a la calle y hacer algo.

Estamos perdiendo una batalla importante de conquistar, la de alcanzar nuestra propia autonomía para actuar como realmente queremos, sin que haya nada que nos impida alzarnos todo lo alto que queramos.

“¡Salud y Rebeldía!” Son muchas veces nuestras consignas. Pero poco a poco nos estamos olvidando de ellas. Si perdemos nuestra salud muy difícilmente podremos actuar con rebeldía y por lo tanto ya no habrá más lucha en la que pensar.

Muchxs aún somos jóvenes y por eso creemos que todavía nos queda tiempo; pero es ahora cuando más dispuestxs deberíamos estar para poner en práctica nuestras ideas, ya que nuestras fuerzas nos permiten seguir tirando del carro de la Esperanza. Si hoy (que aún estamos fuertes) deperdiciamos esa oportunidad y vendemos nuestra vitalidad por un consumo autómata, lo que nos quede para el futuro no será más que el desengaño o el arrepentimiento.

Si realmente queremos cambiar esta sociedad debemos pensar en aquellos impedimentos que nos pondrán para no hacerlo. Una vez reconocidos no hay más que rechazarlos y buscar las maneras de acabar con las cadenas de la esclavitud, aquellas con las que pretenden alienarnos a una sociedad servil en la que tú eres el muñeco de trapo al que pretenden manejar.

Pero si por el contrario lo que nos gusta es quejarnos y presumir de ideales que ni siquiera somos capaces de levantar entonces quizás debamos plantearnos las cosas de nuevo. Quizás estemos hartxs de muchas cosas pero que al fin y al cabo nos dan un poco igual, porque creemos que realmente estamos luchando para combatirlo, cuando no estamos haciendo más que seguir el juego.

Las drogas EVADEN, es cierto, pero no LIBERAN. Lo único que podrá hacernos libres será el desarrollo de nuestras ideas sobre esta absurda sociedad, no sobre nuestras pobres mentes contaminadas con cualquier sustancia que nos hayan vendido en un sucio bar.

Salvaje libertaria.

From → Documentación

5 Comments
  1. ANARCHYST permalink

    toda la razón compañero lo comparto al 100% aun que mejor no drogarse pero eso ya cada cual un fuerte abrazo salud !!!

  2. Saúl permalink

    “Las drogas EVADEN, es cierto, pero no LIBERAN. Lo único que podrá hacernos libres será el desarrollo de nuestras ideas sobre esta absurda sociedad, no sobre nuestras pobres mentes contaminadas con cualquier sustancia que nos hayan vendido en un sucio bar.”

    Excelente compañera.

    No sé si coincidimos al 100%, pero es suficiente como para felicitarla.
    Tristemente veo a menudo como mis compañeros anarquistas se pierden en el consumo de alcohol y de cannabis. Nunca ha favorecido a debates lúcidos, y con el tiempo el efecto sobre las capacidades cognitivas no se reduce al momento de intoxicación, sino a la lucidez para aprehender conceptos, o entenderse en diálogos de simples ideas.

    Las drogas (marihuana, alcohol, cocaína, etc.), son dañinas, y esa campaña de “legalicen la droga”, no solo no concuerda con las tácticas anarquistas, sino que no es más que un engaño de los poderosos para idiotizar a las masas, y al quitarles la lucidez y la aprehensión conceptual no les permita discernir los elementos opresores de la realidad, ni tampoco organizarse de forma sólida, menos horizontal.

    Puede verse a menudo que es reconocible quien consume marihuana, y quien consume alguna otra droga, por la disminución en el campo de palabras que emplea, o en lo mal que interpreta consignas conceptuales escritas, etc.

    La droga no emancipa. La droga estropea las capacidades comprensivas, racionales. Destruye a la clase obrera, destruye a la juventud.

    Hoy se ve que las organizaciones anarquistas pierden potencia, seriedad, compromiso y efectividad en la práctica; y todo nace en algún rincón de la influencia egoísta del capitalismo como paradigma o posmodernista de nuestra época, acompañada por el toque destructivo de las drogas.

    ¡Salud y anarquía!
    ¡Viva el comunismo libertario!

  3. Thanks a lot for sharing this with all people you actually understand what you are speaking approximately! Bookmarked. Please additionally visit my web site =).
    We will have a hyperlink alternate contract between us

Trackbacks & Pingbacks

  1. ¿Drogas Libertarias? | SOBRE LA ANARQUÍA Y OTROS TEMAS
  2. ¿Drogas Libertarias? – Portal acracia, Carceles y otros temas

Leave a Reply

Note: XHTML is allowed. Your email address will never be published.

Subscribe to this comment feed via RSS