CEPRID

Adquisición por las empresas corporativas de la democracia india

Viernes 3 de diciembre de 2010 por CEPRID

Ravi Ghosh

CEPRID

Traducido por María Valdés

"Si el terrorismo no se controla, si el extremismo de izquierda continúa floreciendo en algunas partes importantes de nuestro país que tienen grandes recursos naturales de minerales y otros objetos preciosos, sin duda afectará el clima para la inversión".

No, no era el jefe de Vedanta refiriéndose a Niyamgiri Hills [montañas del Estado de Orisha donde los adivasi Dongria Kondh resisten desde hace años los intentos de explotación minera de sus tierras por parte de esta transnacional india]. Tampoco Sudono Salim hablando de Nandigram [pueblo de Bengala Occidental donde se produjo una rebelión popular campesina contra la imposición de una Zona Económica Especial, duramente reprimida por el Partido Comunista de India (marxista), en el gobierno de ese estado desde hace 30 años]. Esta fue una declaración de nuestro honorable y sensato Primer Ministro, Dr. Manmohan Singh, en junio de 2009. Puede ser un desliz lingüístico o puede ser la arraigada creencia del partido en el poder.

Lo que significan las palabras del Primer Ministro es que las empresas extranjeras no son capaces de asumir el control, extraer minerales, y construir fábricas en las regiones ricas en minerales de la India debido a la presencia naxalita. Sí, es cierto que el desarrollo es imposible en el ambiente de inestabilidad política. Sí, también es cierto que sin la industrialización y el desarrollo la nación no podría ir a ninguna parte ni tampoco mejorar la calidad de vida. Y sí, también es cierto que ni una sola alma desea cambiar su propia vida y su sustento con las promesas del desarrollo de la nación. Si yo, mis hijos y mi comunidad vemos nuestras vidas destrozadas, olvidémonos de obtener ningún beneficio del desarrollo, incluso no me importaría ir hacia atrás. Sí, es cierto que el gobierno se compromete a rehabilitar a los que están en la miseria en la carrera para construir fábricas. Y también es un hecho innegable que ninguna de las promesas de rehabilitación anteriores se ha materializado. El dinero público destinado a estos proyectos y los miles de millones conseguidos por las donaciones de los ciudadanos de gentil corazón se desvanecen en el aire como el humo de un cigarrillo. Así que ¿Por qué he de sacrificar mi vida para el desarrollo de las sociedades?

Se puede decir que estoy tratando de torcer las nobles intenciones del primer ministro. Puede ser mi disgusto con el gobierno lo que no me permite ver el lado positivo de la historia. Ser escéptico de su propio escepticismo es el mejor antídoto de la sinrazón. Así pues, déjeme echar un vistazo a la conducta del gobierno para juzgar a mi propio juicio o error de juicio.

PRIMERA PRUEBA - Un indicador de las intenciones del gobierno hacia la comunidad adivasi es el momento en que se despertó y vio la necesidad de darles comida y cobijo. Nunca había ofrecido el menor servicio básico y nadie parecía estar interesado en tomar el control de esas zonas hasta hace poco. Y ahora, de repente, con el aumento de interés económico, la preocupación del gobierno se ha disparado. ¿Por qué no fueron los maoístas ninguna amenaza hasta el momento, y de repente se convirtieron en la mayor amenaza para la seguridad interior? ¿O es que aquellas regiones que no eran de mucho valor económico hasta ahora? SEGUNDA PRUEBA - La situación de insurgencia en el noreste de los Estados no parece ser de tanta preocupación como China, Pakisthan o la ocupación de Cachemira. No son los depósitos de minerales no. Las empresas extranjeras no están interesadas en esas tierras fantasmales. ¿Por qué molestarse? ¡La gente de esas tierras no tienen que ser alimentada y vestida! Ningún gobernante quiere gobernar los desiertos, son los campos los que les interesan. ¿Y qué pasa si el desierto resulta tener minas de oro? La propia declaración del Primer Ministro, junto con la evidencia circunstancial, es la respuesta. El interés del gobierno y los intereses del pueblo no coinciden cuando se mencionan conceptos como desarrollo y prosperidad.

Divide y vencerás

¿Es Salwa Judum sólo una manera de luchar contra los maoístas? ¿O es otra cara de la infame política de Estado: enfrentar a unas tribus con otras, debilitar su integridad social, apropiarse de la tierra, regalarla a empresas… A veces es difícil entender por qué el naxalismo y las actividades de lucha contra los naxalitas están tan concentrados en las regiones ricas en minerales.

La base del desarrollo se hace siempre por los cadáveres, cuerpos y almas que estaban conectados a una tierra que nunca fue de su propiedad. No hay ningún término medio. El Gobierno es el propietario de toda la tierra que no pertenece a nadie más. Esto no deja lugar a donde ir para aquellos que no entienden cómo puede un pedazo de tierra ser propiedad de un organismo, que nunca se han molestado en obtener un registro a su nombre. Sin la muerte de los conejillos de indias, ningún medicamento podría haber sido desarrollado. Innumerables vidas humanas también se sacrifican para inventar un medicamento que salva vidas. Sin embargo, reconocer este hecho significaría un suicidio político. Todos conocemos a alguien tendrá que ser asesinado [en aras del desarrollo] y, a menudo cometen este delito con pleno consentimiento, pero siempre lo llaman un accidente, daños colaterales. Tal vez la aceptación de la delincuencia es más inmoral que el propio crimen.

Probablemente, todas estas pruebas son meras creaciones de mi oscura mente. Probablemente, el gobierno está tan desinteresado hoy en los desiertos como ayer y son sólo los medios de comunicación que mayor alcance la causa de este pánico. De hecho, los maoístas eran un cáncer maligno en la década de 1970 que exigía el genocidio despiadado para proteger a la sociedad civil (!), como dice el gobierno. Probablemente, el movimiento Naxal es una proyección de la militancia de China hacia la India. Probablemente, hay otras razones aparte del comercio para el gobierno en su intento de tomar el control de las tierras salvajes. Probablemente, el noroeste de Jammu y Cachemira haya un problema mayor en comparación con el movimiento Naxal. Probablemente, mis pensamientos son tan parciales que no tienen posibilidad de reparación.

Dejo a su criterio interpretar la declaración del Primer Ministro.


Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | Espacio privado | Estadísticas de visitas | visitas: 2062967

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio Territorios  Seguir la vida del sitio Asia   ?

Sitio desarrollado con SPIP 1.9.2p + ALTERNATIVES

Creative Commons License