1. El aprendizaje está ligado al proceso de implicación. El aprendizaje tiene que estar ligado a la vida, a la acción. Tiene que partir de la práctica, de la vivencia, de la acción, desarrollarse en la acción e ir orientado a la acción.
2. Este aprendizaje no es sólo ni principalmente cognitivo. Si separamos lo cognitivo de lo operativo, de lo emocional y de los valores (que intervienen en las decisiones), estamos perdiendo potencial de aprendizaje.
3. Tanto el proceso de implicación como el aprendizaje suponen transformaciones externas e internas. Entendemos el aprendizaje como cambio, como desarrollo, como transformación. Y no sólo como transformación cognitiva, sino integral.
4. Estas transformaciones suponen abordar positivamente los conflictos contra la discriminación y contra la dominación en todas sus manifestaciones, incluidas especialmente las más cotidianas.
5. El desarrollo colectivo y el desarrollo personal no sólo son compatibles sino que forman un todo.
6. Se puede (y se necesita) apoyar la construcción de otro tipo de grupos.
7. Este apoyo sólo puede hacerse sin ninguna forma de “dominación”, con la mínima violencia posible.
8. La educación en valores alcanza todo su sentido en la implicación colectiva en el conflicto.
9. Nos proponemos apoyar cuatro conjuntos de valores básicos, los relacionados con:

 La opción por la implicación personal y colectiva, el compromiso, la intervención… y la esperanza.
La opción por el aprendizaje y el cambio, la plasticidad, la flexibilidad, la voluntad de desarrollo personal y colectivo…
La opción por la autonomía, no contrapuesta a la co-implicación, sino parte imprescindible de ella (en los análisis, en la toma de decisiones, en la acción, en la valoración); contrapuesta sí a la subordinación, a la dependencia…; por tanto, la opción por la actitud crítica y por la “desobediencia”.
La opción por la cooperación (no contrapuesta a la autonomía, sino al individualismo), por el acuerdo, por el buen clima, por la buena comunicación…, por el respeto y la sinceridad.

ijjss

NUESTRA METODOLOGÍA

- El diseño de un taller debe unir la planificación (actividades y materiales) con la posibilidad de adaptarse a aquellas necesidades que el proceso de grupo haga surgir. De ahí nuestra decisión de revisar diariamente la marcha del taller y hacer las adaptaciones necesarias. El que cada taller se coordine por dos personas, facilita esta labor.

- Diseñamos los talleres contemplando actividades iniciales, centrales y finales, cada una con sus tareas y objetivos específicos.

Actividades iniciales.

- Para el proceso de grupo se planifican específicamente actividades iniciales en torno al clima y a la comunicación. Éstas se conectan con la problemática que se va a abordar y así pueden servir como actividades iniciales para ésta.
- Otras actividades iniciales se orientan a:

 o reforzar la implicación socioafectiva (proporcionado un contacto directo o simulado con la realidad conflictiva), actualizando sensaciones, conexiones…
o la expresión de las emociones y sentimientos que el tema provoca,
o dotar al grupo de los instrumentos cognitivos iniciales (informaciones previas, vocabulario, mapa mental -que fije también las dimensiones del trabajo-, planificación inicial -que permita en cada momento al grupo situarse en el proceso de aprendizaje…-) necesarios para el trabajo posterior,
o poner de manifiesto las lagunas, errores, prejuicios, etc.

Actividades centrales.-

Las actividades centrales deben provocar conflictos cognitivos, afectivos y morales y proporcionar los elementos para abordarlos positivamente. Se articulan en general como procesos grupales de toma de decisiones en los que se integran diversas dinámicas de análisis colectivo, valoración, debate, propuestas, búsqueda de acuerdos… Esto permite trabajar, al mismo tiempo, los procesos grupales correspondientes y abordar los conflictos significativos que surjan (problemas de liderazgo, inhibiciones, manipulación, violencia de todo tipo…)

Actividades finales.-

- Tienen sobre todo tres objetivos:

o sintetizar y reforzar los aprendizajes (poner de manifiesto los cambios producidos –en lo cognitivo, en lo afectivo, en lo valorativo),
o facilitar las actuaciones que resultan del proceso (en lo personal y en lo grupal, con realismo, concretando… pero con audacia) y
o valorar todo el trabajo y sus resultados (tanto en el proceso de grupo como en el tratamiento de la situación problemática).

- Incluimos también como actividades finales, dinámicas que tienden a reforzar al grupo, su cohesión, su autoestima colectiva, su confianza…)

 This text is also available in English

This text is also available in English:

Los comentarios están cerrados.

Los comentarios están cerrados.

Los comentarios están cerrados.

Los comentarios están cerrados.

Los comentarios están cerrados.

ASOCIACIÓN TALLER DE EDUCACIÓN EN VALORES ALTERNATIVOS. PROYECTO CALA

Apartado de Correos: 21. 06510 Alburquerque Badajoz (España)

Teléfonos: 924 10 59 01 y 607 647 213 | Skype: colectivocala

Correo electrónico: cala@nodo50.org