nro. 20
Obediente al pueblo

ENTREVISTA CON EVO MORALES REALIZADA POR ADITAL
COCHABAMBA 28 DE SEPTIEMBRE DE 2002.

ADITAL: Evo, usted apareció en la escena política con 70% de votos para diputado. Pero como nada sucede de repente le pregunto ¿En qué consistió su formación y actividad política para llegar a ese 70%?

EVO MORALES: Empecé como dirigente sindical en el año 1980. Fui secretario de deportes de un sindicato de base, que tenía 150 afiliados. Posteriormente fui dirigente del sindicato, secretario de actas de la Central y dirigente de la misma. Por último, en el año 1988 me nombraron ejecutivo de la gloriosa Federación del Trópico; función que desenvuelvo hasta el presente.

Recuerdo que en 1989 convoqué, por la primera vez, a una gran concentración en la localidad de Villa Tunari, en la cual participaron más de treinta mil compañeras y compañeros. Al día siguiente tuve que enfrentar una fuerte represión policial, una tortura, prácticamente, en la que me fracturaron la clavícula. Me patearon, perdí el sentido, y desmayado me botaron dentro de la movilidad de los aparatos de la represión. Creo que ese fue el momento del arranque, el estallido de una lucha pública, de carácter nacional e internacional, en defensa de los derechos humanos, de la coca, de la tierra y del territorio indígena.

Mi mejor escuela ha sido participar en luchas sindicales, en debates con compañeros de base y en las federaciones, y, evidentemente, en algunas conferencias internacionales. También aprendí debatiendo con algunos compañeros periodistas, en algunos cafetines de Cochabamba: con mucha voluntad y desprendimiento me orientaban para que pudiera conducir una federación. Evidentemente esa acción no solamente de carácter regional, o nacional sino de carácter internacional, porque cuando hablamos de la coca automáticamente lo ligan con el narcotráfico, con la cocaína y eso obliga a debatir en todos los niveles.

Yo no tengo ninguna formación académica. Soy dirigente sindical. Y estoy convencido de que el estudio académico, en muy pocos casos, puede ser importante para la sociedad. En muchos casos creo que la universidad sólo moldea personas no comprometidas con un real servicio a la humanidad, pese a que estudiaron con el impuesto pago por el pueblo boliviano. Yo vengo de una familia muy humilde, de las comunidades de Oruro, que por problemas económicos entré al Chapare. Fue aquí, felizmente, que por una cuestión de honestidad y coherencia me gané el lugar político donde me encuentro en este momento.

ADITAL: Los adversarios de Lula, en Brasil, cuestionan su candidatura a la presidencia porque no tiene diplomas.

EVO MORALES. Pienso que, si son diplomas de la vida, tienen, definitivamente, valor. Yo no tengo ningún diploma, pero a estas alturas no me arrepiento por no haber estudiado. Quien es fiel y consecuente con el pueblo, obediente al pueblo y es un soldado que lucha contra un sistema enemigo de la humanidad, éste es, pues, el mejor título que nos puede dar la vida. Yo creo que el mejor diploma es entender la vida misma de las mayorías nacionales y, en base a eso, proyectar nuestra situación o nuestra tarea como ser humano.

ADITAL: Su partido y los cocaleros están exigiendo una tregua en la erradicación forzosa de la hoja de coca, con el objetivo de estudiar una solución alternativa. ¿El diálogo encaminado con el gobierno, puede llegar a una solución favorable?

EVO MORALES: Si hay decisiones políticas de carácter nacional sí. Pero, si existe intervención extranjera, posiblemente, el presidente pueda retroceder y con eso no estaremos resolviendo absolutamente nada. Los conflictos pueden agravarse, inclusive, porque el movimiento del Trópico está bien organizado, bastante unido y esa es la mayor ventaja. A esta altura el movimiento cocalero boliviano se convierte en la vanguardia del movimiento popular y la hoja de coca se convierte en un símbolo de unidad nacional para defender nuestra dignidad. Por tanto, no tenemos porque tener miedo. La erradicación debe parar para respetar los derechos humanos; para que ya no haya mas hambre y miseria, por que los programas, planes y proyectos del desarrollo alternativo han fracasado. Fueron proyectos que podían diversificar la producción, y podían transformarse en industrias; pero, estos proyectos no tuvieron eficiencia económica, de nada sirvieron: eso es lo que sucedió. Mientras estén vigentes las políticas neoliberales, ningún plan, ni proyecto, servirán para el movimiento campesino. Solo será la hoja de coca la compañera de la vida, la compañera de los compañeros campesinos, no sólo productores sino consumidores, y de toda una cultura.

ADITAL: No solo de coca vive Evo y el MAS. Además de la atención a los problemas de los productores de la hoja de coca, ¿cuáles son los principales objetivos políticos y sociales que el MAS quiere lograr en los próximos años?

EVO MORALES. La estructura principal del MAS son los movimientos sociales, y los movimientos sociales existen, no solamente, en el Chapare. En este sentido, el MAS tendrá que ser más organizado, con más conciencia ideológica y política. Deberá adquirir más claridad programática. Pero lo central comienza a nacer en este momento: estamos defendiendo no solamente la coca, sino el territorio, que envuelve la defensa de los recursos naturales, del medio ambiente, la defensa de los pobres de Bolivia. Creo que esa es nuestra fuerza como MAS y, por lo tanto, vamos a continuar en esta dura lucha de defensa de la vida, junto a nuestras organizaciones. No importa si satanizados, criminalizados, penalizados...

ADITAL: A Ud. le quitaron el mandato de diputado en enero de ese año...

EVO MORALES: Eso, claro, de los que se hacen pasar por egresados de las universidades: doctores, constitucionalistas, hombres de ley... Los mismos que, cuando escucharon la orden de la embajada estadounidense, se olvidaron de la Constitución y la violaron, así se explica el fallo del Tribunal Constitucional contra mi cargo político. A esta altura no tenemos porque renunciar a esta gran lucha, ni dar un paso atrás, aunque esto nos cueste la vida. Digo esto porque me han hecho muchas amenazas, hasta de muerte; me persiguen y me acusan. Pero, no sólo es Evo quien está siendo atacado: es el movimiento, con Evo Morales o sin Evo Morales, va a continuar hacia adelante, hasta que el pueblo boliviano se libere del imperialismo estadounidense.

ADITAL: En entrevista a la revista brasileña Carta Capital de 21 de Agosto de 2002 Ud. afirmó que el MAS organizaría un gobierno paralelo, para defender los derechos del pueblo. ¿Esa idea está concretizándose?

EVO MORALES: Sí, este gabinete del pueblo se basa en lo siguiente: en el gabinete económico ya consolidado; en un gabinete social, donde se tratan, permanentemente, los temas de educación, salud y seguridad. El gabinete político también existe, inclusive con gente que no es militante del MAS, pero que se incorpora al mismo, con una posición antiimperialista y antineoliberal.

Esto muestra la amplitud del MAS que ha roto con todas las estructuras políticas, ya sean de derecha o de izquierda. Para mí el pertenecer al MAS no es lo más importante. Más importante que ser militante del MAS, es servir al pueblo y esa actitud está en todos los sectores y regiones del país. Toda esa gente que se incorpora al movimiento, va avanzando, trabajando, son dirigentes indígenas e intelectuales independientes, organizaciones, instituciones. Todos ellos se incorporan para impulsar este Instrumento Político.

ADITAL: En muchos países de América Latina aparecen hechos nuevos con un significado político nuevo: el golpe contra Chávez no se firmó, hay una lucha generalizada contra el ALCA, el pueblo va a la calle en el Cono Sur, en Nicaragua y Panamá; Lula puede ganar la presidencia en Brasil y otros hechos. La sociedad civil aparece como una nueva fuerza. ¿Los excluidos están dejando de ser una masa de maniobra para hacer ellos mismos su historia?

EVO MORALES. Empezamos, en Bolivia, colocando la ‘Bolivia profunda’ dentro del Congreso Nacional. La nación clandestina, la ‘otra Bolivia’ desconocida, ahora se lanza a tomar el poder para recuperar el territorio y, con éste, los recursos naturales. Lamentablemente, las políticas económicas impuestas por el Banco Mundial y por el Fondo Monetario Internacional hacen arder a Latinoamérica. Frente a la injusticia y la desigualdad, los pueblos se levantan para decir ‘basta’ al sistema y al modelo. También estamos muy cerca de que en Brasil gane Lula, lo que me llama mucho la atención, lo respetamos mucho. Si Lula tiene la posibilidad de ganar, eso demuestra que el sistema y el modelo no han funcionado. Por eso hay una sublevación, una rebelión de los pueblos contra el modelo. Aquí luchamos por la defensa de la vida. Las naciones originarias en Bolivia, los pueblos indígenas, amamos la vida, vivimos en reciprocidad con la madre tierra. La tierra es nuestra madre, nuestra vida, no se puede poner como mercancía la madre. Desde un punto de vista regional y nacional se trata de salvar al planeta. El capitalismo es el peor enemigo de la humanidad; el capitalismo es el peor enemigo del medio ambiente. Por eso mismo todos esos movimientos de excluidos cuestionan este modelo económico en un levantamiento natural en nivel mundial. Ahora quieren implementar el ALCA, el Área de Libre Comercio de las Américas. Para nosotros, los indígenas, es un acuerdo para legalizar la colonización en las Américas La integración es importante. Pero necesitamos de una integración soberana, no una integración sometida, subordinada. Dentro de ese marco vamos a seguir con nuestra dura lucha, contra sistemas, instrumentos de sometimientos, de esclavitud. Como pueblos, no podemos ser cómplices de la política de genocidio y, si hablamos del ALCA, no podemos ser cómplices de economicidio. Acá es importante el levantamiento y la organización. Por mi experiencia sindical -el mejor diploma, como hace un momento hablaba- estoy convencido que el mejor instrumento es la unidad de la organización, lo más natural, para enfrentar al sistema. Y como el sistema ya está en decadencia que mejor que podamos pensar en muchas Cubas en Latinoamérica, para que Latinoamérica se libere del imperialismo estadounidense.

ADITAL: Y el sueño de la patria grande. ¿Se va a realizar?

EVO MORALES: Evidentemente, una nueva Latinoamérica integrada, una nueva patria. Es posible construir una nueva nación. En nuestra manera de entender es el Pachacutek, el nuevo, en base al respeto a la Pachamama que es la madre tierra, y además de eso en base a nuestra ley cósmica que es el Ama Sua, Ama Llulla, Ama Q'ella, -no mentir, no robar, ni ser flojo. En la cultura Quechua-Aymara, el que roba es castigado con la pena máxima, mientras en la cultura occidental, lamentablemente, no, pues son expertos en mentir, son expertos en robar, son expertos en estar ociosos. Pero, ¿cómo hacer política para vivir del pueblo sin hacer nada? Creo que esas son las profundas diferencias que tenemos.

ADITAL: ¿Ud. esta hablando del Pachacutek, el mito de los Andes que dio el nombre al nuevo movimiento político y social en Ecuador?

EVO MORALES. Sí, somos muchos aliados. Ahora ya empezamos. Hay que construir el Instrumento Político de Liberación en toda Latinoamérica, y en Bolivia será el MAS, en Ecuador el Pachacutek. Un día estos pueblos van a unirse para decir, de manera conjunta, unida y organizada, ‘basta!’ al imperialismo estadounidense.

ADITAL: Un amigo suyo, en Cochabamba, me dijo: “Evo Morales es nuestro Lula”. El origen popular, el compromiso en el sector sindical y en el movimiento popular...

EVO MORALES. Bueno, yo no puedo auto definirme, yo respeto comentarios, conceptos que pueden verter sobre Evo Morales.

ADITAL: ¿Qué le diría a Lula?

EVO MORALES. Que siga adelante, que conserve la fuerza, y que gane. Ellos serán nuestros mejores aliados. Con seguridad este triunfo va a influir acá en Bolivia, en toda Latinoamérica, donde los pobres también podemos gobernarnos, porque ¿hasta cuándo van a seguir hablando por nosotros, hasta cuándo van a seguir decidiendo por nosotros? Ya llegó la hora de que los pobres también decidan por si mismo, y por eso en Bolivia es importante convocar a una Asamblea Constituyente Popular de las naciones originarias e indígenas.

Enviar noticia