Los Derechos Humanos y la crisis

Hoy día 10 de diciembre se celebra el aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Pero este año cobra mayor importancia precisamente por el retroceso que han sufrido debido a las consecuencias sociales de la crisis.

Lo peor es que no es un problema fortuito, si no consecuencia de las acciones tomadas por nuestros gobernantes, políticos y organismos internacionales (G-8, G-20, FMI, BM, Banco Europeo…) que preocupados más en dar gusto a los mercados están haciendo pagar la crisis a sus ciudadanos no solo con dinero, también con una reducción de sus derechos.

En la actualidad se está poniendo en tela de juicio las conquistas sociales que tantos años nos costó conseguir y que ahora será necesario reconquistar.
Estamos llegando a tal punto que hasta los Derechos Humanos , base del derecho internacional y de muchas constituciones modernas, se están viendo atacados sistemáticamente por políticos, instituciones internacionales, economistas neoliberales y grupos conservadores. En consecuencia se pone también en entredicho al Estado de Derecho y a la democracia en sí.

Los Derechos Humanos se basan por definición en dos conceptos:

  1. La necesidad de reconocimiento en cada persona de todos y cada uno de los derechos y libertades recogidos en la Declaración Universal. La propia declaración habla de los Derechos Humanos como un todo indivisible, dando igual importancia a todos los derechos recogidos.
    Incluidos el derecho a la libre circulación, el derechos a tener una seguridad social y económica asegurada por los estados y por la cooperación internacional.
    Algo que puede sorprender a los que ya se han acostumbrado a oír el discurso malintencionado contra los inmigrantes; a hablar de personas ilegales, cuando la ilegalidad la cometen los estados que no reconocen la personalidad jurídica del individuo; o a los incumplimientos sistemáticos de los acuerdos internacionales de cooperación en la lucha contra la pobreza.
  2. El segundo concepto es que para considerarlos Derechos Humanos deben cumplirse en todas las personas del planeta. No podemos buscar excepciones según nuestra conveniencia o la de nuestros estados, nadie puede ser excluido porque dejarían de ser Derechos Humanos para ser otra cosa, por ejemplo, “derechos de los españoles”, “de los europeos”, o de “los capitalistas” según el criterio que se utilizase para marginar a los demás.
    Por esta razón, cuando no se reconocen estos derechos a alguna persona en el mundo nos los están quitando a todos. Son un bien colectivo.

Velar por su cumplimiento es competencia de los poderes públicos, no solo a nivel internacional, es también responsabilidad de los estados, las autonomías y los municipios. Pero con la excusa de la crisis son ellos precisamente los que poco a poco los están erosionando. Por eso los ciudadanos debemos estar vigilantes y exigir a nuestros gobernantes que cumplan y hagan cumplir los Derechos Humanos, porque de estos derechos depende nuestra dignidad como personas.

Tags: ,

Leave a Reply