La Tasa Tobin

La crisis económica mundial y el rescate económico de los bancos americanos con dinero público ha despertado la polémica sobre si el Estado debe o no actuar sobre la economía, aunque vista la situación actual lo que se debería discutir es cuando debe intervenir el Estado para no llegar a este límite. El deseo de los ciudadanos de actuar sobre la economía de una forma preventiva y con una clara vocación social, y el desastre económico al que nos han llevado las políticas neoliberales, hace cada vez más necesaria una regulación de los movimientos de capitales.

Una de estas medidas, propuesta en 1972, es la Tasa Tobin. Llamada así por su creador, James Tobin, premio Nobel de Economía en 1981. Consiste en la creación de un impuesto sobre las transacciones de cambio de divisas, para desalentar las especulaciones. Estos movimientos de capitales han enriquecido y arruinado a muchos países, ya que la solvencia de sus divisas está en función de la entrada y salida de capitales. La tasa propuesta sería baja, entre el 0,05 y el 1% pero suficiente para combatir la volatilidad de los mercados.

El Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PANUD) calculó, en 1995, que aplicando una tasa del 0,1% a toda transacción financiera superior a mil millones de dólares diarios se podrían obtener unos 150 mil millones de dólares por año. Por aquel entonces se necesitaban 125 mil millones de dólares anuales para llevar a cabo su programa de erradicación de la pobreza. Basándose en esta idea los movimientos antiglobalización se han volcado en el empleo de los ingresos que se obtendrían, intentando redistribuir la riqueza, reduciendo los aspectos negativos de la globalización, y haciendo que ciudadanos y gobiernos recuperen parte del espacio democrático que han cedido a los mercados financieros. Otro problema a discutir es qué organismo internacional debería hacerse cargo de la gestión.
Sin embargo, según Tobin, la importancia de la idea original no se basaba en lo que se podría hacer con la recaudación del impuesto, si no en el efecto que su implantación produciría en el propio mercado. De hecho, si se aplicase la tasa, la recaudación seria cada vez menor, ya que cada vez se reducirían más las transacciones.

La Tasa Tobin vuelve a estar en los debates desde que la asociación ATTAC la resucitó hace más de10 años, y tiene ya muchos partidarios. Fue objeto de debate en Europa en 2001, aparte del apoyo de Francia, de más de 100 diputados de distintos partidos políticos en Inglaterra y del gobierno finlandés, en 2002 fue tema de discusión en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Financiamiento del Desarrollo en México y en 2004 la Comisión de Finanzas y Presupuesto del Parlamento Federal Belga aprobó la implantación de Spahn Tax, una versión nacional de la tasa Tobin. También en Canadá la House of Comons aprobó una resolución dirigida al gobierno en esta linea. Últimamente también la han apoyado los presidentes de Brasil y Venezuela.

Esta tasa por si sola no puede ser la solución de la pobreza en el mundo, aunque el debate está sacando a la luz nuevos problemas y nuevas herramientas para solucionarlos, a la vez que demostrando la necesidad de controlar los mercados si se quiere erradicar la pobreza. Los detractores la critican argumentando que implantarla conlleva una gran dificultad, pues sería necesario el acuerdo de una gran mayoría internacional y que para que fuese eficaz debería estar acompañada por otra serie de medidas: tasas similares en otros mercados especulativos, la eliminación de los paraísos fiscales y de los subsidios a la producción, la condonación de la Deuda Externa a los países empobrecidos, la creación de unas reglas justas para el comercio internacional…  Pero para muchos estas medidas, más que dificultades, nos parecen soluciones.

Más información:
http://www.uruguay.attac.org/Tobin/7errores.htm

6 Responses to “La Tasa Tobin”

  1. carmen Says:

    ¿Dónde hay que firmar para que se ponga en marcha?
    Ahora en serio, desde que me enteré me pareció una medida muy interesante como medida para controlar minimamente a las multinacionales que están por encima de los países y sus gobiernos.
    Me temo que con la crisis actual se quede en el olvido.

  2. Fernan2 Says:

    ¿De verdad pensais que se puede solucionar la crisis poniendole mas frenos a la economía?
    Con artículos así, hacen santo al inutil de ZP, si estas son las ideas de los progres, acepto la bombilla y que me dejen como estoy. ¡DIOS! ¡QUÉ PAÍS!

  3. Manolo Says:

    Parece mentira, Fernan2, que todavía no te hayas dado cuenta que no buscamos solucionar la crisis de beneficios económicos, si no que queremos beneficiar a las personas. Que consideramos que el respeto a los Derechos Humanos está muy por encima de cualquier problema económico. PERSONAS ANTES QUE DINERO.
    Y es verdad que economía y humanidad tienen problemas comunes, como por ejemplo esos avariciosos ricos y poderosos que son capaces de arruinar a media humanidad con tal de ganar un puñado de dólares más.

  4. Juan Says:

    Será de un modo… o de otro.
    Lo que es imprescindible es hacer algo… mejor si ese algo es lo mejor. ¡Cuidado! no es hacer “algo” es hacer mucho.
    De todos modos es fácil sugerir… cuando tú (yo) no soy ni el que hago, ni el que puedo… ni nadie.
    Por el camino actual… ¡MAL NOS ESPERA! TAMBIÉN A LOS QUE AHORA NOS CREEMOS FUERA DE PELIGRO.
    No se si es crisis o lo que quieran decir… pero si sirve para que pongamos TODOS los pies en la tierra…

  5. Juan Says:

    Así qie resulta que ahora se habla “en los grandes sitios” de esto de poner un “peaje” a las tasaciones financieras.
    ¿Pero para luego ayudar a los Bancos?
    Decíamos que era para ayudar a que TODOS podamos tener para alimantarnos decentemente y… más.
    Y otra vez hablando de ls Objetivos de Desarrollo del Milenio. Bla, bla, bla…
    UNA PROMESA NO ALIMENTA ¿era esa la consigna de la última mani
    ¡Mucha cara!

  6. NOS INVADE LA POBREZA. MÁS DE 30 AÑOS PERDIDOS. (PARTE II) Says:

    [...] 1971, James Tobin propuso su famosa Tasa Tobin, un impuesto a las transacciones monetarias y financieras para frenar las operaciones especulativas [...]

Leave a Reply